porque los catolicos adoran santos en todas las presentaciones

La Biblia es el manual por el que se rigen los católicos; en diversos versículos se exhorta a no venerar a otros dioses, por que Dios es celoso con eso. Entonces,  ¿ porque los catolicos adoran santos ?

porque los catolicos adoran santos

También te conviene leer nuestro artículo en que creen los catolicos a diferencia de otras religiones

Tambien Te Recomiendo Ver...

Algunos fundamentos de la Biblia

Al principio de la biblia, específicamente en su segundo libro Éxodo,  se insta a los lectores, sobre las cosas que agradan y desagradan a Dios.

El Dios del antiguo testamento se presenta como un Dios celoso.

Una de las principales cosas que detesta, dada su naturaleza, es compartir su  protagonismo.

¡Específicamente pide no hacer ni escultura, ni figura alguna de nada!

Y mucho menos, adorarlas o rendirles culto.

Esto se repite desde Éxodo, hasta el apocalípsis.

Tambien Te Recomiendo Ver...

¿Quienes son Santos?

La palabra santo proviene del Latín: sanctus, Griego: Hagios y  Hebreo: Qádosh que significa “elegido por Dios”

Los católicos creen, que los santos son personas de un nivel espiritual fuera de lo común.

Supuestamente, después de muertos, según la vida que llevaron, son canonizados y elevados a la categoría de Santos. porque-los.catolicos-adoran-santos-2

¡Solo después de muertos!

¡No tienen ningún santo vivo!

Así, los santos son intermediarios en sus oraciones, puesto que están en la “gloria celestial”, al lado de María

En tal sentido, la biblia no apoya esta costumbre de de los católicos de “canonizar” gente.

Es más, en el Nuevo Testamento, los santos eran personas comunes, creyentes y fieles a Dios. Véase cuantos libros tiene la biblia lationamericana

Gente normal, como usted, y como yo; casados, con hijos, solteros, y ¡estaban vivos!

Vivían en santidad no por haber sido elegidos por Dios, sino por que se consagraron a él.

¿ porque los catolicos adoran santos ?

La iglesia católica señala, que los santos son mediadores entre los fieles y Dios

Que deben, de rodillas, dirigir sus oraciones ante sus altares para obtener sus favores.

Los santos se complacen si son adornados con joyas, y venerados con imágenes, recompensando a los creyentes que hacen esto por ellos.

Uno de los motivos porque los catolicos adoran santos, es para que ellos intercedan a su favor.

Ellos piensan que el pecador no es digno de dirigirse a un Dios Santo.

Los santos por su parte, como pasaron y superaron las mismas batallas que los creyentes católicos, les entienden mejor, y se compadecen de ellos, intercediendo ante la virgen María. Ella intercede ante Jesús, como es su madre, no puede negarle nada, y Jesús le hace la petición a Dios.

¿Cuándo nació la costumbre de adorar santos?

El origen de la veneración de santos en la iglesia romana, se debe a la especial atención que obtuvieron los primeros santos.

Los mártires, quienes se pensaba estarían a la diestra de Jesús, por haber sido asesinados por su causa. Complementa esta lectura con nuestro artículo como murieron los primeros cristianos

Desde el siglo II, la iglesia romana interpretó la biblia (Apocalipsis), que sostenía, que los fieles que fallecieren por persecución, tendrían una gran recompensa.

Por lo tanto, todo creyente de antaño, deseaba morir como un mártir, porque alcanzarían la gloria.

Paulatinamente, se comenzaron hacer listas de estos mártires, que después se llamaron santos.

Hubo casos, en los que algunos martirizados  se les pretendió dar un entierro honroso, exaltando la dignidad de la persona.

En el siglo III, comienza a mencionarse a estos mártires como mediadores en el cielo.

En ese tiempo, no se concebía bajo ningún concepto la elaboración de imágenes, puesto que precisamente éstos morían por negarse a rendir culto a la imagen del emperador. Amplía esta información leyendo porque fueron perseguidos los primeros cristianos

Se cree que una de las razones porque los catolicos adoran santos fue por las imágenes  dibujadas por los primeros cristianos perseguidos.

Estas imágenes representaban momentos claves de la vida de Jesús, y se empleaban para la enseñanza.

A principios del siglo IV, un grupo de obispos, formularon resoluciones importantes contra la veneración.

En ese Concilio, se prohibió tajantemente el uso de imágenes en las iglesias.

Estos obispos temían, que los creyentes, volvieran a recaer en la idolatría que habían superado ya.

Por eso estas practicas no eran aprobadas por la autoridad de la iglesia.

Concilio de Nicea

Los cristianos estaban contra la veneración de imágenes, incluyendo ¡Cristo, María, y los apóstoles!

Fue a raíz del apoyo de Constantino, que se pasó de dar honor, a levantar templos a algunos mártires.

Se comenzaron a levantar monumentos con la excusa de eliminar los de los dioses paganos.

En algunos lugares fueron más allá, introduciendo estas estatuas dentro de la iglesia.

De allí,  se impuso esa costumbre.

Sus defensores argumentaban que era para enseñar a los incultos, ya que no tenían acceso a la lectura y escritura.

Un poco más tarde, un papa comienza la costumbre de besar los pies de una imagen de Pedro. (esta imagen existe, está en la Basílica de san Pedro en el Vaticano)

Poco después, se propagó la costumbre de besar las imágenes al entrar a una iglesia, hacer reverencia, y colocarle inciensos encendidos a las estatuas o pinturas.

Esta conducta era desaprobada por los cristianos, por lo que surge un movimiento llamado iconoclasta, en oposición al iconólatra.

“Iconoclasta” del griego eikon, significa “imagen”, y klaste, que significa “rompedor”

Este movimiento contra la idolatría eliminó y destruyó las imágenes, aunque prontamente surgieron los defensores que fueron llamados por los detractores iconólatras.

¡La veneración de imágenes se volvió una cuestión teológico-política entre emperadores y papas, generales y obispos!

Unos creando decretos contra las imágenes, otros expulsando iconoclastas de las iglesias

Se convocó un concilio por Constantino V, donde se determinó que los únicos símbolos de culto serían el pan y el vino de la pascua.

En el año 787, se discutió nuevamente sobre la idolatría, y es allí donde se acepta el uso de íconos, indicando que no se rinde adoración a la imagen, sino a lo que representa.

Fue así que comenzó la proliferación de iconos e imágenes, y la razón  porque los catolicos adoran santos.

Dejar Comentario