San Benito o san Benito de Palermo: Historia, biografía, oraciones y más

San Benito o san Benito de Palermo también es denominado como Benedicto el Africano. Al nacer en San Filadelfio en 1524, puede conocerse también como San Benito de Filadelfio.  Descubre toda la información y de su variante San Benito Abad.

san benito o san benito de Palermo

Historia y biografía de San Benito o san Benito de Palermo

San Benito o san Benito de Palermo nació en San Filadelfio, una aldea perteneciente a Sicilia en 1524. Sus padres fueron muy reconocidos por su vocación cristiana, de nombre Cristóbal Manassani y Diana Lancari, de origen africano por su condición de esclavos.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Desde adolescente fungió como pastorcito en diversas casas, a partir de ese entonces adquirió el seudónimo de “Benito, el mono”. A los 20 años de edad se unió a la comunidad de frailes o franciscanos, gracias a San Francisco de Asis, su fundador.

San Benito o san benito de Palermo

Dispuso su servicio en el convento de Santa María de Jesús en la provincia de Palermo, pero al ser una persona sin conocimientos, se encargó de los quehaceres en la cocina. San Francisco de Asís fue de gran inspiración cristiana para San Benito o san Benito de Palermo, por lo que decidió imitar sus acciones.

Debido a su gran carisma y apoyo fundamental para la iglesia, fue ascendido como superior del convento. Sus años fueron de gran satisfacción para la comunidad, gracias a su don altruista y servicial para con la gente. En este sentido, su altruismo es comparable con el de Santa Helena o Helena de Constantinopla.

Por sus grandes acciones, fue trasladado a Agrigento, ganándose el beneplácito de sus habitantes. Pronto comenzaron a levantar altares en su nombre, a hacerle peticiones y demás. Fue nombrado como maestro de los novicios. Ayudó a impartir el catecismo en la comunidad.

San benito o san benito de Palermo

Tambien Te Recomiendo Ver...

Al poco tiempo, retomó su oficio de cocinero, sin embargo, su fama ya había crecido lo suficiente, a tal punto que los sacerdotes se acercaron a él para solicitar ayuda, hasta el Rey de Sicilia.

San Benito o san Benito de Palermo realizó penitencias con la flagelación de su cuerpo. Al salir del convento, muchas personas se acercaron con el fin de rendirle tributo y besarle los pies.

En 1589 la enfermedad empezó a causar estragos en San Benito o san Benito de Palermo, a los pocos días de haber recibido los sacramentos, falleció el 4 de abril de 1589 teniendo 63 años de edad. Las últimas palabras de San Benito o san Benito de Palermo fueron las mismas de Jesús antes de morir: “Señor, en tus manos encomiendo mi espíritu”.

Su fama post mortem se difundió aún más, hasta convertirse en el protector de la población negra. Fue canonizado por Pio VIII el 24 de mayo de 1807.

San Benito o san benito de palermo

Vida de San Benito

San Benito o san Benito de Palermo ha dejado un legado tanto en Sicilia como en el mundo entero. Es el patrono por excelencia de la comunidad negra.

A pesar de no haber sido una persona con estudios, su fe y devoción lo llevaron hasta donde quiso llegar, como ser el máximo ministro del convento de Santa María en Palermo, dirigir una escuela catequista, entre otras obras.

Gracias a sus innumerables milagros concedidos, su cuerpo aún reposa en el convento de Santa María en Palermo. Hasta la fecha mucha gente se dirige allí para pagar promesas y efectuar peticiones.

San Benito o san benito de Palermo

Pio VII alzó su nombre en el catálogo de los Santos, mientras que Benedicto XIV reafirmó su beatificación. El culto por San Benito o san Benito de Palermo se difundió principalmente entre la comunidad esclava, principalmente en Venezuela, Niaragua, Argentina, Brasil y Uruguay.

En Venezuela, el culto por San Benito o san Benito de Palermo, llega gracias a los franciscanos en el siglo XVII en las siembras de la hacienda Sur del Lago en Maracaibo, con el propósito de evangelizar la comunidad esclava que trabajaron en dicho hato. Otras fuentes indican que su orígen remonta en el pueblo de Bobures.

