Ateísmo: ¿qué es? Historia, significado, origen y mucho más

El ateísmo no es una declaración cierta de que no hay dios ni reconoce ninguna otra pregunta sobre lo que una alma cree. Es meramente un rechazo de la aseveración de que hay dioses. El ateísmo frecuentemente se precisa incorrectamente como un medio de creencias. Para ser sosegados, el ateísmo no es una duda en los dioses o una carencia de los dioses, sino una falta de reconocimiento en los dioses.

ateísmo-2

¿Qué es?

Los diccionarios más arcaicos delimitan el ateísmo como una afirmación de que no hay Dios. Visiblemente, la influencia teísta tacha estas ilustraciones. El hecho de que los diccionarios concreten el ateísmo como «no hay Dios» delata la influencia teísta. Sin la atribución teísta, la enunciación al menos diría «no hay dioses». Si bien hay ciertas religiones que son ateas, por ejemplo, ciertas sectas del budismo, eso no simboliza que el ateísmo sea una adoración. Para decirlo de una forma más humorística: si el ateísmo es una devoción, entonces no recopilar sellos es un entretenimiento.

A pesar del habituado de que el ateísmo no es una devoción, el ateísmo está preferido por muchos de los mismos derechos legislativos que protegen a la religión. No obstante, eso no simboliza que el ateísmo sea en sí mismo una religión, solo que nuestras afirmaciones (falta de) sinceras están resguardadas de la misma forma que las afirmaciones religiosas de otros. De forma similar, varios grupos «inter-religiosos» contendrán ateos. Esto, una vez más, no representa que el ateísmo sea una afirmación religiosa. (Ver artículo: como murió Herodes Antipas)

Ciertos grupos utilizarán palabras como Agnóstico, Humanista, Secular, Lustroso, Librepensador o cualquier cifra de otros términos para auto-identificarse. Esas palabras están afinadamente bien como un auto-identificador, pero defendemos fuertemente por utilizar la palabra que la gente entiende, Ateo. Corresponderíamos utilizar la terminología que sea más estrecha y que responda a la pregunta que efectivamente se está haciendo. Debemos utilizar el término que nos acopla a todos.

ateísmo-3

Historia

Instituida en 1963 por Madalyn Murray O’Hair, “American Atheists” ha estado luchando para resguardar la separación incondicional de la religión del gobierno por más de 50 años. Durante más de 30 años, Madalyn Murray O’Hair lideró la lucha para ordenar el ateísmo en el panorama cultural estadounidense. Al contestar por el automatismo del gobierno para comenzar la religión en habitual y varias veces el cristianismo en específico, Madalyn y los ateos estadounidenses lograron el ateísmo de las sombras y lucharon para exigir al país a inspeccionar sus artefactos culturales «santificados».

Madalyn, que era una asistente habitual en el Show de Phil Donahue, en los medios notorios y en la prensa, hizo cuantioso para lanzar una luz invectiva sobre los privilegios que gozan los religiosos. Al manejar los tribunales para resguardar el muro de separación conocido por nuestros precursores, los ateos estadounidenses auxiliaron a resguardar los derechos de los ateos y devotos por igual. (Ver artículo:  cómo nació la Iglesia)

Desde 1963 hasta 1986, Madalyn Murray O’Hair fue el director de los ateos americanos. En 1986, Jon Garth Murray, su hijo, se reconcilió en presidente. Desde 1986 hasta 1995, tanto Madalyn como Jon fueron perseverantes protectores del ateísmo y la separación incondicional de la religión del gobierno, la exposición de demandas y la edificación de una colectividad atea en todo el país. El 27 de agosto de 1995, Madalyn Murray O’Hair, Jon Garth Murray y Robin Murray O’Hair, la nieta de Madalyn, huyeron de su hogar. Luego de casi 6 años, en enero de 2001, David Waters declaró el secuestro, la lesión y el asesinato de la familia Murray-O’Hair.

ateísmo-4

Significado

Si te llamas a ti mismo un ilustrado, un librepensador, un brillante o inclusive un «católico cultural» y no implantes en un dios, eres un ateo. No te alejes de la expresión.  Agnóstico no es solo una adaptación «más endeble» de ser un ateo. Responde a una cuestión diferente. El ateísmo es sobre lo que crees. El paganismo es sobre lo que se está al corriente.

Inclusive más arribas dicen que su esclarecimiento de «dios» es meramente una fuerza unificadora entre todas las personas. O que no están seguros de lo que creen. Si escaseas de una creencia impulsa en los dioses, eres ateo. Ser ateo no simboliza que estés indudable acerca de cada pregunta teológica, tengas contestaciones sobre la forma en que se estableció el mundo o cómo funciona la marcha. Solo simboliza que la aserción de que los dioses existen no te ha persuadido.

Desear que hubiera una vida luego de la muerte, un dios inventor o un dios específico no simboliza que no seas un ateo. Ser ateo se trata de lo que crees y de lo que no crees, no de lo que deseas que sea realidad o que te resulte asimilable. (Ver artículo:  con quien se casó Moisés)

El único hilo habitual que une a todos los ateos es la falta de afirmación en los dioses. Algunos de los mejores debates que hemos poseído han sido con otros ateos. Esto se debe a que los ateos no poseen un sistema de creencias, inscribes sagradas o un Papa ateo habituales. Esto simboliza que los ateos frecuentemente no están de convenio en muchos temas e ideas. Los ateos vienen en una diversidad de formas, colores, creencias, doctrinas y circunstancias.

