≡ Menu




Aprende todo sobre el Espiritismo Kardecista

El espiritismo es una ciencia que estudia el comportamiento de los espíritus y su relación con el mundo material, Allan Kardec  dio  a conocer el espiritismo kardecista, aprende  aquí cuáles son sus características y los distintos tipos en que se divide  esta doctrina. (Ver artículo: Historia del taoismo).

Espiritismo kardecista

Tipos de espiritismo Kardecista

El espiritismo se define a sí mismo como una ciencia, debido a que investiga y estudia el origen y la naturaleza de los espíritus, así como su relación con el mundo corporal, además sostiene que es una filosofía ya que estudia las consecuencias que se originan de las acciones que se han tenido en vidas pasadas, ley de acción y  reacción, o ley de causa y efecto.

El espiritismo se divide en diferentes corrientes, las cuales, a pesar de tener las mismas bases, cada una tiene unas características que va haciendo la diferencia entre una y otra. (Ver artículo: Ateo agnóstico).

  • El espiritismo científico o de mesa:

Según señalan los propios espiritistas no pude ser considerada una religión, sino como la escuela superior y perfeccionada del espiritismo, como una doctrina del espiritismo la cual puede ser percibida por medio de los sentidos. Sus integrantes habitualmente son  llamados espiritistas y procuran  mantener los principios de Alan Kardec.

La finalidad de esta corriente espiritista es lograr un trabajo espiritual con la asistencia de médiums o  gente que según su criterio, han logrado cierto desarrollo espiritual y pueden mantener una comunicación con los espíritus, quienes le proporcionan la solución a los distintos problemas.

Para la realización de esta actividad, por lo general  los presentes se sientan alrededor de una mesa con el objetivo de invocar la presencia de espíritus específicos, para entablar una conversación con los mismos. En común encontrar en este tipo de sesiones la utilización de cantos, himnos, lectura de oraciones espirituales y poesías. Ciertos  miembros en algunas  oportunidades realizan consultas espirituales de manera privada en sus hogares.

  • El espiritismo de cordón

Es una corriente del espiritismo cuyos practicantes son llamados cordoneros debido a la forma en que lo realizan. Quienes asisten a la sesión   crean un círculo o cordón y van girando al mismo tiempo que mueven los brazos de arriba hacia abajo  a la vez que  golpean el piso con los pies. El “médium cabecero” que dirige la ceremonia la inicia con oraciones y entona un canto que es coreado por los  asistentes, en medio de la ejecución de distintos ritos que predisponen a un estado de trance.

Tiene muchos elementos del espiritismo kardecista simplificado y del catolicismo también. Según ellos  Dios es un espíritu superior y de mucha luz, y habitualmente lo llaman providencia, asimismo,  los santos católicos son espíritus de mucha luz, ubicados en un nivel entre Dios y los hombres.

Los cordoneros practican curaciones valiéndose de objetos materiales, particularmente el agua, en sesiones llamadas “santiguación”, que es donde verdaderamente radica la causa del prestigio del médium.

  • Espiritismo cruzado

Es la consecuencia del sincretismo de ideas y conocimientos del espiritismo kardecista con la de los denominados cultos sincréticos, en especial con la Regla Conga, sin embargo, combina también de la santería. En el mismo se advierte con mayor frecuencia la exposición de imágenes de frutos especialmente del coco, bebidas espirituosas y plantas como método de curación y protección.

Igualmente realizan despojos y limpiezas, lecturas o consultas espirituales, donde habitualmente el médium recibe el espíritu de un esclavo del Congo, el cual se posesiona de su materia y habla de la misma forma que  en que supuestamente el espíritu debería  expresarse.

Mesa blanca

El espiritismo se dio a conocer alrededor del año 1850 de la mano del espiritista Allan Kardex, el cual  tuvo gran receptividad en todos los estratos de la sociedad europea, inclusive en los más necesitados, quienes ya tenían sus costumbres y creencias espirituales bien definidas. (Ver artículo: Practicas del taoismo).

Las personas humildes y de escasos recursos económicos modificaron el espiritismo mediante una especie de sincretismo, donde fusionaron sus oraciones  como el padre nuestro, ave María, gloria, credo, (todas estas oraciones utilizadas para rezar el rosario), con oraciones especificas del libro Colección de Oraciones de Allan kardec.

