Chakras: ¿qué son? Significado, funciones, características y mucho más.

El aprendizaje de los 7 Chakras se produce en las tradiciones espirituales asiáticas que reflexionan a los siete chakras primarios como la plataforma de nuestra vida humana. De manera análoga, los rumbos occidentales de hoy colocan énfasis en los siete chakras como caracteres de desiguales semblantes de nuestra vida y relatan su función en diferentes términos que comprenden lo psicológico, lo físico, lo nutritivo y lo anímico.

Chakras-2

¿Qué son?

El vocablo sánscrito “Chakra” se traduce textualmente como rueda o disco. En yoga, concentración y Ayurveda, este vocablo se reseña como ruedas de energía en todo el cuerpo. Existen siete chakras vitales, que organizan la columna vertebral, desde la base de la columna hasta la corona de la cabeza. Para concebir un chakra en el cuerpo, comprenda una rueda rotatoria de energía donde la materia y la conciencia se atinan. Esta energía invisible, citada como Prana, es una potencia vital que nos conserva vibrantes, sanos y vivos.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Estas anillas giratorias de energía conciernen a centros nerviosos intensivos en el cuerpo. Cada uno de los siete chakras cardinales domina haces de nervios y órganos vitales, así como nuestros estados psicológicos, vehementes y espirituales del ser. Dado que todo se está revolviendo, es fundamental que nuestros siete chakras principales perduren abiertos, alineados y fluidos. Si hay un bloqueo, la energía no puede manar. (Ver artículo:  Santa Bárbara bendita)

Conservar un chakra abierto es un reto un poco complicado, pero no tan dificultoso cuando tienes cognición. Dado que la mente, el cuerpo, el alma y el espíritu están profundamente conectados, la cognición de un desequilibrio en un área socorrerá a que los otros regresen a estar en equilibrio.

Significado de Chakras

La palabra Chakra arriba del sánscrito, que simboliza “rueda”. De acuerdo con las costumbres del yoga, un chakra es uno de los siete puestos en el cuerpo humano, cada uno garante de un “habla” determinado de la función fisiológica y la práctica entusiasta. El yoga y la meditación son un contorno para conservar a todos los chakras del cuerpo sin limitaciones y accesibles a la circulación de energía espiritual fundamental para la salud y la riqueza emocional.

Una gran fracción de aprender a trabajar con tus chakras involucra el balanceo de chakras. Un bloqueo o inestabilidad de chakra en uno o diversos de los 7 chakras puede preparar enfermedades mentales, vehementes, físicas o espirituales. Libremente de si usa piedras de chakra, cristales, reiki u otro carácter de curación por vibración para restituir el equilibrio de los chakras, es clemente conocer los sistemas de chakras, su ocupación y las áreas que gobiernan. (Ver artículo: Santa Valeria)

Los chakras componen los compendios sutiles del cuerpo, los aspectos intangibles que, al trabajar en armonía, hacen circular la energía atractiva y regulan la salud física y entusiasta. La energía encerrada en nuestros siete chakras frecuentemente puede acarrear a una enfermedad, por lo que es significativo entender qué significa cada chakra y qué logramos hacer para que esta energía fluya desenvueltamente. Los siete chakras, y las condiciones humanas que representan, son:

Tambien Te Recomiendo Ver...

-Muladhara o Chakra raíz, Se basa en la confianza básica.

-Svadisthana o Chakra Sacro, baso en la sexualidad y creatividad.

-Manipura o chakra del plexo del ombligo o solar, representa el poder.

-Anahata o chakra del corazón, se fundamenta en la sanación y el amor.

-Visuddha o chakra De La Garganta, se basa en las expresiones.

-Ajna o chakra del tercer ojo, constituye la inspiración, conciencia y percepción.

-Sahasrara o corona chakra, representa la espiritualidad e iluminación.

Chakras-3

Funciones

Los chakras son círculos de energía a través de las cuales esta fluye dentro o afuera del cuerpo. Cuando se desenvuelven, rondan como una rueda. Los chakras primordiales son siete, de hecho, poseemos cientos de chakras que están situados fuera del cuerpo. Cada punto de la acupuntura es una vorágine de energía y, consecuentemente, chakra. La energía que aviva las ruedas procede de desiguales fuentes, una de ellas es nuestra proporcionada energía Kundalini progresiva u otra, la fuerza espiritual que está adentro de nosotros. Estas energías surgen del interior del cuerpo y fluyen a través de los circuitos de energía.

Al igual que las emociones o las ideas, no logran considerarse entidades físicas, sino que poseen un fuerte golpe en el cuerpo, porque son voluntad espiritual declarada en el nivel físico. Las emociones asimismo pueden perturbar nuestra respiración, los pulsos del corazón y el metabolismo y las diligencias de la misma forma que los chakras perturban la actividad de las glándulas, la representación del cuerpo, los malestares físicos crónicos, los pensamientos y la conducta.

Manejando técnicas como el yoga, la respiración, la bio-energética, el ejercicio, la reflexión y la visualización, a su vez logramos intervenir en los chakras, nuestra salud y las vidas de nosotros. Este es uno de los valores significativos de este sistema, perturba el cuerpo y la mente. Los chakras están agrupados con diferentes etapas de conciencia, elementos arquetípicos y cimentaciones filosóficas. Los chakras mínimos, al estar físicamente más contiguo del suelo, están coligados con aspectos más diestros de nuestra vida, como la supervivencia, inclinación, acción. Están intervenidos por las leyes físicas y sociales. (Ver artículo: que significa la misericordia)

Características

Cada chakra posee particularidades físicas, psicológicas, entusiastas, espirituales y energéticas determinadas. Hacen que uno sea capaz de entenderse a sí mismo en un nivel más profundo y disponer la energía a lo largo del día haciendo crónica a ellos. Se esta constantemente reequilibrando los chakras a través de la concentración, la asuana, el mantra, la aroma-terapia, el cristal y la sanación con resonancia.

Advertir los chakras asimismo ha enmendado la práctica personal de yoga. En lugar de establecer lo físico, se puede acceder a la dicción energética de cada compostura, desde una actitud de pie, citada todasana, hasta abrir todos los chakras en chakrasana, o urdhva dhanurasana, que se llama rueda completa.

Los chakras le proporcionan mucho color a nuestras vidas. Cada chakra está coligado con un color que se localiza en el arco iris. Completan una nueva y divertida extensión en la que logramos concebirnos mejor y correspondernos con el entorno que nos envuelve. Tu cuerpo es un pozo de conciencia y al bañarte en este arcaico sistema puedes entenderte mejor y llevar una vida radiante llena de vitalidad inestimable.

En una persona sana y serena, los siete chakras viran en armonía y suministran necesariamente la cuantía correcta de energía al cuerpo, la mente y el espíritu. Pero la generalidad de nosotros advertimos un desequilibrio activo, es decir, deficiencia o exuberancia, en uno o más de nuestros chakras en varios periodos de nuestras vidas. Nuestros momentos físicos, mentales o emocionales pueden liberar desigualdades energéticas o asaltos en nuestros chakras, y recíprocamente.

Los chakras nos proporcionan sensaciones como pesadez, asadura, movimientos lentos, aguante al cambio, comer en exceso, obesidad, recolección, fijación de materiales, envidia, adicto al trabajo, gastos garrafales, así como ser ruidoso, la comunicación clara con los demás, buena declaración con uno mismo, ser buen oyente, buen sentido del ritmo y compás, y vivir la vida de forma creativa.

Kundalini

La visión espiritual o el animar del Kundalini acarrean diversos canjes en la energía y la conciencia, trabajando a través del medio de chakra. Los chakras poseen características únicas y sujetan material instintivo que se descargará, así como el virtual espiritual que brotará. Es útil para los científicos concebir cómo ve el kundalini yoga estas iniciaciones que cambian la vida para navegar mejor este fuerte proceso. (Ver artículo: frases de confianza en Dios)

Si sientes que estás en un asunto de despertar espiritual, o probablemente en una emergencia o crisis espiritual, logras sentir que posees suficiente para inquietarte por los desafíos físicos que brotan, o los cambios psíquicos que te trasladan a un territorio incógnito. Pero lo que es verdaderamente importante concebir en este proceso de incitar es que es su cultivo de energía sutil el que está en expulsión, se está desentrañando y causando todos los cambios.

