≡ Menu




Descubre todo lo relacionado sobre el Rosario Cristiano aquí

El Rosario Cristiano, es una herramienta que ha perdurado por muchos siglos y se sigue manteniendo hoy en día; muchos lo utilizan para honrar algún santo o rezar para las almas que se han ido de la tierra, pero muy efectivo para aquellos creyentes de la religión cristiana.

Orígenes del Rosario Cristiano

En los orígenes del rosario católico, sus raíces comienzan en el siglo IX, entrelazando tradiciones antiguas de la oración del Oriente y del Occidente cristianos. Para honrar a María, la madre de Jesús, existía un modo realizado en Oriente, para después ser conocido en Occidente. Para realizar dicha adoración, el rosario se trataba en principio de la repetición de aclamaciones y alabanzas que aparecen en el Evangelio de Lucas, para luego conformar la avemaría, acompañado de una serie de oraciones e himnos, correspondientes a liturgias orientales.

A finales del siglo VI, se realizó una destacada traducción al latín del Akáthistos a la madre de Dios, correspondiente a un himno de la liturgia oriental griega que medita sobre el misterio de la maternidad divina de María. A pesar de todas las investigaciones realizadas, todavía es posible observar un manuscrito que data de 1501, que se conserva en la biblioteca de Múnich en la que señala que el origen del rosario, proviene de la Orden de San Benito que más tarde se expandió por los dominicos. (ver articulo: Ramas del Cristianismo)

Recitar 150 salmos en los monasterios, era lo que realizaban a diario en el Breviario monástico, aunque para seguir esta devoción fue muy difícil, ya que los fieles o hermanos que no eran sacerdotes ni monjes, en su mayoría no sabía leer; de esta manera, se les enseñó una práctica más sencilla: la de recitar 150 avemarías. Esta devoción tomó el nombre de «Salterio de la Virgen».

Para el siglo XIII, el rosario había alcanzado gran popularidad y desarrollo, que se produjo durante la oposición al movimiento albigense o catarismo. Los cátaros o albigenses, se negaban a venerar a la virgen ya que no reconocían ningún dogma relacionado con la Virgen María. ​ Para este entonces, existían los enfrentamientos entre católicos y albigenses, y el fundador de la orden de los Predicadores, que es conocido como los dominicos, por medio de misiones promovió el rezo de una forma primitiva del rosario. Los dominicos eran una orden de predicadores, que se encontraban en medio del pueblo, haciéndose popular su devoción, provocando que apareciera las cofradías y grupos de devotos por doquier, además, de difundir relatos de milagros que acrecentaron su fama. Para el siglo XIV, la devoción hacia este grupo fue decayendo poco a poco, pero esta orden de predicadores siguió fomentándola.

Para hacer resurgir esta orden, el beato Alano de la Roca fue el encargado de hacerlo, tarea que siguió Jacobo Sprenger, prior del convento de los dominicos en Colonia (Alemania). Para el siglo XVI, el rosario cristiano constaba de la siguiente orden, como se mantiene hoy en día: Contemplación de los «misterios», credo, padrenuestro y avemaría como oraciones principales y las cuentas o granos como medio de llevar la oración.

Por otra parte, el avemaría tiene su segunda parte que fue agregada en el siglo XIV, pero su uso se hizo universal, cuando ordenan que este se rezara, después del padrenuestro como solicitud del papa Pío V promulgó el Breviario Romano.

La iglesia católica, después de la batalla de Lepanto comenzó a celebrar una fiesta anual al rezo del rosario, ya que la victoria de los católicos sobre los turcos hizo que el papa Pío V realizó la intercesión de la Virgen María mediante el rezo del rosario. La fiesta, fue instituida el 7 de octubre. Al inicio el nombre que recibió fue «Nuestra Señora de las Victorias», pero el papa Gregorio XIII realizo la modificación del nombre para pasar a llamarse «Nuestra Señora del Rosario».  (ver articulo: Iglesia Católica Oriental)

En Tenerife, España, existe un fresco ubicado en la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán en San Cristóbal de La Laguna; allí aparece representada la Virgen del Rosario entregando el Santo Rosario a Domingo de Guzmán. En Sevilla en 1690, surgieron los rosarios públicos o callejeros, que rápidamente lograron extenderse por toda España y sus colonias americanas. Un fenómeno muy importante en torno a esta devoción.

