Bautismo cristiano: definición, ceremonia, significado, doctrina y más

Dentro de la religión cristiana hay un evento muy importante para la vida de sus creyentes, ese evento es el Bautismo cristiano, que, dependiendo de la rama de la religión, el creyente puede ser bautizado cuando apenas es un bebé o siendo ya un adulto.

Bautimos-cristiano-1

Definición

Desde la era del mito cristiano, es decir, desde que Adán y Eva estuvieron en la tierra, el pecado entró a ella por medio de ésta pareja. Si nos vamos un poquito más atrás entenderemos que, el origen del pecado sucedió, tal vez, milenios antes.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Y me refiero a cuando Lucifer retó a Dios en el cielo e hizo el intento de quedarse totalmente con su trono de gobernante celestial. Lucifer consideraba a Dios como un tirano, o al menos eso trataba de hacerles pensar a los demás ángeles con quienes estaba.

Así nace el pecado, lo que hoy conocemos como malo, las malas intensiones, la muerte, el odio, la envidia, las ganas de hacer que otro no prospere. Allí se originó todo, según lo que cuenta la religión cristiana fue Lucifer el origen del mal, aquél ángel perfecto tuvo un defecto, algo que Dios no vio.

En aquellos tiempo remotos no habían humanos, Dios aun no se había puesto a hacer humanos, pero luego de lo que pasó con Lucifer, él lo hizo, vio que la tierra estaba desordenada y se puso a ordenarla, a crear vida en ella y también, a crear al hombre.

Del hombre sacó a la mujer a quien le dio como compañera porque el hombre estaba solo, se sentía solo. Entonces Eva se convirtió en la compañera de Adán y ambos estaban en el jardín del Edén cuando cierto ser maligno quiso hacer algunas travesuras. (ver artículo: Origen del Cristianismo)

Bautimos-cristiano-2

Lucifer viendo que la mujer era la victima ideal para hacer que la humanidad cayera en pecado por medio de ella, quien después haría que Adán cayera en pecado también. Lucifer de una forma astuta se acerca a ella para sacarle información sobre cuáles árboles podían comer o no.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Eva respondió que de todo podían comer, menos del árbol del fruto prohibido, o traducido sería: Árbol del fruto del bien y del mal. Sin embargo, en el edén había otro árbol, el del fruto de la vida eterna, a Lucifer no le convenía que Eva comiece de ese árbol del fruto de la vida eterna, por lo que, decidió omitirlo.

Lucifer audazmente hizo que Eva comiera del árbol del fruto del bien y del mal, porque cuando lo hiciera serían como Dios; una oferta tentadora ¿No? bueno, Eva no dejó pasar la oportunidad y comió del árbol que Dios le había dicho que no comiera.

No se hizo esperar hasta que le acercó a su esposo, Adán, diciéndole que comiera del fruto que ella estaba comiendo, Adán inocente de lo que pasaba comió y se dio cuenta de la desnudes de su esposa y de la suya propia, sintió vergüenza al igual que Eva.

Si se han dado cuenta mientras leían, el pecado que originalmente estaba en Lucifer, pasó a la mujer y luego al hombre, es decir, el pecado entró al mundo por la desobediencia de ellos dos que, a pesar de que Dios mismo les dijo que no comieran, comieron de aquél árbol maldito.

Como ya nos hemos ubicado en el contexto sobre lo que sucedió en el pasado que obligó a la humanidad, a los descendientes de Adán y Eva a tener que limpiar ese pecado original. Dicho pecado pasó de generación en generación.

También podemos ver con la historia de Cain y Abel cómo es que la muerte entra al mundo por medio de ellos dos, otro de los pecados más terrible de la humanidad: el asesinato. Entonces, conforme pasaban las generaciones, aquellos sacerdotes creyentes en Dios confiaron en que un bautismo podría limpiar al hombre del pecado original.

Confiando en que, así como se solía hacer en las relgiones de la antigua Babilonia, del antiguo Egipto, en donde ya se practicaba éste tipo de “baños sagrados”, entonces se estima que desde allí proviene aquella practica antigua del bautismo en el cristianismo.

