¿Qué es el Judaísmo Mesiánico? Conócelo aquí

El judaísmo mesiánico es el calificativo dado a la fe del Nuevo Pacto en Yeshua (Nombre de Jesús) como Mesías por esos que son de herencia judía. Asimismo invita a la familiaridad a los gentiles que están llamados a abarcar una expresión de fe en Yeshua en un argumento comunitario judío.

judaísmo-mesiánico-1

Una de las cosas más sorprendentes sobre el desviamiento que se ha desarrollado entre el cristianismo y el judaísmo es la afirmación del pueblo judío de que Jesús impugna y se afronta al judaísmo. Por el contrario, Yeshua mismo era judío, al igual que la totalidad de sus primeros seguidores y seguidores.

¿Qué es?

El judaísmo mesiánico, que es una rama de los cuales simboliza “Judíos para Jesús”, es un grupo devoto que ha tratado de atravesar la línea entre el judaísmo y el cristianismo. Según este conjunto, Jesús, o Yeshua en arameo, era el Mesías, y murió en nombre de los errores del mundo.

Asimismo creen que los judíos son el pueblo designado y que las leyes claras de la Torá, como la reflexión de Shabat, los días donosos y la circuncisión, deben acatarse hoy. Yeshua es el Mesías del poblado judío. El judaísmo mesiánico es una dicción de fe en Yeshua que concierta el estilo de vida y la sucesión del judaísmo con las ilustraciones de Jesús del Nuevo Pacto como la impar provisión para la defensa del pecado y el Nuevo Pacto de Dios pronosticado en Jeremías 31.

En los iniciales días del Movimiento de Jesús de los años 60 y 70, los jóvenes alcanzaron a la fe en Yeshua por miles. Entre ellos había varios jóvenes judíos que asimismo eran en su mayoría profanos y lejos de su representación judía y la fe familiar.  (Ver artículo: novena a San Roque)

No había numerosos judíos en las iglesias cristianas que quedaban separados de su representación e identidad judías. Aunque ha habido practicantes judíos en Yeshua desde el inicio del ministerio de Jesús, surtió un judaísmo mesiánico descaecido para abrazar la herencia y los rizomas judías de los nuevos fervorosos judíos. El judaísmo mesiánico les permitió salvaguardar su identidad judía y progresar en su fe del Nuevo Pacto en Yeshua.

Las hermandades judías mesiánicas conciertan la fe del Nuevo Pacto en Yeshua con las instrucciones y prácticas en las Escrituras hebreas. Los servicios frecuentemente tienen un «sentimiento» judío con la afiliación de algunas oraciones y prácticas hebreas tradicionales.

La música de devoción puede contener melodías judías tradicionales y contentas con letras tanto en hebreo como en inglés, así como coplas de fe de los servicios cristianos históricos y modernos.

judaismo-mesicanico-3

Hoy, varios gentiles se sienten atraídos a revelar las raíces judías de su fe en Yeshua, sabiendo que Él era judío y que el Nuevo Pacto es la continuidad y la terminación de las Escrituras hebreas. Las comunidades mesiánicas de todo el mundo están acomodadas por judíos y gentiles. Esta es una hermosa locución de lo que el apóstol Pablo representó en su carta a los efesios como el “un nuevo hombre”. Tanto el judío como el apuesto están ahora reunidos en el Mesías judío Yeshua.

Yeshua lo dejó claro, no hay otro pasaje para el Padre sino a través de Él. El judaísmo mesiánico envuelve a Yeshua como el único medio de protección del pueblo judío. El pensamiento mesiánico es un testimonio de la iglesia cristiana como un memorándum del solemne encargo de todos los cristianos de amar al pueblo judío y aproximarse a ellos con el Evangelio.

Los principios de este grupo se encumbran a las misiones cristianas hebreas a los judíos en el siglo XIX y compendios del XX. En los años 60 y 70, el judaísmo mesiánico estaba conquistando popularidad, conocido por varios como «el pueblo de Jesús» y, posteriormente, por Judíos para Jesús.

