≡ Menu




Iglesia Ortodoxa rusa: ¿En qué creen? Diferencias, patriarca y más

La Iglesia Ortodoxa rusa, es un templo que tiene su origen en Rusia y se ha expandido por medio de la inmigración a otros países del mundo; posee sus diferencias y similitudes con la Iglesia Católica, pero los hacen únicos en cuanto a creencias y la realización o cumplimiento de los evangelios dejados por los apóstoles.

La Iglesia Ortodoxa rusa

Debido al número de fieles, la Iglesia Ortodoxa rusa, se encuentra encabezada por el patriarca de Moscú y de toda Rusia, constituye la mayor Iglesia cristiana ortodoxa del mundo. Algunos estudios sociológicos sostienen que entre 50 y 80 millones de rusos se consideran miembros de la misma. Es considerada una Iglesia autocéfala, es decir, que es independiente de toda autoridad religiosa de mayor rango.

Algunos historiadores le atribuyen el nacimiento oficial de esta iglesia, cuando se produjo con la cristianización del Rus de Kiev por parte del Santo Príncipe Vladímir en el año 988. En Rusia, la Iglesia autocéfala fue establecida en 1448, cuando los obispos, de manera independiente y sin la participación del patriarca de Constantinopla, eligieron al jefe eclesial del país.

Cuando la Unión Soviética se encontraba en pleno mandato, la religión fue fuertemente atacada y prohibida por las autoridades debido a la ideología oficial. Durante esta época, muchos edificios religiosos y propiedad de la Iglesia fueron confiscados y utilizados para fines seculares.

La Rusia de hoy es un Estado multiconfesional y la Iglesia ortodoxa es la mayor organización religiosa del país. En el año 2013, realizaron estudios que arrojo unos datos estadísticos del centro Levada, obteniendo que un 68% de los rusos se consideran creyentes y pertenecientes a la Iglesia ortodoxa. (ver articulo: Ramas del Cristianismo)

¿En qué creen la Iglesia Ortodoxa rusa?

Toda religión posee una creencia única, que le permite construir un estado de fe por los que muchas personas comienzan a seguir, entre las creencias que tiene la Iglesia Ortodoxa rusa, están las siguientes:

  • La salvación: la salvación es una creencia que posee distintas religiones y para lograrla es necesario tener fe y practicarla a través del amor hacia el prójimo, convirtiéndose en un proceso gradual que dura toda la vida.
  • Bautismo: estos creen en el bautismo, ya que consideran que por medio de este se realiza la aceptación en la Iglesia, para así iniciar el proceso de salvación. La Iglesia ortodoxa practica el bautismo mediante la inmersión completa de la persona en el agua.
  • Eucaristía: Es el centro del culto en la Iglesia ortodoxa. Cuando se realiza, los fieles comulgan con pan y vino, transmutados en la consagración en el cuerpo y la sangre de Cristo, y con ello obtienen vida y fuerza.
  • La Trinidad: Para la creencia ortodoxa e incluso otras religiones, existen tres personas en la divinidad, distintas pero iguales en importancia: Dios Padre, Dios Hijo (nacido del Padre) y Dios Espíritu Santo, procedente del Padre. Las tres encarnaciones divinas están en una unidad que no es posible disolverse.
  • Jesucristo: los creyentes de la Iglesia Ortodoxa rusa, creen que Jesucristo es la segunda persona de la Trinidad, el Hijo de Dios, plenamente divino y plenamente humano, el hijo de María, concebido sin pecado. Su muerte, crucificado en la cruz, fue realizado como un sacrificio para salvar a todos los hombres, luego resucitó y ascendió al cielo. La Iglesia ortodoxa cree que regresará un día para juzgar a todos los hombres.
  • María (madre de Jesús): por ser madre de Jesús, los cristianos ortodoxos creen que María, posee la gracia suprema y debe ser altamente honrada, pero rechazan la doctrina de la Inmaculada Concepción.
  • Predestinación: Según esta religión, ellos creen que Dios tiene conocimiento previo del destino del hombre, pero no lo predestina.
  • Santos e iconos: Los cristianos ortodoxos, como en otras religiones practican la veneración de iconos. El culto se dirige hacia la persona que representan y no a las propias reliquias. (ver articulo: Iglesia Católica Oriental)

Diferencias

Entre la Iglesia Ortodoxa rusa y la Iglesia Católica existen ciertas diferencias y estas son:

  • Diferencias Dogmáticas

La Procedencia del Espíritu Santo

La Profesión de Fe o el Credo, fue redactada en los Concilios Ecuménicos de Nicea y Constantinopla en el texto del Credo se expresan las verdades fundamentales de la Fe Cristiana. En una de las cláusulas del Credo se puede observar la procedencia del Espíritu Santo la cual decía “Creo en el Espíritu Santo que procede del Padre” que ha tenido algunas modificaciones en un Concilio que solo se celebró en Occidente en la ciudad de Toledo agregando a la cláusula las palabras “y del Hijo” de tal manera que la frase completa dice “Creo en el Espíritu Santo que procede del Padre y del Hijo”.

