Características de la Iglesia Católica: Funciones como pueblo de Dios y más

La iglesia católica es la más grande del mundo, cuenta con más de 1.200 millones de fieles creyentes. La religión católica hace que nos reunamos con Dios a través del cristianismo. Las características de la Iglesia Católica la distinguen de cualquier otro grupo religioso, político, étnico o cultural. Conozca más sobre esta iglesia a continuación.

Características-de-la-Iglesia-católica-02

¿Cuáles son las características fundamentales de la Iglesia Católica?

Primeramente, la Iglesia Católica es el  Pueblo de Dios, la reunión de todos aquellos que quieren vivir en unión con Dios. A través del bautismo se logra formar parte de la Iglesia Católica y del Pueblo de Dios.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Sus características más fundamentales y reconocidas mundialmente son las siguientes cuatro, también conocidas como marcas o cualidades:

La Iglesia es UNA

Jesús fundó solamente una Iglesia, que según la Biblia, es la esposa de Cristo. Jesús sólo puede tener UNA esposa y ella es la Iglesia Católica. Por ende, sólo enseña UNA doctrina, la cual debe ser idéntica a la que enseñaron los Apóstoles, considerada como la unidad en la fe.

Hay algunos católicos que disienten de la doctrina oficial, pero ésta nunca ha sido cambiada, para eso la autoridad máxima de la Iglesia, el Papa, se encarga de propagar la enseñanza de Cristo y su doctrina. (ver artículo:Por que el Papa es el obispo de Roma)

Es SANTA

Así como Jesús es Santo, también hace Santa a la Iglesia. No por ello sus miembros son santos, hay buenos y malos miembros, pero tampoco todos van al cielo. La Iglesia es Santa en sí misma, porque es la fuente de santidad y guardiana de los medios que comunican la gracia: los sacramentos.

Es CATÓLICA

La Iglesia de Cristo es un don para todas las gentes, de su nombre se origina esta afirmación, Católica significa “universal” en griego. Cristo dijo a sus apóstoles que llevaran su mensaje e hicieran discípulos en todas las naciones.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Por más de dos mil años la Iglesia Católica ha llevado adelante esa misión y ha predicado la buena nueva de Cristo, quien quiere que seamos miembros de una misma familia universal. Hoy día la Iglesia Católica está en todas partes del mundo y su misión sigue en pie, ganando discípulos en todas las naciones.

Características-de-la-Iglesia-católica-03

Es APOSTÓLICA

Jesús fundó una iglesia apostólica porque Él eligió a los Apóstoles para que fueran los primeros líderes de ella y formaran a sus sucesores también como futuros líderes.

Estos apóstoles fueron los primeros obispos y desde el primer siglo existió una sucesión ininterrumpida de ellos, quienes fueron transmitiendo fielmente, de generación en generación, lo que aquellos primeros apóstoles enseñaron a los primeros cristianos, usando para ello las Escrituras y la Tradición Oral.

Entre esas enseñanzas están la resurrección corporal de Jesús, la presencia de Cristo en la Eucaristía, el perdón de los pecados otorgado por los sacerdotes, el sacrificio de la Misa, regeneración bautismal, creer en el purgatorio, en la Virgen María y muchas más. (ver artículo: Cual es el sacramento de la Eucaristía)

Los primeros cristianos eran profundamente católicos en la fe y en la práctica, así como creyentes en las palabras de los sucesores de los apóstoles, que aún continúa así, algo que no se ve en cualquier otra iglesia.

La Iglesia Católica en la Edad Media

La Iglesia durante la época medieval reunía las siguientes características:

  • Era la heredera de la cultura Romana
  • Tenía el control ideológico a través del monopolio formativo, legal y cultural. Destruía cualquier indicio de disidencia.
  • Ejercía gran poder en la sociedad, dictaba leyes, normas de convivencia que mejoraran la vida en la comunidad.
  • Muchos obispados fungían como feudos, arrendaban la tierra, manejaban ejércitos, cobraban impuestos, entre otras arbitrariedades.
  • Cuando surgieron las primeras ciudades, migró mucha gente de los campos y formaron la Burguesía. Esta nueva clase social colaboró con la Iglesia y se construyeron grandes iglesias y catedrales de estilo gótico y romano, que aún permanecen en pie.
  • La iglesia se independizó de la monarquía
  • Fue la única institución en Europa que tenía carácter universal.