Origen

Mucha gente especula que el ateísmo es una idea original. Pero la desconfianza religiosa en realidad posee una historia larga y fascinante. Al igual que un discípulo del cristianismo querría saber acerca de ciertas cosas significativas que acontecieron hace 2.000 años, alguien que quiere una mejor intuición del ateísmo asimismo necesita estar al corriente en qué ha estado el ateísmo durante los últimos 20 siglos.

Las personas desarrollan a pensar que ciertos momentos y lugares son totalmente uniformes en sus afirmaciones. India está repleta hasta los topes con los hindúes. Los griegos veneraban a los dioses del Olimpo. Todos en la Europa medieval eran cristianos.

A iniciaciones del siglo XVIII, la desconfianza se estaba acumulando en Europa. Los documentos secretos que afrontan la creencia religiosa habían estado transitando durante 50 años, solo un paso por delante de los registradores. Los feligreses franceses que examinaron los documentos de su presbítero católico que murió en 1729 hallaron copias de un libro, escrito por el sacerdote para ellos, y que exponían cuánto detestaba y no creía la religión que les había instruido durante 40 años. (Ver artículo: cómo enseñar la Palabra de Dios a los niños)

Ateísmo religioso

Teísmo simboliza creencia en un dios o dioses. Los creyentes prácticamente se incrustan a los valores y compendios de un régimen de creencias piadoso, es una doctrina. Las ideologías teístas son usualmente conocidas como religiones o devociones. Diversas ideologías tienen el sufijo ismo; por ejemplo, liberalismo, socialismo y comunismo pero, en el tema del «ateísmo», el final del «ismo» meramente se ha beneficiado de su raíz: el «teísmo».

En varios casos, los ateos se hallan como una reacción contra la intransigencia religiosa, la introducción del dogma religioso en las escuelas y la legislación, o el taco de la iglesia y el estado. Se congregan para constituir en un intento de luchar estos colmos religiosos. Expongamos esto, los ateos no poseen creencias en común, no hay dioses de ningún tipo, nada de lo que veneran, no hay escrituras, no hay valores colaborados y no hay dogma. No poseen clero, ni escuelas, ni edificios santificados. Lo único que todos los ateos colaboran es la falta de afirmación en los dioses.

¿Por qué entonces los religiosos atestiguan con tanta asiduidad que el ateísmo es una religión?. Tal vez sea un ensayo de arrastrar el ateísmo hasta el nivel de una religión, un vinculado de creencias sin cimiento, en un paisaje donde las creencias se sustentan solo en la fe. Si es así, estarían totalmente equivocados acerca de eso igualmente.

ateísmo-7

Ateísmo cristiano

El ateísmo cristiano, también citado cristianismo no realista, es una representación extraña de filosofía casi espiritual que conserva las formas y expertas del cristianismo al tiempo que niega la presencia de Dios. Los ateos cristianos intentan «desmitificar» el cristianismo, excluyendo toda creencia en lo sobrenatural pero conservando las liturgias y las experiencias colectivas de culto como respuesta a las parvedades de la humanidad de la socialización y la declaración de ideas elevadas. (Ver artículo:  San Judas Tadeo)

El ateísmo cristiano posee sus raíces en el pensamiento «La muerte de Dios» de la década de 1960, que aseveraba que Dios realmente existió en un punto, pero murió. Según los protectores de «La muerte de Dios», cuando Dios se representó y sucumbió en la cruz, Dios dejó de coexistir como un ser emancipado del universo. Esta fue la posición de Thomas Alitzer, uno de los anteriores tutores del ateísmo cristiano. Los adherentes recientes del ateísmo cristiano ordinariamente creen en un ateísmo más fiel en el sentido de que no creen que Dios haya vivido alguna vez. Por supuesto, en el ateísmo cristiano, Jesús no es poderoso.

El ateismo cristiano, como la mayoría de los orientes espirituales esotéricos, puede ser dificultoso de explicar en procesos breves. Hay múltiples elucidaciones y ninguna enunciación particular para unirlas todas. A grandes faces, el ateísmo cristiano es un rumbo espiritual que utiliza las instrucciones y el ejemplo de Jesús y niega la presencia de un Dios literal. Como consecuencia, el ateísmo cristiano está completamente centrado en las ansiedades terrenales y las defensas terrenales.

La religión es un esfuerzo meramente humano, y Dios es estrictamente una proyección de la mente de una persona. La afirmación en una vida futura es confusa dentro de un marco cristiano ateo. De hecho, el ateísmo cristiano ordinariamente mantiene que el cristianismo, como todas las religiones, no es más que una «falsedad benevolente», una invención que hace que la vida sea más fácil de concebir y controlar.

Filosofía

Hay dos formas primordiales de ateísmo, el ateísmo «fuerte» y el ateísmo «débil». El ateísmo fuerte es la disciplina de que no hay dioses o dioses. El ateísmo débil es la desconfianza o la negación de la presencia de Dios o dioses. El ateísmo débil frecuentemente se involucra con el agnosticismo, la falta de creencia o incredulidad en Dios o los dioses, y la aprensión, la doctrina de que el conocimiento autoritario de la existencia de Dios es improbable para el hombre. Muchos agnósticos y desconfiados son «ateos prácticos» porque persiguen prontamente un estilo de vida ateo. La supresión de Dios exige el relativismo decoroso. (Ver artículo: oración a San Marcos de León)

El filósofo ateo Bertrand Russell expresó, y los filósofos colectivamente están de acuerdo, sin Dios no hay una verdad incondicional y, por lo tanto, no existe un esquema moral universal de administración. El humanista John Dewey (1859-1952), coautor y suscritor del Manifiesto Humanista I de 1933 expresó: «No hay Dios y no hay alma. Por lo tanto, no hay necesidad de los apoyos de la religión tradicional. Con El dogma y el credo están descartados, entonces la verdad inalterable también está muerta y soterrada. No hay lugar para leyes fijas, nativas o morales absolutas».