Actualmente se conoce como el patrón de los afroamericanos, puesto que San Benito o san Benito de Palermo resistió en más de una ocasión comentarios ofensivos sobre la raza negra.

San benito o san benito de Palermo

En Estados Unidos, al menos cinco parroquias llevan el nombre de San Benito, entre ellas en Queens,Nueva York, una en Chicago, otra en Pittsburgh, hacia el norte de Omaha, una más en Georgia, y finalmente en el sur de Columbus.

San Benito o san Benito de Palermo es venerado en algunos pueblos del páramo merideño cada 28 de diciembre. En Lima, Perú, se rinde tributo a San Benito en la Básílica de Nuestra Señora del Rosario.

Día o santoral de San Benito

El día de San Benito o san Benito de Palermo puede variar según la localidad. Por ejemplo, en el Sur del Lago en Maracaibo, su santoral es el 27 y 28 de diciembre, hasta culminar el 6 de enero.

En Trujillo su santoral se celebra dos semanas completa, desde el 22 de diciembre hasta el 6 de enero.

Por otra parte, en algunos países de Europa lo festejan el 11 de julio. En Mucuchies se conmemora a San Benito o san Benito de Palermo desde el 27 de diciembre, hasta el 29 del mismo mes.

San Benito o san Benito de Palermo

Significado de San Benito

San Benito o san Benito de Palermo significa humildad, trabajo, equidad pese a su condición racial, sacrificio, entrega y muchas más virtudes presentes en un hombre cuya fe movió montañas y trastocó a más de un devoto.

Para la comunidad negra es su patrón por excelencia, a él se aferran sus devotos por ser el santo negro milagroso, el rey de los pastores e incluso los chef idolatran a San Benito o san Benito de Palermo.

San Benito o san benito de palermo

Fiesta de San Benito

Los chimbágueles es un movimiento musical con el cual se alaba al santo negro milagroso. Su origen es sincrético, por la influencia de la cultura africana que se da a conocer hacia la comunidad esclava de la región zuliana. En el mismo estado, se celebra la advocación mariana, la virgen de Chiquinquirá, el 18 de noviembre.

En la madrugada del 27 de diciembre en el estado Zulia, amanece bajo el ritmo de la tambora y de la gaita, de esta manera se honra a San Benito o san Benito de Palermo en su santoral. Esta ceremonia se viene realizando desde el siglo XIX hasta nuestros días.

San Benito o san benito de Palermo

La difusión de los Chimbágueles no se hizo esperar, hasta centrarse en varias regiones zulianas, como Gibraltar, Bobures, El Batey, entre otros. Este movimiento no posee una connotación ritual, sino estética y representa el testimonio de la cultura africana.

En el estado Trujillo también es venerado San Benito o san Benito de Palermo el 26 de diciembre en Betijoque, Pampán y Moray. En los últimos años se han venido celebrando estas festividades desde el 22 de enero hasta el fin de mes.

En Los Andes venezolanos, para su día o santoral, se efectúa el Giro de San Benito el 27 de diciembre. Consiste en bailar al santo alrededor de unas cintas, para tejerlas y destejerlas con singulares movimientos. El giro también se conoce como danza de frente.

San Benito o san benito de Palermo

En Mucuchies, estado Mérida, bailan los vasallos de San Benito o san Benito de Palermo, agitando las maracas con la mano izquierda, mientras que con la otra sostienen un bastón que golpea el piso con un ritmo característico. Hay que acotar que San Benito o san Benito de Palermo nunca bebió alcohol, sin embargo, en sus fiestas es empleado el licor mientras lo bailan.

Milagros de San Benito de Palermo

San Benito o san Benito de Palermo fue un confesor muy reconocido, además por haber sido uno de los monjes más carismáticos y serviciales del convento de Santa María.

Su primer milagro conocido fue romper un vaso que contenía veneno al hacerse la señal de la cruz. De esta manera, San Benito fue ascendido como monje en el convento.