Iglesia católica romana

Esta iglesia es la mayor de las iglesias cristianas, está presente en todas partes del mundo. Se le llama Romana porque sus raíces están en Roma, Italia, además de la importancia que le conceden al ministerio mundial del obispo de Roma, es decir, al Papa.

El distanciamiento ocurrido entre la Iglesia Católica de Occidente con la Iglesia Ortodoxa de Oriente en el primer milenio, separaron a las dos regiones en relación a la teología, liturgia y prácticas disciplinarias. Existen varias iglesias orientales que están en plena comunión con la Iglesia Católica Romana.

La iglesia Católica Romana asegura ser la única iglesia verdadera instituida por Cristo y sus apóstoles, basada sobre Pedro de quien se dice fue nombrado primer Papa por Cristo.

A pesar de eso, muchos católicos creen que muchas de las doctrinas que les enseñaron no provienen de la Biblia, sino de la tradición de la Iglesia que se desarrolló en la época medieval, que son contrarias a las enseñanzas de la Palabra de Dios. Por esa razón han ido dejando a la Iglesia por convicción propia.

Características-de-la-Iglesia-católica-04

Fieles católicos

América Latina ha sido afectada en las últimas dos décadas en cuanto a los afectos al catolicismo. La imagen del Papa Francisco ha sido factor decisivo, ya que la misma se ha deteriorado sensiblemente. Además la religión evangélica y el proceso acelerado de secularización han sido también puntos importantes que suman a ese deterioro de la religión católica. (Ver artículo: Dónde nació el Papa Francisco Bergoglio)

Según estudios reconocidos en 18 países latinoamericanos, entre 1995 y 2017, el Papa Francisco ha caído de una nota de 7,2 en 2013, cuando asumió el cargo, a 6,8 en 2017. Los que mejor evaluaron al pontífice son Paraguay (8,3), Brasil (8) y Ecuador y Colombia (7,5), mientras que en el otro extremo aparecen Uruguay (5,9) y Chile (5,3).

Estos números ponen de manifiesto la caída generalizada de la confianza en la iglesia y de los fieles católicos. Aun así, hay un 65% de encuestados que siguen confiando en la Iglesia católica en estos 18 países, siendo el crédito más alto en Honduras (78 %), Paraguay (77 %) y Guatemala (76 %), comparado con Chile que sólo un 36% de los encuestados tiene confianza en la misma.

Aquí influyó notablemente el escándalo que se destapó en el año 2011, cuando se condenó por abusos sexuales al sacerdote Fernando Karadima. Antes de ese año había un 60% de credibilidad en la iglesia católica.

¿Dónde es más fuerte el catolicismo?

Hay siete naciones donde menos de la mitad de su población es católica, ellas son: República Dominicana (48 %), Chile (45 %), Guatemala (43 %), Nicaragua (40 %), El Salvador (39 %), Uruguay (38 %) y Honduras (37 %). Por otro lado, donde hay más personas católicas son Paraguay (89 %), México (80 %), Ecuador (77 %), Perú (74 %), Colombia (73 %) y Bolivia (73 %).

En Honduras y Guatemala ha descendido debido al auge de la religión evangélica, mientras que en Chile y Uruguay ha sido por el crecimiento de población que se autodenomina atea o gnóstica. Si esta tendencia aumenta de aquí a 10 años, la religión católica será una minoría en gran cantidad de países latinoamericanos.

Características-de-la-Iglesia-católica-05

Católicos en el mundo

Divisiones familiares

Es muy común, sobre todo en Latinoamérica, ver familias divididas y roces entre quienes se dicen católicos romanos y protestantes. Existen por lo menos 1,2 millones de musulmanes, 900 millones de hindúes que creen en unos 330 millones de dioses, religiones animistas y filosofías escépticas.

Es importante que los católicos romanos y cristianos se mantengan unidos y manifestando respeto, tolerancia y diálogo, por muchas cosas que tienen en común y que vale la pena mantener.

Cuando el credo reza: “Creo en la iglesia Católica…”, se refiere a creer en la iglesia universal de Cristo, no en una organización o denominación cristiana religiosa.

Igualmente cuando el credo dice: “creo en la comunión con los santos” está diciendo que cree en la comunión entre los santos o creyentes vivos, no a rezar a los santos muertos, los que no nos oyen, ya que están en el cielo, con el Señor. Todo cristiano, según la Biblia, es santo, apartado para Dios.