¿El ateísmo es una religión?

Al umbral, la aseveración de que el ateísmo es una religión puede parecer fachosa. Concluyentemente puede ser una afirmación extraordinaria. Y es una que varias personas, contenidos los ateos occidentales, podrían descartar primariamente. Pero hay más en la historia aquí. Se puede argüir que, en un sentido muy real, el ateísmo es una devoción.

Las palabras simbolizan lo que las personas usan para simbolizar. Entonces, si el ateismo cuenta como religión penderá de cómo use el vocablo «ateísmo» y de cómo use la palabra «religión». No hay una única forma correcta o inexacta de usar los términos. Sus términos pueden ser dibujados de manera desigual por diferentes personas, y sus simbolizados pueden cambiar con el tiempo. (Ver artículo: novena a San Roque)

Como consecuencia, no voy a aseverar en este artículo que hay una sola forma correcta o incorrecta de concretar nuestros dos términos. De hecho, efectivamente no me conciernen los términos. Lo que me concierne es la realidad que simbolizan los dos términos. Por lo tanto, mi aseveración es que la realidad de lo que frecuentemente se llama «ateísmo» posee mucho en común con la realidad de lo que corrientemente se llama «religión». Los dos tienen tanto en común que hay un resentido en el que el ateísmo puede ser percibido como una religión.

Un buen punto de partida es investigar qué tienen en común las disímiles religiones. Esta es una discusión contenidamente vasta, como lo muestra el campo de la religión semejante. Muchas de las enunciaciones de la religión y no son muchos ingresar en aguas profundas y más indeterminadas por ejemplo, cualquiera que sea su “máximo compromiso”.

Agnóstico

Un agnóstico se delimita popularmente como una persona que conserva una posición media entre el ateísmo y el teísmo, que además cree que la existencia de Dios es una contingencia definitiva, pero no está dentro del ámbito del discernimiento de uno. El término agnóstico es una combinación del partícula griego con un considerado sin y un significado de gnosis que simboliza conocimiento. Por lo tanto, un agnóstico es uno que atestigua con confianza: «No sé».

El término incrédulo y la filosofía que conduce al agnosticismo fueron incrustados por Thomas H. Huxley. Biólogo del siglo XIX, filósofo, orador y uno de los iniciales y más destacados defensores del » Origen de las especies » de Charles Darwin. Huxley aclaró la filosofía del agnosticismo en una serie de ensayos divulgados en 1889. Escribió: «Efectivamente, el agnosticismo puede ser indicado: En asuntos del entendimiento, sigue tu razón hasta donde te lleve, sin tener en cuenta ninguna otra deferencia. (Ver artículo: San Antonio Abad)

Y categóricamente en materia del intelecto, no procure que las terminaciones sean ciertas y que no estén demostradas ni sean justificables. Se cree que esa es la fe agnóstica, que si un hombre se conserva íntegro y sin mancha, no se abochornará de mirar el universo a la cara, sea lo que sea lo que el futuro pueda poseer para él».

Frases

“Cuando entiendas por qué despides a todos los demás dioses posibles, entenderás por qué desecho a los tuyos.” Stephen Roberts

“Cuando era niño, tenía un amigo imaginario y solía pensar que él iba a todas partes conmigo, que podía hablar con él y que podía escucharme y que podía concederme deseos y esas cosas. Y luego crecí, y dejé de ir a la iglesia.” Jimmy Carr

“No creas nada, no importa dónde lo leas, o quién lo ha dicho, ni siquiera si lo he dicho, a menos que esté de acuerdo con tu propia razón y tu propio sentido común.” Buda

“Comprender a través del corazón no es comprender.” Michel de Montaigne

“No sé si Dios existe, pero sería mejor para su reputación si no lo hiciera.” Jules renard

“Dale un pescado a un hombre y comerá por un día; enseña a un hombre a pescar y comerá toda la vida; Dale a un hombre religión y él morirá orando por un pez.” Anónimo

“No pases por mi epitafio, viajero.  Pero habiendo parado, escucha y aprende, entonces sigue tu camino. No hay un barco en Hades, ningún barquero Caronte, ningún cuidador Aiakos, ningún perro Cerberus. Todos los que estamos muertos abajo, nos hemos convertido en huesos y cenizas, pero nada más. Te he hablado honestamente, continúa, viajero, no sea que, aunque esté muerto, te parezco hablador.” Antigua lápida romana

“Un ateo no tiene que ser alguien que piense que tiene una prueba de que no puede haber un dios. Solo tiene que ser alguien que crea que la evidencia sobre la pregunta de Dios se encuentra en un nivel similar a la evidencia sobre la pregunta del hombre lobo.” John McCarthy

“Los hombres nunca cometen el mal tan plena y alegremente como cuando lo hacen por convicciones religiosas.” Blaise Pascal

“La religión es considerada por la gente común como verdadera, por el sabio como falsa, y por los gobernantes como útiles.” Anónimo

Humanista

Mientras que el ateismo es meramente la ausencia de creencia, el humanismo es una cualidad positiva hacia el mundo, concentrada en la experiencia humana, el pensamiento y las animas. La Asociación Humanista Británica y la Unión Internacional Humanista y Ética manejan divisas similares que manifiestan una figura humana caracterizada que alcanza su máximo virtual. (Ver artículo: frases de confianza en Dios)

Los humanistas funden que la experiencia humana y el movimiento racional suministran la única fuente de discernimiento y un código moral para vivir. Refutan la idea de conocimiento revelado a los seres humanos por los dioses o en libros específicos. El humanismo es una actitud de vida democrática y ética, que asevera que los seres humanos poseen el derecho y la responsabilidad de dar sentido y representación a sus convenientes vidas.

