Budismo Tailandés: budas gigantes, de oro, de esmeralda, y más

El Budismo Tailandés, es una religión importante para Tailandia, ya que su práctica se calcula en un total de 95% de la población, siendo la fe por excelencia más profesada en la nación y poco a poco se ha ido difundiendo en el mundo.

Buda tailandés, significado

Es importante hablar sobre la práctica y el seguimiento del Budismo Tailandés. Tomando en cuenta que la religión casi en su totalidad es la principal del país con casi un 95 % de seguidores, creyentes o practicantes. Dentro de este tipo de budismo se sigue la rama de la escuela Theravada, que se practica actualmente, y que es considerado por algunos como las enseñanzas “originales” de Buda y la forma más estricta; sin embargo, las diferencias existentes con otras escuelas son realmente mínimas. Debido al aumento que ha evidenciado esta religión en el mundo, el budismo Theravada se practica además en Laos, Birmania, Camboya y Sri Lanka y su popularidad va en ascenso poco a poco por otros países.

Al tratar sobre el Budismo Tailandés, se hace evidente en el país al momento de dar un recorrido ya que son muy emblemáticas la gran cantidad de imágenes de buda que se encuentran, además de la multitud de celebraciones religiosas en las que se hacen ofrendas al templo y sin duda alguna la cantidad de templos que pueden visitarse y la permanente presencia por las calles de los monjes vestidos de azafrán.

Principio del Budismo Tailandés

La forma de vida de la mayoría de los tailandeses, se encuentra marcada por unas formas de actuar, que se haya influenciada bajo los principios del budismo. La sociedad tailandesa, demuestra un comportamiento inusual en su vida diaria, ya que, el deseo por lo material es lo primordial en su manera de vivir, más o menos parecida a la forma en la que el Mundo occidental lleva su vida. Por otro lado, también es cierto que son capaces de vivir con muy poco cuando la situación les es desfavorable sin que ello les suponga un trauma.

Del concepto budista, se sigue algunos conceptos del “habla perfecta” en Tailandia, por lo que hace raro que se le oiga a un tailandés una mala palabra.  Sobretodo respetan las fechas del calendario budista y como otras religiones acuden a los Templos esos días de manera devota, aunque se cree que muchas veces lo realizan por costumbre más que por un sentimiento real. Creen en la reencarnación a través de actos simbólicos y, por tanto, su vida está llena de actos y ceremonias budistas.

Sin embargo, la tradición en cuanto a las ofrendas ha cambiado y hoy en día suelen ser únicamente de dinero. En la mayoría de los casos, aquellas personas de buena posición realizan un donativo de inmensas cantidades de dinero, pensando que con ese tipo de aportes se ganan una reencarnación a un nivel superior, pero, no logran notar que este acto es un tanto opuesto a los principios que difunde el budismo. Otra de las razones por las que sus ofrendas son en dinero, es porque sirve para mostrar a los demás su estatus y su riqueza.

De esta manera, entre los monjes se ha generado la creación de niveles y popularidad, ya que aquellos que son los más conocidos y con más dinero reciben a cambio de bendecir a sus fieles, una posición que va creciendo poco a poco, construyen templos llamativos para hacer gala de su devoción. Pero, en Tailandia no todo es de esta manera, también existen templos sencillos que son manejados por monjes que siguen sus profundas convicciones que ayudan mucho al entorno en el que están, como muestra, en la toma de niños de familias en la miseria para brindarles un lugar en el que poder dormir, recibir una educación básica en materias generales y sobre los principios del budismo. Los monjes son novicios durante todo el tiempo que estén en templo; sin embargo, pueden decidir libremente abandonar lo en cualquier momento sin ningún problema.

La religión como el budismo, puede resultar pintoresco, atractivo y bastante desconcertante. En la nación tailandesa, su espiritualidad se alimenta con la infinidad de ídolos, supersticiones y flores. La rama de theravada, significa que posee sus principales fundamentos y algunos actos derivados de su aplicación (prácticas en los templos, liberación de animales, ofrendas a los monjes, etc.) es lo que intenta responderse en un lenguaje inteligible.