Entre de las plegarias realizadas, algunas son hechas para pedir protección,donde se invoca a los ángeles vigilantes y seres de luz para que cuiden a quienes estén presentes.

La mesa blanca es  una parte muy esencial del Espiritismo kardecista,especialmente en Cuba y Puerto Rico, es utilizado  antes de  comenzar los rituales de importancia o simplemente para desarrollar las habilidades mediunímicas, ya sea de los Santeros como de los Paleros.

Este ritual de mesa blanca o misa blanca como también se le conoce, es llamado así por el uso del mantel blanco y la vela blanca que se coloca en la mesa para realizar el ritual. Para desarrollar este ritual se coloca un mantel o paño blanco y la vela blanca, sobre una mesa como símbolo de que las personas trabajan con seres de luz.

La ceremonia es dirigida mientras que el resto de los asistentes se sientan alrededor formando un círculo, se rezan oraciones de Allan Kardec conjuntamente con el rosario, se realizan limpiezas o despojos a los presentes con agua de colonia y  flores,  esas energías son depositadas en un vaso con agua, esto es una parte esencial de este ritual.

Durante el ritual puede presentarse un “muerto” (espíritu) que puede poseer a algunos de los presentes, este espíritu que generalmente baja para traer algún “mensaje”, puede ser algún consejo o advertencia, muchas veces dan recetas para realizar baños para hacer limpiezas del aura. Este espíritu puede ser un ser de luz o también un espíritu molesto.

Médium

Los médiums son personas de gran sensibilidad sensorial ,debido a esto pueden percibir la presencia de espíritus, conectarse con ellos, recibir su mensaje, generalmente son el hilo de conexión entre los seres vivos en el plano terrenal y los espíritus de las personas desencarnadas. (Ver artículo: Meditación en el taoismo).

Para muchos médiums poseer este don no es nada fácil , generalmente sufren mucho, ya que ven cosas que sucederán que les es muy difícil de transmitir para no causar sufrimiento, ni dolor a esas personas.

Debido a esto el médium debe ser muy ecuánime, equilibrado y poseer mucho tacto para poder saber cómo transmitir un mensaje. Su sensibilidad es el único atributo que les permite estar siempre abiertos para escuchar el mensaje de los espíritus.

Las personas que acuden a un médium lo hacen en busca de ayuda, ya sea porque ha perdido a alguien muy cercano, porque busca un guía en su Vida, por algún problema o situación de Salud, de Pareja o simplemente por curiosidad, siendo todos estos motivos muy válidos.

Las facultades que poseen los médium pudiera clasificarse en:

  • Clarividencia:

Es la facultad que se posee para “ver” personas o cosas psíquica y extra sensorialmente, para percibir imágenes,lugares o acontecimientos del pasado, presente y futuro.

  • Clariaudiencia:

Es la facultad que se posee para “oír” a los espíritus y el idioma de los Mundos Etéreos, así como también la facultad de comunicarse con el Eggun si el oyente es un Médium.

Existen distintos tipos de médiums.

  • Médium físico
  • Médium sensitivo.
  • Médium auditivo
  • Curanderos (sanadores) y chamanes.

Sesión espiritista

Una sesión espiritista es un suceso en el cual las personas vivas buscan entablar una comunicación con los espíritus de personas desencarnadas que han pasado de plano. (Ver artículo: Símbolos satánicos).

Generalmente las personas que están dispuestas a realizarlo se reúnen para crear un ambiente agradable para este fin, invitan a los  espíritus para que respondan a sus preguntas o para que entreguen los mensajes de quienes han fallecido. La única condición para realizar una sesión espiritista es que todas las personas presentes deben creer que es posible comunicarse con el más allá.

Si bien es cierto que comunicarse con los espíritus puede producir miedo, ya que el ser humano es propenso a temer a todo lo que desconoce, la mayoría de las personas que presencian  una sesión espiritista de manera positiva se quedan con una sensación de asombro y aprecio por ese mundo del más allá  que no podemos ver ni tocar. Para poder realizar una sesión espiritista exitosa se deben seguir ciertos pasos para crear una atmósfera favorable para los espíritus, aquí te contamos como hacerlo.

  • Reúne a personas que crean en el mundo espiritual.