Simboliza la construcción de una sociedad más humana a través de una conducta basada en los valores humanos y otros bienes naturales en el espíritu de la razón y la libre indagación a través de las capacidades humanas. No es teísta, y no admite puntos de vista milagrosos de la realidad.

ateísmo-6

Ateísmo en el mundo

Según los últimos datos de una indagación internacional, según lo informado por Ariela Keysar y Juhem Navarro-Rivera en el frescamente publicado Manual de Ateísmo de Oxford, hay cerca de 450-500 millones de no creyentes en Dios en todo el mundo, lo que representa alrededor del 7% de la población adulta mundial.

Y según el Centro de Indagación Pew.Si ampliamos la categoría para contener a todas las personas no religiosas en habitual, aquellos adultos no incorporados que no se igualan con ninguna religión, estamos conversando de 1.100 millones de personas, lo que corresponde a aproximadamente el 16.5% de la localidad adulta mundial. Como tal, «no-religioso» es realmente la tercera «religión» más grande del mundo, solo por detrás del cristianismo y el Islam. Por lo tanto, hay más hombres y mujeres terrenales en el planeta tierra, varios de los cuales son ateos y agnósticos, que hindúes, budistas, mormones, sikhs, jainistas o judíos. Pero advirtamos el número de no teístas, ateos y agnósticos, específicamente. Varios países seleccionados incluyen:

  • República Checa – 55% ateo / agnóstico (4,649,620)
  • Francia – 41% (19,965,630)
  • Suecia – 39% (2,800,152)
  • Alemania – 36% (24,564,226)
  • Países Bajos – 34% (4,303,110)
  • Bélgica – 34% (2,857,053)
  • Reino Unido – 30% (14,579,992)
  • Corea del Sur – 28% (10,419,885)
  • Nueva Zelanda – 28% (866,000)
  • Finlandia – 28% (1,172,404)
  • Japón – 28% (29,766,356)
  • Australia – 26% (5,058,772)
  • España – 21% (7,633,561)
  • China – 17.9% (234,595,000)

En España

La irreligión en España es un desusado que ha coexistido desde al menos el siglo XVII. El ateísmo, el agnosticismo y el movimiento libre se volvieron respectivamente populares a fines del siglo XIX y estrenos del XX, frecuentemente asociados con el anticlericalismo y corrientes progresistas, republicanos, anarquistas o socialistas.

Durante la Segunda República Española, España se reconcilió en un estado laico, circunscribiendo la actividad de la Iglesia Católica y despidiendo a la Iglesia de la educación. Durante un tiempo los irreligiosos de la guerra civil española fueron constreñidos por el lado franquista, mientras que la religión fue derogada en gran parte entre los republicanos. Durante el período de la dictadura franquista no se soportó la irreligión, persiguiendo la ideología nacional-católica del régimen. Las personas irreligiosas no pueden ser trabajadores estatales o expresar sus pensamientos explícitamente. (Ver artículo: que significa la misericordia)

ateísmo-8

En México

La irreligión en México se relata al ateísmo, el deísmo, el recelo religioso, el secularismo y el humanismo profano en la sociedad mexicana, que fue un estado confesional  luego de la liberación de la España imperial. La primera complexión política de los Estados Unidos mexicanos, difundida en 1824, estipulaba que el catolicismo romano era la religión nacional a eternidad y impedía cualquier otra religión.

Además, desde 1857, por ley, México no ha poseído una religión oficial; como tal, anticlerical. Las leyes destinadas a arrancar una sociedad secular, sujetadas en la Constitución de México de 1857 y en la Constitución de México de 1917 limitaron la intervención en la vida civil de las colocaciones católicas romanas y permitieron la interposición del gobierno a la contribución religiosa en la política.

En Chile

En 2017 se ejecutaron tres encuestas primordiales sobre la religiosidad en Chile, con conclusiones algo desiguales, pero todas asemejaron que la identificación religiosa se está reduciendo con bastante precipitación en el país.

Una encuesta ejecutada por Plaza Publica Cadem dijo que el 24% de la población no posee afiliación religiosa, contenidos los ateos, agnósticos y personas que no se igualan con ninguna religión en específico. Una encuesta ejecutada por la Pontificia Universidad Católica de Chile y Adimark comunicó que los ateos y aquellos «impasibles» con respecto a la religión formaban cerca del 19%. Otra encuesta, ejecutada por Latinobarometro, halló que el 38 por ciento de la población de Chile se asemejó como no teniendo creencias religiosas.

En Colombia

La irreligión en Colombia se relata a varios tipos de irreligión, que contienen el ateísmo, el agnosticismo, el deísmo, el humanismo profano, el secularismo y lo no creyente. Según una encuesta global ejecutada en 2011, el 16% de la población no posee religión el 13% de los no religiosos, el 2% ateos convencidos y el 1% no sabía la consulta.