Para seguir profundizando sobre el Budismo Tailandés, es preciso conocer la figura del Buda, donde dicho concepto indica que es una “persona que ha alcanzado la sabiduría en el conocimiento perfecto”, aunque, normalmente el término Buda se utiliza casi siempre para designar a Siddhartha Gautama y utilizarlo como nombre. Buda, hace alusión a un maestro sabio hasta el extremo, sin embargo, esto no quiere decir que sea un dios que posee dichos atributos de divinidad al estilo de otras religiones. Para los budistas tailandeses, lo más importante es mostrarle respetos a Buda, no es necesario no adorarle ni rezarle, aunque muchos suelen hacerlo como si se tratara de Jesús o Mahoma.

Al visitar cualquier templo en este país, es normal ver a los fieles creyentes postrarse ante las estatuas para hacer referencia (se arrodillan descalzos -nunca los dedos de sus pies pueden señalar a Buda, ¡eso es de malísima educación! -, se tocan la cabeza con las manos y luego las juntan en el pecho y se inclinan o, si prefieren, ponen las manos en el suelo y se inclinan aún más). Para mostrar respeto a Buda como maestro, realizan una primera reverencia, luego, hacen la segunda para demostrar su respeto a su Dhamma (doctrina), la tercera para mostrar respeto a la shanga (monjes). Es decir, en esta religión nadie idolatra a nadie. En teoría, estos tres elementos Buda, el Dhamma y la shanga son considerados las Tres Joyas (The Triple Gem). Es así como las ofrendas se justifican, por ser una señal de respeto hacia Buda el maestro, y en apoyo a la shanga que guarda y enseña su Dhamma. (ver artículo: Budismo Tántrico)

Budas gigantes

Al llegar a Tailandia, lo primero que llama la atención es la gran devoción que los habitantes le tienen a la religión, cuestión evidente ya que la gran mayoría practica el budismo. Esta religión es parte de la idiosincrasia del país, es parte de su historia. Por eso, que al llegar a la nación nos encontraremos con infinidad de templos, algunos famosos y otro más pequeños. Además de ello, también son frecuentes observar espectaculares figuras de buda, de increíble altura y tamaño, así como los testimonios de la importancia de la religión en la cultura tailandesa.

El Big Buda de Thong

Una de las estatuas gigantes es el Big Buda de Ang Thong, se encuentra localizada en la zona central de Tailandia, a solo 150 km de su capital Bangkok; la ciudad de Ang Thong, es uno de los destinos que posee poca visita turísticas, debido a esto no aparecen mucho en las rutas.

Esta ciudad es una pequeña capital de provincias, pero en su época de esplendor, fue la región más importante del país. Tuvo su importancia comercial y espiritual, lo que perfectamente se muestra en uno de los vestigios que forman parte de una de las atracciones más importantes que tiene la ciudad, el Wat Khun Inthapramun con su impresionante buda reclinado de más de 50 m.

Su gran templo llamado el Wat Muang, hace que la ciudad sea muy conocida; debido a su más reciente construcción este templo es famoso en toda Tailandia, ya que alberga la figura del Buda sentado más grande del país y novena en todo el mundo, este Buda, posee más de 90 m de altura y también suele ser conocido como Phra Buddha Maha Nawamin o Mahaminh Sakayamunee Visejchaicharn.

El Big Buda de Ang Thong, es el gran orgullo del país por la gran altura que posee; es una construcción en cemento recubierta de pintura dorada. Puede ser visto desde cualquier punto de la ciudad, el Wat Muang también es conocido por albergar en sus zonas aledañas numerosas esculturas y representaciones alegóricas del infierno y el cielo según la visión budista. (ver artículo: El Budismo y el Amor)

Características del Budismo

El Wat Mahathat de Sukhotai o Templo de la Gran Reliquia.

En el Wat Mahathat de Sukhothai, se encuentra uno de los templos más importantes de todos los que forman el complejo histórico de Sukhothai. Es también conocido como el Templo de la Gran Reliquia y se halla Localizado en la zona, debido a su belleza, resulta ser una visita casi obligada.