Una manera de encuadrar esta práctica y adquirir una idea es usar el patrón común de los yoguis, que mapea chakras o vórtices de energía y nadis o efusiones de energía, y algunos otros nudos y puntos y centros cerebrales que se envuelven en la transformación y avance, son estos cambios los que estás apreciando.

Diferentes sistemas esotéricos ven chakras en desiguales colores, con símbolos diversos, y cargan diversas particularidades y talentos a cada uno. Se cree que la sabiduría yóguica del Kundalini Tantra es el patrón más útil para percibir los muchos fenómenos que brotan en un proceso de estimular espiritual.

Ajna

Ajna representa saber o seguir y este chakra, situado entre y tenuemente por encima de las cejas, se reflexiona el centro de comando de todo el procedimiento de cuerpo sutil. Se ha coligado con la glándula pineal, que infaliblemente empieza a cerrarse cuando los niños tienen 9 o 10 años. Hay diversas prácticas esotéricas y de meditación que forman hincapié en poner esmero en este tercer ojo, con la creencia de que esto refinará la mente y dispondrá a uno para estimular todo su sistema energético con menos dificultades.

Una sucesión de eventos espirituales se han imputado a este chakra, fundamentalmente destellos de gran luz, cayendo en la luz o la dicha, enfoques, quietud honda y manifestaciones psíquicas. Es en esta inauguración de transformación uno percibe la fantasía de la identidad personal, y logra sentirse apartado de los sentidos. A medida que la energía se sacude hacia arriba desde aquí, el cuerpo sutil logra enaltecerse o hundirse en los cursos de samadhi, y es viable que se sienta unido con el universo, o que pierda toda razón de ausencia del cosmos. (Ver artículo: San Antonio Abad)

No obstante, la apertura de Ajna no simboliza el final del juicio energético. Por lo ordinario, envía arranque de vuelta a través de los chakras inferiores para descartar las toxinas y las situaciones de asentamiento recóndito y fortalecer el sistema. Si no ha ejecutado ningún trabajo iniciador y posee chakras que aún no se han abierto por consumado, todo el asunto del kundalini puede activarse y sacar material instintivo personal y colectivo. Esta es una de los saberes por los cuales las tradiciones espirituales han destacado la necesidad de un gurú o una mira para ayudarlo a través de este asunto.

Chakras-5

Raiz

En la base de la columna dorsal se halla el chakra institucional, llamado muladhara, que te hace sentir que posees un cuerpo, que eres una persona apartada, una conexión y un pacto que el espíritu está formando con la existencia. Tres formas poseen sus raíces aquí, la tendencia al letargo, llamado tamas, la actividad o rajas, o el equilibrio afinado, llamado sattva. Cada uno de nosotros posee una mezcla de estos. A veces, se logra verlos claramente en el temperamento de un bebé recién nacido.

Aquí asimismo nuestro espíritu se iguala con la limitación del tiempo y el espacio, y sabemos que estamos como parte de la tierra. Nuestra fuerza vital está adaptada aquí y es activa, porque concebimos que estamos vivos y que la energía pránica se está agitando por todo nuestro cuerpo. El chakra raíz es el chakra inicial, su energía se basa en el mecanismo tierra. Se asocia con la impresión de seguridad y puesta a tierra. Está en la plataforma del sistema de chakras y sienta las bases para el esparcimiento de su vida. (Ver artículo: novena a San Roque)

El primer chakra o chakra de la raíz se halla en la base de la columna espinal. Las ubicaciones corporales proporcionadas son el perineo, a lo largo de las tres iniciales vértebras, en el plexo pélvico. Este chakra frecuentemente se representa como un cuerpo de energía que empieza en la base de la columna vertebral y va hacia abajo y luego se esquina levemente hacia arriba.

Del corazón

El chakra del corazón, o Anahata que es su nombre curioso en sánscrito, colorea nuestra vida con humanidad, amor y belleza. Dirigido por los compendios de transformación y unificación, se dice que el cuarto centro de energía une las pretensiones terrenales y espirituales. Se debe explorar qué hace la propiedad de este chakra y cómo esclarecer su poderosa energía para enaltecer su vida.

El cuarto chakra, Anahata, se halla en el centro del pecho en la columna dorsal, paralela al corazón. Si lográramos movernos por la vida sin contrariedades y sin pérdida o dolor, entonces nuestro chakra del corazón se conseguiría perdurar abierto y amoroso en el mundo, pero cada dolor o contorsión crea blindaje, amparo y actitud defensiva. El chakra del corazón está coligado con nuestra creatividad, nuestro amor por la vida, la valoración de la naturaleza y otras personas, la misericordia y la empatía.

En la mesura en que estén servibles, nuestro chakra del corazón es equitativo y abierto. Cuando Kundalini hace su evolución aquí, podemos hallar que la vida fluye sin dificultades, lo que precisamos aparece y estamos emocionalmente serenos. Para diversas personas, un despertar espiritual inaugural está en el nivel del corazón, soltado por un profundo amor por otro individuo o una analogía con un gurú.

En la iniciación de este chakra puede atender voces o sonidos de otros reinos, atender sonidos de zumbidos y la música de una flauta, y concebir una gran sensibilidad hacia las emociones de los demás. Es posible que transitoriamente tenga prácticas de clarividencia o psicoquinética, o inclusive una capacidad de curación. Puedes desprenderte de las cosas mundanas y hallar viejos goces sin sentido. A medida que la energía está marchando, pueden brotar olas de viejo dolor para ser redimidas. (Ver artículo: oración a San Marcos de León)

Chakras-6

Sahasrara

El chakra Sahasrara se asimila a un loto de mil pétalos, y se halla en la parte prócer de la cabeza o por encima de él, según la práctica que siga. Tantra reflexiona que esto simboliza medios ilimitados y la plena obtención de la verdad, un vasto discernimiento de la nada y de todo, o la fusión con la generalidad de todo. La práctica del samadhi aquí es una muerte del ego, un movimiento para siempre fuera de la conciencia humana mundana y restringida. Las representaciones de la vida y el papel de uno en ella están hondamente trastornadas.

Algunos métodos esotéricos expresan que hay cuantiosos chakras subjetivos más allá de la corona que consienten entrar en otras relaciones y rutinas dimensionales, pero están más allá de la gravedad del interés y experiencia. A mesura que la energía y la conciencia se revuelven hacia el cerebro, hay otro nivel de ablución que se activa, junto con la inauguración de centros cerebrales latentes. Así que ciertas personas informan que la picazón, el rastreo, el ardor, la vibración y otras impresiones en la cabeza a medida que la energía comprende en la parte prócer del cuerpo.

Unos dicen que es como tener a cualquiera taladrando su cabeza. Esta puede ser una experiencia leve o muy penetrante, y prosperar en ella demanda un gran desapego y confidencia en el potencial resplandeciente y feliz de este asunto. Ciertas tradiciones espirituales no se ven consumas en la bendición de un estado de samadhi, sino que animan en cambio una representación y un aprendizaje de vivir desde la representación absorbida en esos instantes.

Hay otros elementos en el sistema de energía sutil, nudos que sustentan apegos, pequeños chakras que tienen relaciones esenciales que desempeñar, cambios en el trabajo de los sentidos, aperturas psíquicas, entre otros.

Sacro

El Chakra Sacro es el foco de pasión y goce y está situado en el área pélvica. Mientras que el chakra raíz está presuntuoso con la supervivencia, el segundo chakra está en búsqueda del placer y la diversión. El regalo de este chakra es percibir nuestras vidas a través de sentimientos y emociones. La energía de este chakra te admite soltarte, moverte y sentir el cambio y la metamorfosis que suceden dentro de tu cuerpo. Te permite apreciar este momento tal como es, en su conveniente plenitud. (Ver artículo:  San Judas Tadeo)

El primordial desafío para el segundo chakra es la condición de nuestra humanidad. Vivimos en una sociedad donde las emociones no se valoran, donde la pasión y las renuencias emocionales son mal vistas. Se nos está instruyendo a no perder el control. Y nos separamos de nuestros cuerpos, de nuestras impresiones.