Las creencias católicas romanas

Las creencias religiosas se derivan del Nuevo Testamento y están formuladas en los credos ecuménicos de los primeros concilios (Nicea 325 d.C. y Constantinopla, 381 d.C.). La principal creencia es que Dios vino al mundo a través de la Encarnación de su Hijo, Jesús de Nazaret, el Cristo o el Mesías.

La iglesia se remonta a la vida y enseñanza de Jesús, quien murió y resucitó de entre los muertos, enviando al Espíritu Santo para ayudar a los creyentes. Esta misión representa a la Divina Trinidad, que consiste en tres personas divinas en una sola entidad o persona, Dios. (Ver artículo: por qué resucitó Jesús)

Sacramentos

Los católicos romanos conceden especial importancia al Bautismo y la Eucaristía, sacramentos cristianos que significan, el primero, la entrada a la vida cristiana y el segundo, el memorial de la muerte y resurrección de Cristo.

La Eucaristía es celebrada diariamente en la Iglesia Católica Romana. Otros sacramentos respetados por los fieles católicos son el perdón de los pecados, mediante la confesión; la Orden al ministerio; matrimonio cristiano; unción postbautismal o confirmación y la unción de los enfermos.

Catecismo

El  Catecismo de la Iglesia Católica tiene como finalidad varios puntos:

  • Presentar en resumen todos los contenidos esenciales y fundamentales de la fe de la Iglesia.
  • Facilitar un vademécum a todas las personas, creyentes y no creyentes, para abarcar el conjunto de la fe católica, de manera fácil de comprender.
  • Ofrecer la posibilidad de conocer mejor el Catecismo, como exposición de la fe católica.

El catecismo va destinado a toda la Iglesia y a cada cristiano que quiera renovar su compromiso de evangelización y educación de la fe. Igualmente a quien desee, sea creyente o no, conocer de manera sintética o resumida la fe de la Iglesia.

La propuesta de elaboración del Catecismo de la Iglesia Católica (CIC), se llevó a cabo en la Asamblea Extraordinaria del Sínodo de los Obispos convocada en 1985, en ocasión del XX aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II.

Magisterio

Este constituye el oficio que Cristo confirió a los Apóstoles y a sus sucesores para custodiar, interpretar y proponer la verdad revelada y el conjunto de enseñanzas, bajo su nombre y autorización, que les fueron entregadas en el ejercicio de ese oficio. El magisterio es auténtico, instituido por Cristo y está vivo, por la permanente asistencia del Espíritu Santo.

Cristo le concedió a los pastores el don de la infalibilidad, al igual que lo poseen el Pontífice Romano y el Colegio Episcopal, el cual ejercen mediante distintas modalidades para enseñar la fe y las costumbres cristianas, las cuales son:

  • Según la forma de ejercicio: magisterio solemne, tal como las enseñanzas del Papa ex cátedra o de un concilio ecuménico; así también como el magisterio ordinario;
  • Según la extensión, el magisterio universal el cual se sostiene con consentimiento moralmente unánime; o magisterio particular;
  • Según el grado de autoridad, es el magisterio netamente auténtico, viene siendo el de los pastores cuando actúan como tales; magisterio auténtico infalible, el mismo magisterio solemne en verdades de fe y el ordinario y/o universal que transmite la certeza de tales doctrinas.

La función magisterial le corresponde a los ministros sagrados, quienes están legitimados por el ordenamiento, para enseñar en nombre de Cristo y de la Iglesia, en forma pública.

Pueblo de Dios

Esta definición está contemplada en el Concilio Vaticano II refiriéndose a la Iglesia como Pueblo de Dios. No es de carácter sociológico sino que nos involucra en el ámbito propio del obrar de Dios, es por eso que es una figura bíblica en profundidad.

Su principal origen es el amor y la unidad de Dios, que creó al hombre a “imagen y semejanza”. Jesucristo es su origen más cercano, siendo su animación actual obra del Espíritu Santo y su destino, el Reino de Dios. Así lo define la Iglesia, según el Concilio Vaticano II. El catecismo de la Iglesia es muy claro y dice lo siguiente:

Es el Pueblo de Dios: Dios no pertenece en propiedad a ningún pueblo. Pero él, nos dice, se ha adquirido para sí un pueblo al que están llamados todos los hijos de Dios, por ello es universal”.

¿En qué consiste el Pueblo de Dios?