Una sesión espiritista será mucho más poderosa  y productiva  si todas las personas que se congregan  creen verdaderamente que es posible comunicarse con los espíritus. El poder de la sesión espiritista no prosperará si tan solo una sola persona es escéptica o cree que la sesión no dará resultado.

Una sesión espiritista se cimienta en la energía positiva y colectiva de quienes  participan, que se conocen como «sujetos», por lo tanto es importante asegurarse de que todas las personas que asistan estén realmente de acuerdo con tener una experiencia sobrenatural.

Puedes invitar a  personas que han perdido a  un ser querido y con quien quieran comunicarse. No invites a  quien tenga miedo a fantasmas, espíritus y fenómenos sobre naturales, esto alejaría a los espíritus que quieren transmitir un mensaje.

  • Pídele a los presentes que tengan sus preguntas preparadas

Tener las preguntas preparadas para realizarlas a los espíritus le dará más forma a la sesión espiritista. En vez de solicitarle a los espíritus que vengan y hagan que su presencia se note, los presentes pueden intentar  invocar a los espíritus de ciertas personas y recibir información que no sería posible conseguir de otra forma.

Quien quiera contactar el espíritu de un ser querido puede planificar de  invocar su espíritu y preguntarle si está bien. Las personas que asisten no deben tener la expectativa de recibir una respuesta clara y directa a sus preguntas, Ya que los espíritus no se comunican de la misma forma en que los humanos lo hacen entre sí. Por lo general, las preguntas que se responden con sí o no brindan un resultado más satisfactorio que las preguntas que requieren una respuesta más extensa.

  • Busca un médium para realizar la sesión.

Probablemente una de las personas presente que tenga ciertas facultades y ya haya presenciado otras sesiones espiritistas pueda dirigirla, sin embargo siempre será más certero el éxito de la sesión si es presidida por un verdadero médium quien inicia la sesión espiritista con una oración que invita a los espíritus para que se unan al círculo y les hace preguntas.

  • Busca un ambiente silencioso.

Es importante realizar una sesión espiritista en un sitio en el que no existan interrupciones de ningún tipo. Busca un sitio que sea silencioso y que tenga una iluminación que puedas adaptar para que exista un ambiente tenue. (Ver artículo: Taoísmo en China).

Cerciórate  que el ambiente sea cómodo y de que no esté lleno de aparatos electrónicos que causen distracción, ni de grandes trabajos artísticos o de otros artículos que puedan distraerte de la experiencia. Muchas personas piensan, equivocadamente, que una sesión espiritista se debe realizar en un sitio embrujado. El sitio que se elija no tiene que estar embrujado. Los espíritus irán a cualquier sitio si se sienten bien recibidos cuando los llamen.

No obstante, se puede tener una sesión espiritista, si así lo deseas, en un sitio que tenga un significado espiritual para ti o para las personas que estarán presentes. Por ejemplo, puedes hacerlo en la casa de un ser querido que haya fallecido si tratas de comunicarte con  esa persona por medio de la sesión espiritista.

  • Utiliza objetos propicios para la sesión

El ambiente típico en una sesión espiritista es de forma circular, así que  preferiblemente, coloca una mesa redonda, aunque esto no es determinante. Cubre la mesa con un mantel y coloca encima varias velas, utilizarlas  ayudará a crear una ambiente espiritual. Coloca sillas de respaldar recto alrededor de la mesa para que tus invitados se sienten. .

Esto mismo puedes hacerlo sin la mesa, en el suelo, colocando cojines de manera circular y en el centro sobre el piso el mantel con las velas También puedes utilizar incienso y música instrumental para crear un ambiente espiritual, si crees que eso ayudará a mejorar el estado anímico.

Muchos espíritus gustan de comunicarse  por medio de los objetos, así que puedes colocar una serie de opciones encima de la mesa. Por ejemplo, puedes utilizar un tablero de guija para que te ayude a hacer las preguntas y a leer las respuestas. Inclusive,  algo tan simple como un vaso con agua se puede utilizar como herramienta de comunicación. Puedes solicitarle al espíritu que te alerte de su presencia al mover el agua.

Grabar la sesión puede darle un matiz adicional a la comunicación. Las grabaciones suelen recoger los sonidos o las imágenes que no se escuchan o ven por las personas presentes. Considera incluir una cámara de vídeo o un reproductor de vídeo para grabar lo que sucede en la sesión.