El segundo chakra, swadhisthana, está conexo con los órganos sexuales, el impulso para engendrar o el deseo de placer se ocasiona aquí. Este chakra está dinámico pero en muchas personas está fuera de proporción, causando obsesión con el sexo o con la industriosa opuesta, como miedo, frigidez, censura del cuerpo o de la vida. Se cree que esta área es el suelo de todos los deseos, y el almacén del subconsciente colectivo, que sujeta todas las energías más oscuras en el subconsciente recóndito.

Chakras-7

De la garganta

El quinto chakra, Vishuddhi o de la garganta, está en el plexo vertebral detrás de la garganta y perturba la garganta, los oídos y el oído.  Shuddhi significa depurar, pero el trabajo aquí va más allá de la ablución, ya que cuando el chakra se trasfigura lo hace a uno con los inversos y consiente que la conciencia perciba y acepte tanto los semblantes claros como los lóbregos de la vida. Esto trae conformidad mental, paz interior, compasión y una configuración sabia. Uno empieza a darse cuenta de que todas las prácticas desafiantes de la vida están aquí para educarnos.

Si hay intromisiones psíquicas, la persona puede operarlas con discriminación y no entretenerse o abrumarse. Una mayor creatividad y la clarividencia de las enseñanzas anímicas, la felicidad y una larga vida son otros favores reportados para estimular este chakra, así como el contenido ocasional de leer las ideologías de otra persona. Cuando vishuddhi está desequilibrado o acorralado, la tiroides pueden estropearse y la garganta y el oído pueden ser desafiados. Puede ser difícil enunciar pensamientos y emociones.

Este chakra se destaca en yogas que utilizan el sonido i, e, shabd y nada yoga, y consigue abrirse a través de mantras, música y cantos, esencialmente si la persona es muy devocional. Se opina que las personas con destrezas notables para hablar, o voces hermosas para cantar surgieron con vishuddhi abierto y activo. Este chakra está concerniente con el dispositivo del sonido. A través de la garganta, el sonido se generaliza en el aire y su vibración se logra sentir no solo en nuestros oídos, sino además en todo nuestro cuerpo. Es un trascendental instrumento de comunicación y dicción.

Chakras y yoga

Es una lástima que nuestros problemas no permanezcan atrás con nuestros zapatos cuando ingresamos en el estudio de yoga. Con excesiva frecuencia, nos sentamos abrumados considerándonos  agobiados por la preocupación o limitados por un problema de relación o que necesitan un acrecentamiento de energía. Pero la clase considerada puede hacer que nos sintamos más serenos, ligeros y renovados. Acreditar los poderes para descartar el estrés de un buen entrenamiento es viable. (Ver artículo: cómo enseñar la Palabra de Dios a los niños)

Pero los arcaicos yoguis, y varios maestros hoy en día, asimismo lo imputarían a la forma única en que el yoga diseña y el trabajo de respiración agita el prana o fuerza vital bloqueada a través del cuerpo etéreo. De acuerdo con la práctica del yoga, el cuerpo etéreo es una parte de ti que no logras ver ni tocar, es donde se segrega tu energía, por lo que asimismo se conoce como el cuerpo energético. Hay siete puntos clave en el cuerpo etéreo que se opina que son vórtices de energía, acreditados como chakras. Cuando la energía se encierra en un chakra, estimula desequilibrios físicos, mentales o emocionales que se revelan en síntomas como ansiedad, aturdimiento o mala digestión.

Una experiencia de asanas bien depurada puede liberar energía y provocar un chakra desequilibrado, prensando el camino para ese maravilloso canje interno por el cual se conoce el yoga. Con solo un poco de adiestramiento, puede cultivar los chakras como una forma potente de beneficiar y cambiar su energía en la orientación que desee.

Chakras-9

Los chakras y los colores

Desde la plataforma de la columna dorsal del ser humano hasta la parte preferente de la cabeza, puedes hallar siete chakras. Surgen como ruedas de energía que transitan el cuerpo. Es una partida crucial de la energía incorpórea en nuestros cuerpos. Los chakras nos conservan activos, confortados y oscilantes todos los días. Por lo tanto, en la parte rezagada de nuestros cuerpos, hay un acomodo de 7 colores de chakra. Se persiguen como los colores del arco iris, que contienen el color rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta. A mesura que cambian las impresiones del cuerpo, estos colores igualmente cambian.

Los colores de los chakras revistan indicar el estado entusiasta, espiritual y físico presente de un ser humano. Por lo tanto, son trascendentes para el cuerpo humano. El chakra se acomoda de los órganos primordiales del cuerpo y algunos haces de nervios que segregan por todo el cuerpo. Sobre todo, hay una reunión de colores y agitaciones de nuestro cuerpo. Están implícitamente en forma de un fluido, y si se encierran y dejan de moverse, la energía no consigue fluir en nuestros cuerpos. Es porque hay una unión interna entre el espíritu, el alma, la mente y el cuerpo íntegro.

Por ejemplo, si ve un color en individual, como el verde o el naranja, el cuerpo ejempla disparejas emociones. Los colores poseen un efecto extraordinario en nuestras mentes porque cuando miras claramente al arco iris, hay una clara conjetura de calma luego de una tempestad masiva. Por lo tanto, logramos referir el color como un lenguaje mundial. Un viaje a través de los siete colores del chakra es sustancialmente un viaje a través del arco iris.

Alineación

La alineacion de chakras es el proceso de restituir un flujo afinado de energía a través del sistema de chakras. El resultado de los chakras bien alineados a menudo se convierte en una sensación de bienestar, alivio, concentración, mayor vitalidad y representación de uno mismo. La idea de nivelar un chakra es solo emprender una parte de la imagen, cada parte de un sistema que actúa como un todo. (Ver artículo:  con quien se casó Moisés)

Si estamos a la mira cómo andan los chakras, advertimos que poseen una conexión dinámica entre sí e interactúan energéticamente. Consecuentemente, cuando se hace el balance de chakras, no solo es significativo considerar cada chakra, sino asimismo los centros contiguos y la energía a través de todo el régimen.

Entendemos la clase física de nuestra columna dorsal, que es un recuadro para el sistema nervioso al tiempo que le proporcionamos estructura al cuerpo. La columna vertebral es asimismo una faceta significativa de la salud espiritual; diversas tradiciones reflexionan que la columna vertebral tiene calidad, ya que es el canal primordial a través del cual destilan todas las energías etéreas.

La columna dorsal sujeta códigos significativos para el potencial de nuestra alma, ya que nuestro ADN o ARN latente late en su interior. Cuando estudiamos a estar en sintonía con nuestra salud vertebral, hay una gran cuantía de información utilizable, que puede auxiliarnos a dominar mejor a nosotros mismos.

La intención del equilibrio de chakra es descansar un flujo equilibrado que mantendrá nuestro nivel ordinario de energía. En nuestra vida diaria, vivimos sujetos a una sucesión de actividades, fuentes de estrés y solicitudes que resultan en vacilaciones en nuestro nivel de energía. Algunos pueden concebirse agotados, otros orgullosos o nutritivos. Asimismo, los eventos y experiencias pasadas frecuentemente dejan una influencia perpetua en cómo nos sentimos y cómo vivimos en el mundo, por lo tanto, intervienen en la forma en que tramitamos nuestra energía diariamente.

Chakras y Reiki

Si bien el Reiki y los chakras proceden de disímiles tradiciones espirituales y culturales, poseen varias cosas en común. Hoy en día, muchos ejecutantes de Reiki usan los 7 chakras como una parte fundamental de la curación de Reiki. No obstante algunas personas hallan esto confuso al estreno, Reiki y el sistema de chakra poseen más en común de lo que varias personas creen.

Reiki es una representación de curación potente que se produjo en Japón. Fue manifiesto por un monje budista llamado Mikao Usui, quien repasó a sentir y regularizar la energía de vida universal que mana a través de cada ser. Cada persona puede instruirse a usar esta energía para aliviarse mediante una preparación de Reiki en la que un maestro estimula al estudiante a la energía de Reiki.