Conforme con un censo nacional de Colombia de 1997 a 2004, las personas no religiosas se acrecentaron de 2.2% a 7% y los ateos convencidos continúan en 0.4%. El Barómetro de las Américas revela pocos cambios para el 2009, ubicando a un 6.1% no religiosos y ateos convencidos del 0.6%. En las zonas modernas colombianas hay formaciones ateas. (Ver artículo: Santa Valeria)

En Argentina

Una encuesta ejecutada en agosto de 2008 comunica que el 11,3% de los argentinos no son devotos. Se observa que el 90% cree en Dios y el 10% no. Especie, edad, nivel de educación y ubicación geográfica han sido mencionados como variables para la irreligión. Entre los hombres de 18 a 29 años, los que poseen mejor educación y los de las áreas «modernas» más liberales tienden a no creer en Dios. Una encuesta de CID-Gallup asevera que en Argentina el 16% de la población dice ser antirreligiosa con un 8% no religioso y 8% ateos.

ateísmo-9

Símbolo

Un tema que a menudo surge en los grupos de informas ateos es acerca del símbolo del ateo. Luego de todo, los cristianos poseen su cruz, los judíos poseen su estrella, los musulmanes poseen su luna creciente y demás. El pez Darwin se ve con suficiente frecuencia. Esto posee la desventaja potencial de ser involucrado como un símbolo para creer en la marcha. Además, puede reflexionarse como un ataque cínico a un símbolo cristiano habitual: el Ichthus.

Otro potencial emblema ateo sería análogo al logotipo de la banda Bad Religion. Reside en una cruz negra sobre un fondo blanco dentro de un círculo rojo con una barra transversal roja. Se puede descifrar como «no hay cristianos aquí» o «ilícito el cristianismo». Esto tiene la seria decadencia de ser un símbolo claramente anti-cristiano en lugar de un logotipo pro-ateísta. (Ver artículo:  Santa Bárbara bendita)

Cuando se instituyó American Atheists (AA) en 1963, prefirieron el símbolo atómico como se ve en el centro del gráfico preliminar como su logotipo. El uso del símbolo atómico brotó de su creencia de que el adelanto humano se consigue lograr mejor a través del procedimiento científico y la investigación racional y abierta.

Práctico

La iglesia fundada se desgarra con combatas y desconfianza. En última instancia, la batalla no es tanto entre conservadores y liberales, evangélicos y activistas, o fundamentalistas y modernistas. El inconveniente ahora es entre la creencia y la incredulidad. Lo que es mortífero para la iglesia es cuando las formas externas de la religión se conservan mientras se aparta su sustancia. A esto lo citamos ateísmo práctico.

El ateísmo práctico sale cuando vivimos como si no hubiera Dios. Los exteriores externos continúan, pero el hombre se reconcilia en el impulso central de la devoción cuando la vigilancia de la preocupación religiosa se aparta de la devoción del hombre a Dios a la piedad del hombre al hombre, sin pasar por Dios. La «ética» de Cristo se extiende de manera superficial, habiendo sido partida de su fundamento sobrenatural, eminente y divino.

El cristianismo bíblico no sabe nada de una falsa división entre la devoción a Dios y la ansiedad por el hombre. El Gran Mandamiento concentra ambos. Es porque Dios es que la vida humana concierne tanto. Es debido a la situación de Cristo que la ética es trascendente. Es porque la cruz fue un suceso real que los sacramentos consiguen ministrarnos. Es porque Cristo verdaderamente derrotó a la muerte que la iglesia ofrece expectación. Es debido al verdadero acto de reparación de Jesús que nuestro perdón es más que una emoción.

ateísmo-10

Ateísmo y la biblia

Es un reconocimiento céntrico de todos los cristianos esenciales que la Biblia es sin error. Enseñan esta solución al «razonar» que Dios no consigue ser el autor de un considerado falso y que él no puede falsificar. Si está escrito por un ser agraciado, entonces no debe objetarse a sí mismo, ya que se espera que una recopilación de libros escritos por desiguales hombres en desiguales épocas durante muchos siglos se objeten entre sí.

El ensayista de ciencia ficción Isaac Asimov llama a la Biblia «la fuerza más pujante para el ateísmo jamás inventada», y muchos ateos están conformes. Pero la mayoría de las personas solo están habituadas con esa muestra esmeradamente seleccionada de pasajes instigadores de la Biblia. Para cada uno de los pasajes estimulantes que se abren camino en los púlpitos y las cabeceras de aguja, media docena de horrores impúdicos persisten ocultos.

La mayoría de los ateos están instalados a aceptar que la Biblia posee algunos pasajes verdaderamente magníficos. Pocos han enfrentado un tributo al amor más facundo que el de la primera carta de Pablo a los corintios. Es por eso que se estudia en varias bodas. El Salmo 23 es inmejorable por su locución poética de paz y aprobación frente a la muerte.

Materialista

Entiende haber una idea de que la disyuntiva al materialismo es entenderse en cosas como fantasmas o telepatía, y que el egoísmo es lo mismo que el naturalismo. Si así es como la gente especula del materialismo, entonces no es de confinar que muchos ateos verdaderamente digan que son materialistas. Otra fuente de anarquía es que «materialismo» puede simbolizar «ansiedad por las posesiones y los objetos materiales», y aunque no se ha visto ningún artículo sobre este tipo de materialismo y su reciprocidad con las afirmaciones religiosas, creo que los ateos no son más proclives a Ser materialistas en ese ofendido que las personas religiosas.