Dentro de la religión cristiana, como ya hemos mencionado anteriormente, se tiene la creencia que todos los seres humanos poseemos lo que es el pecado original, es decir, aquel que hemos heredado de Adán y Eva cuando estos pecaron a cientos de miles de años atrás, cuyo pecado fue pasando de generación en generación hasta nuestra época.

Entonces, tomando en cuenta que aquel pecado ha ido pasando de generación en generación, nuestros antepasados han concluido que con el bautismo, dicho pecado queda anulado y la persona está libre del primer pecado, por lo cual, la practica del bautismo se hizo bastante importante dentro de la religión cristiana.

Bautimos-cristiano-4

Recordemos también que la biblia narra que cuando Jesucristo estuvo de paso por la tierra en su misión de redimir al hombre de todo pecado (y a la mujer), el mismo Dios hecho hombre hizo también la ceremonia del bautismo cuando quiso ser bautizado por Juan el bautista.

Muchos afirman que Jesucristo lo hizo como ejemplo, para hacerles ver a los demás discípulos que el bautismo era necesario para ser liberado completamente de todo pecado, incluyendo del primero, del pecado original de Adán y Eva.

Cuando Jesucristo hizo aquello dejó en clara evidencia la vital importancia del bautismo dentro del cristianismo, siendo que el mismo Dios hecho hombre se ha bautizado. De esa forma podríamos decir que, aquel acto también pasó a todas la generaciones hasta nuestro tiempos en donde aun se sigue practicando el bautismo.

Habiendo repasado brevemente los antecedentes históricos del hecho de bautizar a una persona, podríamos definir que el bautismo es una ceremonia sagrada a la que se somete la persona porque la misma quiere liberarse totalmente del pecado, incluyendo el original.

Sin embargo, en algunas variaciones de la religión cristiana, el bautismo se aplica en los primeros años de vida del individuo, pero en otras eso no se permite porque consideran que las personas deben estar conscientes de lo que quieren y lo que van a hacer.

Bautimos-cristiano-5

Un ejemplo de esto es que católicos suelen bautizar a sus hijos a tempranas edades, incluso cuando apenas son unos niños, con la intención de que algo tan puro sea realmente puro y no tenga ningún tipo de mancha, ni siquiera la del pecado original.

Sin embargo, a pesar de que éste pensamiento es apoyado por muchas personas, hay otras quienes no están de acuerdo porque argumentan que de por sí, un niño es totalmente puro hasta los seis o siete años de edad, por lo que practicar el bautismo antes es contradictorio.

Loe evangélicos prefieren bautizarse cuando ya son adultos y tienen una razón para ello. El argumento de los evangélicos para bautizarse siendo adultos es que, siendo adultos ellos tienen la capacidad de decidir lo que quieren para sus vidas.

Siendo apenas unos bebés no tienes el privilegio de decidir si realmente te quieres quitar el pecado original o no. Ok, esto puede generar polémicas, pero, si de pronto se bautiza a un bebé y en el futuro éste se vuelve un traficante, entonces el bautismo en él habría sido de poco provecho porque esa persona no consagró su vida a Dios.

La idea del bautismo siendo adultos es que, cuando la persona decide que ya está listo para hacerlo es porque realmente está decidido a rendirle el resto de su vida a Dios y consagrarse solamente a él porque así lo decidió en su estados consciente.

En el sentido contrario, cuando los padres deciden bautizar a un bebé, no dan la oportunidad al mismo de decidir si quiere o no consagrarse por el resto de su vida a Dios, de pronto el bebé puede que sea un gran ministro o sacerdote de Dios, pero puede que su camino tome un rumbo más oscuro.

Debido a ello es que muchas veces tanto cristianos evangélicos como católicos chocan en sus opiniones respecto al bautismo, porque uno se apresura a que el bebé sea libre de todo pecado, mientras que la otra parte espera a que ese bebé crezca y decida si quiere o no librarse de esa carga genética.