San Benito o san Benito de Palermo

Logró salvar a un hombre a punto de morir ahogado al caerse en un río cuando intentaba beber un poco de agua. San Benito se dio cuenta de la situación y pidió ayuda de un fraile para salvar al individuo de las aguas bravas. El hombre estuvo inconsciente y creyó haber caminado.

Tuvo la capacidad de leer los pensamientos de los franciscanos que lo acompañaron. Algunos de ellos se encargaron de evangelizar las comunidades más cercanas, con la condición impuesta por San Benito que ayunaran. Sin embargo, un vecino ofreció botana con comida a los caminantes, por lo que San Benito o san Benito de Palermo logró enterarse de esta escena.

San benito o san benito de Palermo

Al llegar los frailes, San Benito preguntó en dónde habían comido, qué comieron y cuánto comieron. A partir de allí llegaron a la conclusión que el santo podía leer la mente y anticiparse a los acontecimientos.

El próximo episodio milagroso radica en una zona de construcción, donde satanás envía un mensaje a San Benito que atacaría a los frailes que estaban laborando. Cuando el santo negro comunica la premonición a sus frailes, una pared cae sobre un infante que estaba trabajando para ellos.

El niño murió de inmediato en el sitio, frente a la mirada lastimera de los frailes, quienes deciden trasladar el cuerpo a San Benito o san Benito de Palermo. Ya en la habitación frente al cadáver comienza a rezar. Milagrosamente el niño vuelve a la vida ileso.

Logró mover una roca gigante que obstruía el paso en la zona de construcción en la abadía. Todos los trabajadores del lugar no fueron capaces de remover la piedra del sitio. Como última opción recurrieron a San Benito o san Benito de Palermo, que solo usó una oración para que los obreros quitaran la piedra.

Exorizó a un demonio descontrolado, debido a que se posesiona en el cuerpo de un hombre. El Obispo del lugar no logró quitar a satanás en aquel cuerpo. Invoca a San Benito para que a su vez buscara la intercesión de Jesucristo, hasta que logran desposeer al individuo.

San Benito o san Benito de Palermo

No se dejó llevar por las tentaciones del diablo, ya que una figura reside en la cocina con fines de adoración, sin embargo un incendio se desató en el lugar donde estaba la figura. Ante la preocupación, los frailes llamaron a San Benito o san Benito de Palermo, quien alega no ver el fuego.

San Benito se dio cuenta que aquellas llamas eran una manipulación del demonio para caer en la tentación.

Novena o rosario a San Benito

Con la novena a San Benito o san Benito de Palermo, sus más fieles devotos pueden aferrarse a ella para pedir por sus necesidades, un milagro o por el bienestar de su familia y también personal. Esta novena es igual de poderosa que la Novena de San Marcos de León.

Oración preparatoria para todos los días

San Benito, padre de de todos los negros y blancos, te saludamos con filial afecto, tú que ayudaste a Cristo para rescatar aquellas almas en desamparo. Oh padre de los franciscanos, mira desde el plano celestial aquella viña que sembró tu mano. Que tus hijos sean multiplicados y santifícalos. Ayuda a proteger a todos aquellos que creemos en ti. Bajo tu amparo recurrimos a tu paternal protección.

San Benito o san benito de Palermo

Ruega por los enfermos, los desvalidos, los pobres, necesitados y aquellos que tienen aflicción en su corazón. Que todos alcancemos una muerte tranquila y sin dolor como la tuya. Aparta de nosotros las nubes negras de los enemigos sobre nosotros y haznos saber tu benigna presencia. Concédenos la gracia especial que te ofrecemos en esta novena.

Oración final 

Oh bendito San Benito, que desde lo más alto procuras cuidar de nosotros tus hijos. Tus milagros y grandes virtudes han sido reconocidas hasta el día de hoy, sobre todo gracias a la medalla que lleva tu sagrado nombre en él. Por tu gracia y la del Altísimo, intercede por nosotros que te alabamos en esta novena. Alcánzanos todas las buenas cosas de la vida. San Benito, ruega por nosotros.

