≡ Menu




¿Sabes Qué es el Cristianismo liberal? Apréndelo aquí

El cristianismo liberal o el esnobismo teológico es un término extenso que esencialmente se refiere a un pensamiento dentro de las designaciones protestantes norteamericanas para destacar el papel general del cristianismo, como en el Evangelio social.

cristianismo-liberal-1

¿De que se trata el cristianismo liberal?

De comienzos del siglo XX. Este movimiento se determina por la falta de afectación o la negación de la iluminación divina íntegra y la jurisdicción de la Biblia, y el encargo con la pureza doctrinal.

Los temas venerables prevalecientes, como el remordimiento del pecado moral particular, el infierno y la reprobación para aquellos que contradicen a Cristo, su enmienda de sangre y su futuro reino literal se disminuyen o se batallan contra ellos. (Ver artículo: Quien fundo la Iglesia Católica apostólica romana)

En la instrucción cristiana liberal, que no es cristiana en imperioso, la razón del hombre se destaca y se trata como la jurisdicción final. Los dogmáticos liberales buscan interceder el cristianismo con la sabiduría secular y el movimiento moderno. Al hacerlo, tratan la sapiencia como algo que todo lo sabe y la Biblia como asignada de fábulas y falsa. Los iniciales capítulos de Génesis se someten a la poesía o la fantasía, poseen un mensaje, pero no deben tomarse concretamente a pesar de que Jesús ha conversado de esos primeros apartados en términos precisos.

La humanidad no es vista como completamente corrompida, y así los teólogos liberales poseen una visión satisfecha del futuro de la misericordia. El evangelio social asimismo se enfatiza, mientras que se niega la discapacidad del hombre desfallecido para efectuarlo. Si un alma se salva de su pecado y su condena en el infierno ya no es el inconveniente; lo primordial es cómo el hombre presenta a su prójimo. El amor de nuestro prójimo se reconcilia en el tema definitorio.

Teológicamente, el cristianismo liberal destaca una persistencia básica entre el hombre y Dios, enfatizando la esencia de Dios en lugar de su consecuencia. Tiende a ver el discernimiento religioso surgiendo de la investigación y el uso de la razón, como preferente a la revelación bíblica. Así, la idea espléndida de la religión como una correspondencia personal con Dios es una que no está precisamente sujetada a una base doctrinal bíblica. Esto disiente con la salvación que secuela de la fe en el evangelio de la gracia admitido bíblicamente, y de aprobación con las creencias dogmáticas ortodoxas.

El liberalismo no es un mal vocablo para despedir. Es un enfoque desemejante, pero determinable para el cristianismo, que difiere elocuentemente de la ortodoxia histórica, sin aludir el evangelismo y el fundamentalismo. Los liberales instituyen que están formando que el cristianismo sea notable, creíble, beneficioso y humano. Los evangélicos en la estría de J. Gresham Machen funden que están creando algo más que el cristianismo. Esa fue la línea límite hace un siglo, y la división permanece. (Ver artículo: quien división de la iglesia católica)

cristianismo-liberal-2

Cristianos liberales y conservadores

En el mundo, principalmente en América, los cristianos liberales tienden a tratar de seguir fielmente las palabras de Jesucristo; Ama a tus enemigos, glorifica a los que te maldigan, pon las mejillas, no restituyas mal con mal, da a los pobres, impugna el materialismo, entre otros. Muchos también contradicen lo que especulan que son peritas arcaicas, como la instrucción tradicional sobre la homosexualidad, las damas en Iglesia, el infierno, entre otros. Más que unos escasos son pro-elección. Pueden tender a no tomar la Biblia «fielmente». Regularmente votan socialista o no votan en absoluto.

Los cristianos conservadores desarrollan a no tomar las palabras de Jesús de forma muy literal, como usted ha oído decir “ojo por ojo y diente por diente”, pero se le dice que no se resista a una persona ruin. Si alguien te da un bofetón en la mejilla derecha, cámbiate todavía a la otra mejilla o ama a tus adversos y ora por los que te hostigan. Más a menudo inclusive optarán citar el Antiguo Testamento que el Nuevo. (Ver artículo: Virgen María )

Los conocimientos «liberal» y «conservador» suelen interpretarse como tendencias políticas, pero también tienen un señalado más técnico en religión. Las teologías conservadoras habitualmente se basan en definiciones literales de las escrituras, mientras que las liberales son aquellas que están colocadas a leer gran parte de las formalizas como figurativas.