Desde que Reiki se manifestó por primera vez, siempre ha manejado la concentración de centros de energía que consienten que la energía vital, acreditada como Ki, se agite a través del cuerpo. En la práctica japonesa original, estos puntos se citan como tandens. La experiencia de Reiki primitivamente se enfocaba primariamente en un centro de carácter, el Seika tanden, que se halla en la parte inferior del abdomen debajo del ombligo. No obstante, hay tres tandens. Los otros dos están situados en la parte prócer del pecho y en el eje de la frente. (Ver artículo:  cómo nació la Iglesia)

Hoy en día, diversos curanderos de Reiki utilizan el régimen de chakra en lugar de los tandens. Los chakras suministran un mapa energético más delicado del cuerpo, lo que admite al curandero enfocar su energía donde más se precisa. Si bien la concepción de meridianos y flujo de energía es el mismo en ambos métodos, el hecho de que tenga siete chakras primordiales puede proporcionar el tratamiento concreto de Reiki para padecimientos físicos.

¿Cómo abrirlos?

La inauguración de los chakras se consigue hacer de varias formas con varios conflictos. Aquí hay instrucciones estrictas que declaran cómo abrir sus chakras en 3 simples pasos:

  1. Conoce tus chakras.
  2. Equipare el chakra principal o los chakras en los que quiere ocuparse al abrir primero.
  3. Impulsa la energía en el chakra que pretendes abrir.

Existen excesivas maneras de abrir chakras, ciertas están prescritas por las escuelas habituales de ideologías asociados con la inmortalidad oriental. Algunos son más flamantes y frecuentemente se emanan de estas prácticas más arcaicas. Fueron fundados por personas interesadas hoy en la psicología, la salud y la medicina holística con la intención de auxiliarnos en nuestra vida diaria.

El primer paso para dividir tus chakras es conocerlos. Estos centros de energía poseen disparejas cualidades y particularidades que son ventajosas para examinar con el fin de hallar un mejor equilibrio ordinario. Por ejemplo, las habilidades para abrir el chakra raíz serán desemejantes de las manejadas para abrir el corazón o chakra del tercer ojo.

El segundo paso reside en asemejar en qué chakra pretendes trabajar primero. Los chakras están todos acoplados. Si uno está delirante, ya sea muy activo o demasiado abierto o defectuoso y cerrado o la voluntad no fluye bien a través de él, los chakras contiguos y todo el sistema asimismo pueden notarse afectados. Es por eso que a veces consigue ser dificultoso establecer qué chakra precisa más ayuda.

El tercer paso es impulsar la energía en el chakra que pretendes abrir. Es ventajoso pensar en ello no solo en métodos de abrir su chakra, sino asimismo en reponer el flujo, acrecentar la conciencia de su estado y diferenciaciones y proporcionar el flujo de entrada y salida de energía. El principio primordial en el trabajo al dividir tus chakras es la idea de proporción o equilibrio.

Piedras

La proposición de trabajar con piedras o cristales de chakra es que cada piedra posee el propósito de acrecentar o equilibrar el centro de energía en el que te estás encaminando. Para favorecer un cristal de curación, debe estar a la mira varios caracteres de piedra, comprendidos su calidad energética, el color y la repercusión intuitiva o personal que posee con él. Cada chakra se relaciona típicamente con una o diferentes piedras. Aquí tenemos una pequeña lista para elegir su cristal de sanación estribando del centro de energía en el que se está dirigiendo. (Ver artículo: como murió Herodes Antipas)

  • Piedras de chakra de la raíz: Piedra de sangre, Ojo de tigre, Hematites, Ágata de fuego.
  • Piedras del chakra sacro: citrino, cornalina, piedra lunar, coral.
  • Piedras de chakra del plexo solar: Malaquita, Calcita, Topacio.
  • Piedras de chakra del corazón: Cuarzo rosa, Jade, Turmalina verde.
  • Piedras de chakra de la garganta: lapislázuli, turquesa, aguamarina.
  • Piedras de chakra del tercer ojo: amatista, fluorita, obsidiana negra.
  • Piedras de chakra corona: Selenita, Cuarzo Claro, Diamante.

Las piedras de chakra se manejan para activar, nivelar o amplificar la voluntad de los chakras. La sanación con cristales se fundamentó en la fe de que las piedras o los cristales poseen una frecuencia de curación natural que puede impulsarse para contribuir a mover o nivelar la energía que los envuelve.

En el caso de las piedras de chakra, la firma vibrante de cada cristal incumbe o resuena con centros de energía determinados. Puedes utilizar la intención y la percepción para impulsar el poder curativo de las piedras. La ilusión activa o las visualizaciones podrían socorrer a acceder al espacio en el que logra usar piedras o cristales en composición con la curación de chakra.

Chakras-4

Mantras

Utilizar mantras de chakras durante la meditación logra tener un efecto muy eficaz. Supone un chakra como una herramienta y el mantra como un regulador, golpea el diapasón y el instrumento ingresará en resonancia vibrante con él, excluyendo cualquier energía que no participe la misma resonancia.

Empecemos con  mantras básicos  exclamados bija mantras, o mantras de semillas, que se han manejado universalmente en la experiencia meditativa para concertar la energía de uno. Nosotros los humanos somos seres iterativos. De niños ensayamos escuchando las mismas historias. Como alumnos, asimilamos recitando hechos. Y como adultos, reiteramos corrientemente las mismas historias una y otra vez, frecuentemente nos sacudimos a lo largo de nuestros días en una variedad de hipnosis robótica, coreando las mismas oraciones en nuestras cabezas.

La meditación mantra es, básicamente, autohipnosis positiva. Proverbialmente, se ha utilizado tanto para oraciones como para aseveraciones. “OM” es un mantra habitual que inspecciona todo lo que es, sin ninguna representación de juicio. “Lokah samastah sukhino bhavantu” es un mantra de oración para trasbordar la paz a todos los seres.

Otra forma de auto-hipnosis efectiva es concentrarse en equilibrar los siete chakras, el sistema de energía etéreo del cuerpo. Los mantras de equilibrio de chakra son para auxiliar a alinear tu energía. Hay que repetir cada mantra solo, o en continuación, en voz alta o en silencio, observando cómo afecta a tu mente, cuerpo y energía.

Tercer ojo

El chakra del tercer ojo es el sexto chakra, situado en la frente, entre las cejas, es el foco de la intuición y la conjetura. La función del chakra del tercer ojo es inducida por el estreno de apertura e ilusión. En la metafísica yóguica, el tercer ojo o Ajna chakra, es el foco donde trascendemos la dualidad, la duplicidad de un “Yo” personal apartado del resto del mundo, de una calidad que existe libremente de todo lo demás.

Como dice Harish Johari, un yogui que ha acaecido por el Vishuddha Chakra en la garganta del Ajna Chakra repercute los cinco elementos y se libera de la sumisión de la conciencia atada al tiempo. Aquí es donde la cognición del tercer ojo se empapa en la superconsciencia. El chakra del tercer ojo es una herramienta para divisar las cualidades más menudas de la realidad. Va más allá de los contrariados más físicos hacia el reino de las voluntades sutiles. Estimular su tercer ojo le consiente abrirse a una sensibilidad instintiva y una clarividencia interna.

Íntegro a que nos conecta con una manera desigual de ver y descubrir, las imágenes del chakra del tercer ojo frecuentemente son difíciles de representar verbalmente. Nos pone en relación con lo inefable y lo impalpable más de cerca. Las perspectivas del tercer ojo frecuentemente también son más etéreas que las visiones estándar, consiguen parecer un poco imprecisas, como fantasmas, nubladas o como en fantasías. A veces, no obstante, las visiones internas consiguen ser claras como una película que se representa frente a tus ojos.

Conservar la cognición de la energía del chakra del tercer ojo puede solicitar congregación y la capacidad de aflojar en una forma desigual de ver. Cuando orientamos nuestra mente y conciencia, logramos ver más allá de los esparcimientos e ilusiones que poseemos ante nosotros y tenemos más indagación para vivir y crear más intensamente alineados con nuestro bien más eminente.