San Benito o san benito de Palermo

Ave María

Dios te salve, oh reina virgen María, llena eres por siempre de gracia, el señor estará contigo. Bendita sea por siempre por todas las féminas. Dulcísimo sea el fruto, tu hijo Jesús.

Santa María, tú que eres la madre de Dios. Implora por nosotros que somos pecadores, ahora y para siempre. Amén.

Primer día

Glioso San Benito, que desde tu niñez supiste de la vanidad que cubría al mundo y solo deseaste los bienes perpetuos. Haz que siempre recordemos a Dios como parte de la Santísima Trinidad, y representado por la gracia del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

San Benito o san Benito de Palermo

Eterno padre nuestro, cuya providencia dispone de nuestros destinos y coloca cada cosa en su lugar, te agradezco que me hiciste devoto del Santo negro de Palermo para que pudiera dejar en alto su nombre. Ruega por nosotros.

-Padre Nuestro, tú que siempre estarás en el cielo, santificado para mí siempre será tu nombre, ven a todos tus devotos desde el reino, que se cumpla tu voluntad, tanto en el cielo como en la tierra. Danos hoy y para siempre, el pan, que es tu sagrado alimento, perdona todos aquellos actos impuros, como nosotros perdonamos al que igual nos hace daño. No nos dejes caer en las tentaciones del demonio. Así sea.

-Dios te salve, oh reina virgen María, llena eres por siempre de gracia, el señor estará contigo. Bendita sea por siempre por todas las féminas. Dulcísimo sea el fruto, tu hijo Jesús.
Santa María, tú que eres la madre de Dios. Implora por nosotros que somos pecadores, ahora y para siempre. Amén.

San Benito o san benito de palermo

-Gloria al Padre, gloria al Hijo y gloria al Espíritu Santo. Como era siempre en un principio, por los siglos de los siglos. Amén.

Segundo día

Oh benigno San Benito de Palermo, que siempre fuiste humilde de corazón y supiste valorar las alabanzas de los hombres, permite que seamos igual de humildes que tú, ya que amaste a Dios sin límites ni fronteras y le entregaste tu corazón limpio y sin mancha de pecado original. haz que nosotros también alcancemos el amor de Dios, Santo negro milagroso.

Señor Jesíss, tú que cuidas las alegrías de los inocentes y los puros de corazón, te agradecemos la vida de San Benito o san Benito de Palermo, pues su infancia y adolescencia fueron de tu infinito agrado. Ruega por nosotros.

-Padre Nuestro, tú que siempre estarás en el cielo, santificado para mí siempre será tu nombre, ven a todos tus devotos desde el reino, que se cumpla tu voluntad, tanto en el cielo como en la tierra. Danos hoy y para siempre, el pan, que es tu sagrado alimento, perdona todos aquellos actos impuros, como nosotros perdonamos al que igual nos hace daño. No nos dejes caer en las tentaciones del demonio. Así sea.

San Benito o san benito de palermo

-Dios te salve, oh reina virgen María, llena eres por siempre de gracia, el señor estará contigo. Bendita sea por siempre por todas las féminas. Dulcísimo sea el fruto, tu hijo Jesús.
Santa María, tú que eres la madre de Dios. Implora por nosotros que somos pecadores, ahora y para siempre. Amén.

-Gloria al Padre, gloria al Hijo y gloria al Espíritu Santo. Como era siempre en un principio, por los siglos de los siglos. Amén.

Tercer día

Oh sagrado San Benito de Palermo, tú que consagraste tus labios y cada palabra de tu vida en pronunciar la oración y cánticos divinos. Haz que sepamos valorar la oración tal y como tú lo hiciste en aquel convento de Santa María de Jesús. Eres como un lirio entre las crueles espinas, guardaste un espíritu angelical que supiste levantar con mucha humildad. Ruega por nosotros.

Señor Jesús, que guías aquellas almas justas por los senderos de la rectitud y muestras el camino que conducen a tu gloria eterna, te agradecemos en haber sembrado en San Benito o san Benito de Palermo el amor por los mandamientos de la Santa Iglesia.