El Purgatorio

La iglesia Católica Romana, enseña a todos sus creyentes que las almas, después de la muerte terrenal, se van a un lugar que llamado “Purgatorio, donde se limpian de sus pecados leves sufriendo algunos tormentos, una vez que este esté limpio espiritualmente, puede entrar al paraíso.

Mientras que la Iglesia Ortodoxa, cree que las almas después de la muerte esperan el Juicio Final, y no llegan al paraiso ni tampoco el Hades.

El “Pecado Original”

Lo que se conoce como el pecado original, es referente al pecado cometido por Adán y Eva, (los primeros padres de la humanidad) ya que, al desobedecer el mandato divino, de no comer del árbol del conocimiento del bien y del mal, fueron castigados con la expulsión del Paraíso. Por esta razón, el bautismo es un elemento necesario para perdonar el pecado original que condena a cada uno de los nacidos – es decir, a la naturaleza humana como tal- tras la expulsión del Edén.

Para la iglesia Ortodoxa rusa no existe el “pecado original”, lo que existe es el “pecado ancestral”. Sostienen que Dios dotó al ser humano de “libre albedrío”, dándole poder para elegir y tomar sus propias decisiones; Por ende, la persona es libre de elegir entre hacer lo bueno (vivir en el amor de Dios) o hacer lo malo (alejarse del amor de Dios). (ver articulo: Iglesia Católica y las Sectas)

 

La Inmaculada Concepción de la Virgen María

La Iglesia católica de Roma cree que Santa Ana concibió a la Virgen de forma espermática (sin esperma, sin mancha de pecado original, por esta razón, existe la fórmula de “Ave María Purísima sin pecado concebida “). A pesar de la historia sobre la cristiandad, esta creencia es bastante reciente.

La Iglesia Ortodoxa rusa, por su parte, cree y enseña que la Santísima, Purísima, Bendita Señora Madre de Dios y Siempre Virgen María fue concebida de manera natural como cualquier ser humano (coito), mientras que sólo considera como inmaculado el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, ya que Él fue dado a luz milagrosamente — del Espíritu Santo y la Virgen María.

La Infalibilidad Papal

En cuanto a esta premisa, el Concilio Vaticano I encabezado por el Papa Pío IX, decidió en 1870 un nuevo dogma, el cual no posee ningún antecedente en toda la historia de la Iglesia: “La infalibilidad Papal”, esto quiere decir, que el Papa “no se equivoca” cuando habla sobre materia de fe o de costumbres.

Las Órdenes y Congregaciones

La Iglesia de Roma, en su recorrido por la historia, hasta el día de hoy, ha dado pie al surgimiento de numerosas instituciones, en las que se encuentran: (Agustinos, Benedictinos, Dominicos, Franciscanos, Jesuitas, Maristas, Mercedarios, Pasionistas, Schoënstatt, etc.) que en consecuencia han generado varios dolores de cabeza al Obispado de Roma.

La Iglesia Ortodoxa rusa, no tiene y nunca ha admitido órdenes, ni congregaciones religiosas. La razón es bastante sencilla y práctica: ya que dichas instituciones suelen convertirse en SECTA, esto es “Conjunto de seguidores de una parcialidad religiosa o ideológica”, porque lo que corren el peligro de que influyan con su cosmovisión en su entorno, para obtener PODER. (ver articulo: Características del Cristianismo)

Diferencias Litúrgicas

Una parte de las diferencias litúrgicas, surge por las tradiciones étnicas, y la otra se formó después de la separación de las Iglesias Oriental y Occidental. Aquí se describen algunas:

El uso del pan ácimo en la Eucaristía

La Iglesia Ortodoxa rusa, consagra el pan natural con levadura, por lo tanto, esta basa su punto de vista, primero, sobre lo que el Señor comió en la Ultima Cena: Pan con levadura. “Antes de la fiesta de la pascua…” (Jn. 13:1). “Dos días después era la pascua y la fiesta de los panes sin levadura…” (Mc. 14:1). “Llegó el día de los panes sin levadura, en el cual era necesario sacrificar el cordero de la pascua” (Lc. 22:7).