Aura

El aura es la energía procedente por tu espíritu y proviene a tu alrededor, como una nube fungosa. Hay siete túnicas en el aura, convenientes a, y acopladas con, cada uno de los siete chakras. Las siete capas del aura son la plantilla estérica, vehemente, mental, astral, celeste y kerérica de los mantos del aura. Estas son las capas del aura, empezando por la más oculta, más contigua al cuerpo y, posteriormente, la más externa, más contigua a Dios. El chakra raíz es el origen de la capa etérica del aura, que se sindica con la cognición del cuerpo físico y la persistencia física. Es la capa más próxima al cuerpo, y de textura más espesa.

A veces se logra ver como una variedad de ola de calor grisácea de unas 3 pulgadas cerca del cuerpo y esta ancla el aura al cuerpo físico. Los colores del aura y los tonos de energía varían según la emoción que esté preparando presentemente. Sentimientos intensos equivalen a colores penetrantes. Su aura puede verse sana y vibrante y brillante, o puede verse poco vigorosa y tener agujeros visibles. La luz, el color y el sonido están variados de energía electromagnética, que vibra a desiguales costumbres. Nuestros Chakras, los siete focos de energía dentro del cuerpo físico, también incumben a diversos sonidos y colores.

Los chakras, el aura y tu cuerpo físico declarado están desarrollados y fusionados por la energía. Tus pensamientos y emociones están combinados de energía. La energía repica en diferentes frecuencias. Algunas frecuencias son provechosas para la salud emocional y física humana, y otras no. Es posible que sea imposible y poco objetivo tratar de establecer las frecuencias autoritarias, exactas positivas y negativas, ya que la categoría de frecuencias es infinito, pero poseemos algunas pautas cuando se presentan los Chakras.

Símbolos

Hallarás varios símbolos en tu viaje de yoga, y cada uno posee un significado diferente y profundo. Y los chakras no son una excepción, ya que estos siete focos de energía dentro de su cuerpo están encarnados por siete símbolos magníficos, cada uno con señalados ocultos. El símbolo para cada chakra se acomoda de desiguales imágenes y colores, y cada símbolo representa el significado de su chakra proporcionado.

En sánscrito, la palabra chakra se convierte aproximadamente en “círculo”. Los siete círculos de energía imaginaria en su cuerpo empiezan en la base de su columna vertebral y acaban en la corona de su cabeza. Se enlazan al cuerpo con la mente y la imaginación con el espíritu. Antes de penetrar en los símbolos de los chakras, conversemos del elemento que todos tienen en acostumbrado, el círculo. El círculo es una escritura universal del infinito, y la naturaleza infinita y constante de la energía.

Asimismo simboliza la conexión y la unidad con nosotros mismos, otros entes y un propósito sumo. Cada símbolo de chakra concentra el círculo enérgico como un memorándum de nuestra conexión con lo celestial. Puede utilizar estos símbolos de chakra, o partes de ellos, para socorrer a activar y organizar sus chakras. Es importante recordar si un chakra está bloqueado, concebirás un desequilibrio en todo tu ser. Al usar indudables colores o comer indudables alimentos, puedes realinear tus chakras.

La medicina occidental actual no afirma la existencia de chakras y, por lo tanto, la totalidad de los norteamericanos nunca han oído platicar de ellos. Pero las naciones orientales, así como los poblados aborígenes de todo el mundo, no solo son reflexivos de estos símbolos de chakra y de lo que son capacitados para hacer, sino que han fundado imágenes visuales de los símbolos de los chakras a través de la comprensión interna, los sueños, entre otras representaciones.

Mandalas

Durante mucho tiempo, los mandalas con emblemas de chakra se han manejado para centrarse en ciertos caracteres del cuerpo, la mente y el espíritu. La proposición es que cuando un definitivo chakra o centro de energía está orientado, la mente es capaz de liberar el crecimiento y la curación al enlazarse a la energía que repica en ese chakra en específico. Nos centramos en estos centros de energía manejando el poder de los mandalas con distintivos de chakra.

El Mandala Chakra es un proceso bien ejecutado de auto-descubrimiento y integridad basado en los siete chakras de nuestro cuerpo potente y físico. Al vernos a nosotros mismos y a nuestro universo desde siete estados perceptibles diferentes, podemos empezar a ver cómo estamos interrelacionados con todo. Cuarenta y nueve mandalas esbozados a mano con breves definiciones y mensajes ayudan a manifestar conceptos complejos como los modelos de la naturaleza, la geometría santificada, los sólidos platónicos, las afirmaciones mundiales, la conciencia y la unidad eterna.

Las palabras mandala y chakra son palabras del idioma antiguo de la India, congruentes con círculos o ruedas consagrados. Un círculo simboliza tanto el mundo infinito que sujeta como el punto originario de todo. Los caminos radiales de las estrellas atrajeron la creación de la astronomía, las matemáticas, la ciencia y el período en todas las culturas en todo el mundo, asimismo informó nuestras creencias.

Chakras-10

Chakras de la tierra

Los chakras de la Tierra son establecimientos físicos cargados de energía que auxilian a conservar el planeta y toda la vida en proporción. Pendiendo de a quién investigues, hay más de 150 chakras de la tierra registrados ubicados dentro y en la extensión de la tierra, desde las depresiones del mar y las rocas hasta las cumbres de las montañas y los valles. Estos vórtices de energía positiva y negativa logran brindar energía de basa femenina, masculina o neutral.

Por miles de años, la tierra ha sido considerada como la dadora de la vida, o como “Madre Tierra”. Así que solo posee sentido que los siete chakras primordiales de la tierra incumban a los siete chakras humanos examinados; como rasgos destellados participados entre madre e hijo.

Nuestros chakras se desarrollan desde la base de la columna hasta la corona de la cabeza y están interconectados a través de una corriente de poder que mana entre ellos. De forma análoga, los chakras terrenales, o vórtices de energía, están relacionados a través de una red de líneas brillantes que pretenden un campo de energía.

Para ayudarlo a imaginar esto, conjeture la disposición de los chakras y vórtices de la tierra como un enmarañado tablero de instalaciones eléctricas con líneas, intersecciones y vías que unen un chakra de la tierra o un vórtice con el sucesivo. Al similar que nuestros chakras nos auxilian a mantenernos equitativos emocional, física, anímica y espiritualmente, los chakras de la tierra son fundamentales para transferir energía y conservar toda la vida acoplada y sana.

Osho

La meditación Osho está comprendida en un libro, el cual te consiente hacerte reflexivo y percibir los siete chakras. Esta reflexión es activa y maneja una respiración rápida y recóndita y movimientos del cuerpo, cortejados de sonidos musicales y trae cognición y fortaleza a los chakras. Todos los chakras están delimitados dentro del cuerpo y esta es su situación aproximada:

  • Chakra base o eje sexual parte menor de la pelvis.
  • Centro sacral justo bajo del ombligo.
  • El centro del plexo solar arriba del ombligo, bajo del esternón.
  • El centro del corazón en el contorno del pecho
  • El centro de la garganta, ubicado en la garganta misma.
  • El centro del tercer ojo entre las cejas.
  • El centro de la corona arriba de la cabeza.

Según el libro esta meditación dura una hora y posee dos etapas. La música y las campanas afirman el asunto y señalan el inicio de cada ciclo y cada curso. Mantén los ojos cegados durante toda la meditación. Esta meditación acaba cuando escuchas tres gongs. Esta meditación impele es mejor hacerla con el abdomen vacío. Osho diseña ante nosotros un plano de los chakras, concertándolos con los siete colores del arco iris, las siete notas melodiosas y los siete días de la semana que demoró Dios en establecer el mundo según la religión cristiana.

Nos platica en detalle de los sueños y de la analogía de éstos con los cuerpos etéreos y de cómo progresar en ambos a través de la reflexión. Nos plantea una serie de vías para depurar el cuerpo sin mortificarlo, tales como el ayuno, alimentación natural, inhalación, yoga, la no contención, entre otros. Nos habla del tantra en analogía del mundo de los chakras, del choque en tu interior de lo masculino y lo femenino. Nos manifiesta la forma de desahogar y depurar cada uno de los chakras para que la voluntad pueda manar llevando a tu cuerpo a una mayor conformidad.