  • Inicio de la sesión.

Aunque no es imprescindible que se hagan las sesiones a una hora determinada, en el mundo espiritual, se recomienda que sean entre  las 11:30 y las 12:30 de la noche ya que en este horario hay menos posibilidades de interrupciones y es más propicio el contacto el contacto con los espíritus.

Indica a todas las personas presentes que no hagan ruido y apaguen sus dispositivos electrónicos. Esto contribuirá a que todas las personas estén en un correcto estado mental para que puedan experimentar la sesión espiritista.

Cerciórate de que todas las personas hayan ido al baño, revisado sus teléfonos antes de comenzar con la sesión espiritista. Debes tener presente que cualquier tipo de distracción puede dispersar la energía y hacer que la sesión termine prematuramente. En este momento, puedes preguntarles a los presentes si están listos para participar en la sesión espiritista. Siente el estado anímico de las personas.

Es normal  que estén  un poco ansiosas, es posible que alguien se ría nerviosamente o se vea un poco preocupado. No obstante, si una persona  parece actuar escéptica con este evento o se ve asustada antes de que se inicie la sesión, puedes pedirle que no participe.

Invita a los presentes a que se sienten en un círculo y esperen pacientemente mientras enciendes las velas en el centro de la mesa. Asegúrate de que se haya apagado la luz eléctrica o que esta se haya atenuado. Enciende el incienso y enciende la música instrumental si lo prefieres. Cuando todo esté listo, chequea el ambiente y si es necesario realiza ajustes de modo que se pueda crear la atmósfera perfecta.

No hay un libreto para comenzar una sesión espiritista, pero muchas personas deciden recitar una oración de bienvenida para establecer el tono del evento. Tú o el médium debe agradecer a todas las personas por venir y debe anunciar que es hora de que se inicie  la sesión espiritista. Pídeles a todas las personas que se tomen de las manos y cierren los ojos, luego recita la oración y pídeles a los espíritus que se unan a ustedes.

Algunas personas oran para protegerse de los espíritus molestos o malignos y piden que solo los espíritus buenos se unan al círculo. Puedes comenzar a invocar a espíritus determinados a través de sus nombres, durante este momento. Por ejemplo, puede decir «Abuela Tota, nos reunimos esta noche porque esperamos recibir una señal de tu presencia. Siéntete bienvenida a nuestro círculo y únetenos cuando estés lista».

El médium puede hacer las preguntas o los presentes pueden turnarse para realizarlas. En cualquier caso, realicen una pregunta a la vez y hagan una pausa por varios minutos para esperar una  respuesta. Cerciórate de que todas las personas permanezcan en silencio ya que puede ser difícil sentir la presencia de un espíritu.

Recuerda que las preguntas de sí o no suelen ofrecer respuestas satisfactorias. Las preguntas directas como «¿Estás con nosotros?» y «¿Tienes un mensaje para nosotros?» son mejores que «¿Cómo es vivir en el mundo de los espíritus?». Cerciórate de que nadie rompa el círculo mientras se efectúan las preguntas. Se esfumará la energía espiritual si alguien se levanta y se va o se distrae de alguna forma.

En raras ocasiones un espíritu se comunicará al hacer que alguien en el grupo transmita un mensaje. El médium u otra persona que esté dispuesta físicamente pueden empezar a dirigirse al grupo con las palabras que el espíritu le ha dado.  (Ver artículo: Samaritanismo).

No obstante, la mayoría de las veces, las respuestas son más tenues y los significados son más difíciles de descifrar. Presta atención a lo que sucede físicamente en lugar. Pueden ser señales de que un espíritu está presente si un vaso con agua se cae, el fuego de una vela comienza a parpadear bastante a pesar de que no haya una corriente de aire o una puerta se cierra sin motivo.

Puede ser de ayuda pedirle al espíritu que responda a una pregunta de sí o no al darle al grupo una señal. Por ejemplo, puedes decir «Haz que el agua del vaso salpique si eres el espíritu de mi abuela o si tienes un mensaje de ella».

  • Para terminar la sesión:

Una sesión espiritista puede durar desde quince minutos hasta una hora o más. Trata de mantener a todas las personas dentro del círculo hasta que los espíritus se hayan ido y ya no reciban respuestas a sus preguntas. El fin de una sesión espiritista suele ocurrir naturalmente cuando la energía espiritual en la habitación se disuelve finalmente.