Las diversificas más obvias existirían en su actitud hacia cosas como el creacionismo. Los cristianos liberales rara vez son creacionistas, mientras que los cristianos vigilantes son casi todos creacionistas de algún arquetipo u otro. Para un cristiano conservador, la historia del universo, el desplome en el jardín del Edén, el diluvio de Noé, Jonás y la ballena, la catástrofe de Sodoma y Gomorra, la torre de Babel, y todas esas historias, son eventos históricos serios. Los cristianos liberales los ven como alegorías que instruyen lecciones significativas.

cristianismo-liberal-4

Los cristianos conservadores, principalmente se hacen notar porque son muy claros acerca de lo que creen. Estan al corriente lo que dice la Biblia; ellos saben quiénes son; saben lo que están forjando en la vida; son sólidos, como lo vemos en toda la columna vertebral de América. No es una broma; Los árboles más fuertes, después de todo, tienen las raíces más hondas. No hay muchos wafflers en el campo conservador. Conjuntamente, son muy dedicados a lo suyo.

Los cristianos conservadores no se examinan si están de humor; ellos van a la iglesia y también van al estudio de la Biblia. Se muestran para las funciones de la iglesia, en realidad hacen las cosas. Los cristianos conservadores asimismo tienden a ser, en la práctica, considerablemente amorosos. Los cristianos liberales especulan que los cristianos conservadores son rigurosamente críticos, y algo así como básicamente muy duros y estrictos.

Ante una situación delicada.

Deliberan que si, en medio de la noche, un hombre visiblemente homosexual se mostraba en la casa de un cristiano conservador que precisaba ayuda, se le atrancaría una puerta en la cara. Pero estos no son asi. Todos los cristianos conservadores que se han visto son serios en cuanto a poner en destreza el amor de Dios. El hecho de que vivan tan seguros de lo que creen los hace más abiertos a nuevos movimientos, ideas y experiencias. Si se está seguro de quién eres, estás mucho más franco a manifestar quiénes son los demás. Cuando las cosas se ponen dificultosas, es bueno conocer a un conservador.

Por otra parte, los cristianos conservadores consiguen estar muy seguros de que disfrutan razón en todo. Es muy fácil, cuando eres conservador, sintetizar lo que crees en un conjunto de afirmaciones realmente estrictas, y nunca más deliberar o permitir que esas aserciones aumenten. Entonces meramente se convierte en reglas; entonces es muy fácil hacer todo acerca de quién está y quién no está en el lado derecho de la levantada. (Ver artículo: Bautismo cristiano)

Cuando se trata de algo tan ininteligible como Dios y la historia, es excesivo fácil que conservarlo simple se vuelva «conservarlo soso», lo que sencillamente se reconcilia en «mantenerlo malintencionado». Los conservadores poseen una preferencia preocupante para obstruir sus mentes. Por otro lado los cristianos liberales se distinguen porque son muy liberales con su amor y respeto. Están dignamente orientados en el amor de Dios, y no temen solicitar en que cualquier cosa que imposibilite el amor y debe ser incierta.

cristianismo-liberal-5

Ellos aman a Jesús, ya que Jesús instruyó el amor; todos se tratan de amar como lo concibió Jesús, punto. Asimismo, es evidente la manera en que los cristianos liberales son tan reflexivos. Ellos atienden, reflejan, están bien, ellos buscan, ellos debaten, ellos estudian, y además entienden que parte de su labor como cristianos es tratar rápidamente de acceder a la mente y al corazón de Dios, y no están colocados a permitir que nada estorbe con esa meta. No tienen miedo de inspirarse. Viven con la libertad de que Dios nunca los inculpará por amar exagerado.

Por otro lado, los cristianos liberales logran hacer gofres un domingo por la mañana. Con demasiada periodicidad, son presa de pensar que las alteres de sus impresiones amorosas son verdaderamente todo lo que precisan para guiarlos, con el efecto de que nunca afirmen la insuficiencia de ser claros en lo que verdaderamente creen. Tal vez Jesús fue primariamente un agitador social. Tal vez la cruz sea una alegoría. Tal vez Jesús marchando sobre el agua era una ilusión óptica, y así repetidamente, hasta que también consigan ser adivinos.

No obstante, a pesar de su cómoda tergiversación, los cristianos liberales asimismo pueden ser muy engreídos, excesivamente seguros, demasiado tolerantes hacia aquellos que quitan la verdad como evangelio. Tienden a especular que son más perspicaces que ellos. En habitual, el problema con los cristianos liberales es que logran permanecer tan ocupados subsistiendo elevados y, sobre todo, que su engrudo nunca salga a la vía. Muchos de ellos son mejores con la piedad como teoría que como destreza.

Los liberales afirman que la Biblia no es inspirada por Dios y tiene faltas. Debido a esta dogma, el hombre, según los teólogos liberales, debe establecer qué enseñanzas son atentas y cuáles no. La afirmación de que la Biblia está inculcada, por Dios solo está en manos de los simples. Esto refuta claramente lo que dice la misma, ya que asegura que toda la Escritura es infundida por Dios y es útil para instruir, amonestar, corregir y adiestrar en la justicia, para que el hombre de Dios pueda estar totalmente provisto para toda buena labor. (Ver artículo: Es Jesucristo Dios)

Dejar Comentario