Chakras-11

Bloqueados

Seguramente mientras lees esto, una vigorosa fuerza de energía mana a través y en torno de tu cuerpo. Los 7 chakras del cuerpo material son los centros de vigilancia para la energía mental, espiritual y vehemente. Cuando tus chakras son enérgicos, en armonía y fluyendo, posees un exuberante recurso de energía para extirpar tú fuerza. Cuando uno o más chakras se encierran, es como una distorsión en una manguera de jardín. Todavía consigues sacar agua, pero ahora estás a punto de gotear. Con tus chakras bloqueados, la cantidad de energía que posees favorable es restringida:

  1. Conflicto para concentrarse: El chakra del tercer ojo suministra energía para el entendimiento y nuestra capacidad para ver la realidad. Un bloqueo aquí producirá una falta de orientación.
  2. Inconvenientes de sueño: El chakra del tercer ojo es asimismo el centro de vigilancia y luz y es donde se normalizan el sueño y el animar. Un conflicto para dormir puede simbolizar un bloqueo en este chakra.
  3. Sentirse infructuoso: El chakra del corazón sistematiza las emociones y la prosperidad. El estrés puede ocasionar un encierro en el chakra del corazón.
  4. No poder pronunciarte: El chakra de la garganta es el centro de notificación verbal. Un bloqueo en el chakra de la garganta puede trasladar a aprietos para representar sus emociones y transmitir información con exactitud a los demás.
  5. Falta de estimulación: El plexo solar es el eje de energía física que el cuerpo consigue de la nutrición. El chakra sacro simboliza energía creativa e iluminación. La falta de motivo podría ser un aislamiento en cualquiera de estos chakras.
  6. Aproximarse a los demás: El chakra del corazón es el eje de energía para nuestras emociones. Un bloqueo aquí simboliza que estamos cerrados para aproximarnos a otras personas en relaciones tanto sentimentales como no románticas.
  7. No poder efectuar los objetivos: El chakra de la garganta está emparentado al crecimiento particular. No poder lograr todo lo que quisiera lograría simbolizar un bloqueo en el chakra de la garganta.

Chakras y emociones

La manera en que nos concebimos a nivel emocional se enlaza con nuestro sistema de chakra y como cada chakra está emparentado a diferentes estados animicos, esto puede perturbar nuestra sensación ordinaria de bienestar físico. Cuando uno o más de nuestros chakras están fuera de lugar o equilibrio, esto perturbará a todo nuestro sistema.

La generalidad de las personas delibera en los chakras, los siete centros de energía que circulan a lo largo de la columna dorsal, en requisitos de curar viejas heridas o curvas de energía que deben fluir para advertir enfermedades. Eso es si especulas en los chakras en imperioso. Pero estos centros suministran un marco demostrativo no solo para concebirnos a nosotros mismos más intensamente sino asimismo para organizar la vida de tal forma que la auto-realización se vuelva ineludible.

Cada chakra se corresponde con un tema en nosotros mismos y nuestras existencias. Asimismo se relaciona con una emoción concreta. Tomando el tiempo para concebir nuestras emociones y verlas como indicaciones de que algo está fuera de observación, podemos hacer cambios enérgicos que hacen que la vida ande mejor.

Parte del trabajo asimismo es sintonizarnos con nosotros mismos e indagar entender nuestras rúbricas internas, pero no desde el marco de que el dolor ardoroso simboliza que algo está mal con nosotros. Desde el marco, el dolor vehemente señala una ocasión para aprender una enseñanza o concebir un cambio.

Chakras del amor

Todos los amoríos son una compensación de energía. Cuando te enamoras, tu energía empieza a vibrar inesperadamente a un ritmo mucho más profundo de lo normal. Por eso se concibe tan bien cuando pasas mucho espacio con tu amado o meramente piensas el uno en el otro con amor, tus caracteres personales empiezan a mezclarse y se revuelven, permitiéndote la conformidad de llegar a ser energéticamente cerca e inclusive empático. Pero para lograr un nivel de confianza efectivamente profundo, en el que ambos se conciban hondamente vulnerables y, a la vez, totalmente seguros, los chakras de su corazón deben ser sanos y abiertos.

El chakra del corazón, también llamao anahata, puede reflexionarse como el centro de control para la piedad, la empatía, la conexión, el perdón y el amor absoluto. Es el gran puente o terminal, ya que conecta el cuerpo físico con el Espíritu y, de forma análoga, conecta los tres chakras del cuerpo menor con los tres chakras espirituales dirigentes. El chakra del corazón asimismo juega un papel significativo al enlazarnos con otras personas, y es especialmente importante cuando se trata del amor sentimental donde se juntan las energías yin y yang.

Cuando el chakra de tu corazón está saludable y abierto, no tienes sospecha de dar y recoger amor. Te perdonas a ti mismo y a los demás sencillamente, ejerces la auto-aceptación, la armonía y adviertes una profunda misericordia. No obstante, cuando el chakra del corazón está excéntrico, es potencial que se sienta emocionalmente débil, enojado, perturbado, indigno de amor, siempre en auto-compasión o falta de clemencia de sí mismo o de los otros.

Chakras-12

Chakras y budismo

Diversas culturas desiguales y prácticas espirituales o de curación de la energía, conteniendo los nativos americanos, sudamericanos, musulmanes sufíes, hindúes de yoga y costumbres budistas, han perfeccionado algún tipo de mapeo de chakra. En el budismo, el vocablo sánscrito chakra (También Pali cakka) se concibe como “círculo” y se utiliza en un sentido desemejante, el de referirse a la idea de renacimiento que reside en seis estados en los que los seres pueden resurgir. La idea de los chakras no es esencial para el budismo, pero el Noble Óctuple Sendero del Budismo se figura frecuentemente como una rueda rotatoria con ocho rayos que simbolizan los ocho semblantes del Sendero Noble.

Los chakras rescatan un papel significativo en el budismo tibetano, la primordial rama superviviente del vajrayana indio, que es una escuela muy afectada por las prácticas del yoga y tántrica, por lo que se ejerce especialmente en el tíbet, Nepal, Bután y Mongolia. En este argumento, los chakras descargan un papel esencial en las prácticas de la etapa de terminación, donde se pretende llevar los vientos tenues del cuerpo al canal central, ejecutar la luz clara de la prosperidad y el vacío, y conseguir la Budeidad.

En el  budismo Mahayana chino, el régimen de chakra se guía a menudo en composición con Tai-Chi, Qi-Gong y otras representaciones de gestión de la energía, ejercicios ajustados en el desarrollo de las destrezas psicosomáticas. Los chinos, así como también coreanos, vietnamitas, entre otros orientales, registran tres chakras principales, el dantian inferior ubicado en el abdomen inferior, dantian medio ubicado en el pecho y dantian superior ubicado en la cabeza.

Nadis

Los nadis son conductos de energía a través de los cuales el Prana o energía atractiva, vida y conciencia, fluye. Adentro del cuerpo humano hay una red etérea y bella de 72.000 Nadis que distribuyen esta potencia de vida por todo el cuerpo. En el nivel concreto, los Nadis pertenecen al sistema nervioso, pero su atribución se desarrolla más allá de esto a los llanos astral y espiritual de nuestra presencia. Si todos los Nadis funcionan discretamente, entonces vivimos sanos y en general nos concebimos felices.

Pero casi todos poseemos algún inconveniente físico o psíquico, lo que simboliza que algunos de los Nadis no funcionan cabalmente y deben estar equitativos. El Prana es energía consecuente, lo que simboliza que los Nadis también comunican conocimiento. Por medio de los Nadis uno logra ver y atender cosas a una gran partida y moverse en otros espacios de conciencia. Hay nutridos informes de personas que vivían clínicamente caídas y luego retornaron a la vida. Casi todos narraron cómo viajaron a lo largo de un túnel con luz resplandeciente al final.