Debido a la caracterización del judaísmo mesiánico con Jesús, todas las designaciones cardinales del judaísmo como el ortodoxo, conservador, reformista y reformador, han descalificado el judaísmo mesiánico como una representación de judaísmo.

Dentro del cristianismo El judaísmo mesiánico se ve a veces como un grupo dentro de la colectividad evangélica y, a veces, se ve como una secta apartada. A veces, varios líderes cristianos han censurado abiertamente a los judíos mesiánicos por su agresora misión en la comunidad judía y por simbolizarse como judíos.

El judaísmo mesiánico se exhibe frecuentemente como una iglesia étnica para judíos, algo así como una capilla coreana o china, pero con una trayectoria determinada para los judíos. No obstante, la mayoría de los expertos aprecian que en la mayoría de las cofradías judías mesiánicas solo la mitad de los miembros salieron judíos.

A los no judíos que se acoplan a una hermandad mesiánica se les puede pedir que se sometan a una variedad de transformación al judaísmo mesiánico, aunque varios dentro del grupo creen que es improbable convertirse al judaísmo. (Ver artículo: San Antonio Abad)

judaismo-mesicanico-4

Las transformaciones judías mesiánicas no se reflexionan válidas por ninguna designación judía. Los no judíos que se acoplan a las congregaciones mesiánicas a veces se convocan judíos espirituales, judíos completados o garbosos mesiánicos.

Los judíos mesiánicos contienen el Nuevo Testamento en su canon y opinan que hay predicciones y profecías de Jesús en el Antiguo Testamento. El supersesionismo, es la creencia de que Jesús fue el desempeño de la promesa hecha por Dios a los judíos en el Tanaj o la Biblia hebrea, es admitida por los judíos mesiánicos.

Pero a discrepancia de otros grupos cristianos que opinan en el supersesionismo, los judíos mesiánicos conservan el deseo de trabajar varios de los decretos dados en la Torá. Por ejemplo, los practicantes en el judaísmo mesiánico se aglutinan a ciertas de las leyes dadas en la Torá, como descansar en Shabat, no comer cerdo y mariscos y prestar atención días festivos bíblicos como Sucot y la Pascua. No obstante, la fe no se aglutina a la ley rabínica, y evita la jurisdicción de la Mishná y el Talmud.

La actividad misionera, es un dispositivo central del judaísmo mesiánico es ser deponente y misionero a otros judíos. Según la escolástica evangélica admitida por los judíos mesiánicos, aquellos que no son salvos están consignados a la condena perpetua. Auxiliar a llevar a alguien a Yeshua y, consecuentemente, a la salvación es encargo de todos los judíos mesiánicos, y varios abrazan ese papel, fundamentalmente cuando se trata de órganos judíos de su familia.

Esto se encuentra frecuentemente en la raíz de la animosidad entre las colectividades judías mesiánicas y la corriente primordial. Cuando los judíos mesiánicos pretenden hacer propagación dentro de la colectividad judía tradicional, frecuentemente se hallan con resistencia e irritación.

Entre otras cosas, la colectividad judía se enfrenta al título Judaísmo mesiánico, porque el mesianismo actuado por los judíos mesiánicos se concentra en Jesús y, por lo tanto, no es judío por esclarecimiento. El uso del vocablo judaísmo mesiánico es una forma revoltosa de cautivar a los judíos que no saben lo suficiente sobre su fe para darse recuento de que están asimilando sobre el cristianismo.

Entre los conjuntos que afanan para contrarrestar el evangelismo mesiánico judío está Judios por el judaísmo, una ordenación encaminada en fortalecer y resguardar la identidad judía para aquellos que han sido objeto de vehemencia por parte de judíos mesiánicos.

judaismo-mesicanico-

Con respecto a las comunidades judías mesiánicas actualmente, hay una colectividad creciente de judíos mesiánicos en Israel, especialmente en el pueblo de Yad-Hashmona. Varios de los judíos mesiánicos en Israel son israelíes oriundos que alcanzaron al judaísmo mesiánico cuando eran jóvenes o adultos.