El bautismo y la Confirmación

La Iglesia Ortodoxa bautiza sumergiendo al niño en el agua, la iglesia católica en cambio bautiza por infusión. En griego “baptizo” y “baptisma” significan sumersión y no aspersión o infusión. Tomando en cuenta el Evangelio dice: ” Y Jesús después que fue bautizado, subió luego del agua;…” (Mt. 3:16. Mc. 1:10). La palabra subió, supone que antes bajó al agua.

El Celibato del Clero

La Iglesia Romana exige cumplir el celibato del clero, sin embargo, algunos sostienen que la iglesia primitiva no prohibio el matrimonio del clero ni de los Obispos, pero la Iglesia, posteriormente y por razones sociales que no hay necesidad de comentar, decidió que los Obispos no fueran casados para que se alejaran de las obligaciones mundanas pudiendo así dedicarse a lo espiritual.

Mientras que en algunas parroquias ortodoxas (sobre todo aquellas eslavas) los fieles exigen que el párroco sea un hombre casado, ya que la lógica será que: Si un hombre casado puede mantener su hogar, puede mantener una parroquia. (ver articulo: Fundador del Cristianismo)

Las Estatuas

Entre las diferencias de culto existe el de las estatuas. La iglesia católica, coloca estatuas en los templos. Mientras que los ortodoxos rechazaron y siguen rechazando las estatuas dentro de los templos, ya que, se basan en la Palabra del Señor: “Dios es espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que le adoren” (Jn. 4:24). Y también: “…Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás” (Mt. 4:10). San Pablo nos dice: “El Dios que hizo el mundo… siendo Señor del cielo… no habita en templos hechos por manos humanas…” (Hch. 17:24)

La Santa Unción

La Iglesia Ortodoxa, centra su oración sobre el aceite para la curación de las enfermedades y remisión de los pecados; mientras que la Iglesia Romana considera que el aceite es para los moribundos y para los enfermos graves, aunque la Santa Biblia indica que el óleo se da a los enfermos para su sanación espiritual y corporal, por lo que no existe dicha disociación cuerpo-alma tan frecuente en la cultura occidental.

La Eucaristía a los niños

Los fieles de la Iglesia Occidental, reciben el Pan Eucarístico, que es conocido como Hostia; últimamente se permitió que en ocasiones especiales se recibiera el Pan y el Vino. Y San Pablo dice: “Siendo uno solo el pan, … pues todos participamos de aquel mismo pan”. “Por tanto… coma cada uno así del pan, y beba de la copa” (1a. Cor. 10:17, 11:28).

En la Iglesia Ortodoxa rusa, la comunión es con pan y vino, todos los creyentes reciben del sacerdote o el Obispo un trocito de pan y vino, que es mezclado con una cucharada que se reparte desde el cáliz eucarístico. (ver articulo: Cultura Islámica)

Las fórmulas Sacramentales

Los católicos romanos creen que la acción de los Santísimos Sacramentos reside en la persona del Sacerdote, ya que, el mismo suele decir: “Yo te bautizo”, “Yo te uno en matrimonio”, “Yo te unjo”, “Yo te perdono”.

A diferencia del sacerdote ortodoxo, ya que pronuncia las siguientes palabras: “Se bautiza el siervo de Dios”, “Se unge el siervo de Dios”, “Se perdona el siervo de Dios”, debido a que está segura que el medio principal en los Sacramentos es la Gracia Divina y no el Sacerdote que sólo es su instrumento. De esta manera, ellos afirman que la acción de los Sacramentos está basada en la Gracia Divina y no en el Sacerdote, independientemente de su cualidad humana.

Patriarca de la Iglesia Ortodoxa rusa

El Patriarca de Moscú y toda Rus, en la iglesia ortodoxa es el título del máximo representante de la misma; suele conocerse también como Patriarcado de Moscú. El Patriarca de Moscú está en comunión con el resto de patriarcas y primados de la Iglesia Ortodoxa rusa.

En sus inicios la Iglesia Ortodoxa rusa era dependiente del Patriarcado de Constantinopla. Recibían su consagración del Patriarca de Constantinopla; siendo todos griegos. El primer metropolita eslavo fue nombrado en 1051 para la Rus de Kiev, llamado Hilario de Kiev, que se convierte en el 6º Metropolita de Kiev y toda Rus. Entre 1299 y 1325, debido a la invasión mongola de Rusia, la cátedra metropolitana fue trasladada de Kiev a Vladímir y luego a Moscú. Hasta este entonces, era utilizado ese título, hasta que, en 1461, se transformó en el título de «Metropolita de Moscú y toda Rus» tras el fallecimiento del metropolitano Jonás de Moscú.