Antes de que culmines la sesión espiritista, todas las personas en el grupo deben repetir «Ahora se ha terminado, ve en paz» tres veces antes de soltarse las manos. Termina la sesión espiritista agradeciendo a los espíritus por unirse al círculo. Realiza una oración para ponerle fin a la sesión. Agradece a los presentes por su participación y sopla las velas para terminar formalmente la sesión.

Umbanda

Umbanda es una religión tradicional de la cultura brasileña, su  aparición es reciente pero con valores ancestrales cuyas características son el espiritualismo y las creencias mágicas.El término umbanda deriva del dialecto bantú, siendo su raíz el término umbanda, con el que se escogía a los hechiceros o jefes de culto de las tribus indicadas. Se fundamenta en el culto a los trabajos espirituales y a distintas deidades, junto con la creencia del Dios cristiano.

Es una religión sucesora de las dogmas africanos, venidas al Brasil durante la época esclavista, fusionadas con las otras culturas recientes, por lo que en consecuencia generó como  resultado  un panteón ambiguo, donde los Orixás figuran con distintos nombres, aunque son  los mismos, debido a la combinación de lenguas. (Ver artículo: El budismo y el taoísmo).

Por lo tanto, hay una inmensidad de Orixás, que forman grupos que se rigen por  elementos diferentes, como el fuego, la tierra, el agua, el aire, el reino vegetal, el mineral o por los cristales o el tiempo. Los Orixás ancestrales favorecieron la formación de una línea de tiempo abierta, donde los espíritus, identificados como caboclos, pretosvelhos, bahianos, niños y exús, iniciaron la línea del Umbanda.

La religión Umbanda fomenta una ambiente regido por los Orixás, cuyos hijos nativos fueron apartados de su dominio, para evolucionar en la humanidad. Estos orixás son arcaicas deidades africanas o fuerzas de la naturaleza divinizadas, como  el rayo, las aguas, etc., y son los que equiparan a las figuras cristianas, como podemos ver seguidamente:

Ogum – Orixá o Dios de la Guerra = San Jorge

Xango – Orixá o Dios del Rayo = San Jerónimo

Iemanjá – Orixá o Diosa de las Aguas = Virgen María

Ibeji – Orixá o Dios de los Mellizos = Stos. Cosme y Damián

Oxalá – el más importante de los orixá =N. S. Jesucristo

Igualmente cuentan con otra deidad, intermedia, entre los Orixá y los hombres, la cual se conoce como Exú, y es la que homologa a la figura cristiana del diablo. En sus cultos, afirman que estos Orixá, se incorporan o poseen a los devotos en medio de la ceremonia. Este acontecimiento, más allá de ser una auténtica posesión, se origina debido a una técnica de inducción al trance, donde el devoto disgrega su personalidad liberando el inconsciente.

Despliegan además muchas prácticas adivinatorias y debido a principios de la  doctrina espiritista, creen en la reencarnación, la ley del Karma, los fluidos, etc. Por lo cual, las bases están en la evolución del individuo.

El auxilio religioso y mágico. Culto a los Orixás. Integración del individuo a las jerarquías divinas. El fundamento está en el sincretismo de los cultos africanos, los nativos, ligados con la religión católica, con un toque de religiosidad oriental (budismo e hinduismo), conjuntamente con la magia, que esa es su característica distintiva.

Podemos distinguir cuatro corrientes diferentes en la Umbanda:

  • Corriente de espíritus nativos:

Corresponde a  los espíritus que residían el Brasil antes de que llegaran  los conquistadores. Estos espíritus comprendían, la existencia del mundo sobrenatural, la inmortalidad y la capacidad de los muertos de interferir con los vivos. (Ver artículo: Yoga hindú).

  • Corriente africana:

Surge de los esclavos, y es parecida a las creencias originarias.

  • Corriente espiritismo kardecista:

Reúne los espíritus indios, de esclavos negros, orientales, etc, con la llamada “Umbanda Blanca”. Está ubicada en el medio  del espiritismo y los cultos nativos y afros, pero basado en la doctrina cristiana, apreciando conceptos religiosos adquiridos de negros e indios.

  • Corriente mágica:

Se distingue por el uso de la magia blanca

Dejar Comentario