Confesiones de San Agustín: Todo lo que necesita conocer

San Agustín de Hipona antes de ser exaltado como santo, fue un hombre que cometió muchos pecados antes de su conversión, pues vivió de manera libertina y poco decorosa frente a las miradas de la sociedad. Conoce más sobre el libro Las Confesiones de San Agustín, que revela cosas interesantes.

confesiones de san agustin

Análisis de las confesiones de San Agustín

Las confesiones de San Agustín se trata de una serie de libros que revelan datos de la vida anterior del santo. Allí se describe la vida pagana y revoltosa de este santo antes de convertirse al cristianismo. Un año tardó el filósofo para terminar su antología que con el tiempo llegó a unir en un libro de amplio tamaño. La filosofía de este santo es mucho más extensa, por lo que se pueden estudiar otras obras de San Agustín en el mundo eclesiástico.

Tambien Te Recomiendo Ver...

San Agustín hizo de su obra un libro majestuoso, del cual otros autores tomaron como referencia para escribir otras biografías de santos. El manuscrito simplemente habla de los primeros 40 años de vida, principalmente de su infancia tormentosa envuelta en pecados. Otros manuscritos que hicieron tendencia en la religiosidad fueron las cartas de San Pablo que conforman trece en total.

Este libro marcó un antes y un después en el legado europeo, ya que la vida de San Agustín trastocó las fibras sensoriales de los ministros laicos provenientes de allá.

confesiones de san agustin

A continuación, un breve esbozo del contenido de los principales libros de Las Confesiones de San Agustín:

Libro primero

En cada uno de los libros de Las Confesiones de San Agustín, el santo manifiesta su confianza en Dios como un ente verdadero. El santo hace referencia a que ha tocado fondo por sus pecados, pero siempre halló los brazos de Dios para salvarlo. Aprende a cómo realizar una oración en su nombre. Agustín reconoce que sin Dios no sería nadie en este mundo.

Para Agustín, Dios es un elemento inmutable que está en todas partes, en cada rincón del ser humano. Siempre nutriendo las almas desesperadas y refugiando bajo sus brazos a los desprotegidos. En Las Confesiones de San Agustín, el hombre pide la conversión en este libro primero. Poco a poco fue recibiendo mensajes de él y alientos de consuelo para cambiar su estilo de vida.

Tambien Te Recomiendo Ver...

San Agustín no hallaba su lugar en la tierra, cuestionó su existencia. El hombre desde su niñez ya mostraba envidia ante sus hermanos, por ser marginado ante los ojos de sus padres. San Agustín poco a poco deja su soberbia para comenzar su conversión.

confesiones de san agustin

Libro segundo

Aquí se pone en manifiesto los pecados de San Agustín en su adolescencia. En él explica que se involucró con muchas mujeres, cuyas relaciones fueron tormentosas en su totalidad. Nuevamente toma a Dios por un elemento verdadero, capaz de convertirlo al cristianismo.

San Agustín reconoce su inestabilidad emocional al declarar que le gustaba amar y ser amado yendo de alma en alma, es decir, buscar el amor de varias mujeres a la vez. Él sentía que con esta promiscuidad se estaba alejando aún más de Dios. También cree en el sacramento del matrimonio, aunque no deseaba casarse.

La ociosidad también acompañó en la adolescencia de este santo, ya que no le gustaba cumplir con las órdenes de su padre para estudiar literatura y filosofía. Más adelante, el santo menciona sobre el robo de unas peras que sus amiguitos y él planearon, debido a que las frutas lucías jugosas.

confesiones de san agustin

Libro tercero

La tercera parte de Las Confesiones de San Agustín relata su llegada a Cártago. El santo hace una serie de descripciones internas sobre el lugar, sin fijarse netamente en su geografía. Hace una especie de continuación al retratar sus asuntos amorosos, ya que él quería amar, pero lo hacía de forma equivoca. No conocía hasta el momento ese amor verdadero en una mujer.

Agustín señala que todos los seres humanos adoptan la felicidad como una meta que se debe alcanzar. El filósofo comienza una férrea búsqueda sobre la verdad y se adentra en los estudios filosófico después de morir su padre y de recién cumplir los 19 años de edad. La verdad fue lo único que hizo transformar por completo a San Agustín, que permitió dejar su vida pagana y seguir los decretos de Dios como un ser poderoso y verdadero.

Libro cuarto

En el libro cuarto de Las Confesiones de San Agustín se muestra un hombre en diferentes facetas. En primer lugar, a un Agustín inteligente e intuitivo; por otro lado, un hombre fiel a la mujer, amante de su belleza y espiritualidad; y tercero, un hombre sumamente sensible. A pesar de reconocer el matrimonio, no se casó con la mujer que permaneció a su lado en la juventud.

