Conoce aquí todo sobre Constantino y el Cristianismo

El cristianismo en su momento estaba siendo acosado por las autoridades romanas, quienes no estaban de acuerdo con sus practicas, pero Constantino fue el emperador que prohibió la persecución de los cristianos. Es por ello que hoy hablaremos sobre Constantino y el Cristianismo.

Constantino-y-el-Cristianismo-1

¿Inventó Constantino el Cristianismo?

Tomando en cuenta la historia de la biblia, desde los inicios del mundo, no, no desde los inicios del mundo; desde la llegada de Adán y Eva al mundo, la religión apareció, aunque no se conocía con ese nombre, es decir, ellos vivían en un huerto y allí eran mantenidos por Dios

Tambien Te Recomiendo Ver...

Dios les proveía de todo lo que necesitaran para mantenerse vivos y fuertes. Pero eso no fue por mucho. Aunque la biblia no especifica el momento en que sucedió la desobediencia. Lo cierto es que luego de ella ellos fueron echado del huerto del Edén y comenzaron a vagar por el mundo en búsqueda de nuevas tierras para poder trabajarlas y vivir.

Conforme se fueron multiplicando, nuevos problemas fueron apareciendo, es decir, nuevos pecados surgieron y con ello, Dios tuvo que verse en la obligación de enviar un diluvio que acabara con lar raza humana y dejar purificada a la tierra.

De entre todos los humanos que vivían en la tierra, Noé era el único que era fiel a Dios en todo momento y él no dudaba de Dios. Por lo tanto, Noé y su familia fueron salvos de aquel gran diluvio que enviaría Dios a la tierra, el resto de los humanos, por hacer oídos sordos a las advertencias de Noé sobre el diluvio, perecieron.

Nuevamente la tierra se tuvo que repoblar a Noé a y su familia les tocaba ese arduo trabajo, así sucedió y la tierra comenzó a llenarse de humanos nuevamente, pero de nuevo comenzaron a hacer cosas bárbaras y bizarras delante de la presencia de Dios, por lo cual, Dios tuvo que tomar medidas.

Constantino-y-el-Cristianismo-2

Entre esas medidas estaba la de enviar a su hijo para que muriera crucificado en la cruz para el perdón de nuevos pecados. La profecía debía cumplirse y había quienes esperaban la llegada del Mesías. Poco a poco todo estaba listo para llegada de Dios hecho hombre.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Un evento sin precedentes en la historia de la biblia, llegó Jesús a la tierra en el vientre de una mujer inocente y virgen, María, cuyo esposo era José y quién al principio no creyó que su esposa estuviera embarazada por obra y gracia del espíritu santo de Dios.

Tuvo que un ángel aparecer ante él y hablarle sobre los planes de Dios para que aquél hombre pudiera creer. Jesús nació y creció para llevar a cabo su misión en la tierra, así empezó su ministerio cuando ya era un adulto y predicó la palabra de Dios por todos lados que pisaba.

Aunque él era el mesías, muchos no lo vieron como tal y decidieron que era un hereje farsante, por lo cual decidieron asesinarlo crucificandolo en un madero. Así sucedió, porque así era como decía que iba a morir el cordero de Dios, Jesús debía morir.

Durante su ministerio se hizo con 12 discípulos, de los cuales, uno de ellos fue quien lo entregó a los romanos, Judas. Entonces, mientras estuvo con sus discípulos les enseñó sobre la vida que debe llevar un cristiano y que son muchos los condenados, más aun están a tiempo de salvarse, siempre que se les hable sobre las buenas de salvación y acepten a Jesús como su salvador, serán salvos.

Constantino-y-el-Cristianismo-3

Cuando Jesús deja la tierra para ascender a los cielos, el lugar al cual pertenece, su discípulos se proponen a cumplir con el mandato que les dejó su maestro, su señor. Rápidamente comenzaron a hablar sobre Jesús y sus milagros, y la iglesia cristiana creció en número.

Pero comenzó la persecución de los mismos por parte de las autoridades romanas de aquel entonces, ésto se mantuvo durante siglos, los cristianos debían realizar sus reuniones en lugares recónditos con el fin de no ser encontrados y poder alabar a Dios tranquilamente.

Roma no siempre fue un imperio cristiano, antes de ser un imperio cristiano, roma creía en sus propios dioses y adoraban a los mismos. Sin embargo, cuando comenzó la persecución de los cristianos, Pablo era uno de los que los perseguían, pero Jesús mismo se le apareció a él y le dijo que dejara de perseguirlo. Pablo se convirtió al cristianismo y comenzó a evangelizar.