Durante el siglo XIV, la Iglesia ortodoxa rusa tuvo un papel fundamental para ayudar en la supervivencia de la nación rusa. Algunas figuras importantes, como Sergio de Rádonezh o el metropolitano Alejo de Moscú, prestaron su apoyo al país para soportar los años de la opresión tártara y a crecer tanto espiritual como económicamente.

Iglesia Ortodoxa en Buenos Aires

La inmigración a mediados del siglo XIX, trajo a este país a los primeros ortodoxos: griegos, y eslavos, marinos desde la cuna, encontraron pronto aplicación a sus especiales conocimientos en náutica. Estos al llegar, prestaron su valioso servicios a esta República, debido a que la marina nacional se hallaba aún en los comienzos de su organización y por mucho tiempo derramaron su sangre junto con los nativos, en lucha contra los enemigos de su nueva patria.

Unos años después, comenzó a llegar al país los sirio-libaneses, que influyeron en el comercio ambulante en escala modesta; actualmente han alcanzado un desarrollo extraordinario, al punto de ocupar puestos de primera fila en el comercio y en la industria argentina.

Es así como todos estos inmigrantes constituían una reducida comunidad ortodoxa sin representación alguna, ya que, en toda Sudamérica, no existía tal representación, ni sacerdote alguno de este culto que satisfaciera sus necesidades espirituales.

Su majestad el Emperador Alejandro III supo comprender la situación de los hijos huérfanos de su Madre Iglesia y el 14 de junio de 1888 por medio de un decreto, ordeno la fundación en Buenos Aires de la Iglesia Ortodoxa adscrita a La Legación Imperial de Rusia en América del Sur. De esta manera, se estableció la primera y única Iglesia Ortodoxa en el continente sudamericano.

Un año más tarde, el Reverendo Padre Miguel Petrovich Ivanoff, celebró la primera misa ortodoxa en la Iglesia ubicada en una modesta casa de la calle Talcahuano, pero este tuvo que retirarse ya que fue requerido por sus familiares y la parroquia quedó acéfala.

Después de esto, en 1891 el joven Constantino Izrastsoff se encontraba en La Haya (Holanda) prestando servicios como lector a la Iglesia; en ese mismo año fue nombrado superior de la Iglesia en Buenos Aires. Cuando asumió dicho nombramiento, la encontró tan abandonada, necesitada y carente de lo más indispensable, que expreso la promesa y deseo de poner todos sus empeños para ubicarla dignamente y levantar su prestigio.

En Madrid

La iglesia de Santa María Magdalena de Madrid, España, es un templo perteneciente a la Iglesia Ortodoxa rusa, correspondiente al Patriarcado de Moscú, que se sitúa en el número 48 de la Gran Vía de Hortaleza, cercano a la estación de Metro de Pinar del Rey.

Los orígenes de la presencia de dicha iglesia en España, se remonta al año 1761 en la embajada rusa, ya que, hubo una capilla con esta advocación que perduró hasta fines del siglo XIX, hasta que parte del mobiliario e iconos fueron enviados a Argentina. Una imagen fue devuelta a Madrid, después de haber sido enviada a Argentina, para formar parte de la nueva iglesia. ​

Para realizar dicha creación, las obras dieron comienzo después de la cesión del solar (de 756 metros cuadrados) por las autoridades municipales a la Fundación de la Natividad de Cristo, vinculada al Patriarcado de Moscú, en 2010. El encargado de dicha obra fue el arquitecto moscovita A.R. Vorontsov proyectó el templo. De manera que, en junio de 2013, la iglesia fue abierta al culto de la comunidad ortodoxa de todos los residentes en Madrid, fundamentalmente rusos, ucranianos, georgianos y moldavos, además de españoles.

Según su estilo, mantiene el arte bizantino, con cinco cúpulas doradas, que representan a Cristo y los cuatro evangelistas. Consta también de un edificio anexo para residencia y centro cultural Casa Rusia. ​ (ver articulo: Características del Islam)

En Chile

Desde el año 2012, ha existido La Parroquia Ortodoxa de San Nicolás de Serbia, que ha tenido desde entonces como sacerdote al padre Dusan Mikhailovich, por designación de Su Eminencia el Metropolitano Amfilohije de Montenegro y Primorje, Administrador de la diócesis de Buenos Aires de la Iglesia Ortodoxa Serbia. Un año después, nace la parte principal de la parroquia, su comunidad rusa.