Para ser miembro de ese Pueblo no es sólo nacer físicamente en él, o pertenecer a una raza determinada, sino por un “nacimiento de arriba”, “del agua y del Espíritu Santo”, lo que es lo mismo, por la fe en Cristo y el Bautismo. La cabeza de este Pueblo es Jesús, el Cristo “el ungido”; la identidad es la dignidad y la libertad de los hijos de Dios, teniendo en sus corazones el Espíritu Santo como en su templo.

Su ley imperante es el mandamiento nuevo del amor, amar como Cristo nos amó, la cual se hace realidad por medio del Espíritu Santo. En cuanto a su misión es ser sal de la tierra y luz del mundo extendida a todo el género humano y su destino es el reino de Dios, ya comenzado por Jesús en este mundo.

Concilio en el Vaticano

Iglesia ortodoxa

La Iglesia católica apostólica ortodoxa se remonta a Jesús y los 12 apóstoles, apoyada en una confesión cristiana y una sucesión apostólica nunca interrumpida. Después de la iglesia católica es la más numerosa del mundo, con un aproximado de 300 millones de fieles creyentes. Es considerada la heredera de todas las comunidades cristianas, de casi la mitad de la región oriental del Mediterráneo.

Está basada en la doctrina teológica que surgió de los primeros siete Concilios, los conocidos como Ecuménicos, celebrados entre los siglos IV y VIII. Luego de varios conflictos y roces, la iglesia católica y la ortodoxa se separaron en un hecho histórico conocido como el “Cisma de Oriente y Occidente”, ocurrido el 16 de julio de 1054.

Así el cristianismo ortodoxo se difundió por Europa Oriental a través de la labor de grandes grupos misioneros y con ayuda del Imperio Bizantino.

Esta iglesia ortodoxa está constituida por 15 iglesias autocéfalas, que sólo reconocen el poder de su propia autoridad jerárquica, como el Patriarca de Alejandría, de Constantinopla, de Antioquia o la de los metropolitanos, pero manteniendo entre ellos comunión doctrinal y sacramental.

Su doctrina contempla creencias y prácticas cristianas, que difieren con otras religiones pero también coinciden en muchas de ellas, así tenemos:

Salvación

Para los cristianos ortodoxos, el hombre fue creado en perfecta comunión con Dios, alejándose de Él cuando cometió el pecado. La salvación se realizó tras la Encarnación y unión de dos naturalezas en Jesucristo: una divina y otra humana, caída por el pecado original.

Esa unión transformó la naturaleza humana en el proceso de su resurrección, es decir, gracias a la parte divina, la parte humana recibió cualidades que no hubiera podido adquirir por sí misma.

A partir de entonces, todo ser humano tiene ese potencial de transformación y obtención de la vida eterna, la que se revela si cree que Jesucristo es su Salvador y sigue su doctrina original, que ha sido expuesta por los apóstoles, evangelistas y padres de la iglesia.

La Trinidad

Los cristianos ortodoxos creen en Dios como uno solo y a la vez trino: Padre, Hijo y Espíritu Santo, de una sola naturaleza e indivisible (Santísima Trinidad). Esta Trinidad comparte una misma esencia, no creada, inmaterial y eterna. Tanto las energías como la esencia son inseparables y forman a Dios.

Tradición

Según la tradición de la Iglesia ortodoxa, ellos son la continuación de la iglesia establecida por Jesús y sus apóstoles. Han seguido constantemente los dogmas de la doctrina cristiana original, que es una de sus virtudes principales.

Cualquier cambio que se haga a la doctrina será sólo a través de un Concilio Ecuménico, donde interviene todo el mundo cristiano, algo que no se hace en la iglesia ortodoxa desde hace muchos siglos, desde el Cisma con la Iglesia Católica, para ser exactos.

Ahora, la Iglesia católica sí ha convocado concilios ecuménicos bajo la autoridad del Papa de Roma. Esta iglesia ortodoxa puede canonizar o beatificar, al igual que la Católica; cuando engrosa su santoral avisa a las demás Iglesias hermanadas.

También considera suya la historia de la Iglesia precismática, tal como lo hace la Iglesia Católica, es por esa razón que la mayoría de los santos católicos precismáticos occidentales también lo son de la Iglesia ortodoxa.

Papa Francisco

Jerarquía

Jesucristo es la única cabeza de la Iglesia en su totalidad. Los patriarcas y metropolitanos son cabezas de las iglesias autocéfalas y se tratan como iguales, pero siempre respetando el honor del Patriarca de Constantinopla, que viene siendo el “primus inter pares”, título que significa supremacía, más que todo, simbólica.

