¿Sabes todo sobre el Culto Cristiano? Aprendelo aquí

En el cristianismo, venerar es respeto respetuoso y tributo a Dios. En el Nuevo Testamento se utilizan diferentes palabras para el amor. La palabra proskuneo “adorar” pretende inclinarse ante Dios o ante los señores. Comprendamos más el culto cristiano.

culto cristiano

¿Qué es el culto cristiano?

A lo largo de la gran mayoría de la historia del cristianismo, el amor cristiano corporativo ha sido ritualista, representado por súplicas y salmos, con escritos establecidos en, o firmemente identificados con, la Escritura, especialmente el Salterio; este tipo de amor santo y estilizado es taladrado por los templos católicos romanos, ortodoxos orientales y anglicanos, y además algunas categorías protestantes, por ejemplo, el luteranismo y el metodismo. En el evangelismo, el amor es visto como una demostración de veneración a Dios, con un origen más casual. (Ver artículo: oracion mas poderosa del mundo para el amor)

Tambien Te Recomiendo Ver...

El término ceremonia se obtiene del griego leitourgia que significa “administración abierta” y está formado por dos palabras: “laos” (individuos) y “ergon” (trabajo), verdaderamente “trabajo de la población en general”. Las súplicas responsables son una progresión de peticiones leídas o cantadas por un pionero con reacciones hechas por la asamblea. Se establecieron ocasiones para la súplica en medio del día (a la luz de los modelos judíos), y un ciclo festivo durante todo el año eclesiástico administró el festival de experiencias culinarias y días bendecidos relacionados con las ocasiones en la vida de Jesús, las vidas del pueblo santo y partes de la Divinidad.

Se puso mucho énfasis en los tipos de amor, como se encontró con respecto a la expresión latina lex orandi, lex credendi (“el liderazgo de la petición es el control de la convicción”), es decir, los detalles específicos del amor propio expresan, instruyen y supervisan las convicciones doctrinales de la red. Como lo indica este punto de vista, los ajustes en los ejemplos y en la sustancia del amor reflejarían fundamentalmente un ajuste en la confianza misma.

Cada vez que una blasfemia surgía en la Iglesia, normalmente se unía a ella un movimiento de amor por el encuentro blasfemo. Convencionalidad en la confianza implicaba además universalidad en el amor, y al revés. De esta manera, la solidaridad en el amor cristiano se entendía como una satisfacción de las palabras de Jesús de que el tiempo estaba al alcance de los admiradores genuinos para amar “en el alma y en la verdad” (Jn 4,23). (Ver artículo: frases de confianza en dios)

El tema del amor es abordado por numerosos individuos de los Padres de la Iglesia, entre ellos Justino Mártir, Ireneo e Hipólito de Roma (c. 170-c. 236). La Sagrada Eucaristía fue la demostración central del amor en el cristianismo primitivo.

Algunos elementos del culto cristiano

La ceremonia de las sinagogas y la costumbre del santuario judío, dos de las cuales fueron participadas por los primeros cristianos, ayudaron a dar forma al tipo de ritual cristiano primitivo, que era una doble formalidad de la palabra y de la Eucaristía; esta estructura primitiva del sacramento aún existe en la Misa católica y en la Divina Liturgia Oriental. La primitiva utilización cristiana del incienso en el amor pareció ser la primera en comenzar en los rituales cristianos de servicio funerario, y más tarde fue utilizada en medio de las acostumbradas administraciones de amor.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El incienso fue utilizado adicionalmente en la Biblia para venerar a Dios y simbolizar la súplica, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento; uno de los tres Reyes Magos ofreció incienso a Cristo, y en el Libro del Apocalipsis, mensajeros bienaventurados y personas santas aparecen en el Cielo ofreciendo incienso a Dios, a lo largo de estas líneas estableciendo un punto de referencia para la utilización cristiana del incienso en amor.

El amor como canto experimentó cambios extraordinarios para unos pocos cristianos dentro de la Reforma Protestante. Martín Lutero, un amante de la música, formó salmos que todavía hoy se cantan, y anticipó que las asambleas serían miembros dinámicos en la administración, haciendo un llamado a la acción.

Juan Calvino, en Ginebra, sostuvo que aunque la música instrumental tenía su oportunidad con los levitas del Antiguo Testamento, ya no era una articulación apropiada para la congregación. Esto fue desarrollado por John Knox (ver adoración presbiteriana); sólo se cantaban salmos, y se cantaban a capella. Además, en la costumbre ginebrina y escocesa reformada, no se cantan canciones hechas por el hombre, siendo vistas como de segunda clase comparadas con los himnos de la Biblia motivados por Dios. El Principio Regulador Calvinista de Adoración reconoce los lugares de adoración convencionales presbiterianos y reformados de los lugares de adoración luteranos o de otros lugares de adoración protestantes. (Ver artículo: quien fundo la iglesia catolica romana)

El amor cristiano actual es honesto y variado en el cristianismo actual, con un alcance de tradiciones y perspectivas filosóficas. Se pueden reconocer tres agrupaciones generales, y aunque algunos componentes están muy extendidos, el estilo y la sustancia cambian extraordinariamente debido a la historia y a las acentuaciones contrastantes de las diferentes partes del cristianismo.