Desde entonces, Chile ha contado con una iglesia ortodoxa en el país, para satisfacer las necesidades de los fieles creyentes, ya que la inmigración ha influido en este tema, para la creación de su culto, en distintos lugares del mundo.

En Viena

El origen de la Iglesia Ortodoxa rusa en Viena, se remonta al siglo XIX entre los años 1842 y 1884, Michael Rajewskij era arcipreste de la iglesia de la Embajada rusa en Viena. Por medio de una iniciativa expresada por este arcipreste, la comunidad rusa de Viena solicitó permiso para construir una iglesia propia. Cuando fue concedida dicha solicitud, Rajewskij empezó a recaudar donaciones para la construcción de la iglesia. Sin embargo, el arcipreste falleció en 1884, y las donaciones no eran suficientes, ya que sólo alcanzaban a cubrir los costes de la construcción de la pequeña iglesia de San Lázaro en el cementerio central.

Las donaciones se siguieron recaudando cuando llego su sucesor, Alexander Nikolajewskij de Reval, recibiendo una gran cantidad de un benefactor de San Petersburgo. La embajada rusa fue la encargada de donar el terreno que constituye una esquina en el jardín de la Embajada.

En 1893, Las obras de esta enorme Iglesia Ortodoxa rusa comenzaron a ejecutarse, para ser inaugurada por el arzobispo de Varsovia en 1899, según los planos del arquitecto Gregorij Kotov y bajo la supervisión del italiano Cavaliere Luigi Giacomelli.

La Iglesia Ortodoxa rusa de San Nicolás, durante la Segunda Guerra Mundial, sufrió daños muy graves. A pesar de los daños, el tercer distrito quedó curiosamente bajo control soviético y la iglesia fue inmediatamente abierta al público, para no perder tiempo, simultáneamente se llevaba a cabo su restauración, la cual se terminó en 1949.

Es posible ver en su exterior sus dos torres con las características cúpulas de cebolla. Por dentro, es posible ver un muro con iconos en madera de ciprés dorada. Dentro de Viena, La iglesia rusa ortodoxa de San Nicolás ostenta el rango de iglesia principal (como la Catedral para la Iglesia Católica), al ser la sede de la diócesis de Viena y Austria.

En México

En México existe una comunidad ortodoxa, en la ciudad de Nepantla de Sor Juana Inés de la Cruz. Su fundación fue realizada en 1970 y el rector es el Padre Kiril, pero un terremoto arraso con la estructura. Esta mantiene la arquitectura bizantina, con un estilo que predomina en todas las iglesias ortodoxas. Por dentro, es posible ver el símbolo de la Santa Trinidad e imágenes de santos ortodoxos y tienen un salón para eventos de la comunidad.

La Virgen de Kazán con el niño, fue realizada con una técnica de tempera al huevo, que fue creada por uno de los padres del monasterio como una pieza, para ponerla en venta, fue pintado a mano en madera de tilo y con hoja de oro. Si algunos se encuentran interesados en asistir, es necesario tomar las recomendaciones y llamar previamente y, en caso de asistir, la vestimenta de los hombres debe ser apropiada, deben ir bien vestidos, mientras que las mujeres, es necesario que usen falda o vestido largos, también pueden entrar niños.

En la Habana

Ha mediados del siglo XX, comienza a funcionar la Iglesia Ortodoxa rusa en Cuba. Sus inicios se deben a que en la isla existía una comunidad ortodoxa compuesta por emigrantes de origen griego, ruso y de otros países eslavos. El patriarca de Moscú y de toda Rusia, el 14 de noviembre de 2004, presidió la ceremonia de colocación de la primera piedra de un nuevo templo ortodoxo ruso en La Habana. El Templo religioso se encuentra ubicado en la Avenida del Puerto de La Habana, Cuba.

En todos los países aquí mencionados, el origen de la Iglesia Ortodoxa rusa en ellos, deriva de la influencia migratoria que tuvieron algunos griegos y eslavos en estas naciones. Estos, con necesidad de continuar con su creencia, solicitaban fuera creado un templo, donde ellos y sus familiares pudieran asistir para expresar su devoción o adoración a Dios.

Es importante destacar, la importancia que ha tomado las religiones hoy en día, algunos gobernantes la han tomado para por medio de ellas, gobernar al pueblo y hacer que estos los obedezcan, otros precisamente creen en la religión y gobierna según los designios de Dios todo poderoso; a pesar de que existen algunas diferencias con la iglesia católica, también se pueden encontrar similitudes en cuanto a dogmas, administración, liturgias que hacen de esta iglesia, un tanto parecida a la religión católica.

Dejar Comentario