Si la idea es conocer este lugar, es necesario saber un poco de su historia, iniciando con su fundación que data de los años 1292 y 1347 siendo su fundador el rey Sri Indraditya, que para la época era el templo principal de la ciudad y del Reino de Sukhothai. El diseño está basado en un Mandala, que según la percepción hindú representa el universo con una estupa principal, que en 1345 fue realizada para encerrar las reliquias del Buda y se encuentra rodeada de estupas más pequeñas en ocho direcciones. (ver artículo: Principios del Budismo)

Las artes arquitectónicas del fundador del templo, se encuentran caracterizada en la estupa principal que tiene la forma elegante de un capullo de loto. Su base está adornada con 168 esculturas de estuco de discípulos budistas que caminan con las manos juntas para saludar. Con respecto a la estupa principal hay dos imágenes de Buda de pie de 9 metros de altura llamadas Phra Attharot. En este templo puede verse otros de los budas con gran altura, además de tener otros elementos que son: la sala de actos (vihara), mandapa, sala de ordenación y 200 estupas subordinadas.

 

El Wat Intharawihan y su Buda Gigante

La capital del país, Bangkok posee multitud de templos y en su gran mayoría son súper conocidos y visitados por los turistas que viajan para conocer la ciudad y otro más pequeños solo conocidos por la gente local. Aunque existen muchos templos famosos en la capital, como el Wat Pho, el Wat Phra Kaew, el Wat Suthat, el Wat Traimit o el Wat Arun, todos ellos admirados por su belleza e historia. También es importante mencionar que existen templos que, aunque sean menos conocidos poseen algún alguna característica que lo hacen único, y evidentemente existe el Wat Intharawihan, un lugar maravilloso donde se encuentra su estatua del Buda Gigante, una de las más altas de toda la ciudad.

El Wat huay Pla Kung, El Buda mas grande del norte de Tailandia.

Otro de los budas gigantes de Tailandia, fue construido por la comunidad chino – tailandesa de Chiang Rai: de esta manera, el Wat Huay Pla Kung es una Pagoda típica china en forma de decágono, que posee 9 niveles o plantas coronada. En el último de sus niveles se encuentra una gigante estatua de Buda de madera que mide 25 m de altura, y es única en la región. Para poder llegar al lugar es necesario subir por una espectacular escalinata con formas de dragón. (ver artículo: El Budismo y el Amor)

En el mismo lugar, pero ubicado en su otra punta se encuentra el recién construido Big Buda Gigante de color blanco. Para llegar hasta él, es necesario acceder al interior de la figura y poder subir a su mirador para tomar un ascensor. Una vez en el mirador las vistas de la ciudad y sus alrededores simplemente son increíbles.

Buda de oro

En el templo de Wat Traimit de Tailandia, se encuentra el Buda de oro, es la estatua de oro macizo más importante del mundo y se localiza en la capital de la nación. Para hablar de esta estatua, es necesario conocer su historia, ya que, a principios de los años 1930, tuvo que ser destruido un viejo templo abandonado debido a unos trabajos de acondicionamiento de las orillas del río Chao Phraya, cerca del barrio chino de Bangkok, dentro del mismo se encontraba una estatua de Buda en estuco dorado. Sin embargo, no llego a pasar por el pensamiento de algunos en destruir la estatua, a pesar de que no poseía un aspecto atractivo, de esta manera, se decidió trasladarla al Wat Traimit, una pagoda de poca relevancia, pero estaba en el barrio chino. Aunque el lugar no se encontraba apto para tener esta estatua, permaneció durante 20 años en el exterior, bajo un simple techo de chapa.

Los monjes en 1955, decidieron construir un nuevo edificio e instalar allí la estatua. Para realizar el traslado una grúa tenía que desplazarla con precaución, pero debido a su altura, desafortunadamente cedió un cable y la estatua cayó en el barro. Este hecho bajo la religión budista, significo un mal presagio que asustó a los presentes, cuando la estatua se cae, se produjo una fuga multitudinaria, dejando la estatua abandonada en el suelo. Para profundizar más ese mal presagio, la estación de lluvias llegó, y se desató una formidable tormenta que se desencadenó toda la noche, anegando la ciudad bajo trombas de agua y afirmando el augurio por este hecho. (ver artículo: Características del Budismo)

Sin embargo, después de superada esta etapa de lluvias, el superior de la pagoda volvió a pesar de todo a evaluar los daños, comenzando por quitar los restos de barro de la estatua, en lo que se pudo observar el estuco mojado agrietado y dejaba ver un metal brillante. Al ver esto, se investigó sobre lo que había bajo el estuco, como resultado se evidencio que la estatua era de oro macizo. Al conocer esta noticia, se difundió por toda la ciudad para de esta manera, hacer que el templo ganara fama, riqueza y un incremento en las visitas nunca más disminuida.