Significado

Sabemos ya que el cristiano es una persona que ha decidido consagrar su vida a Dios, es decir, que a tomado la decisión de apartarse del mal y hacerle sólo el bien. Entonces el bautismo, podríamos decir que es una herramienta que le permite reafirmar su compromiso con Dios.

Por otro lado, el bautismo también significa que, la persona como cristiana acepta que su viejo yo ha muerto con Jesucristo en la cruz, y que así como él resucitó de entre los muertos, el cristiano sufre de un “nuevo” nacimiento . Al menos así lo dice  Romanos 6:3-4:” ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.”

Lo que en pocas palabras quiere decir ese versículo de la biblia del libro de Romanos, es que el hombre que decide bautizarse acepta que para consagrar su vida a Dios, debe dejar morir al viejo hombre pecador para que el nuevo hombre nazca y lleve una vida recta y limpia ante Dios.

Bautimos-cristiano-6

Es importante mencionar que, ser bautizado no significa que la persona jamás será tentada a pecar o que automáticamente el pensamiento malo se borrará de él, no, pero sí ayuda a  vencer en la tentación como Jesús lo hizo: “Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.  Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.” Hebreos 4:15-16.

Podemos vivir el resto de nuestra vida haciendo la voluntad de Dios, así como Jesús: “Por lo cual, entrando en el mundo dice: ‘Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo. Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron. “Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad,  Como en el rollo del libro está escrito de mí.” Hebreos 10:5-7.

Con un tal propósito en el corazón, Dios abrirá su Palabra para con nosotros, para que podamos correr en el camino de sus mandamientos. Esta nueva vida producirá en nosotros que cosechemos las bendiciones de Dios en lugar de las consecuencias del pecado, porque la consecuencia del pecado es muerte.

Allí podemos observar que, a Jesucristo no le gustaba mucho la cuestión que se hacía en el pasado antes de su venida al mundo, que las personas para expiación de pecados llevaban ofrendas al sumo sacerdote para que éste entrara al lugar santísimo a ofrecerlas a Dios para el perdón de los pecados.

Jesucristo veía más óptimo un compromiso de verdad para no pecar, es decir, cuando él vino reformó casi todas las practicas del antiguo testamento, ya no era necesario tener que llevar ofrendas al sumo sacerdote para que pudiera ser personados, sino que simplemente con una oración a Dios, con un compromiso y con un bautismo que simbolice el nacimiento de un nuevo ser, era más que suficiente. (ver artículo: ¿donde fue el bautismo de jesus?)

Doctrina

Podríamos decir que el bautismo tiene su doctrina, por lo tanto, el bautismo en las aguas fue técnicamente una ordenanza del Cristo mismo. Técnicamente la religión cristiana establece que todo aquel que ha aceptado a Jesucristo como salvador, debe ser bautizado para dejar al viejo hombre atrás y dar paso al nuevo.

Es considerado el primero acto de obediencia a Jesucristo, porque es por medio del bautismo en agua que se certifica que realmente esa persona a creído en Cristo y que dedicará su vida a Dios. No bautizarse es mantener el pecado original, sería la primera desobediencia, lo cual daría mal testimonio del cristiano.

 Hay que dejar en claro que cuando hablamos de bautismo en agua, es porque hay otros tipos de bautismo en la religión cristiana: la del Espíritu Santo y la del Fuego. Por otro lado, es importante mencionar que para ser salvo no es necesario bautizarse, porque con sólo confesar a Jesucristo como salvador, ya eres salvo.

 El bautismo no es necesario para ser salvo, pero es la señal inicial de que sí hemos sido salvados.   Es la señal de mi obediencia a Cristo. El hombre crucificado junto a Jesús no fue bautizado, pero creyó en Jesús y recibió salvación, pues Jesús le dijo: …”De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso”.

Que el bautismo no sea necesario para la salvación no significa que no deba ser realizado, porque en realidad, como ya hemos dicho varias veces anteriormente, el bautismo en agua es un acto en que el “viejo individuo” muere (el pecador, amante de las cosas del mundo), para dar paso al nuevo hombre consagrado a Dios.

