Aprende todo sobre las Creencias Cristianas, diferencias con otras doctrinas y mas

Primeramente, la Biblia es la creencia más aceptada, tanto por la Iglesia Católica como por otras denominaciones cristianas. Las creencias cristianas abarcan muchas otras, pero ésta es su autoridad suprema, la palabra de Dios. (Ver artículo: Historia de la Iglesia Católica)

Creencias-cristianas-02

¿Cuáles son las principales creencias cristianas?

Por tradición los cristianos creen en muchas teorías, preceptos, enseñanzas, que la Biblia indica, por orden y autoría de Jesucristo en los evangelios. “Toda escritura es inspirada de Dios y provechosa para enseñar“, afirma un pasaje bíblico. La Biblia, en sus dos secciones, “Antiguo Testamento” y “Nuevo Testamento” es el bastión fundamental de los cristianos. (Ver artículo: Cómo interpretar la Biblia)

Tambien Te Recomiendo Ver...

El primero define a la Iglesia como la antigua alianza con Dios, la cual fue sellada en el monte Sinaí y en el segundo, se sella la alianza con Dios con la sangre de Jesucristo. Los cristianos creen en las enseñanzas de Cristo, recibidas a través del Evangelio, tal como lo establece la Iglesia.

La Iglesia verdadera fue fundada por Jesucristo y los 12 apóstoles cuyos sucesoras y autoridad, fue producto de la designación divina. Los sucesores vendrían siendo los Obispos, mientras el Papa es el sucesor de Pedro, por lo que se considera infalible. Le siguen los pontífices romanos, quienes ocuparían el cargo y desempeñarían las funciones de Pedro, quien tiene la mayor autoridad dada por Cristo. (Ver artículo: Es Jesucristo Dios)

Creencias-cristianas-03

Santísima Trinidad

Trinidad

Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo. Según Lucas 3:22, en el momento en que Juan El Bautista bautiza a Jesús, estaba Él hablando y el Espíritu Santo descendiendo como una paloma.

Dios Padre

Solo existe un Dios, creador del universo, los cielos y la tierra. Reina desde los cielos y tiene una estrecha relación con su creación.

Dios Hijo

Tambien Te Recomiendo Ver...

Jesús es la segunda persona de la Trinidad. Vivió entre nosotros, como un hombre normal, para luego redimir al mundo de sus pecados. Fue concebido por el Espíritu Santo en una virgen, María. El hijo de Dios vivió una vida pura y santa (Mateo 1:18-25).

El Espíritu Santo

La tercera persona no física de la trinidad es el Espíritu Santo. A través de él, Dios mora en el creyente y obra en favor de su pueblo. El poder de Dios se manifiesta a través de su Espíritu Santo.

Biblia

La Biblia es la palabra de Dios. Cada uno de sus 73 libros fue inspirado en el Espíritu Santo y es algo superior y fiable, tanto como la tradición católica. Allí está plasmado el plan que Dios tiene para la humanidad, por ser su Creador.

Los primeros cristianos crearon un “Credo”, conocido como el Credo de los Apóstoles, el cual se usa para evangelizar, enseñar y sobre todo avivar las creencias y fortalecerlas, para que no sean confundidos con otras doctrinas o denominaciones.

María

El cristiano cree y venera a María, tal como dice la Biblia, es la madre de Jesús y se mantuvo virgen, antes, durante y después de la concepción de su hijo Jesús. Está libre de todo pecado, su concepción fue inmaculada y fue bendita por el Espíritu Santo.

Jesucristo

Jesús es el hijo de Dios y por tanto el Mesías o Cristo, además de la encarnación de Dios todopoderoso. Según la Iglesia, Jesús resucitó en un cuerpo físico y de esa manera ascendió a los cielos.

Creencias-cristianas-04

Jesús, el Mesías

En Jesús se cumplieron las profecías que aparecen en el Antiguo Testamento, tanto su nacimiento como su entrada triunfal a Jerusalén, su muerte, resurrección y ascensión a los cielos.

Muerte y Resurrección

Fue sacrificado y muerto en una cruz, como un sacrificio para redimir los pecados de los hombres. Todos los pecados fueron puestos sobre Jesús. Luego su cuerpo fue sepultado y a los tres días Jesús resucitó, significando así una victoria sobre los pecados y la muerte. Se apareció a sus discípulos y a sus numerosos fieles y seguidores, cumpliéndose la profecía sobre su regreso.