En numerosas convenciones cristianas, el amor abierto estándar se complementa con el amor en reuniones privadas y pequeñas, por ejemplo, la contemplación, la súplica y el estudio. El canto frecuentemente da forma a una pieza crítica del amor cristiano.

Este encuentro también puede ser aludido como la costumbre eucarística o católica, pero hay que tener en cuenta que no se limita a la Iglesia católica. Además, incorpora las casas de culto ortodoxas orientales, los templos ortodoxos orientales, los lugares de culto luteranos y la mayor parte de la Comunión Anglicana. El amor (conocido como la Misa, la Liturgia Divina, el Servicio Divino, la Eucaristía o la Comunión) es formal y se centra en el ofrecimiento de gracias y aclamación por la muerte y el avivamiento de Cristo sobre las contribuciones de pan y vino de la población en general, la comida y la aceptación de la Eucaristía, vista como el cuerpo y la sangre de Jesucristo.

Las capillas en esta reunión comprenden el culto como un apoyo espiritualista en el paso y la restauración de Cristo, a través del cual se unen con él y entre sí. Las administraciones son organizadas por una ceremonia y comúnmente incorporan diferentes componentes, por ejemplo, peticiones, canciones, salmos, música coral (contando serenatas polifónicas, canto llano e himnos), la lectura de las Escrituras, y algún tipo de educación o instrucción. En la filosofía religiosa de la Iglesia Católica, la Misa se contrapone a otra medida, la del abandono, es decir, la reintroducción del Cuerpo y la Sangre de Cristo a Dios Padre.

El sacramento es conducido por un ministro que usa vestiduras, un tipo de vestido sagrado, e incorpora la utilización de vasos formales sagrados, incienso, velas y agua celestial. En la Iglesia Católica hay una variedad decente de costumbres ceremoniales anticuadas: el Rito Romano (contando tanto la Misa Tridentina como el Rito Romano de marco estándar), el Rito Bizantino, el Rito Ge’ez, y el Rito Antioqueno para nombrar algunos modelos más inconfundibles.

Dentro de la Iglesia Católica, el encantador desarrollo ha tenido un impacto significativamente menor, aunque el himno cristiano actual se encuentra en unos pocos barrios, debido en gran parte a un desarrollo conocido como la Renovación Carismática Católica. El amor honesto en las Iglesias Orientales ha permanecido generalmente inalterado.

En numerosas reuniones protestantes, por ejemplo, en los templos metodistas y reformados y en algunas secciones de la Comunión Anglicana, el amor corporativo está formado por la herencia de la Reforma. El amor en un lugar así, además, resalta en gran medida la petición hablada (ya sea sin guión o arreglada), las lecturas de las Escrituras, el canto congregacional de las canciones, y una lección. Algún sacramento se utiliza ordinariamente, sin embargo, puede que no se describa de esta manera. La Cena del Señor, o Comunión, es elogiada con menos regularidad (los interinos cambian de una vez a la semana a una vez al año según lo indique la división o la iglesia del vecindario). Las vestimentas son menos detalladas o faltan.

Otros elementos

En el evangelismo (inmersión, pentecostalismo, desarrollo magnético celoso, desarrollo neo-alentador y cristianismo no confesional), el amor es visto como una demostración de veneración a Dios, con un origen más casual. Algunos asuntos sociales ocurren en salones de reunión con un par de signos religiosos. No hay un estilo de vestir.

Desde el comienzo de un desarrollo atractivo en los años sesenta ha habido cambios notables en las prácticas de amor cristiano de numerosas divisiones. Otra forma de tratar el amor centrada en la música, conocida como amor contemporáneo, es actualmente ordinaria. Esto reemplaza la petición convencional de amor basada en la ceremonia o un “sándwich de petición de salmos” con tiempos expandidos de canto congregacional en algunos casos aludidos como “amor cuadrado”. El amor tiene dos secciones; una primera y principal con música y la segunda parte con mensaje y la Cena del Señor. (Ver artículo: como recibir sanidad divina y milagros de dios )

En los años 90, la música contemporánea del amor se estableció en numerosas iglesias evangélicas. esta música se compone en el estilo de la música bien conocida, el batido cristiano o la música de la sociedad y de esta manera varía ampliamente de los salmos convencionales. De vez en cuando se toca en una variedad de instrumentos que no se habrían utilizado ya en lugares de culto, por ejemplo, guitarras (contando las eléctricas) y unidades de batería.

Dejar Comentario