Lo que se cree, es que esta estatua procedente de Ayutthaya, se le coloco una capa de yeso para disimular ante la codicia de los birmanos que asediaban la ciudad. Más tarde, transportada a Bangkok, durante casi 200 años permaneció sepultada originando la pérdida de su recuerdo.

Las características que posee este Buda de oro, inicia con una altura de 3 metros y un peso de 5,5 toneladas. Es la mayor estatua de oro macizo del mundo. Se encuentra presente el estilo de arte del rey Sukhothai (1238-1370), aunque se sostiene que podría haber sido fabricada posteriormente. Sin embargo, tomando el lugar de su procedencia, en la antigua capital Ayutthaya impide considerar una fecha posterior a 1750.

La representación de este Buda es con la tradicional postura del Bhumisparshamudra (tocar la tierra como testigo, la mano derecha hacia el suelo). Las estatuas clásicas de estilo Sukhothai están sentadas en un zócalo ordinario. Como símbolo de resplandor de su energía espiritual, se encuentra la llama que corona la protuberancia del cráneo o ushnisha. También, como característica fundamental se halla la línea de su peinado que forma una larga «V» en la raíz de los cabellos, además de la curva elegante de las cejas que se apoyan sobre el arco de la nariz aguileña en forma de «pico de loro», según las normas prescritas. Por otro lado, los tres pliegues que tiene en el cuello y los lóbulos de las orejas muy alargados, es una señal de su anterior status de príncipe además de formar parte del código, lo mismo que sus anchos hombros y el pecho henchido por una inspiración imaginaria.

Buda esmeralda

El Buda de Esmeralda, es una pequeña representación de Buda Gautama sentado, fue realizada con jade verde (no de esmeralda) y vestido con ropajes de oro, con una altura aproximada de unos 45 cm. Esta estatua se encuentra ubicada en el Templo del Buda de Esmeralda (Wat Phra Kaew) dentro de los terrenos del Gran Palacio de Bangkok.

Para iniciar su historia, la leyenda cuenta sobre un Buda de Esmeralda que fue creado en el año 43 a.C en la India por Nagasena en la ciudad de Pataliputra (hoy Patna). Tras permanecer en esta ciudad durante trescientos años, tuvo que ser llevado a Sri Lanka para protegerlo de una guerra civil. (ver artículo: El Budismo y Dios)

Algunas fuentes históricas sostienen que para 1434, la estatua se encontraba en el territorio de la zona norte de Tailandia, en el reino Lanna. Aunque existes un relato sobre su descubrimiento, allí se afirma que un rayo golpeó una pagoda en un templo de Chiang Rai, después del cual se hizo visible algo bajo el estuco. Cuando se realizó la excavación se descubrió el buda, y los habitantes creyeron que la figura estaba hecha de esmeralda, por eso la razón de su nombre. Es así como el rey Sam Fang Kaen, decide trasladarlo en un elefante porque lo quería en su capital, Chiang Mai. Sin embargo, el elefante que lo llevaba insistió en tres intentos que se realizaron, en llevarlo siempre a Lampang. Este hecho, fue interpretado como una señal divina, de manera que el Buda de Esmeralda permaneció en Lampang hasta 1468, para finalmente ser trasladado, al templo de Wat Chedi Luang.