Desde el arribo de la ciencia moderna, la forma más escueta de materialismo no ha sido razonable, excepto por personas que están excepcionalmente determinadas. La gravedad, los campos cuánticos, los campos eléctricos, entre otros no son perceptiblemente materia. Tienes que luchar para descifrar todo como que radica solo de materia. Entonces, una traslación más moderna del materialismo es el fisicismo, que mantiene que todo es «físico» en la naturaleza.

«Físico» es suficientemente difícil de concretar. Podríamos decir que cualquier cosa que pueda determinarse a coordenadas espaciales o volumen es «física», pero esto no siempre marcha bien. Las funciones de onda en la mecánica cuántica no eternamente se pueden determinar al espacio físico, y los físicos frecuentemente dicen que es un malentendido igualar una función de onda con un espacio físico.

ateísmo-11

Científico

El ateísmo cientifico es la creencia de que el método científico no posee límites y puede emplear con éxito a casi todos los exteriores de la vida, y suministra una explicación para todo. Es substancialmente una religión donde sus partidarios científicos adoran a la ciencia, sus rituales y sus secuelas.

Un gran fragmento de la población atea, principalmente los nuevos ateos, se agarran a la ideología del cientificismo y son ciencia fetichista. El humanista corrompido Michael Werner rasgueó: «Por su parte, algunos de los» nuevos ateos «se han aproximado e inclusive han pasado al cientismo en sus escritos, sobrevalorando la cabida de la ciencia para avisar y guiar a nosotros en cómo vivir nuestras vidas laicas. El cientismo en ordinario ha tenido una correspondencia cercana con el ateísmo, ya que el ateísmo y el cientismo se conciernen ideológicamente entre sí.

Los seguidores del cientificismo no creen en Dios y, consecuentemente, usan el ateísmo como la base de su religiosidad, y los ateos usan la pseudociencia para descansar sus afirmaciones, así como certidumbre contra Dios y la Biblia. Conjuntamente, muchos ateos poseen un grado excesivo de confianza en las sentencias de consenso de los científicos en lugar de tener un grado robusto de desconfianza. El cientificismo preciso como cosmovisión se impugna a sí mismo, ya que no se puede manifestar que el cientificismo sea efectivo a través de la ciencia.

Militante

Un ateo militante es uno que es contrario hacia la religión. Se desigualan de los ateos moderados porque poseen el deseo de trascender el ateísmo y también reflexionan que la religión es nociva. El ateísmo militante fue una parte exhaustiva de la Revolución Francesa, la Unión Soviética, la Revolución Cultural, y se enuncia hoy en día en las ideas de los desconocidos autores ateos.

Un ateo que se ha vuelto desagradablemente elitesco. A discrepancia de la mayoría de la mayoría de los ateos, él ha resuelto que es su deber librar al mundo de toda religión. Burlonamente, nunca cierra la religión, situar en el mismo nivel de irritación que la mayoría de los fundamentalistas religiosos. Según los cristianos paranoicos con un complejo de persecución, cualquiera que sea claramente ateo y tenga el descaro de enunciar un deseo por los mismos derechos y privilegios que cualquier otro conjunto.

El ateísmo militante es en gran mesura un oxímoron. Porque no se utiliza para precisar a los ateos que toman las armas para luchar o matar a los religiosos en el teísmo, pero en realidad se maneja para precisar a las personas que hablan vivamente sobre sus ideas. En cualquier otro contorno del discurso, se diría que estas personas poseen una opinión muy enérgica.

ateísmo-12

Existencialista

Aunque no se puede dificultar que varios cristianos e inclusive algunos teólogos judíos han consumido temas existencialistas en sus escritos, sigue siendo un acostumbrado que el existencialismo se relaciona mucho más fácil y frecuentemente con el ateísmo que con cualquier tipo de teísmo, cristiano o de otro tipo. No todos los ateos son existencialistas, pero es posible que un existencialista sea más ateo que teísta, y coexisten buenas concluyas para ello.

El ateísmo era una cara exhaustiva de la filosofía de Sartre y, de hecho, discutía que el ateísmo era una consecuencia privada de cualquiera que despojara en serio el existencialismo. Esto no quiere decir que el existencialismo causa argumentos filosóficos en contra de la presencia de los dioses o que impugna los argumentos teológicos primordiales para la existencia de los dioses, que no es el tipo de correspondencia que estos dos tienen.

En cambio, la relación es más una cuestión de ajustar en términos de estado de ánimo y propensión. No es necesario que un existencialista sea ateo, pero es más factible que se convierta en un «ajuste» más enérgico que el teísmo y el positivismo. Esto se debe a que varios de los temas más comunes y esenciales en el existencialismo poseen más sentido en un universo que escasea de dioses que en un universo regido por un Dios omnipotente, omnisciente, universal y omnibelevolente.

Consecuentemente, el ateísmo existencialista como el que se halla en los escritos de Sartre no es tanto una visión a la que se llegó después de la indagación filosófica y la reflexión teológica, sino que se apadrinó como consecuencia de arrogar ciertas ideas y cualidades hacia sus terminaciones lógicas.

Marxista

Karl Marx expresó que «la religión es el opio de la gente». Marx asimismo declaró: «El comunismo inicia desde el principio con el ateísmo; pero el ateísmo al empiece está lejano de ser comunismo; de hecho, el ateísmo sigue siendo primariamente una abstracción». Marx fue un ateo desde su inocencia y se conservó así durante el resto de su vida. Su ateísmo no solo era versado sino también teórico. Su ateísmo teórico se debe primariamente a razones filosóficas y solo de forma secundaria a infieras históricas, sociales y astucias.