A pesar de ello, la persecución a los cristiano seguía, incluso, ahora perseguían al mismo Pablo. Ésto cambió cuando Constantino llegó al poder, porque gracias a él fue que los cristianos pudieron practicar traquilamente sus ritos, su religión por toda Roma sin temor a ser asesinados.

La llegada de Constantino al poder fue algo confusa. Empezaremos por los que eran emperadores y césares antes que él. Al comienzo del siglo IV, el Imperio Romano estaba siendo gobernado por una tetrarquía: dos augustos (emperadores) quienes eran Diocleciano y Maximiano, más dos césares (vendrían siendo aspirantes a ser emperadores): Constancio Cloro y Galerio.

En el año 305, Diocleciano y Maximiano renunciaron al puesto de Augusto (emperadores) y entonces, sus césares subieron al rango de emperadores: Constancio Cloro (no lo dejaron nombrar césar a su hijo Constantino) y Galerio. Éstos dos debían nombrar a sus nuevos césares, los cuales fueron: Severo II y Maximino Daya.

En el año 306, Constancio Cloro cae enfermo y muere el 25 de julio de ese mismo año, su hijo estuvo con él en sus últimos días. Entonces, su césar debía subir a ser emperador, es decir, Severo II. así fue, Galerio nombró Augusto a Severo II. (Ver también: Bautismo Cristiano)

Pero, en Caledonia, donde murió Constancio, las tropas que eran leales a Constancio nombraron Augusto a Constantino, su hijo, el cual aceptado como emperador en Britania y Galia, pero no en Hispania. Ese mismo año el pueblo romano nombraba emperado a Majencio, hijo de Maximiano, quien también volvió a la política.

El imperio romano estaba hecho un caos porque tenía cuatro emperadores (debían ser dos emperadores y dos césares) y un sólo césar, y para el año 310, el imperio tenía 7 emperadores y un sólo césar. Una locura, poco a poco estos emperadores se fueron eliminando entre ellos hasta que quedó Constantino.

Constantino vio la creciente de los cristianos por todo el imperio, pero también vio que los mismo eran perseguidos brutalmente y eran asesinados. Entonces, en el año 313, por medio del Edicto de Milán, prohíbe que la autoridades romanas hagan persecución a cualquiera que profese su fe. Algunos consideran que Constantino fue el primer emperador cristiano, mientras que otros afirman que él no era un cristiano, al menos no al comienzo.

Relación de Constantino con el Cristianismo

La historia nos cuenta que efectivamente Constantino no era un cristiano de nacimiento, porque como mencionamos anteriormente, Roma antes de ser una Roma cristiana, creía y tenía sus propios dioses, rendían cultos a ellos y el emperador era el primero en hacer cultos a sus dioses.

Constantino creció en la adoración al Dios Sol (Sol Invictus), cuyo símbolo él siempre lo portaba consigo a todas partes. Eusebio de Cesarea cuenta que en su obra “Vita Constantini”, que Constantino desarrolló especial atención por los cristianos al ver la forma en la que los mismo eran perseguidos y asesinados.

Es importante mencionar que a pesar de lo que constantino veía en cuanto al trato hacia los cristianos, lo que verdaderamente hizo que él se convirtiera al cristianismo fue una visión que él tuvo. Dicha visión se divide en dos partes.

Una de ellas sucedió cuando mientras marchaba con su ejército, vio la forma de una cruz en el sol. Ese evento llamó mucho la atención del emperador quien se quedó pensando en aquél símbolo y cuando se fue a la cama a descansar, tuvo un sueño al respecto (segunda parte de la visión).

En el sueño se le ordenaba a Constantino poner un nuevo símbolo en su estandarte de batalla, y vio una cruz con las inscripciones “In hoc signo vinces , que traducido quiere decir: “Con éste signo vencerás”. Inmediatamente, Constantio mandó a pintar la crimson en sus estandarte de batalla y tras en el enfrentamiento, Constantino resultó victorioso de la batalla.

Aquella victoria sucedió en el año 312, y desde entonces, Constantino reacomodó las leyes para ayudar a los cristianos y que los mismo dejaran de ser perseguidos y masacrados, al menos por los oficiales del imperio romano. Un año más tarde, él mismo promulga el Edicto de Milán, en el que permite la libertad de religión y prohíbe la persecución a los cristianos. (Ver también: Cristianismo y Masonería)

Sus políticas comenzaron a enfocarse en un estado más cristianos, y como ya los cristianos podían practicar su religión tranquilamente, el número de ellos se multiplicó exponencialmente, lo cual hizo que una buena parte de la sociedad romana sea cristiana, aunque el cristianismo no era aún, la religión oficial del imperio, eso sucedió en tiempos del emperador Teodosio, en el año 380.

Dejar Comentario