Conozca todo lo necesario sobre la Expansión Musulmana

La expansion musulmana es un hecho que se ha venido desarrollando desde años remotos, logrando que esta religión tome cada vez más fuerza, por lo que resulta una historia muy interesante de contar, veamos un poco más.

La Expansión Musulmana y el mundo del islam

La religión islámica es una de las tantas religiones que se practican en el mundo entero, actualmente es una religión que cuenta con un buen número de practicantes en varios continentes del mundo, pero en un comienzo el islam no era tan popular.

Cuenta la historia que hace mucho tiempo, Mahoma tuvo un llamado de Dios a predicar su palabra, Mahoma, temeroso del mismo aceptó su misión y comenzó a predicar la palabra de Dios, sin embargo, la gente no se lo tomaba en serio, lo tomaban por tonto.

En aquél entonces, el mundo árabe estaba divido en tribus nómadas y tribus sedentarias, es decir, los nómadas no se quedaban mucho tiempo en un mismo sitio, mientras que las tribus sedentarias sí se quedaban permanentemente en un sitio.

Éstas tribus, a su vez, estaban divididas por familias y tenían sus propios dioses, practicaban religiones politeístas, es decir, religiones que aceptaban la existencia de múltiples dioses, por ejemplo, la mitología griega, la egipcia, entre otras.

Entonces llega Mahoma hablando sobre la existencia de un único Dios verdadero, señor del mundo y creador del universo, pues, lo tomaron como un tonto y se mostraron renuentes ante esa idea de Mahoma de creer en un sólo Dios cuando ellos creían en varios.

Estando Mahoma en Arabia Saudí, allí consiguió fieles seguidores que sí creyeron en la nueva religión propuesta por Mahoma, pero Mahoma los hizo tan fieles a la religión que, incluso dar su vida por su fe era un acto de valentía, así preparó a un grupo de soldados bien entrenados para ir por el mundo árabe imponiendo su religión.

Hasta antes de Mahona, los pueblos árabes estaban divididos y en constantes peleas tribales por cuestiones de territorios, recursos o cualquier otra tontería. Cuando Mahoma llega con sus soldados a la península arábiga y usando su fuerza militar para convertirlos a todos al islam, su fuerza militar aumentó, y ésto sucedió en el año 622.

Unos 10 años más tarde muere el fundador del islam, Mahoma fallece pero no murió el islam, el islam cobró aún más fuerzas e iniciaron campañas de conquista para llegar a dominar toda la península arábiga, la ibérica también y expandirse por el norte de África.

Los musulmanes continuaron sus campañas de guerra rápidamente hacia el noreste alcanzando Mesopotamia y Persia, mientras que al oeste llegaron hasta Siria, Palestina y Egipto, arrebatandole las provincias más ricas al imperio bizantino, imperio al cual se enfrentarían más adelante.

En poco tiempo los musulmanes causaron gran impacto en el continente asiático y en África, los cristianos se dieron cuenta del avance brutal de una nueva religión y era casi inminente el enfrentamiento entre ambas religiones en algún punto de la historia. (ver artículo: Doctrina del Islam)

Reinado de los Omeyas

Durante el reinado de los Omeyas, o durante el califato de los Omeyas, el expansión musulmana continuó rápidamente hasta alcanzar el Magreb, que en el mundo árabe quiere decir «Lugar por donde se pone el sol», su expansión continuó hasta alcanzar las costas españolas comenzando el siglo VIII.

En el año 711 los musulmanes logran superar el estrecho de Gibraltar y llegan a España en donde son detenidos en la batalla de Covadonga en el año 722. Luego, en el año 732 sucede un nuevo enfrentamiento, la batalla a de Poitiers, Francia, en donde son vencidos de nuevo.

Esas derrotas obligaron a los musulmanes a regresar a la península ibérica, pero luego de la victoria que tuvieron los cristianos en la batalla de Covadonga, los reyes austrianos inician una reconquista de la península ibérica que se terminó consumando y dio lugar al Reino de Austria.

Los planes musulmanes cambiarían y los mismo se irían a conquistar Asia Central, Bujará, Kabul, hasta llegar a la frontera con la India, limitando entonces con el imperio bizantino, el mar Caspio y el Cáucaso que se encuentra al norte.

En aquél entonces el mar Mediterráneo era controlado por los del imperio bizantino, a pesar de ellos los musulmanes construyeron una flota para atacar Constantinopla, y así lo hicieron, pero fallaron en la toma de la misma en tres oportunidades, los bizantinos eran maestros del mar.