Ya en su tesis para el doctorado Marx alocución en términos inequívocos que en el país de la razón la coexistencia de Dios no puede tener ningún destacado. Lleve papel moneda a un país en el que no se conozca su uso, y todos se reirán de su carácter subjetiva. Vaya con sus dioses a un país en el que se veneren otros dioses, y se le expondrá que usted es el víctima de fantasías y meditaciones. Y con razón. Cualquiera que haya tratado un dios migratorio a los arcaicos griegos, habría enfrentado la prueba de la ficción de este dios, porque no coexistía para los griegos.

El ateismo teórico de Marx es la resultado de tres postulados: El materialismo metafísico o dialéctico que reflexiona la constituyente como la causa suprema y única de todo; materialismo histórico, según el cual el factor mercantil es el factor primordial y decisivo, y la estructura financiera es la estructura portadora de todas las demás organizas que disponen la sociedad;  y Humanismo absoluto, que instala al hombre en la cumbre del cosmos: el hombre es el ser superior.

ateísmo-13

Ateísmo contemporáneo

El ateismo contemporáneo es un humanismo positivo y nuevo que pretende reconstruir y reformar todo el universo humano de movimiento y valores. Muestra los potenciales abusos de la religión y sella que todas las nociones de Dios son solo medios defectivos para verlo. Lo que dicen de Dios no consigue ser. Los ateos están impidiendo la responsabilidad. Dios no es como todo lo que sabemos, así que deja de hablar de él.

Todo lo que dices acerca de Dios es erróneo e inválido. El problema más significativo es el problema de los caracteres de Dios más que su existencia. Debemos ser practicantes en el mundo irracional donde no poseemos presupuesto. El ateismo contemporáneo es una nueva antropografía filosófica. Nos ordena almacenar una visión más certificado de lo que es el hombre. El hombre es un ser eventual, histórico y finito. La antropología metafísica es el considerado del ateísmo sincrónico.

Los ateos contemporáneos dicen que las personas vitoreen con una distribución racional de conciencia. Nos aproximamos a todo con una naturaleza idealista. Solo sabemos cosas por sus relaciones con otras cosas. Solo sabemos cómo “x” establece y “y” no qué es x por sí mismo. Solo sabemos asignar categorías en las cosas, consecuentemente, verdaderamente no conocemos a Dios porque no podemos asignar categorías. Dios no se parece a nada más, así que no podemos conocerlo en analogía con otra cosa.

Moderno

Presentemente se discute que los ateos modernos militantes son totalmente exitosos en su oposición a ciertas formas de religión, de hecho, a formas que están muy desarrolladas en el mundo contemporáneo. A pesar de este triunfo, hay otros modelos de la vida religiosa que pueden defenderse contra sus ataques. Las personas cuya actitud religiosa principal es una colocación hacia ciertos servicios, en lugar de la aceptación en doctrinas personales, pueden estar libres de encargos sobrenaturales o, si se embrollan mitológicamente, comprometidos solo de una manera que sea disculpable.

Este ateísmo moderno es suscitado por un grupo de intelectuales y escritores que resguardan la opinión de que la hechicería, la religión y el irracionalismo no deben ser meramente tolerados, sino que deben ser compensados, criticados y mostrados por demostraciones racionales, soberanamente de su influencia. Surge en el gobierno, la instrucción y la política. Según Richard Ostling, Bertrand Russell, en su estudio de 1927 qué no soy cristiano, mostrada posiciones similares a las afiliadas por los nuevos ateos, lo que insinúa que no hay diversificas sustanciales entre el ateísmo acostumbrado y nuevo ateísmo.

El nuevo ateísmo se presta y, frecuentemente, se recámara con el humanismo secular y el antiteísmo, especialmente en su crítica de lo que muchos nuevos ateos reflexionan como el adoctrinamiento de los niños y la resistencia de ideologías asentadas en la creencia en lo sobrenatural. Algunos jueces del movimiento lo determinan peyorativamente como ateísmo militante o ateísmo fundamentalista.

 

Ateísmo de Sartre

Jean-Paul Sartr e fue uno de los ateos más afamados del siglo XX. Esta oración puede parecer suficiente simple, pero lo que la palabra «ateo» simboliza aquí no es. En 1945, Sartre pregonó que el positivismo era un humanismo, una visión de un universo nuevo, valiente y sin Dios. Sartre poseía cu arenta años cuando, en octubre, dio su famosa plática en el Club Maintenant.

Y fue una admiración para los que lo conocieron, ya que durante las dos décadas preliminares Sartre expresó periódicamente su desdén por el humanismo, que  a su juicio enunciaba un falso optimismo sobre la humanidad y el importe del ser humano. Para el Sartre primitivo, el Sartre del ciclo fenomenológico y del Ser y la Nada, el ateísmo no era un humanismo. Pero nunca fue el ateísmo de la filosofía de la religión anglófona anglófona.

Dada la prolífica fabricación de Sartre, que el ecónomo una vez computó como veinte páginas publicadas por día de su vida laboral, su vida estaba excepcionalmente bien justificada. Además de sus memorias, Palabras, dejó algunos cuadernos y diarios autobiográficos, así como cartas desde y hacia Simone de Beauvoir y otros amigos y afectuosos. Los manuscritos últimamente publicados en francés han justificado que Sartre estaba profundamente familiarizado con los debates teológicos sobre el libre albedrío y los determinismos conocidos en el lenguaje escolástico como pecado y galanura.

