≡ Menu




Descubra todo sobre la Primera comunión, significado e importancia

La Primera Comunión es un acto o ritual sacramental de la Iglesia Católica. Uno de los momentos más importantes, en el que se recibe el sacramento de la Eucaristía, haciendo sentirnos envueltos en la Gracia Divina de Dios.

Primera-Comunión-02

¿Qué significa y cuán importante es la Primera Comunión?

Para un niño constituye uno de los eventos más importantes de su infancia, con ella se prepara para recibir al Señor a través de la Eucaristía. Al recibir la comunión, Cuerpo y Sangre de Jesucristo (el pan y el vino) podrá sentirse más cerca de Dios, luego de haber previamente cumplido con el sacramento del bautismo y de la confesión o penitencia.

Se practica por lo general en niños, en edades de siete a doce años, en grupos, se acostumbra prepararlos en las escuelas, colegios u otras instituciones, aunque también se puede hacer de forma individual, a cualquier edad, siempre que reciba la preparación correspondiente y cumpla con todos los requisitos.

¿Cuál es el origen de este acto sacramental?

Tradicionalmente, se considera como una comparación a la Última Cena de Jesucristo y sus 12 apóstoles, pero su origen se remonta al siglo XIII, año 1215, cuando a través del Concilio de Letrán, se decidió que sólo los menores que hubieren alcanzado «la edad de discreción, entre doce y catorce años, podrían recibir este sacramento”. (Ver artículo: La Liturgia Cristiana)

Durante esos siglos siguientes, hasta el XVII, este acto pasaba totalmente desapercibido socialmente, ya que los niños no eran “personas relevantes” en la sociedad medieval. Después de la Contrarreforma se le dio valor a la Primera Comunión, siguiendo las pautas de la reforma luterana, que valoraba más a los menores y así se convirtió en un evento importante en la vida de las personas.

Ya en el siglo XX, la Primera Comunión estaba consolidada como una ceremonia muy relevante en la vida de los católicos. Para la religión católica este ritual es la «primera experiencia de revelación espiritual, en estado de conciencia, que vive un católico» y por esta razón, es el inicio de la relación espiritual entre el creyente y Jesucristo, de manera consciente. Es muy importante, por ende, que el católico comulgue tantas veces como le sea posible, en el resto de su vida.

Ceremonia de la Primera Comunión

Esta ceremonia tiene una serie de detalles, protocolos, propios de un acto sacramental importante. Los niños deben prepararse por espacio de dos años, para recibir este sacramento espiritual.

La ceremonia se desarrolla como parte de una Eucaristía, en cuyo acto participan uno o dos padrinos, no obligatorios ni indispensables, que deberán brindar ejemplo, apoyo moral y ética cristiana a quien toma como ahijado (a). (Ver artículo: Cuál es el Sacramento de la Eucaristía).

Entre los detalles que deben tomarse en cuenta para quien recibe la Primera Comunión, está la vestimenta a utilizar ese día, se recomienda el color blanco, que representa la pureza del Bautismo.

De la misma manera, se acompañará con una vela de parafina en la mano, la cual se enciende durante el evento y recuerda la luz de Cristo. Hay quienes agregan una Biblia o Libro de Oraciones con un rosario incorporado.

Para esa fecha especial, los atuendos de las niñas y niños revisten un carácter especial, de acuerdo a la importancia del acto. Las niñas van vestidas de blanco, tanto el vestido como las medias, guantes, zapatos, bolso y accesorios para el cabello, mientras tanto los varones, van vestidos con pantalón negro, camisa blanca y corbatín.

Esta ceremonia es oficiada por un sacerdote como una celebración eucarística cristiana, los católicos la celebran en niños que ya tengan uso de razón, mientras que la Iglesia ortodoxa se la da a niños, tan pronto han sido bautizados.  (Ver artículo: Bautismo cristiano)

Primera-Comunión-03

Tipos de Ceremonias

Es claro que el propósito de la Primera Comunión es el mismo en cualquiera de los casos:

«La Comunión entre la persona y el cuerpo y la sangre de Jesucristo«, más sí varía la manera de celebrarla. Influyen diversos factores, como la cultura, creencias cristianas, facilidades económicas, comunidad a la que pertenecen, tradiciones familiares o históricas, contexto social y cultural del país donde se realice.

Según algunos estudios, para clasificar estas ceremonias se tomó como instrumento principal de clasificación a las indumentarias o vestuarios, ya que es la principal diferencia notable en los rituales, son un elemento simbólico, además de otros factores como la edad o el espacio geográfico donde se realiza el evento. (Ver artículo: Creencias cristianas)

Ceremonias Tradicionales

Son las comunes o más frecuentes, típicas del mundo occidental y van reproduciéndose entre generaciones. Para el lado oriente, como los católicos son minoría, estos rituales se han ido adaptando a las características socioculturales propias de esa región, es decir, que lo que se considera normal o típico en occidente, no lo es en Oriente.