Frente a unas 500 personas, Jesús ascendió al cielo al mismo tiempo que les hablaba. Hoy se encuentra a la derecha de Dios Padre y volverá para juzgar al mundo, a los muertos y a los vivos, así como a restablecer su reino sobre la Tierra.

La Iglesia

Todos los creyentes cristianos alrededor del mundo forman la Iglesia, la que Dios estableció y a la que regresará para llevarla con él, de regreso al cielo. Los fieles son parte de ella por firme voluntad de Dios.

Perdón de los pecados

Todos somos pecadores, como seres humanos, alguna vez lo hemos hecho, e incluso, vivimos en pecado. Sólo Jesús perdona el pecado siempre que exista el arrepentimiento y la aceptación de Jesús como el Salvador. La salvación la otorga Dios siempre que haya fe, nadie será salvado o perdonado por su propia cuenta.

Resurrección y vida eterna

Los cristianos que son salvos serán llamados hijos de Dios, quien les tendrá reservado un lugar en el cielo, donde pasarán a la vida eterna junto a Él. Cuando Jesús regrese nuevamente, los cuerpos físicos de los hombres serán transformados y llevados a la presencia de Dios. Al igual que los muertos, los cuales serán resucitados.

Alma

El hombre, según la Iglesia católica, está formado por dos elementos llamados cuerpo y alma, formando una hipóstasis. El cuerpo es concebido desde el momento que se forma el feto y el segundo es infundado por Dios antes de que éste se forme. El alma no muere, luego de la muerte del cuerpo, se vuelve a unir con el cuerpo y se convierte nuevamente en persona, al momento de la resurrección de los muertos.

Infierno

Las palabras hebreas que aparecen en la Biblia como Seol y Hades, se traducen como “infierno”. Los católicos creen en el castigo eterno y la separación de Dios, para lo cual pasan por ese lugar de fuego, destinado a las almas de los condenados por Dios. (Ver artículo: Pruebas de que el infierno existe)

Hay otras palabras que son utilizadas para referirse al Infierno, como Gehena, que aparece en algunas versiones bíblicas, pero es el mismo lugar de tormento eterno y espeluznante, el infierno. Igual pasa con el Lago de Fuego que aparece en el libro de Apocalipsis (La Revelación).

Mundo

Hay diferentes posturas para referirse al término Mundo, basados en los significados bíblicos. Se conocen dos:

Mundo de la humanidad

Formado por la humanidad en general, la que es amada por Dios, siendo el motivo y la razón por la que Cristo nos fue enviado. Los católicos deben amar a su prójimo más que a sí mismos, según Juan 3:16; Lucas 10:26,27; Romanos 13:9,10; Juan 13:34,35; Juan 15:12,13.

Mundo de Satanás

Esta es la sociedad humana que vive alejada de Dios y por ende, bajo la influencia de Satanás o el Diablo. La iglesia se opone férreamente a las personas que no comparten la conducta, los intereses ni las costumbres divinas, aunque por igual las aman y así lo demuestra a diario.

Vida Eterna

Esta capacidad es otorgada por Dios a ciertas criaturas, quienes podrán vivir indefinidamente. Los ángeles gozan de esa característica y según la Iglesia, también podrán tenerla las personas después de la resurrección, cuando regresen con un cuerpo glorioso al final de los tiempos.

¿Y los evangélicos, en qué creen?

Los evangélicos, al igual que los católicos, creen en Dios, un solo Dios, el único Señor. Es el creador del Cielo y la Tierra como lo reseña el Génesis 1:1: “En el comienzo de todo, Dios creó el cielo y la tierra”.

Igualmente creen en Jesucristo, único hijo de Dios, concebido por obra y gracia del Espíritu Santo. Nacido del vientre de María, para que se cumpliera lo que dijo el profeta: “la Virgen quedará encinta y tendrá un hijo, al que pondrá por nombre Emmanuel”, que significa “Dios con nosotros”. (Ver artículo: En qué creen los cristianos evangélicos).

Crucifixión y Resurrección

Jesús fue crucificado junto a otros dos, a cada lado. En su cruz había un letrero que decía: “Jesús de Nazaret, Rey de los judíos”. Luego de bajarlo de la cruz, lo envolvieron en una sábana de lino y lo colocaron sobre un sepulcro abierto en una peña.

Antes de morir Jesús gritó: -¡Padre en tus manos encomiendo mi espíritu! Murió por los pecados de los hombres, como dicen las Escrituras, cumpliéndose también la resurrección al tercer día.