El Mediterráneo se convirtió entonces en una frontera que los bizantinos defendían fervientemente, pero a la vez era también una ruta de comercio, y aunque mantenían la expansión de los musulmanes a raya, aun comerciaban con ellos.

Cuando los musulmanes se apoderaban de un territorio le daban opciones a las personas para que siguieran practicando su religión, por ejemplo, si querías seguir practicando tu religión debías pagar un impuesto, el Yizia, así el gobierno musulman no atacaría tus creencias.

Si no querías pagar el impuesto entonces te podías convertir al islam, ser vendido como esclavo o simplemente ser decapitado. Es obvio que muchos pagan el Yizia, otros se convertían al islam y así no pagarían ningún impuesto, mientras que otros eran fieles totalmente a sus creencias y preferían la muerte.

El imperio musulman estaba unido pero tenía problemas internos, sobre todo tribales, a pesar de que estaban unidos porque tenían a un solo líder que los guiaba, las tribus no dejaban de lado sus diferencias y estaban en constantes peleas tribales.

Cuando los abasíes fundaron Bagad, hubo un desplazamiento del centro político, lo que significó un desequilibrio porque el centro estaba alejado del oeste del imperio, lo que trajo como consecuencia que se formaran tres grandes zonas donde emergería el califato: los Abasí, Fatimí y Andalusí.

El avance del islam fue detenido en el siglo IX y X, fueron dos siglos en donde el islam se vio trancado por todas sus fronteras y no podían salir ni expandirse por ninguna otra tierra, las presiones exteriores los mantenían a raya y truncaban su avance. (ver artículo: Mahoma y el Islam)

En Europa

Los musulmanes ya conquistaban parte de Asia y el norte de África, pero ellos no se detendrían, querían más territorios, más pueblos subyugados, que el mundo entero se convierta al islam, así fue como comenzaron las guerras santas.

Las perosnas consideraban el islam era un religión muy parecida a la cristiana, pero discrepaban en la trinidad, porque mientras el cristianismo y el islam coincidían en la existencia de un único Dios sobre todas las cosas, no estaban de acuerdo con la trinidad, los cristianos creen en la trinidad, pero los islámicos no.

Dejando eso a un lado, el avance de los musulmanes por tierras cristianas ponía en aprietos a los cristianos que debían hacer algo para detenerlos. El islam amenazaba la supremacía del cristianismo y era algo que ellos no podían permitir.

Los musulmanes llegan a España, primero llegan a las costas de la misma, y luego de cruzar el estrecho de Gibraltar llegan a España, sin embargo, las tropas musulmanas fueron detenidas en la batalla de Covadonga, que a su vez iniciaría la reconquista en la península ibérica.

Hubo un segundo enfrentamiento bélico en donde los musulmanes querían entrar a Europa y dominar, pero los mismo fueron frenados en seco en la batalla de Poitiers, en el año 732, lo cual hace que el Califa de Damasco desista de querer entrar a Europa y envía a sus tropas a la península ibérica.

El problema de eso es que los reyes de Austria ya habían planeado una reconquista de la península y enviaron a sus tropas a pelear allá para ganar el territorio, recuperar territorios cristianos, la reconquista sucedió, se concretó y dio origen al Reino de Austria.

Las tropas musulmanas estuvieron estancadas hasta el siglo IX, cuando los otomanos iniciaron un avance por las montañas de Altái, que conecta a Rusia, China, Mongólia y Kazajistán, continuaron su expansión por el lago Baikal, en Siberia, Rusia. Y todo pueblo que encontraban eran islamizados.

En estas campañas militares, los otomanos consideraban la idea de atacar Constantinopla, y establecieron un campamento cerca de allí. Finalmente en el año 1453 Constantinopla está bajo ataque enemigo y los musulmanes logran hacerse con ella.

Aunque esas no fueron todas la batallas porque luego los cristianos respondieron de una forma brutal, la expansión del islam en Europa sucedió gracias a las exitosas campañas musulmanas de los del imperio otomano, en particular los albaneses y los eslavos de Bosnia.

Si aún te queda alguna duda sobre la expansión musulmana, puedes ver el siguiente vídeo donde se explica la historia que ha tenido esta cultura y religión a lo largo del mundo desde hace muchos años.

Así fue como el islam penetró en Europa tras varios siglos de constantes peleas y guerras por evitar su avance en el mundo cristiano, a pesar de todo, no pudieron contenerlos más tiempos y el islam entra en Europa y se expande, aunque a día de hoy, el islam no es muy bien visto en Europa.

Hoy en día, la religión musulmana esta viviendo una etapa dificil, pues se esta extendiendo la generalización de que los arabes son terroristas y violentos. (ver artículo: Islam Clásico)

Dejar Comentario