También logramos tener tales experiencias de túnel en sueños y en viajes cósmicos. Con estos no estamos verdaderamente fuera del cuerpo sino en un estado trastornado de sabiduría. Los Nadis nos admiten ejecutar viajes mentales de develamiento a lo largo de todo el Universo. Con su favor, nuestra conciencia logra ir a cualquier lugar que nos gustaría sin que el cuerpo disfrute de moverse en absoluto.

Podemos impulsar y concertar a los Nadis a través de la respiración. Cuando inhalamos por la fosa nasal izquierda en Pranayama, impulsamos el Ida Nadi. El Ida Nadi abanica, calma y refresca el cuerpo y la mente como la luz brillante de la luna. No obstante, Pingala Nadi, que está afectada por respirar a través de la fosa nasal derecha, posee un efecto de calefacción y activación, de la misma forma que la luz del sol calienta la tierra y provoca el crecimiento de la flora.

Chakras-13

Sanación

Todo en nuestro cosmos está dispersando energía, desde la prominencia o el océano más grandioso, más pequeño que la hoja de un árbol, a cada célula particular en nuestro organismo. Todas nuestras células expresan energía de desiguales formas, y las diferentes células formularán desiguales tipos de energía pendiendo de dónde se hallen dentro del cuerpo y cuál es su compromiso.

Debido a que su corporación quiere alcanzar un equilibrio activo en sus chakras, agitarse en una dirección muy baja o hiperactiva, en cualquier chakra puede provocar efectos negativos en su cuerpo y ser desacertado para el asunto de curación del cuerpo energético y del chakra. Un chakra poco activo golpea a otro chakra hacia la sobre marcha, que a su vez desenvaina energía sobresaliente de esa parte del cuerpo.

Las metodologías de curación de chakra de hoy en día son fundadas por personas que descienden de una extensa gama de campos, desde la mejoría de la energía y la medicina holística hasta la salud material y la psicológica. La energía de nuestros chakras interviene en nuestros métodos físicos a través de la abstención y la estimulación. Resuene, los chakras son como ruedas cuyo encargo no es solo conservar la energía en movimiento, sino además limitar o cerrar como protección contra la energía negativa.

Chakras secundarios

Los chakras sustitutos son los chakras narrados por la Teosofía, el pensamiento de la nueva era, Christopher Hills, Barbara Brennan y varios otros. A discrepancia de los chakras primarios arquetípicos, poseen una forma determinada, ordinariamente narrada como vórtices de energía, color y una distancia específica en los cuerpos áureos, aunque estas condiciones variarán según el sujeto. Estos chakras son etéricos y conciernen al ser físico etéreo, que contiene no solo la conciencia diaria ordinaria sino asimismo los estados psíquicos, recónditos y muchos transpersonales y espirituales.

Los chakras secundarios consiguen despertarse en una órbita micro-cósmica constante a través de la reflexión y la práctica avasallada, cuya etapa inicial es la de taquista Nei Tan o la alquimia interna. Esta órbita microcósmica, citada Circulación de la Luz, es en verdad el similar del ciclo macro cósmico de la metamorfosis progresiva, como se narra en las ilustraciones teosóficas y antroposfónicas.

En la literatura reservada, espiritual y de la Nueva Era, los chakras secundarios casi perpetuamente se embrollan con los Chakras principales o primarios. Esta confusión se debe al estado defectivo del conocimiento recóndito en este instante, semejante a la ciencia en el siglo XVI o XVII. De hecho, los dos tipos de chakra son muy distintos y se diferencian fácilmente.

Chakras-14

Chakras y arcángeles

Un arcángel es un angel de alto nivel, es una parte habitual de la angelología cristiana, pero los arcángeles se hallan en varias otras religiones y prácticas espirituales de todo el universo. Las energías arcangélicas están perpetuamente a nuestro entorno en diversas representaciones, auxiliando y guiándonos en nuestro viaje material y espiritual.

Cada Arcángel está coligado con una reiteración de luz y una sacudida de color específicos, y repicará con uno o más de los focos de chakra, además del color coligado con ese chakra. Uno puede enlazarse con las energías de los Arcángeles a través de la reflexión, la oración, la visualización o meramente afirmando su propósito de conectarse con un Arcángel en privativo para recoger socorro en un área determinada de la vida, la guía espiritual o los designios de sanación.

Cuando se afana con cualquiera de los focos de chakra, se puede convocar al Arcángel oportuno para ese chakra, o cualquier Arcángel al que uno se sienta propenso en relación con ese chakra, o el inconveniente del chakra en el que se está atareando. Adaptar el rayo de luz o color del ángel para el Arcángel asimismo es una forma vigorosa de concentrar las energías cuando se trabaja con los chakras por cualquier impulso.

Frases

Entre las frases más famosas relacionadas con los chakras tenemos:

“Cada hombre es el constructor de un templo llamado su cuerpo, y no puede salir batiendo mármol en su lugar.” – Henry David Thoreau

“Hay una profunda sabiduría en nuestra propia carne, si solo podemos llegar a nuestros sentidos y sentirla.” – Elizabeth A. Behnke

“Aprendiendo demasiado pronto nuestras limitaciones, nunca aprendemos nuestros poderes.” – Mignon McLaughlin

“Seguramente un hombre necesita un lugar cerrado donde pueda echar raíces y, como la semilla, convertirse. Pero también necesita la gran Vía Láctea por encima de él y los vastos espacios marinos, aunque ni las estrellas ni el océano satisfacen sus necesidades diarias.” – Anonimo

“Un temblor en los huesos puede llevar un testimonio más convincente que las deducciones secas documentadas del cerebro.” – Llewelyn Powers

“Lo que sentimos, pensamos y somos está determinado en gran medida por el estado de nuestras glándulas y vísceras sin conductos.” – Aldous Huxley

“El cuerpo es una gran sagacidad, una pluralidad con un sentido, una guerra y una paz, un rebaño y un pastor.” – Anonimo.

Chakras-15

Sonidos

Hay cuantiosos sonidos que se sienten resonar en los chakras. Entre los más notorios están el uso de vocales y el uso de mantras, más el uso de las vocales entiende ser crecidamente efectivo para nivelar los chakras. Las Voces Sagradas se reflexionan sagradas en diversas tradiciones desiguales y en las Escuelas de Enigmas de todo el planeta, contenidos los antiguos egipcios, hebreos, musulmanes, tibetanos, japoneses y aborígenes americanos. Hay diferentes sistemas de Vocales sacros para nivelar los chakras.

Un método alterno para hacer sonar a los chakras es utilizar los Bija Mantras, las letras sánscritas de las prácticas védicas, que se dice que nivelan y alinean a los chakras. Hay bijas sigilosas y bijas habladas. Las bijas habladas son las que se entonan en voz alta para zumbar en los chakras. Como con todos los procedimientos de uso del sonido, hay diferenciaciones. Tal es el caso de los bija mantras, donde se utiliza un sistema concreto de Bija Mantras que el Dr. Deepak Chopra ayudó a sensibilizar al público.

Hay varios otros aspectos del uso del sonido para sonar asimismo en los chakras. Cada chakra en la tradición védica igualmente está asociado con un mecanismo particular. Conjuntamente, hay sonidos del Shabd Yoga, la ciencia de la corriente de sonido auditivo. Estos sonidos son reflexionados como difusiones divinas del Creador.

Chakras y glándulas

El sistema glandular es parte del principal dispositivo de control del cuerpo. Percibe una serie de glándulas sin conducciones que originan las hormonas, que actúan como emisarios químicos, que se producen en el torrente sanguíneo de órganos específicos para estimular o impedir los procesos físicos. Al concertar los niveles hormonales, el sistema glandular trabaja para conservar el cuerpo en un estado de salud recomendable.

Los chakras están correspondidos con las glándulas garantes de crear las hormonas. Como era de esperar, las perspectivas de los Chakra, pertenecen a las perspectivas de las glándulas en el sistema glandular y tienen un efecto en su trabajo. La relación entre el Chakra y las glándulas destaca la naturaleza holística de la salud y manifiesta que necesitas conservar un equilibrio en tus actividades mentales y vehementes, así como en tu dieta física y el ejercicio, ya que todos están intensamente interconectados.