Esta igualdad diferencia a la iglesia católica ortodoxa, con una línea de mando horizontal de arzobispos, con la Iglesia católica, cuya cabeza principal es el Papa, de quien dicen los ortodoxos poseyó el título de “primus inter pares” antes del Gran Cisma.

El “Primus inter pares” es el líder simbólico honorífico del mundo cristiano y se encarga de presidir los concilios ecuménicos. Las sedes de los patriarcas se encuentran principalmente en las capitales de los países, presidiendo las iglesias ortodoxas nacionales. La sede del patriarca ecuménico está en Constantinopla, actual Estambul (Turquía).

Unidad y Santidad

Existen cuatro atributos señalados por las llamadas Notas de la Iglesia, que calificaron a la Iglesia como “Una, Santa, Católica y Apostólica”. Los católicos, a través del credo de Nicea-Constantinopla, profesan su fe en esos cuatro caracteres o atributos, considerados como dogmas de fe.

Así mismo, son señalados por el Catecismo de la Iglesia Católica como uno solo, unidos entre sí e indicativos de rasgos esenciales de la Iglesia y su misión.

Iglesia católica en la actualidad

La iglesia en la actualidad ha perdido mucha influencia, aun cuando tiene gran cantidad de fieles seguidores en el mundo. Ya no tiene el mismo peso que tuvo en la época colonial, siendo sustituida por la ciencia, no queriendo decir con eso que se ha perdido la fe, pero la organización que tuvo en aquellos años o siglos es sólo un recuerdo hoy día.

Las nuevas y modernas tecnologías han hecho dudar a los fieles, que antes creían en fuerzas místicas o sobrenaturales, con existencia de dioses y seres divinos, hoy interpretan los hechos como algo natural, con amplio sentido crítico y analítico.

Diferencia entre la Iglesia Católica Romana y  Las Iglesias Evangélicas

Entre las muchas diferencias existentes entre ellas están:

Iglesia Católica Romana

  • Bautizan niños
  • Creen en el purgatorio
  • Sus obispos son solteros, célibes
  • Creen en el sacramento de la confesión ante un sacerdote
  • Hacen misas por los muertos
  • Veneran a la virgen y a los santos y piden su intercesión por ellos ante Dios.
  • La cabeza de la Iglesia es el obispo de Roma o Papa Romano.

Iglesia Evangélica

  • No Bautizan niños solo adultos
  • No Creen en el purgatorio
  • Sus obispos son casados en su mayoría, también hay algunos solteros
  • La confesión debe ser hecha ante Dios,  si alguien quiere hacerla ante el obispo está en su derecho para hacerla. El pastor no tiene poder de absolverle sus pecados, sólo Dios.
  • No creen en las misas por los muertos, mientras hay vida hay esperanza. A los muertos los juzgará Dios y no hay oraciones que hagan diferencia alguna.
  • Respetan a la virgen y a los santos,  como hombres y mujeres de Dios, pero no debemos pedirles a ellos, pues el único que intercede por ellos ante Dios, es Jesucristo.
  • La cabeza de la iglesia es Jesucristo mismo, quien estableció diversidad de obispos y ministros,  distribuidos en iglesias autónomas e independientes locales.

¿Sabías que…

…durante los primeros cuatrocientos años el bautizo en los niños no era una práctica de la Iglesia católica? No hay en la Biblia una sola mención sobre el bautismo de un niño, pero sí la hay sobre bautismo en adultos en representación simbólica de su arrepentimiento. La Biblia, sin embargo, menciona la presentación de bebes en los templos cristianos, como lo hizo la virgen María con Jesús.

…la doctrina oficial de la iglesia Católica Romana nos enseña que el pan y el vino se convierten literalmente en cuerpo y sangre de Cristo, quien vuelve a ser sacrificado por los pecados en cada misa y de esa manera los fieles reciben la salvación al comer el pan?

Pues bien, en Hebreos 9:24-26 dice que el sacrificio de Cristo es uno solo y para siempre: “Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios; y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado”.

…la veneración de imágenes y de la virgen María fueron declaradas correctas por la iglesia, oficialmente, hasta el concilio de Trenton 1545? También en ese Concilio se declaró que la tradición del bautismo de infantes, confesiones ante el sacerdote, celibato del clero, entre otras, agregadas después por la Iglesia, tenían el mismo valor que la Biblia.

Dejar Comentario