Bautimos-cristiano-7

Se está enseñando que el bautismo en agua no se tiene que realizar más, esto es basado en lo que dice la Biblia en Hebreos 6:1: “Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección…”   Usando la frase “dejando ya”, dicen que ya no es necesario practicar el bautismo.

Sin embargo, lo que estos focos pequeños de personas ignoran es que el mismo Jesucristo fue bautizado cuando estuvo acá en la tierra y que además enseñó a sus discípulos que el bautismo era importante para un cristiano, precisamente por lo que simboliza: muerte del hombre pecador, nacimiento del nuevo hombre.

 Por otro lado, hay cristianos quienes afirman que la forma correcta de bautizar es en el nombre de Jesús, es decir,  sin incluir al Padre ni al Espíritu Santo, a la trinidad. Éstas personas sacan sus bases bíblicas de los siguientes pasajes de la biblia: Hch.2: 38: “Pedro les dijo: Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”. Hch.8: 16: “porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús”.

 Al leer los tres versículos pareciera a primera vista pareciera que eso es lo que nos está indicando, que sólo se debe bautizar en el nombre de Jesús, sin embargo, el mandato de Jesús con respecto al bautismo fue el de bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, es decir, de la trinidad.

Sabemos que Jesús es la autoridad máxima.  Pero también encontramos a Pedro y a Pablo bautizando en el nombre de Jesús solo.  Pero hay que entender que el bautismo de Jesús hace referencia al bautismo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Es por eso que, se argumenta que cuando Pedro y Pablo hablan del bautismo de Jesús, lo que están haciendo es dando el nombre del tipo de bautismo que estaban realizando, que creían y que enseñaban, el Bautismo de Jesús (padre, hijo y espíritu santo).

En la biblia también se habla del bautismo de Juan, que hace referencia al bautismo realizado por Juan el bautista.  De la misma manera es con el bautismo de Jesús, hace referencia al bautismo instituido por Jesús el cual es en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Clases de Bautimos cristiano

Cualquiera pudelara pensar que el bautismo es sólo sumergirse en agua y volver a emerger y listo, no, no es así de simple, realmente es un poco más profundo que eso. Hay diferentes tipos de bautismos mencionados en la biblia de como el bautismo de Espíritu Santo y el bautismo de Fuego. (ver artículo: ¿por que es importante el bautismo?)

Bautismo cristiano en el agua

El bautismo en agua hacer referencia a que el creyente comprende a plenitud que es dependiente de Jesucristo, así como un compromiso para vivir en obediencia a Él. Además de eso, simboliza el camino consagrado a Dios que ahora tendrá la persona.

Sin embargo, hay que hacer énfasis en que no es el agua quien nos salva. Por el contrario, somos salvos por gracia mediante la fe, porque ni siquiera por obras somos salvos. Somos bautizados porque nuestro Señor lo ordenó: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mateo 28:19).

El bautismo en agua es para todo el mundo, sin embargo, hay ciertas condiciones que deben cumplirse antes de, es decir, tenemos que creer que somos pecadores y que necesitamos de la salvación (Romanos 3:23). También debemos creer que Cristo murió en la cruz para el perdón de nuestros pecados, que fue sepultado y que resucitó para asegurar nuestro lugar en el cielo (1 Corintios 15:1-4).

Entonces, cuando nos viramos hacia Jesús, pidiéndole que perdone nuestros pecados y que sea nuestro Señor y Salvador, y lo aceptamos como tal, nacemos de nuevo por el poder del Espíritu Santo (espiritualmente hablando). Nuestra salvación eterna está garantizada, y comenzamos a morir a nosotros mismos y a vivir para Cristo. En ese momento y de acuerdo a las Escrituras, estamos preparados para ser bautizados y consagrarnos a Dios para siempre.

El bautismo en agua es una representación bastante gráfica de lo Jesucritso ha hecho por nosotros. Puesto que cuando el cristiano se sumerge completametne en el agua, eso simboliza la sepultura de esa persona con Jesucristo en la cruz, mientras que al emerger la persona ya no es esclavos desu naturaleza pecador (pecado original).