Ascendió a los cielos y se encuentra a la derecha del Padre Todopoderoso. Desde allí regresará a juzgar a los vivos y muertos. Regresará y dará nueva vida a los cuerpos mortales.

Creen en el Espíritu Santo, el perdón de los pecados y la vida eterna, donde los que vivan allí no necesitarán luz de lámpara ni luz de sol, ya que Dios será su luz y reinarán por todos los siglos.

Diferencias entre Católicos y Evangélicos

  • Los evangélicos no reconocen al Papa como autoridad única de la Iglesia, ni como Vicario de Cristo en la Tierra, así como a ninguno de los Patriarcas de la Iglesia Ortodoxa. (Ver artículo: ¿Qué es religión ortodoxa?)
  • La tradición eclesiástica sólo tiene validez si está justificada y apoyada en la Biblia, como única fuente de autoridad, la Sola Scriptura.
  • La salvación no llega por haber hecho obras ni actos de caridad. Sólo con aceptar a Cristo como el Salvador Personal, a través de una oración, estará confesándose como pecador y buscando su salvación en Cristo. Las buenas obras, dicen, son el fruto de la conversión al Cristianismo, no un medio para salvarse.
  • El culto no necesita de una liturgia establecida, necesaria para difundir la palabra santa.
  • No creen en imágenes, no las adoran ni las veneran. Vírgenes, Santos, personas místicas, nada de eso está contemplado en la iglesia evangélica, a excepción del Anglicanismo. «No harás para ti imágenes… no te inclinarás ante ellas ni las servirás…», versículos claros referidos a ese tema.
  • Para cumplir con el acto de arrepentimiento no hay que ir con un sacerdote, es un acto íntimo entre Dios y las personas, quienes deben orar. Cristo solamente intercederá ante Dios para el perdón de los pecados.
  • No acostumbran bautizar a los recién nacidos, si así hubiera sido, serán bautizados de nuevo. Esta se considera una decisión consciente del ser humano, quien confiesa públicamente si decide seguir con las enseñanzas de Dios por su propia voluntad. El bautismo no tiene validez para salvar al ser humano.
  • En la estructura de las organizaciones protestantes no existen Cardenales, Obispos, Papas o Sacerdotes. Siguen la estructura original instituida por los apóstoles cristianos.
  • Sólo reconocen 66 libros del canon de la Biblia, ya que sólo aceptan los libros de la Tanach hebrea (Antiguo Testamento). Los no usados los llaman deuterocanónicos o apócrifos.
  • No aceptan las doctrinas católicas referidas al Purgatorio, la supremacía papal, las oraciones por los muertos, la intercesión de los santos, la inmaculada concepción de María, la asunción de María y la virginidad perpetua de María.

Costumbres cristianas

Hay muchas costumbres, tradiciones y prácticas que los cristianos han ido modificando e incluso, se han ido desapareciendo.

Ejemplo de ello eran: la bendición de la mesa antes de comer; rezar a la Virgen y al Señor, antes de acostarse; rezar el Rosario en familia, en la iglesia o en la calle; encomendarse al Señor antes de salir de viaje y así muchas otras actuaciones rutinarias, que requerían de una oración para que todo nos saliera bien. Así como éstas costumbres, hay muchas otras que caracterizan a los cristianos. (Ver artículo: Rosario a la Virgen María).

Diezmos

El pago de los diezmos era parte de la Ley de Moisés, se acabó cuando murió Cristo, es decir, según la Iglesia, ya no es un requisito cristiano. Se cubrirán los gastos que tengan que ver con la obra educativa de la iglesia, con aportes voluntarios, no obligados ni de mala gana, Dios ama al dador alegre.

No sólo se aporta dinero, también son importantes el tiempo que se dedique al bien de la comunidad, de la iglesia, las habilidades y capacidades, además del deseo de ayudar, de acuerdo a la disponibilidad de la persona.

Fiestas

Los cristianos celebran misas, así como lo hizo Jesús en la Última Cena, sobre todo en la Semana Santa, cuando también se realizan procesiones. No celebran festividades paganas como Halloween y otras sincretizaciones que han ido apareciendo, cada vez más.

Imágenes

Con respecto a las imágenes, la Iglesia aclara la diferencia entre adoración y veneración. Afirma que al orar frente a las imágenes, los fieles están haciendo un acto de veneración (adorar lo que representa la imagen), no de adoración como imagen en sí misma. Muestran un rechazo total a la veneración o culto a las imágenes.