Ateísmo Judio

Qué tan significativa es la afirmación en Dios? ¿Puede uno ser un «buen judío» sin creer en Dios? Estas preguntas, pronunciadas de esta manera, son comparativamente modernas. No obstante, aunque el judaísmo normativo siempre ha estado calculado en Dios, algunos pensadores, tanto antiguos como modernos, han conceptualizado el judaísmo de forma que hacen que las creencias acerca de Dios sean menos céntricas.

El ateísmo y el agnosticismo solo salieron como opciones existentes en la era moderna, como consecuencias de la profanidad, la separación de la iglesia y el estado y, sobre todo, la obediencia de la ciencia para las explicaciones de los fenómenos naturales. No obstante, agrupar todas las formas pre-modernas de judaísmo no hace justicia al inconveniente en cuestión.

Se podría replicar que la creencia en Dios fue menos central para los judíos de la era hebraica, los pocos siglos rezagados a la destrucción del Templo en 70 d.C que para los judíos en la Edad Media, no porque Dios fuera menos significativo, sino porque creía que se fue. Aunque los judíos expandían a creer en ciertos conceptos compartidos, por ejemplo, un Dios que los sacó de Egipto, la eventual liberación mesiánica, las creencias oficiales o los dogmas no se expresaron hasta la Edad Media.

Causas del ateísmo

La persona desea la emancipación moral. Frecuentemente, la persona que se convierte en ateo o agnóstico desea tomar providencias sin que nadie les diga lo contrario, comprendido Dios. La persona metafóricamente quiere su conveniente pastel y comerlo igualmente. La persona desea la libertad moral. La persona tiene un raciocinio emotivo. Es decir, el desconfiado basa sus decisiones en alteres más que en razón y lógica. Cuando Dios no los redime de una mala elección, el escéptico se enfurece con Dios y renuncia la fe, si él o ella estaban en una religión constituida o se niega a venir a la fe, si uno no era parte de una devoción organizada.

La persona desea la unidad global. Es decir, la persona se reconcilia en ateo, o al menos agnóstico, porque uno no quiere exponer a otra persona de otra fe que está equivocada. Ciertos escépticos piensan que logran resolver los problemas del mundo sustentando que ninguna religión es efectiva, excepto su religión del ateísmo. El escéptico mantiene que su escepticismo unirá a las personas en todo el mundo en lugar de causar una segmentación.

La persona desea la neutralidad intelectual. Como se aludió anteriormente, algunos no colocan a prueba sus creencias. Cuando las creencias de la persona son retadas, se quedan sin respuestas y mantienen que su visión del mundo anterior no debe ser segura. Esta es la razón por la cual muchos han desatendido la iglesia. Una vez más, se tiene el mismo problema a estrenos de la década de 2000.

ateísmo-14

Ateísmo y ciencia

Frecuentemente escuchamos en estos días que hay un aprieto fundamental entre la ciencia y la religión, y que los indiscutibles no creen en Dios. Como el fallecido Stephen Hawking dice en su nuevo libro, «Respuestas breves a las grandes preguntas», «No hay Dios». Nadie gobierna el universo. «Solo hay un problema con esta narración:» no es cierto.

En segundo lugar, los científicos están asimilando qué tan «afinado» tiene que estar el universo para poder mantener la vida de cualquier tipo, sin interesar la vida inteligente. Hoy en día, hay más de 200 parámetros conocidos ineludibles para que un planeta mantenga la vida, cada uno de los cuales debe desempeñarse perfectamente, o nuestra existencia sería totalmente imposible. Forza la credulidad más allá del punto de rompimiento para creer que todo esto «acaba de acontecer».

Tercero, por aparente, es el hecho obvio de que la ciencia actual brotó de un rico suelo cristiano. Muchos de nuestros más grandiosos científicos eran o son cristianos, entre ellos Roger Bacon, Copérnico, Kepler, Galileo, Descartes, Blaise Pascal, Gregor Mendel, Lord Kelvin, John Lennox y Francis Collins. Estos científicos, y varios más, concibieron desde su cosmovisión creyente que el universo es metódico y evidente porque Dios lo creó de acuerdo con leyes precisadas y la humanidad dotada, fundada a su propia imagen, con la capacidad de estudiarlo y explorarlo, y ensalzarlo.

El ateísmo de Nietzsche

Nietzche estaba un poco embrollado. Lo que lo hace un poco impreciso. La gente frecuentemente piensa que publicó triunfalmente la muerte de Dios, pero una lectura más extensa deja claro que esta era una representación aterradora. Él dijo que habíamos matado a Dios y ninguna cuantía de agua podía lavar la sangre de nuestras manos.

El afirmo que: “Dios está muerto. Dios sigue muerto. Y lo hemos asesinado. ¿Cómo podemos consolarnos, los asesinos de todos los asesinos? Lo más santificado y eficaz de todo lo que el mundo ha poseído se ha debilitado bajo nuestros cuchillos: ¿quién borrará esta sangre de nosotros? ¿Qué agua hay para que nos freguemos? ¿Qué festivales de expiación, qué juegos sagrados habremos que inventar? ¿No es la grandeza de este hecho exagerado grande para nosotros? ¿No debemos nosotros mismos reconciliarnos en dioses escuetamente para parecer dignos de ello?”.

Aunque la afirmación de que “Dios está muerto” y su significado se imputa a Nietzsche, Georg Wilhelm Friedrich Hegel había contendido el concepto de la muerte de Dios, en su Fenomenología del Espíritu, donde reflexiona que la muerte de Dios no es vista como algo, pero una parte expeditamente reconocible del ciclo cristiano habitual de la independencia.

Dejar Comentario