Cuando salimos del agua, somos resucitados simbólicamente, levantados a una nueva vida en Cristo para estar con Él para siempre, nacidos en la familia de nuestro amoroso Dios (Romanos 8:16). El bautismo en agua ilustra también la limpieza espiritual que experimentamos cuando somos salvos; así como el agua limpia la carne, de igual manera el Espíritu Santo purifica nuestros corazones cuando confiamos en Cristo.

Versículos del Bautismo cristiano

“Todos ustedes son hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús, porque todos los que han sido bautizados en Cristo se han revestido de Cristo”.

Gálatas 3:26-27

“Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo”.

Mateo 28:19-20

Bautimos-cristiano-8

“La cual simboliza el bautismo que ahora los salva también a ustedes. El bautismo no consiste en la limpieza del cuerpo, sino en el compromiso de tener una buena conciencia delante de Dios. Esta salvación es posible por la resurrección de Jesucristo”.

1 Pedro 3:21

“¿Acaso no saben ustedes que todos los que fuimos bautizados para unirnos con Cristo Jesús, en realidad fuimos bautizados para participar en su muerte?”

Romanos 6:3

Frases

“Hoy comienzas a vivir bajo los ojos de Dios, sus manos te dan la bienvenida a este nuevo mundo”.

“Esperamos que hoy al recibir su el agua bendita, nuestro bebé se mantenga puro para toda la vida y siempre sea el sabor de la felicidad”.

“Señor, te damos gracias porque decirte que ella es nuestra hija, fruto a la vez de la vida y de nuestra vida, de tu amor creador y nuestro amor de papás”.

“Que este encuentro con Jesús sea para mí, fuente de luz en el camino de mi vida”.

Bautimos-cristiano-9

Ritos del Bautismo cristiano

Dependiendo de la religión en la que se practique el bautismo, le proceso del mismo varía. En esta oportunidad veremos el ritual del bautismo tanto en la iglesia católica como en la evangélica, y nos daremos cuenta que el ritual no es el mismo:

Ritual católico

Charla: En la iglesia católica se inicia todo el proceso con la llegada de los padres y padrinos al templo quienes tendrán una charla con el sacerdote encargado del bautismo, allí los padres dirán el nombre del bebé a bautizar y el sacerdote pregunta a los padrinos si colaborarán con los padres al buen camino del niño en la fe.

Oración: El sacerdote lee las escrituras y luego procede a hacer una oración junto a los padres y padrinos del bebé que será bautizado.

Bendición del agua: Ahora el sacerdote procede a acercarse a la fuente bautismal para bendecir su agua.

Renuncias: Aquí los padres e comprometen a dejar su vida pecadora y confirman la fe de Cristo para así guiar a su pequeño en el buen camino. (ver artículo: Liturgia Cristiana)

Bautismo: Los padres, los padrinos, el sacerdote se acercan a a fuente bautismal para bautizar al bebé diciendo “yo te bautizo en el nombre del Padre, hijo y Espíritu Santo” derramando agua tres veces sobre la cabeza del bebé.

Ritual evangélico

En el caso de los evangélico es un poco más sencilla la cosa, cada cierto tiempo, sobre todo en semana santa, en los campamentos evangélicos se inscriben las personas que serán bautizadas. Pero ojo, las personas ya deben haber pasado la escuela bautismal, que son como clases en donde se preparan a los que serán bautizados para que comprendan lo que el bautismo es.

Cuando la persona decide que ya es hora de que será bautizado, el pastor de la iglesia lleva al grupo de personas a bautizar a un río, las mujeres deben vestir de blanco y los hombres deben vestir camisa blanca y pantalón negro. Se ubican a una profundidad considerable y el bautizado debe recitar su versículo bíblico de bautizo, mientras que el pastor dice: “Te bautizo en el nombre del Padre, hijo y Espíritu Santo” y sumerge a la persona totalmente en el agua unos segundos y luego le ayudan a emerger.

Dejar Comentario