En un arbitraje dictado por la Corte Superior de Israel en 1989, a los judíos mesiánicos no se les consiente la ciudadanía en Israel a través de la Ley de Retorno porque coexiste una situación en la Ley de Retorno que no logra ser empleada por aquellos que eran judíos y se envolvieron espontáneamente.  (Ver artículo: frases de confianza en Dios)

Otra fe no obstante, en 2008, la Corte Suprema enjuició en un extraño giro legal que íntegro a que la Ley de Retorno se concede a cualquier persona con un ascendiente judío, a los judíos mesiánicos que no se reflexionan judíos halájicamente, es decir, su madre no es judía, se les consiente la ciudadanía a través de Ley de Retorno. Los servicios de invocación mesiánicos judíos contienen gran parte de la liturgia judía habitual, frecuentemente, editada y reformada para incluir narraciones a Yeshua.

El hebreo es habitual en las congregaciones judías mesiánicas, y hay una tendencia creciente a contener la danza en sus servicios. Los bailes están en el espíritu de la danza notoria israelí. Hoy en día, se aprecia que hay 400 comunidades judías mesiánicas en todo el mundo, con 10.000 o 15.000 judíos mesiánicos en Israel, y alrededor de 200.000 en los Estados Unidos. Se pueden hallar hermandades, llamadas sinagogas en todo el país, primariamente en colectividades con una gran comunidad judía histórica.

Judaísmo Mesiánico Menorah

El judaísmo mesiánico Menorah es un nuevo movimiento religioso concentrado que ajusta el cristianismo, lo más significativo, la creencia de que Jesús es el Mesías, con compendios del judaísmo y la práctica judía. La palabra «menorah» es hebreo para «lámpara» y habitualmente se relata al candelabro dorado de siete ramas que se inflamaba todos los días en el Tabernáculo , y prontamente al Templo Sagrado de Jerusalén , o la lámpara de ocho llamas que está incendiada Las ocho noches de la conmemoración judía de Januca.

En el templo de menorá, Di-s le dice a Moisés cómo corresponde ser la menoráh. Martillado a partir de un solo fragmento de oro puro, distingue un solo tallo desde el cual seis ramas se despliegan en una disposición hacia arriba. En la punta de cada una de las descendencias, así como en el tallo central, hay encierras en las que se instalan aceite de oliva y mechas.

La menoráh es un asunto muy esmerado, con nueve flores atractivas, once bulbos y veintidós copas inversas. La menorá se instaló en el Sagrado Kodesh, la misma habitación en el Tabernáculo que alojaba la mesa de pan o shulchan y el altar de incienso dorado o mizbe’ach hazahav. Todos los días, Aaron el Sumo Sacerdote prenderían la menoráh.  (Ver artículo: que significa la misericordia)

Edificada en el desierto aledaño con el resto del Tabernáculo, la menoráh fue traída a la Tierra Prometida, donde se incendió devotamente en Shilo, Nob y los otros territorios donde estaba estacionado el Tabernáculo.

Cuando Salomón edificó el primer Templo Santo en Jerusalén, la menorá se iluminó allí hasta que el Templo fue devastado por Nabucodonosor de Babilonia. Cuando Ezra edificó el segundo Templo Sagrado, se delineó y encendió una nueva menoráh todos los días. Esto nos lleva solamente a la segunda clase de menorah.