Ceremonia colectiva

Este tipo de ceremonia se celebra con un grupo de niños y niñas superior a cinco personas. Por lo general se usa en las instituciones educativas católicas, donde los niños cumplen con la preparación previa al sacramento. Todo lo asume la institución y organiza la logística necesaria para el acto religioso.

Es utilizada también en las Parroquias, donde el sacerdote o párroco encargado de la iglesia, de una zona residencial o comunidad, prepara a los niños que están en edades de siete u ocho años.

Los catequistas se ocupan de esta preparación, que por lo general dura varios meses y se organiza la ceremonia para el mes de Junio o Diciembre, preferiblemente, cuando es común que participen hasta un número de 100 niños y niñas en la liturgia.

Primera-Comunión-04

Ceremonia colectiva uniformada

Se diferencia de la Ceremonia colectiva, en el hecho de que los niños son obligados a usar un mismo uniforme. Al momento de la ceremonia, con el fin de aportar mayor ceremonialidad y elegancia al ritual cristiano, los varones usan el mismo tipo de traje y las niñas el mismo tipo de vestido.

Es más practicada en comunidades con buenos recursos económicos. El diseño y elaboración de un mismo modelo de traje, más la decoración del templo, por lo general, de manera sofisticada y con altos patrones estéticos, es bastante costoso.

Una variante de este tipo de ceremonia uniformada, es que todos los comulgantes lleven una túnica blanca, la cual es típica de los acólitos, tanto hembras como varones, pero ésta práctica ha ido desapareciendo.

Ceremonia individual

Como lo dice su nombre, se hace de una forma privada, donde una, o máximo dos personas, participan del sacramento, aun cuando a la iglesia pueden asistir todos los feligreses.

Hay diversas causas para hacer este acto de esta manera, puede ser que los comulgantes vivan en zonas rurales alejadas, que quieran hacer una ceremonia estrictamente privada, o que el sacerdote le brinde más dedicación al comulgante, entre muchas otras.

 

Ceremonia de mayor conciencia

Muchas familias prefieren que sus hijos participen en su Primera Comunión, en edad adolescente, cuando tengan unos 15 ó 16 años de edad. Esto con el fin de que tengan un mayor grado de conciencia, con respecto al acto litúrgico cristiano que están recibiendo.

Hay muchos católicos que no aprueban este tipo de práctica, ya que le niega mucho tiempo al comulgante, desde su edad temprana, a recibir la comunión con Cristo.

Otros piensan que un niño de siete u ocho años, ya está consciente de lo que está haciendo y de lo que implica ese ritual religioso, mientras, hay los que se inclinan por el lado estético. Dicen que al vestirse con lo acostumbrado por la liturgia, trajes blancos, más parecen novios que comulgantes de la Primera Comunión.

Ceremonias no convencionales

Son aquellas ceremonias que, aunque son practicadas actualmente, son muy poco frecuentes y no son parte de un patrón conductual, sistemático ni masivo. La mayoría de ellas no han sido documentadas de manera rigurosa o sistemática.

Algunas son, por ejemplo, la Ceremonia simbólica simple, que sostiene que no debe usarse ningún vestuario especial para esta ocasión. Por lo general, hasta los mismos sacerdotes se oponen a este tipo de práctica, porque el vestuario representa un simbolismo propio de la religión católica.

La Ceremonia de vestuario contemporáneo, en la que los niños y niñas asisten con vestidos formales, tipo sastre, simulando, como lo dice su nombre, un vestuario formal de tipo contemporáneo.  Obviamente, no es promovida por la Iglesia, aunque tampoco es prohibida. (ver artículo: templos cristianos)

Por último, la Ceremonia Domiciliaria, la cual es reservada para personas con algún tipo de discapacidad, que les resulte realmente imposible y complejo, asistir al templo. El sacerdote se traslada hasta el domicilio del comulgante  y procede a hacer el acto de la Primera Comunión.

Compromiso familiar y social

La familia juega un papel importante, en la celebración de la Primera Comunión, sobre todo los padres, quienes asumirán el compromiso de acompañar a sus hijos e incentivar la fe. No sólo se debe tomar el sentido social, como se acostumbra erróneamente, llegando a una celebración tal, que incurre, a veces, en gastos exagerados.

Los católicos ven este acontecimiento como una bendición que recibe toda la familia y es una gran fiesta de la fe, por lo que los niños deben entenderlo así y reforzar ese gran compromiso.

Dejar Comentario