≡ Menu




Conozca acerca de cuales son las normas del Judaísmo, aquí

Las Normas del judaísmo, son la fuente de la revelación divina contenida en la Torá, nombre hebreo del Pentateuco, que por extensión se refiere a todo el contenido del judaísmo: las Escrituras, su tradición oral y la interpretación. Inspirada de las mismas.

Principios Religiosos Fundamentales.

El judaísmo es una religión monoteísta, basada en la creencia en un solo Dios, Omnipresente e intangible. Su existencia se manifiesta a través del mundo, de la creación toda. Creó al mundo como lo relata el primer libro de la Torá, Génesis I (Bereshit). Trascendente, no está limitado por el tiempo. Precedió al Mundo, lo creó y dirige con sabiduría los destinos.

Las reglas y rituales más importantes de la tradición judía son:

  • La realización de la circuncisión  a todos los niños a los ocho días de nacidos (siguiendo la prescripción hecha a Abraham).
    • El seguimiento del SHABBAT (sábado) como el día Sagrado, dedicado obligatoriamente al descanso y al reposo.
    • La celebración del PÉSAJ (salida) o Pascua judía como el evento más importante de la historia del pueblo (siguiendo la prescripción hecha a Moisés).

Judaísmo Normas Éticas

Elementos de la Ley Judía.

Resultado de una larga evolución la legislación judía se compone de los siguientes elementos:

1. Ley EscritaTorá (Biblia). De acuerdo con la tradición, los inicios de la religión judía se remontan a la revelación de las leyes divinas a Moisés en el Monte Sinaí. El Pentateuco se convirtió en la fuente primaria de donde los profetas y demás maestros obtuvieron su inspiración.

La Ley Escrita a pesar de dar cabida a 613 preceptos no es una colección de estatutos legales, éticos y religiosos, sino una ley uniforme en naturaleza y contenido, una revelación de la voluntad divina, que representa un evento histórico sin paralelo.

2. Ley Oral -Conocida como Torá shebe al pe, es el cuerpo de leyes necesarias para la aplicación de la legislación bíblica a la vida diaria. De acuerdo con la tradición, Moisés recibió leyes divinas (Deuteronomio 12:21) que no se incorporaron al Pentateuco y que se transmitieron a Josué, los ancianos, los profetas y los hombres de la gran sinagoga. Existía la creencia de que la transmisión de la Torá estuvo acompañada de una explicación, sin la cual no se podrían cumplir los preceptos.

Estas leyes fueron consignadas por escrito hasta 125 e.c. cuando la persecución romana amenazaba con destruir el sistema escolástico de los judíos. El rabino Yochanan ben Zakkai inició el proceso de recolectar las enseñanzas y tradiciones. Para el año 200 e.c. rabí Yehuda HaNasi adoptó el proyecto y logró la compilación de las leyes y tradiciones judías en la Mishná, que es la codificación de costumbres, prácticas y juicios no contenidos en la Torá. Durante 300 años, los sabios judíos se dedicaron al estudio, análisis e interpretación de la Mishná para conformar la Guemará. Ambas, conocidas como Talmud constituyen la Ley Oral.

LA BIBLIA. Ley Escrita.

Libro de libros, llamado también Antiguo Testamento, está dividido en tres grandes partes:

La Torá: ley que abarca los primeros cinco libros en hebreo Jumash, llamados también Pentateuco  o Ley de Moisés.  Los cinco libros son:

  • Génesis (Bereshit)
  • Éxodo (Shmot)
  • Levítico (Vaikrá)
  • Números (Bamidbar)
  • Deuteronomio (Devarim)

Neviim (Profetas)

 

La segunda parte de la Biblia abarca un extenso período que comprende desde la conquista hasta los últimos profetas. Los libros que contiene son: Josué (período de la conquista), Jueces I y II, de Samuel I y II, Reyes y los dedicados a los tres grandes profetas Isaías, Jeremías y Ezequiel y los doce profetas menores, entre los que se encuentran Amos, Malaji, Zacarías y Jonás entre otros.

 Ketubim

 

La tercera parte de la Biblia son los Ketubim (escritos), que están formados por el libro de los salmos, proverbios, Job, Daniel, Esdras, Nejemías, Rut, Cantares, Lamentaciones (Eijá), Eclesiastes, Ester y Crónicas I y II. Abarcan un extenso período que va desde el Siglo VII antes de la Era Común, hasta el período persa, el retorno a Israel y la construcción del Segundo Templo de Jerusalén. Se destacan aquí importantes libros filosóficos como el Eclesiastés, Job y proverbios, de enseñanzas morales y de vida. Job describe al hombre en una situación especial, el dolor y la prueba.

Los 150 salmos atribuidos por la tradición al Rey David, de cuya alma poética dan cuenta diversas fuentes bíblicas, son de constante inspiración para el pueblo judío, fuente de consuelo en momentos aciagos de persecución y dolor y fuente de regocijo en distintas festividades como el Shabat, Pesaj o Sucot, en cuyas plegarias se incluyen salmos.Por todo lo dicho, es el Tanaj (denominación hebrea) el Libro de los Libros y, por extensión, el pueblo judío fue y es llamado «El pueblo del Libro».