Con respecto a la menoráh de Janucá, en el siglo II a. C., la Tierra Santa fue regida por los seléucidas, quienes pretendieron precisar al pueblo de Israel a consentir la cultura y las creencias griegas en lugar de la disciplina y creencia de la mitzvá en Dios. Contra todo presagio, una chica banda de judíos fieles, dirigida por Judah el macabeo, venció a uno de los ejércitos más eficaces de la tierra, despidió a los griegos de la tierra, requirió el Templo Sagrado y lo dedicó reiteradamente al servicio de Di-s.

judaismo-mesicanico-5

Cuando pretendieron alumbrar la menorá, hallaron una sola vara de aceite de oliva que había escapado a la corrupción de los griegos. Asombrosamente, incendiaron la menorá y el abastecimiento de aceite para un día duró ocho días, hasta que se pudo disponer aceite nuevo en situaciones de pureza ritual. Para rememorar y dar a conocer estos fenómenos, los sabios establecieron el festival de Januca.

Cada noche de Januca, se incendia otra llama, una el primer día, dos el segundo día, y asi sucesivamente hasta que se escaldan ocho llamas en la octava noche. Hay una vela anexa, conocida como el shamash desde donde se encienden las llamas. El implemento principalmente diseñado en el que se incendian las llamas de Januca se conoce como menorah o chanukiah en el hebreo moderno.

El diseño de la menoráh de Januca consigue ser similar a la menoráh corriente, con algunas diferencias significativas:

  • La menoráh en el Templo Sagrado ostentaba siete ramas, mientras que la menoráh de Januca tiene ocho, más el shamash.
  • La menoráh del Templo fue forjada de oro, y la menoráh de Januca se consigue hacer de cualquier material, a prueba de igniciones.
  • La menoráh en el Templo Sagrado se inflamó en el interior, mientras que la menoráh de Januca se enciende en el exterior, en la puerta primordial que da a la calle, aunque en varias comunidades se prepara a alumbrar el interior cerca de una puerta o ventana.
  • La menoráh en el Templo Sagrado se incendió durante el día, mientras que nosotros prendemos la menoráh de Januca después de la puesta del sol, dejando que se efectúe en la noche.

Existen ciertas diferencias, el número siete simboliza el orden natural del mundo, como se manifiesta en los siete días de la instauración y los siete días de la semana. Ocho simboliza un paso más allá de la naturaleza, lo sobrenatural, lo culminante.

El Templo era un lugar de integridad y revelaba la Divinidad, y las siete luces de la menoráh eran bastantes para encender el Templo y el mundo que lo envolvía. Hoy en día, hay más penumbra espiritual en el mundo, y la Divinidad está oculta.

Precisamos llegar más allá de las restricciones de la naturaleza y cultivar un mayor nivel de santidad para alumbrar la oscuridad exterior. Las ocho luces de nuestras menorahs de Januca, ardiendo en la noche, transfiguran el mundo en un lugar lucífero y lleno de luz. (Ver artículo: Santa Valeria)

judaismo-mesicanico-8

En Israel

Desde los iniciales amigos de Yeshua, siempre ha acaecido un remanente de personas judías que opinaban en él, aunque en la mayor parte de la historia meramente se asemejarían a las iglesias cristianas y se tornarían invisibles como judíos.

Hoy en día, las cosas para los practicantes judíos mesiánicos son muy disímiles, pero una vez se obtuvo que uno tenía que preferir entre ser judío o cristiano, y varios dejaron su identidad judía en el umbral cuando alcanzaron a la iglesia.

Al mismo período, los cristianos no poseían dirección a la Biblia durante la mayor parte de la historia de la iglesia, sino que estribaban de los sacerdotes para instruirles, frecuentemente en latín. La penetración de las Escrituras se confinó a sólo unos pocos.

Pero todo eso cambió a continuación de la Reforma y el progreso de la imprenta alrededor del siglo XVI, a medida que más cristianos lograban leer la Biblia por sí mismos. Posteriormente pudieron buscar en las Escrituras y ver que Dios positivamente no había acabado con el pueblo de Israel.

 

La gente se enloqueció al ver que Dios prometió congregar a su pueblo de retorno a la tierra de Israel, y que él asimismo los devolvería a sí mismos en avivamiento. Esto transportó a un esfuerzo más resuelto para conseguir al pueblo judío con el axioma en los siglos dieciocho y diecinueve, y crecieron las perspectivas de la reunión de Israel.

