Oración de la Magnífica: Conoce todo sobre esta plegaria

La Oración de la magnífica está inspirada en la Virgen María, la podemos encontrar en el evangelio de Lucas, es una plegaria muy poderosa que seguro te gustara aprender, conoce en este artículo muchos datos interesantes de ella.

Oración de la magnífica

La Oración De La Magnífica En La Biblia

Oracion Ave mariaLa Magnífica ha tenido numerosos escenarios musicales de compositores como Palestrina, Bach y Mozart, se puede recitar y cantar, su nombre proviene de la primera línea de su texto en latín (“Magnificat anima mea Dominum”) Esta Oración proporciona una gran cantidad de material para la meditación sobre la Visitación.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El segundo Misterio gozoso del Rosario, Cuando el ángel Gabriel le informa a María que ella será la Madre de Dios, él también le cuenta sobre el embarazo de su pariente Isabel con Juan el Bautista, y esta se lo comenta a isabel la cual se siente muy alegre por la increíble noticia.

Observa en este video la oración de la Magnífica Completa, seguro te gustara y no olvides ponerla en práctica, recuerda que la oración Ave María también es muy buena opción para orar, cada vez que oremos debemos hacerlo con mucha, fe y en un lugar tranquilo donde podamos tener una comunicación excelente con Dios.

Significado de La Magnífica

Después de que María da su famoso consentimiento para convertirse en la Madre de Dios, “He aquí la sierva del Señor; hágase en mí conforme a tu palabra “(Lucas 1:38)  ella va” con prisa “(Lucas 1:39) para ayudar a Elizabeth, que está encantada de verla. Nuestra Señora entonces expresa su alegría en la Oración de la Magnífica.

Oracion Ave maria

Claramente, Maria, al apresurarse a ayudar a su prima, se centra en el servicio a los demás. De esta manera, ella glorifica al Señor al reflejar (y “magnificar”) su bondad y amor. Por supuesto, al convertirse en la Madre de Dios, ¡lo ayudará a redimirnos por nuestra salvación en Su Pasión!

Tambien Te Recomiendo Ver...

Tenga en cuenta que la afirmación alegre de María de que “todas las generaciones me llamarán bendita” de ninguna manera le quita su humildad. Si ella parece jactarse aquí, es mucho más como lo hace San Pablo más adelante en las Escrituras cuando dice “el que se gloría, se gloría en el Señor” (2 Cor 10, 17) Es decir, en el trabajo de Dios que hecho a través de nosotros.

En este sentido, la oración de la magnifica es más que una oración de alabanza. También nos recuerda el vínculo esencial entre la humildad y la santidad. Así como Dios ha “considerado la humildad de su sierva” y “ha hecho grandes cosas” para María al convertirla en la Madre de su Hijo, así también “él ha derribado a los poderosos de sus tronos y ha exaltado a los humildes “.

Oración de la magnífica

Observe también la humildad de nuestra Santísima Madre al referirse a sí misma en esta oración, como lo hace al dar su consentimiento a que Gabriel mencionó anteriormente, ¡como la sierva del Señor, su sierva! Como su Divino Hijo (Ver: La virgen Maria Tuvo mas Hijos) más tarde enfatizó  “El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido” (Mateo 23:12, también en palabras ligeramente diferentes en Lucas 18:14 y Lucas 14:11).

Oracion Ave maria

¡Jesús tampoco decía nada nuevo aquí! Leemos pensamientos similares en todo el Antiguo Testamento, como en los Salmos y en este ejemplo del libro del Eclesiástico “Humíllate cuanto más, cuanto más grande eres, y encontrarás el favor de Dios”. (Eclesiástico 3:19)

La línea sobre Dios que llena a “los hambrientos de cosas buenas” resuena también más adelante en los Evangelios, cuando nuestro Señor dice “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados” (Mateo 5: 7).

Esto sirve como un buen recordatorio para que “permanezcamos hambrientos” de las gracias de Dios al orar y al leer Su palabra en las Escrituras. ¿Y en cuanto a los ricos que fueron enviados vacíos?

Esta línea se refiere a aquellos que viven para la riqueza y el poder y sienten que tienen todo resuelto. Estas personas en efecto desean ser dioses, y no alaban a Dios, por lo tanto viven solo para su bienestar. Su buen ejemplo, como el de nuestra Santísima Madre, puede ayudar a otros en su crecimiento espiritual.

¿Las personas ven en ti el amor y la bondad de Cristo? ¿Estás dejando que Dios trabaje dentro de ti para cumplir Su voluntad? Permita que María lo ayude a darle las gracias que necesita para seguir a su Hijo y a su Iglesia al orar el Magníficat. Como dijo una vez San Ambrosio al referirse a esta maravillosa oración: “Que el alma de María esté en nosotros para glorificar al Señor, que su espíritu esté en nosotros para que podamos regocijarnos en Dios nuestro Salvador”.

Dejar Comentario