El Talmud. Ley Oral

La Mishná son seis tratados básicos que abarcan la vida judía, sus normas y sus preceptos, a saber:

  1. Tratado Zeraim (semillas).

Trata de todo lo concerniente al trabajo de la tierra. Qué se puede sembrar, cuánto tiempo debe pasar hasta poder comer los frutos del árbol, qué es el año sabático para la tierra, qué debe darse a los pobres, viudas, etc.

  1. Moadin.

Este segundo tratado de la Mishná explica todo lo referente a las festividades. Moed (tiempo de fiesta), costumbres, leyes y normas. Por ejemplo, cómo se debe construir la Sucá, cómo y cuándo se prepara la matzá, qué reglas se deben observar para tocar el Shofar (cuerno) en Rosh Hashaná, etcétera.

  1. Seder Nezikim.

Este tratado tiene como eje la vida de relación de las personas. «Nezikim» significa «daños y perjuicios». Por ejemplo, si a una persona se le quema su campo y el fuego quema también el campo del vecino, establece qué reparación económica corresponde a éste.

  1. Seder Nashim.

 Este tratado es específico para guardar las normas que rigen la vida familiar. Nashim significa mujeres, que eran el eje del hogar. Incluye, por ejemplo, normas sobre casamiento, divorcio, relaciones permitidas y prohibidas, deberes matrimoniales, etcétera.

  1. Kodashim.

Normas de santidad (kodesh). Todo lo que debían saber los Kohanim (sacerdotes) para realizar el ritual en el Templo de Jerusalén, por siglos eje de la vida religiosa del pueblo judío.

  1. Teharot-tehará-pureza.

Leyes de pureza para una vida sana y santa. Reglas que se debían observar respecto de la higiene personal o normas que se debían cumplir si sobrevenía alguna plaga, etcétera. Estos libros básicos del judaísmo ayudaron a la supervivencia del pueblo judío.

La Ley Judía o Halajá.

La Halajá que literalmente significa «el camino por el cual uno marcha» es el término general utilizado para designar a la legislación judía. Originalmente, la palabra Halajá tenía el significado de una ley o decisión relativa a su particularidad en una situación dada. Con el paso del tiempo se fue generalizando a todo el sistema legal judío y, durante el período rabínico, su estudio se convirtió en un deber religioso supremo.

La ley judía se basa primordial y fundamentalmente en las ordenanzas bíblicas y en los mandamientos de la Torá (Pentateuco) escrita y oral, así como en las legislaciones y disposiciones rabínicas transmitidas a lo largo de la historia en forma de respuestas y de comentarios.
A pesar de que la fe es la base a partir de la cual la Halajá se desarrolla ésta coloca mayor énfasis en los actos, esto es, en las obligaciones éticas y los deberes religiosos. Se ocupa de la aplicación de los preceptos y exige un compromiso en la conducta. En su carácter de sistema jurídico judío, la Halajá cubre todos los aspectos y relaciones, tanto entre el hombre y sus semejantes como entre el hombre y Dios.

Los trece principios de la fe Judía según Maimónides.

Los Trece principios de la fe son una serie de afirmaciones que sumarian las creencias esenciales del judaísmo, formulados por Maimónides en su comentario a la Mishná y compilados de varias fuentes talmúdicas. Hoy en día son considerados un resumen de las creencias esenciales del judaísmo. Estos principios son:

  1. Creo en la existencia de un creador y de una providencia.
  2. Creo en la unicidad de Dios.
  3. Creo en la incorporeidad de Dios.
  4. Creo en lo ete rnidad de Dios.
  5. Creo que sólo a Dios se le debe culto.
  6. Creo en la palabra de los profetas.
  7. Creo que Moisés fue el mayor de todos los profetas.
  8. Creo en la revelación de la Taró a Moisés, en el Sinaí.
  9. Creo en la inmutabilidad de la Ley revelada.
  10. Creo en la omnisciencia de Dios.
  11. Creo en la recompensa en este mundo y en el otro.
  12. 12. Creo en la venida del Mesías.
  13. Creo en la resurrección de los muertos.

Normas Morales y Obligaciones.

El judío muestra su amor a Dios cumpliendo LOS DIEZ MANDAMIENTOS que recibió Moisés en el Monte Sinaí. (Ver articulo: Los 10 mandamientos que cristianos evangélicos )

  1. Honrar a los padres.
  2. No matar.
  3. No realizar actos impuros.
  4. No robar.
  5. No mentir.
  6. No pensar mal.
  7. No desear los bienes ajenos
  8. Amar a Dios
  9. No usar el nombre de Dios en vano
  10. Santificar las fiestas

Comida.

Las leyes judías prohíben comer Carne de cerdo y todos sus derivados: incluye embutidos, manteca, paté, etc. La sangre y todo alimento que pudiera estar elaborado con ella. – Animales de tierra que no poseen oídos: gusanos, reptiles, insectos, etc. – Aves rapaces y animales carnívoros o carroñeras. – Bebidas alcohólicas y plantas medicinales tóxicas. – Animales que murieron antes de ser sacrificados. Animales maltratados o que no fueran alimentados con alimentos permitidos, o que no hayan sido sacrificados según el ritual

Dejar Comentario