Cuando llego a ese templo, el Buda de Esmeralda permaneció hasta 1552, desde ese momento, volvió a ser trasladado, pero esta vez a la capital del reino de Lao en Luang Prabang. Más tarde, uno de los reyes que estaba al mando, al salir de su reinado se llevó consigo la figura junto a su familia a la ciudad de Vientián. El general Thai Chao Phraya Chakri en 1779, capturó el lugar y se llevó el Buda de Esmeralda con él a Thonburi. Una vez que se convierte en el rey Rama I de Tailandia, llevó el Buda de Esmeralda para realizar una gran ceremonia, a su actual localización en el Templo del Buda de Esmeralda, el 22 de marzo de 1784. Actualmente, el Buda se encuentra en el templo principal, el Ubosoth.

En cuanto a su ropaje, el Buda de Esmeralda en sí mismo es simplemente la estatua de jade, pero que tiene a su vez unas vestimentas hechas de oro. Con respecto a estas vestimentas, existen tres distintas, siendo el Rey del país el encargado de cambiarlas en una ceremonia, según los cambios de estación (alrededor de marzo, julio y noviembre). Es decir que las vestimentas, corresponden por tanto a las estaciones de verano, invierno y de las lluvias. Los dos ropajes que no usa en su momento se muestran en el Pabellón de Regalía, para que el publico las pueda.

Gran buda

El Gran Buda de Tailandia o también conocida como el «Gran Buda», «Phra Buda Maha Nawamin» y «Mahaminh Sakayamunee Visejchaicharn», es la estatua más alta que posee el país, y la novena más alta del mundo. Se encuentra ubicada en el monasterio de Wat Muang en la provincia de Ang Thong, y posee una altura de hasta 92 m (300 pies), y es de 63 m (210 pies) de ancho. La realización de la misma, comenzó en 1990 y se terminó en 2008. Está pintado de oro y está hecha de cemento. (ver artículo: Practica Budista)

Esta estatua, encarna a Theravada, o «La Escuela de los Ancianos», siendo esta una de las dos principales ramas del budismo, siendo el otro Mahayana, o «El Gran Vehículo». Como se ha dicho anteriormente, la historia de las estatuas puede verse por todas partes en Tailandia, pero, está la del Gran Buda Sakayamunee o Mahaminh Sakayamunee Visejchaicharn es esencial, ya que es la estatua más alta del país.

El periodo de construcción tomó aproximadamente 18 años; fue completada el 16 de febrero 2550 (año tailandés), y la vuelta de la estatua de 63.05 metros de alto del Buda a la cabeza mide aproximadamente 95 metros. 104,261,089.65 baht. Es evidente que, para realizar semejante obra, el valor total de la construcción supuso gran cantidad de dinero, es decir, se requirió 106 millones de dólares de los donantes budistas tailandeses y extranjeros, para ver terminada esta estatua. Se ve desde lejos y está flanqueado por dragones en una escalera central.

En cuanto a sus dimensiones, toda la obra en sí tiene sus partes fundamentales y cada una posee una altura y ancho distinto. La construcción de unos pisos viga de hormigón armado. El edificio tiene 32 pisos o alturas y es de yeso dorado y el cuerpo de ladrillo. La anchura del regazo (la rodilla derecha – rodilla izquierda), 62,00 metros de ancho. Altura (desde el suelo – Childs) 93,00 metros de altura. El brazo (hombro – codo) de largo y 25.00 metros. (Codo – muñeca) y 30,00 metros de largo (en la muñeca – dedos). Longitud de 15.00 metros (pecho), 75.60 metros de ancho. Cara (la barbilla – frente), 12.00 metros de altura (la nariz – frente) Altura 9,50 m (orejas), 4.00 metros de altura. La cabeza (en el estudio – la cabeza (elemento s)) 26,50 metros de altura. (En el hielo – el moño), la altura de la cabeza 24.00 metros 13.00 metros de altura. * El moño 4,70 m de altura. Emedprask llama alta 15.00 metros (506 tabletas, cada tableta adornada Emedprask diámetro de 1,20 m).

Por lo que se ha podido explicar, el Budismo Tailandés envuelve su característica en la importancia de los templos y los Budas de gran tamaño, para ellos venerar al maestro es uno de los mensajes importantes, aunque las ofrendas sean más que todo dinero. Esto no quita que profesen su fe, ya que es fundamental destacar que casi la población entera del país, cree en el budismo y respeta la religión que por tradición ha perdurado en la historia.

Dejar Comentario