Chakras-16

Chakras y aromaterapia

Se especula que el masaje, la reflexión, la concentración y el trabajo de energía con aceites básicos ayudan a reponer el equilibrio determinado de cada uno de los chakras. La aromaterapia está intensamente conectada con la mejoría de chakra, y el uso de ambos en acuerdo puede ser considerablemente provechoso.

La aromaterapia no solo es una combinación de alcoholes, fenoles y terpenos. Cada aceite asimismo se considera que posee su propio pránica, también llamado chi o energía, y la asiduidad, y estos sonidos sigilosos o vibraciones que nuestros chakras cantan de nuevo, cuando, de lo reverso, podrían perdurar en silencio o mute. Piense en los aceites fundamentales como tenedores de ajuste para sus chakras.

La aromaterapia cambia nuestro perfil apasionado y pueden socorrer a cargar nuestros focos de energía, no solo porque sus olores dulces hechizan nuestros sentidos, sino además porque sus pequeñas moléculas comprenden nuestra barrera hematoencefálica, que de otro modo impide que casi todo entre en unión con nuestros nervios.

Chakras y enfermedades

En un instante dado en nuestra experiencia de Reiki, varios de nosotros vivíamos en un dilema sobre qué chakra curar para ciertos padecimientos o problemas. Estudiamos sobre los chakras, sus colores, la sanación con cristales, entre otros, pero para los nuevos fieles es muy confuso ver qué chakra está coligado con qué enfermedad.

Cada vez que las emociones nos empapan, llegan a los chakras, si no los limpiamos habitualmente, estos se contaminan y se bloquean, lo que hace que la energía no transite, crea un encierro de energía, y luego las enfermedades si no se vislumbran y aceptan. Todas las enfermedades proceden de lo mental. Los chakras se sustentan del prana así como de la energía que pretendamos y atraemos a nosotros durante nuestras reflexiones.

Chakras-17

Chakras y elementos

Hay cinco elementos que aciertan el cuerpo etérico humanitario. Los cinco elementos son éter, aire, fuego, agua y tierra. Cada chakra es un agregado de los cinco elementos más el ajna chakra que simboliza el cuerpo mental o vehemente y la plantilla madre central que simboliza la sabiduría.

Esta sapiencia muestra cómo interactúan los elementos para establecer desemejantes funciones y estructuras. Por ejemplo, la disposición primordial del elemento fuego es el anhelo. El elemento fuego se concierta con el elemento aire para establecer sed. La deserción de sed o sed descomunal es una consecuencia de una inestabilidad entre estos dos elementos dentro del chakra del fuego.

Chakras de las manos

Los chakras son eficaces ejes de energía dominados dentro del cuerpo humano. Varios de nosotros estamos habituados con los 7 chakras primordiales que caminan a lo largo del particular de la columna dorsal, pero sabían que asimismo hay chakras menores en territorios como las manos y los pies. Los chakras en las manos son instrumentos especialmente poderosos de discernimiento y curación y su fortaleza es fácil de adherirse con un poco de cognición y práctica.

Técnicamente, hay 7 chakras situados en cada mano, uno en el eje de la palma, uno en la punta de la muñeca y los 5 sobrantes en los dedos y el pulgar. Son nuestras manos las que nos consienten interactuar con el universo tanto a nivel físico como potente. La energía curativa fluye perennemente dentro y fuera de tus manos. Se dice que tu mano imperiosa remite energía a otros y la mano no arbitraria recoge energía.

Chakras-18

Minerales

Cada centro de chakra está incorporado con diferentes cristales. Los cristales naturales están oscilando energéticamente con energía activa. Los cristales asimismo son estaciones de energía, y cada cristal, gema y roca posee una vibración sublime. Los cristales conmoverán el campo de energía, o aura, cuando se instalen sobre o cerca del cuerpo.

Los cristales y los minerales se consiguen manejar para varios fines de curación y energización, como impulsar, abrir y equilibrar los ejes de chakra, así como para prescindir bloques energéticos o separar, transformar energía dentro de los chakras, o inclusive dentro del ambiente adyacente. El efecto activo que un cristal específico puede tener frecuentemente depende de su energía individual, así como de la energía y el propósito del individuo que lo está manipulando. Un cristal o roca asimismo puede ser saturado con energía para un uso o propósito de curación concreta.

Abiertos

Las prácticas anímicas y energéticas pueden ayudar a estimular estos ejes de energía para que la luminiscencia de nuestra auténtica naturaleza, nuestra potencia vital, pueda brillar, enaltecer nuestra conciencia e esparcirse hacia el mundo. El inconveniente con los chakras abiertos es que podemos estar muy abiertos y en sintonía con la negatividad y el sufrimiento.

Esto les está aconteciendo a varias personas sensitivas, absorben mucho de los demás y no saben cómo resguardarse. Pueden ocupar el dolor de los demás y hallarse ahogados de depresión, angustia y otros sentimientos retadores que no son los suyos, pero se afirmen como son. No queremos asimilar instrumentales para abrir chakras, sino educarnos para limpiarlos y despertarlos de forma progresiva y segura. De esa forma podemos pronunciar la Luz y el poder dentro de nosotros hacia fuera en el cosmos.

Chakras-19

De los pies

En un contrariado físico, el chakra del pie es en verdad un centro de energía fraccionado, con cada mitad asentada en la bola de cada pie. Si hubieras que poner los pies juntos, estos ejes parecerían concertar y constituir un centro de energía consumado. No obstante, soberanamente de si los pies están realmente uno al lado del otro, estos centros de segmentación, en cada pie, perpetuamente están enlazados y siempre están consumados.

Ahora, el chakra del pie es un eje significativo porque es aquí donde la voluntad divina retorna a la Fuente. Es el último espacio en el que la energía constituye parte de ti. El pensamiento habitual coloca al chakra base como este espacio de conexión a tierra, no obstante, esa reflexión no es del todo considerada. La función del chakra base o raíz es más que un estricto centro de conexión a tierra.

Umbilical

Cuando el chakra del ombligo existe en una distribución saludable, se concebirá cómodo con su propio poder innato y se fortificará. Tendrá un pensamiento de quién es usted y por qué reside aquí. Cuando se enlaza con su intención, logra una comprensión más recóndita de cómo usted, como personaje, puede favorecer al colectivo de una forma provechosa.

Dejarás de lado las cosas, ya sea tu compromiso o el saldo de tu cuenta financiera, de las que dependes para delimitar quién eres. Esas cosas consiguen tener valor, pero sobrevalorar todo lo que está sometido a cambio es un camino vertiginoso al sufrimiento. Posees un valor congénito, tómate el tiempo a través de la experiencia para investigarlo y estribarás menos de las fuentes externas de felicidad.

Chakras-20

Planetarios

Si empezamos a examinarnos a nosotros mismos sin fijarnos en los miembros físicos, podemos revelar ciertos focos de energía de nuestro cuerpo anímico que los antiguos ilustrados de la India designan chakras. Chakra es un vocablo sánscrita que simboliza rueda o círculo. Todos estos ejes de energía están enlazados a los planetas.

Loka es un calificativo sánscrito para el planeta. Loka asimismo simboliza nivel y grado. Nivel de vida, grado de objetividad. Al tomar cognición de todos estos ejes psíquicos, los niveles de nuestra energía transcendental, los sabios hallaron su vínculo con los prodigios externos, que son los planetas.

Chakras en los perros

Los perros poseen chakras, evidentemente. Así como todas las criaturas vivas; los perros, gatos, personas, peces y unicornios poseen chakras. Hace algunos años, la noción de perros que tenían chakras se entendía como “allá afuera”. Favorablemente, en los últimos años ha acaecido un rumbo más completo de la salud para nuestros perros.

Hay siete chakras convenidos universalmente. Conjuntamente, nuestros perros poseen chakras añadidos que posiblemente son tan sustanciales para ellos como los chakras primordiales. Su nariz, es un chakra, oreja un chakra, patas un chakra y cola otro chakra, entre estos los más importantes. Por ejemplo, su chakra de la nariz es posiblemente tan significativo, o más, que su chakra de la garganta.

Chakras-21

Dejar Comentario