El santo ya tenía vastos conocimientos sobre retórica y poesía, pero se encuentra afectado por la muerte de su mejor amigo. Agustín había controlado sus bajas pasiones, pero también muestra un miedo hacia la muerte. Muerte que arrancó de sus brazos a su alma gemela.

confesiones de san agustin

Libro quinto

En el libro quinto de Las Confesiones de San Agustín, trata de su relación con otros obispos. Tanto Fausto como Ambrosio designan en Agustín nuevas concepciones de la verdad que él desconocía. También aprendió de ellos sobre cosmogonía y de estudios astronómicos. Esto permitió a San Agustín predestinar los eclipses y las tormentas. La búsqueda de la verdad tenía otro vertiente: el conocimiento científico.

Fausto señala a Agustín siempre hablar bien, porque en la palabra estaba contenida la verdad. Más adelante en este episodio presenta al santo huyendo hacia Roma, dejando abandonada a su madre. Este viaje tenía un sentido para San Agustín, porque podría limpiar sus pecados de raíz.

Libro sexto

San Agustín mediante la experiencia obtenida con Fausto y Ambrosio, puso en tela de juicio el valor de la verdad en el cristianismo. Muestra confusión al no saber si realmente era un cristiano, católico o ninguna de las dos. Tantas enseñanzas sobre el tema de la verdad lo dejaron inconforme y con una maraña de dudas.

confesiones de san agustin

El santo decidió buscar a Dios durante la noche, pero no se percató que Dios estaba dentro de él siempre. Por ende, la búsqueda de la verdad, más que felicidad provocó en Agustín una ansiedad y zozobra. Con Ambrosio pudo despejar la neblina sobre la verdad y lo hizo reencontrarse con su fe divina.

Las Confesiones de San Agustín señala la amistad entre él y San Alipio. Este último, salvó a Agustín de recaer en el vicio del juego. Alipio fue una especie de conciencia para Agustín, quien lo sacaba de apuros. Siempre demostró admiración por él. Fue uno de los pocos que se oponía al matrimonio de Agustín.

Libro séptimo

En esta séptima parte de Las Confesiones de San Agustín se narra el comienzo de su vida en la iglesia. Nuevamente se haya en una disyuntiva sobre las concepciones del bien y el mal. Para él, Dios ya era un ser inmutable que penetraba la luz y las sombras. Dios ya era una realidad en su vida, por lo que rinde veneración durante el resto de su vida.

Agustín hace una breve reflexión sobre la maldad, porque ésta no deriva de Dios, sino de uno mismo cuando se aleja de él y de sus preceptos.

confesiones de san agustin

Libro octavo

Relata el encuentro de San Agustin frente a la verdad. Dios era la verdad que tanto estaba buscando y le costó parte de su vida en pecado para averiguarlo. Agustín da gracias al Altísimo por haber despejado todas sus dudas que se atravesaron en su camino.

En este capítulo por primera vez hace mención del rechazo en su vida anterior, de todos los pecados y la promiscuidad en que vivió. Sin embargo, siguió pensando que el matrimonio no estaba hecho para él, por ser un compromiso que no estaba dispuesto a cumplir. La verdad era su perla más preciosa.

Libro noveno

San Agustín recibe por primera vez el sacramento del bautismo. Con esta actividad, consolida su conversión para servir a Dios para siempre. En este episodio de las confesiones se narra la muerte de su madre, hecho que lo marcó para siempre, haciendo que su vida diera un giro por completo.

confesiones de san agustin

Este noveno libro muestra las flaquezas de Agustín, sus enfermedades, su etapa de escritor y su refugio en casa de su amigo Verecundo, para empezar a escribir sus filosofías que serían más importantes dentro de la teología cristiana.

Libro décimo

Aquí se muestra a San Agustín como un cristiano en toda la extensión de la palabra. Su amor por Dios estaba completamente consolidado. Hace énfasis en que Dios no sólo está presente en un sentido metafísico, sino que también permanece en nuestra memoria hasta la vida eterna.

Libro undécimo

San Agustín habla un poco sobre la causa y el origen de las cosas. Porque todo es una realidad y una verdad absoluta mientras lo tenemos frente a los ojos.  Pone de manifiesto a Dios como el dador de vida y fundador del mundo entero. Si estás en un momento en que no sabes qué hacer o te falta la sabiduría para tomar la mejor decisión, entonces con la novena a San Agustín puedes aclarar tus pensamientos y acertar en el discernimiento.

Libro duodécimo

Este capítulo se aparta por completo sobre la vida de San Agustín, para narrar las alabanzas de éste para con Dios. El  hombre agradece en sus Confesiones de San Agustín sobre el haberle brindado el don del entendimiento y la verdad plena. Manifiesta que Dios creó la tierra para alegrar a los hombres, mientras que el cielo fue fundado por él, para él y para quienes obraron de buena fe en el paraíso terrenal.

Dejar Comentario