Procesión Divina Pastora. Venezuela.

Predicación

Esta debe ser costumbre y actividad habitual para los creyentes cristianos. Dios desea que sus fieles seguidores conozcan, usen y den a conocer su nombre. Jesús participó personalmente en la predicación, visitando casa por casa, aldea por aldea, durante el primer siglo.

De esta forma fue ganando discípulos a quienes enseñó, instruyó y los animó en la actividad de la predicación. Así creó un modo de hacer llegar la palabra de Dios entre las personas y escuchar las inquietudes, responder a las dudas, a veces con temas muy personales y delicados. La manera de predicar el Evangelio es cumpliendo con lo siguiente:

Enseñar que es el Evangelio

Explicar y dar a conocer cuál es la relación entre Antiguo Testamento y Nuevo Testamento.

Mostrar y comparar lo que dice  la Biblia con respecto a la Iglesia, profetizada, en preparación y la iglesia funcionando.

Dar los lineamientos de las personas que pasan a ser miembros de la iglesia, que deciden obedecer siguiendo las enseñanzas y al canon católico.

Obras

La fe sin obras está muerta (Santiago 2:14-17). Los católicos actúan para ayudar con las necesidades de sus compañeros creyentes, su familia, vecinos y conocidos, tal como lo estipula la Biblia. No sólo en el aspecto espiritual, sino también animando, estimulando, aconsejando, consolando y con ayuda de tipo material.

Sábado (Día de Descanso)

Según la Iglesia católica, la Ley de Moisés establecía los requisitos de guardar el día sábado para los israelitas, más no es un requisito cristiano hacerlo de ese modo. Jesús cumplió con este requisito y mucho después de haberse redactado la Biblia, se decretó el día domingo como día de descanso. La Iglesia no le concedió un valor estrictamente religioso.

Sucesión apostólica

A “la transmisión, mediante el sacramento del Orden, de la misión y la potestad de los Apóstoles a sus sucesores, los obispos”, la Iglesia llama Sucesión Apostólica. Gracias a ella, se ha mantenido la comunión de fe y de vida a lo largo de los siglos. Con ella se ordena todo el apostolado con el objetivo de difundir y dar a conocer el Reino de Cristo sobre la tierra.

Iglesia Ortodoxa

Los creyentes de la corriente ortodoxa se consideran a sí mismos como una comunidad de adoración. Tienen especial énfasis por el culto, el cual influye en la mayor o menor importancia que pueda darse a las diferentes denominaciones cristianas.

Los cristianos orientales (iglesia primitiva) sólo definen dogmáticamente lo relacionado con el culto divino, temas como la Santísima Trinidad o la Encarnación. Por otro lado, el cristianismo occidental define doctrinariamente otro tipo de cuestiones como la constitución de la Iglesia, naturaleza del hombre, el pecado y la gracia de Dios.

Mientras tanto, para los ortodoxos, todos esos temas caen en la esfera de los teologúmenos, que son declaraciones que hacen reconocidos maestros de la Iglesia, pero no tienen la misma autoridad que el dogma.

Autoridad

Para los católicos, la autoridad en materia doctrinal recae sobre el Papa y la Biblia, mientras que los ortodoxos está en las Sagradas Escrituras pero compartida con los miembros de su comunidad.

No creen en jerarquías eclesiásticas como guardianes del dogma, sino que es todo el pueblo de Dios, al que consideran el Cuerpo de Cristo. Por supuesto, no hay lugar para pensar en la infalibilidad, ya que todos los miembros están sujetos al error, como humanos que son. Por esa razón, las decisiones de concilios y sínodos, cuentan con el apoyo y participación de toda la comunidad, para ser consideradas expresiones de la iglesia.

Iglesia Ortodoxa

Sagradas escrituras

Ortodoxos y católicos coinciden en la confianza en la tradición, la cual sirve como depósito de la fe cristiana. Ambos sostienen que el Espíritu Santo es el guía de la Iglesia y es el que inspira el verdadero entendimiento de la Palabra de Dios.

La tradición, aparte de tener una fidelidad con el pasado, es un principio de desarrollo, el cual está abierto a nuevas profundizaciones doctrinales, con la iluminación de la Gracia de Dios. El Espíritu Santo interviene en ambas, la Sagrada Escritura y la Tradición.