Para comenzar, eran cortejos precedidos por una cruz, que llevaban faroles de mano y faroles de asta para alumbrar los coros, y que estaban presididos por la insignia mariana denominada Simpecado. En el siglo XVIII, se hizo referencia realizar la devoción que comenzó en Sevilla con más de 150 cortejos, que a diario hacían su estación por las calles rezando y cantando las avemarías y los misterios. Los domingos y festivos salían de madrugada o a la aurora. Al inicio, eran los hombres que realizaban los rosarios, pero más tarde en el primer tercio del XVIII aparecieron los primeros Rosarios de mujeres que salían los festivos por la tarde.

Para 1917, en Portugal la tradición católica, sostiene que a tres pequeños pastores se les apareció la Virgen María, quien les indicaban que cada vez que hacían la oración de la avemaría es como si se le ofreciera una rosa, de tal suerte que cada rosario completo sería una corona de rosas.

El 16 de octubre de 2002, fueron agregados cinco nuevos misterios, conocidos como los misterios luminosos, ordenado por el papa Juan Pablo II promulgó la Carta Apostólica Rosarium Virginis Mariae. ​

Rosario alquímico cristiano

Hoy en día el rosario alquímico cristiano, ha sido tomado como herramienta de sanación y elevación espiritual. Es considerado como un poderoso objeto de Transformación, transmutación del Ser y del mundo circundante. Es decir que es sirve y posee un gran poder para todos aquellos que lo usan como para quienes lo rodean.

Al realizar este rosario se cree que sana y Eleva a nivel Material, y Espiritual. Al ser utilizado este rosario, se transmite y se tiene al Nacimiento de un Nuevo Ser, a un Re-Nacer a otro Nivel Espiritual, Más consciente y más Pleno. A la Vez que la persona se va cargando de Energía y Elevándola.

El Rosario, poco a poco que se va rezando se va cargando con los rezos y al cabo de un tiempo, permite la transformación de un poder que debe poseer el dueño, como protector, por lo tanto, el consejo que recomiendan es que no sea utilizado por otras personas, para que las gemas se impregnen de sus vibraciones y ellas le aportan las propias a modo de intercambio amoroso y sanador.

El rosario alquímico es una iniciación que permite ser desarrollado en diferentes Cristales Naturales, ya que, tiene el poder de absorber las tristezas y la negatividad del orante, siendo de utilidad para aquellas personas que necesiten alcanzar sus objetivos y los más elevados propósitos personales.

El rosario cristiano contiene 17 gemas, desde donde se comienza la 1° es para abrir el camino, las 3 siguientes para la purificación, las próximas 3 para renacer, 1 para elevar el pedido a los cielos y 9 para tener la bendición de Dios.

Esta fórmula es utilizada por los alquimistas y el modo de rezar el rosario alquímico cristiano es la siguiente:

Se comienza en la 1° gema que cuelga con la señal de la cruz.

Luego en las 3 siguientes se rezan 3 padres nuestros uno sobre cada gema.

En la separación de cadenitas se dice las siguientes palabras: María tú fuiste la elegida por el Señor en tu vientre llevas a Jesús el Mesías (palabras dichas por el Ángel de la Anunciación el Arcángel Gabriel)

En las 3 siguientes se rezan 3 ave María uno sobre cada gema.

En la 8° gema se eleva el pedido al cielo.

En los 9 restantes se dice esta alabanza de la Biblia, nueve veces.

Santo, santo, santo,

Dios de la creación.

Llenos están los cielos y la tierra,

De tu gloria.

Gloria sea a ti el altísimo. Bendito sea el que viene

En nombre del Señor

Hosanna en las alturas.

Luego se cierra el círculo con la señal de la cruz sobre la gema 8° que es la del pedido al cielo.

Son pocos minutos que lleva hacer este rosario, dando un resultado maravilloso para la transmutación de todo, las respuestas se dice que descienden al 9° día, pero en algunos casos las respuestas son inmediatas o en menos tiempo.

Al realizar este rosario, proporciona paz al alma, para aquellos que tienen el corazón oprimido, es una buena herramienta ya que da mucha protección y purifica. Solo es necesario, realizarlo para probar el poder que este genera en las personas. Se puede comenzar la novena, el día Domingo.

En la actualidad, se sigue investigando el origen del rosario y para qué era utilizado; hoy en día, suele hacerse en las misas, en las novenas para fieles y para los difuntos como parte de la tradición que sigue la religión. Cada una de estas novenas, hace que pueda cumplirse algún deseo, se pueda sanar alguna enfermedad, curar heridas del corazón y que en el hogar siempre haya paz y prosperidad. Por tal razón, el rosario alquímico ha sido una herramienta efectiva para lograr cosas positivas en un lugar determinado; por ende, siempre tendrá su efectividad si se hace de corazón, siendo fiel creyente de la religión cristiana.  (ver articulo: Iglesia Católica y las Sectas)

Dejar Comentario