Entonces, qué simboliza ser un judío mesiánico, principalmente en Israel. Esta pregunta es casi improbable, casi tan dificultosa como si uno preguntara: ¿Qué o quién es un judío? Mientras que los practicantes judíos en Jesús en Israel están conformes con los compendios centrales de nuestra fe, somos muy desiguales en nuestra familia, orígenes, lenguas nativas, disquisición teológica de las Escrituras, y cómo las vegetamos.

El flamante Estado de Israel es respectivamente joven y está poblado básicamente por familias inmigrantes de primera, segunda y tercera procreación, cada una de ellas de otro país, que hablan desemejantes idiomas y poseen un conjunto desigual de tradiciones.

Si bien el hebreo es el idioma nacional de Israel, casi el 25 por ciento de la localidad habla ruso y el 20% es árabe. Los servicios congregacionales mesiánicos se llevan a cabo en hebreo, ruso, inglés, amárico, francés, español, entre otros idiomas.

judaismo-mesicanico-6

Tratar de igualar un número estricto de creyentes judíos en Yeshua simboliza un desafío aún mayor. El último estudio profesional fue ejecutado en 1999 por Kai Kjaer-Hansen y Bodil F. Skjott.

Revelaron que había cerca de 5.000 creyentes, tanto judíos como no judíos, que concurrían a las hermandades mesiánicas en la Tierra. Si bien ese número positivamente ha crecido en las últimas dos décadas, sería difícil representar ese crecimiento como un renacimiento de compensaciones masivas. (Ver artículo:  Santa Bárbara bendita)

En el informe internacional sobre autonomía religiosa para 2017: Israel, los Altos del Golán, Cisjordania y Gaza, expresan: «Asimismo hay una comunidad de cerca de 20.000 judíos mesiánicos, según lo enterado por la comunidad judía mesiánica”.

Estos números considerados se deben en gran parte al hecho de que a las hermandades mesiánicas asisten frecuentemente creyentes tanto judíos como gentiles. Por temor a las reparaciones de los anti-misioneros, las comunidades no publican un número puntual de miembros.

Si bien la generalidad de los israelíes ahora pudrían decirle que se han encontrado con un judío mesiánico, la totalidad de los niños de hogares mesiánicos posiblemente sean los únicos en su escuela. Estas matrículas muestran que los judíos mesiánicos aún personifican solo una fracción del porcentaje de la localidad, pero es evidente que el judaísmo mesiánico ha conseguido grandes avances en la cognición del público israelí.

La representación en que los judíos mesiánicos en Israel aclamen su judaísmo además es bastante diversa. A la mayoría de los israelíes judíos mesiánicos no se les pudría llamar espectadores de la Torá, pero sí a un chico número, y se adhieren a la elucidación rabínica de la Escritura.

Sería dificultoso para muchos de nosotros diferenciar la discrepancia entre estos creyentes y las personas en la colectividad judía ortodoxa. Su estilo de vestir y su devoción externa es concurrente con el de la ortodoxia. Algunos inclusive presenciarán a una sinagoga en lugar de a una comunidad mesiánica.

Por otra parte, ciertos israelíes judíos mesiánicos se han separado totalmente de la religión judía. Sería dificultoso distinguir la discrepancia entre sus valores semanales de Shabat y el de una iglesia cristiana en cualquier otra porción del mundo occidental, menos quizás por el hecho de que el servicio está en hebreo.

judaismo-mesicanico-9

No obstante, la gran parte de las comunidades y practicantes en la Tierra se hallan en algún lugar del medio, encumbran las fiestas judías de una forma que registra a Yeshua, utilizando alguna liturgia judía acostumbrada en los productos de adoración, y tal vez inclusive manteniéndose kosher. A pesar de sus discrepancias, todos los judíos mesiánicos en Israel reflexionan a Yeshua el Mesías y están intimando de enunciar esta creencia magnífica en su vida diaria.