Sacramentos

Los cristianos orientales se refieren a los sacramentos como misterios, para así evitar el razonamiento entre lo humano y lo divino. En este punto coinciden las prácticas orientales y las occidentales, aunque difieren en algunos detalles. Los occidentales definen y clasifican los sacramentos de una manera más precisa que los ortodoxos.

Estos utilizaban los siete sacramentos aprobados por la Iglesia Católica, pero sumaban muchas otras manifestaciones de sus costumbres litúrgicas, como la bendición del agua en las fiestas de la Epifanía, los hábitos que toman los monjes o monjas y la consagración de la iglesia.

¿En qué creen los adventistas del Séptimo Día?

Las doctrinas de los adventistas del séptimo día difieren en gran medida con otras denominaciones. Tienen una que otra coincidencia. Ellos creen que en el cielo hay un santuario, desde el cual  Cristo ministra y media como sumo Sacerdote, entre dos fases diferenciadas, una de ellas culminada en 1844.

Piensan, además, que habrá un juicio final en el que se decidirá el destino de todos los hombres, antes de que Cristo regrese, en su tan anunciada segunda venida.

Los adventistas afirman que el espíritu de profecía o don profético, es uno de los dones del Espíritu, que fue prometido a la iglesia de los últimos días, pero que fue manifestado a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, a través de la obra y los escritos de Ellen G. White.

Tanto el sello de Dios y la marca de la bestia, que son mencionados en el libro de Apocalipsis, representan los símbolos de las fuerzas del bien y el mal, del conflicto que ocurrirá antes de la segunda venida de Cristo. Así mismo, los tres ángeles del Apocalipsis, representan la proclamación del último mensaje de Dios, el cual nos preparará para la venida de Cristo.

Sábados de Adoración

Entre las prácticas y costumbres de los adventistas del Séptimo Día, están las actividades de los sábados en las iglesias. Se abstienen de trabajar ese día y de participar en cualquier otra actividad de recreación secular, como competencias deportivas, salir de compras y hasta ver televisión.

Pueden efectuar paseos al aire libre, actividades familiares, trabajos caritativos y otras actividades permitidas, de carácter compasivo. Los viernes, los ocupan preparando el próximo día, el sábado, bien sea preparando la comida, ordenando y aseando la casa, lavar y planchar ropa, etc…Otros se reúnen en sus iglesias y así pasan el tiempo esperando que llegue el sábado.

En las mañanas de los sábados comienzan estudiando la Biblia, eso lo llaman “Escuela sabática”, en el que usan un folleto como apoyo para los estudiantes asistentes. Este folleto lo distribuyen en todas las iglesias adventistas alrededor del mundo, cuyo tema de estudio será común durante un trimestre del año.

Estos pueden incluir cantos, oraciones, relatos misioneros y el más importante, el estudio de la Biblia, que leen y comparten por alrededor de casi dos horas. Se forman varios grupos, hacen debates sobre los temas bíblicos y conversan con total libertad, haciendo preguntas y respuestas.

Actividades misioneras

Los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, están convencidos de que Cristo los ha llamado, como fieles creyentes, para predicar en todo el mundo. Por tal motivo, esta iglesia tiene presencia en más de 200 países del mundo. En sus actividades de extensión misionera, se enfocan tanto en creyentes como en no creyentes de otras denominaciones cristianas.

Pero de todos modos, son cautelosos a la hora de predicar, de manera de asegurarse de que no estorben los derechos básicos del individuo. Respetan y promueven la libertad religiosa. Sus métodos tradicionales incluyen misiones urbanas y el reparto de folletos como “The Present Truth”, en español, “La verdad presente”, el cual fue publicado por vez primera en 1849, por James White.

En el último siglo, han venido incorporando otros medios para difundir esos folletos y otros materiales doctrinales. Por ejemplo, en la radio, el programa de H.M.S. Richards “Voice of prophecy”, (“La voz de la profecía”, en español) fue transmitido en 1929, desde Los Ángeles, Estados Unidos.

La Cena del Señor

Los miembros de la Iglesia Adventista practican la cena del Señor o Eucaristía, en otras denominaciones cristianas, unas cuatro veces durante el año.

Es un servicio abierto para miembros y para los que no lo son de la Iglesia, en él se renuevan los votos con Dios, porque al ser bautizados vuelven a nacer;  hacen una ceremonia de lavamiento de los pies y participan de la cena, consistente en panes sin levadura y jugo de uva no fermentado.

Dejar Comentario