El momento del judaísmo mesiánico en Israel sin embargo está en debate. En lugar de ser marcados como judíos o cristianos, frecuentemente nos han capacitado como un culto. Como consecuencia de este estigmatismo social, frecuentemente no se nos reflexiona dignos de ser contratados para un puesto o lo adecuadamente confiado para alquilar una posesión.

Varios judíos mesiánicos todavía no poseen el derecho de hacer aliá o inmigrar, a Israel bajo el derecho de regreso, ya que la corte ordinariamente reflexiona que los creyentes judíos se han reconciliado al cristianismo. Un minúsculo número de judíos mesiánicos aún emigra cada año, pero deben saltar a través de aros para esconder cualquier evidencia de que consigan ser creyentes. Esto es fundamentalmente cierto si alguna vez han participado claramente su fe, ya que «misionero» todavía se reflexiona una maldición en el idioma hebreo.

A pesar de todos estos infortunios, los judíos mesiánicos son libres de ejercer su fe en Israel y están empezando a conseguir una mejor notoriedad debido a los populares videos en línea en hebreo y los proyectos sociales que aprovechan a la colectividad.

Doctrina

Ni la Biblia ni el Talmud brindan una lista inventiva de las doctrinas del judaísmo. Innegables creencias, por ejemplo, la presencia de Dios y la eventual redención mesiánica, están tácitas en los iniciales textos judíos, y Talmud considera una serie de perspectivas heréticas que anularían a una del Mundo Venidero; pero las listas de creencias judías oficiales no brotaron hasta la Edad Media. Aquí hay varias doctrinas notables del judaísmo mesiánico:

Bautismo: el  bautismo se ejecuta por sumersión, de personas que tienen la edad apta para entender, aceptar y manifestar a Yeshua como el Mesías o Salvador. En este ofendido, la práctica judía mesiánica es análoga a la de los bautistas cristianos.

Biblia: los judíos mesiánicos utilizan la Biblia hebrea, el Tanaj, en sus bienes, pero asimismo utilizan el Nuevo Pacto, o B’rit Hadasha. Creen que ambas pruebas son la verdadera e iluminada Palabra de Dios.

Circuncisión: los judíos mesiánicos totalmente sostienen que los creyentes varones deben ser circuncidados, ya que es parte de conservar el Pacto.

Comunión: El servicio de devoción mesiánico no contiene la comunión o la Cena del Señor.

judaismo-mesianico-10

Dones del Espíritu: varios judíos mesiánicos son carismáticos y efectúan hablar en lenguas. Esto los hace análogos a los cristianos pentecostales. Ellos creen que el don de salubridad del Espíritu Santo también se perpetúa hoy.

Días festivos: los días santos observados por los judíos mesiánicos contienen aquellos examinados por el judaísmo: la Pascua, Sucot, Yom Kipur y Rosh Hashaná. La mayoría no alaba la navidad o la pascua.

Jesucristo: los judíos mesiánicos se relatan a Jesús por su nombre hebreo, Yeshua. Lo admiten como lo prometió el Mesías en el Antiguo Testamento, y opinan que murió de muerte expiatoria por los pecados de la humanidad, que revivió de entre los muertos y sigue vivo actualmente.

Pecado: El pecado es estimado como cualquier infracción contra la Torá y es acendrado por la sangre derramada de Yeshua.

Sacramentos: el impar sacramento cristiano tradicional ejercido por los judíos mesiánicos es el bautismo.

Servicios de adoración: La naturaleza de la adoración rezaga de una hermandad a otra. Las oraciones se consiguen leer del Tanaj, la Biblia hebrea, en hebreo o en el idioma local. El servicio puede contener canciones de adulación a Dios, canting y hablar naturalmente en lenguas.

Congregaciones: una comunidad mesiánica consigue ser un grupo muy desemejante, incluidos los judíos que siguen esmeradamente las leyes judías, los judíos que poseen un estilo de vida más liberal y los sujetos que no siguen las leyes o prácticas judías en absoluto.

Dejar Comentario