San Benito o san benito de Palermo

-Padre Nuestro, tú que siempre estarás en el cielo, santificado para mí siempre será tu nombre, ven a todos tus devotos desde el reino, que se cumpla tu voluntad, tanto en el cielo como en la tierra. Danos hoy y para siempre, el pan, que es tu sagrado alimento, perdona todos aquellos actos impuros, como nosotros perdonamos al que igual nos hace daño. No nos dejes caer en las tentaciones del demonio. Así sea.

-Dios te salve, oh reina virgen María, llena eres por siempre de gracia, el señor estará contigo. Bendita sea por siempre por todas las féminas. Dulcísimo sea el fruto, tu hijo Jesús.
Santa María, tú que eres la madre de Dios. Implora por nosotros que somos pecadores, ahora y para siempre. Amén.

-Gloria al Padre, gloria al Hijo y gloria al Espíritu Santo. Como era siempre en un principio, por los siglos de los siglos. Amén.

San benito o san benito de Palermo

Cuarto día

Oh San Benito de Palermo, que lograste vencer al demonio y sus tentaciones engañosas. Haz que sepamos desistir de sus seducciones y huir de todo aquel acto que signifique pecar. Tú que representaste una vida austera, pero de mucha humildad al punto de renunciar a tu trabajo de pastor, que rechazaste todo tipo de ocio y nos inculcaste el amor por el trabajo. Ruega por nosotros.

Señor Padre, Tú que mostraste a los fieles devotos las virtudes del santo negro milagroso, transmutando en él su poder y haciéndolo participe de tus maravillas. Te agradecemos todos los milagros concedidos que has realizado a través de San Benito de Palermo.

San Benito o san benito de palermo

-Padre Nuestro, tú que siempre estarás en el cielo, santificado para mí siempre será tu nombre, ven a todos tus devotos desde el reino, que se cumpla tu voluntad, tanto en el cielo como en la tierra. Danos hoy y para siempre, el pan, que es tu sagrado alimento, perdona todos aquellos actos impuros, como nosotros perdonamos al que igual nos hace daño. No nos dejes caer en las tentaciones del demonio. Así sea.

-Dios te salve, oh reina virgen María, llena eres por siempre de gracia, el señor estará contigo. Bendita sea por siempre por todas las féminas. Dulcísimo sea el fruto, tu hijo Jesús.
Santa María, tú que eres la madre de Dios. Implora por nosotros que somos pecadores, ahora y para siempre. Amén.

-Gloria al Padre, gloria al Hijo y gloria al Espíritu Santo. Como era siempre en un principio, por los siglos de los siglos. Amén.

Quinto día

San Benito o san Benito de Palermo, que gracias a tu medalla insigne lograste salvar a más de un alma en tinieblas. Acudimos a ti para pedir tu protección en día quinto. No nos desampares ni de noche ni de día, haz que valoremos tus buenas acciones mediante esta novena. Que sepamos ser cada día mejores siervos para ti. Infunde el sentido de trabajo, renuncia a la vida pagana y toda tentación. Ruega por nosotros.

San Benito o san benito de palermo

Señor Jesús, que eres sabiduría a través del verbo divino, que quisiste bendecir a San Benito con el don de la sabiduría, para resolver las inquietudes y problemas en quienes acuden a él. Te pedimos su intercesión para que sepamos ser igual de sabios que el santo negro milagroso.

-Padre Nuestro, tú que siempre estarás en el cielo, santificado para mí siempre será tu nombre, ven a todos tus devotos desde el reino, que se cumpla tu voluntad, tanto en el cielo como en la tierra. Danos hoy y para siempre, el pan, que es tu sagrado alimento, perdona todos aquellos actos impuros, como nosotros perdonamos al que igual nos hace daño. No nos dejes caer en las tentaciones del demonio. Así sea.

-Dios te salve, oh reina virgen María, llena eres por siempre de gracia, el señor estará contigo. Bendita sea por siempre por todas las féminas. Dulcísimo sea el fruto, tu hijo Jesús.
Santa María, tú que eres la madre de Dios. Implora por nosotros que somos pecadores, ahora y para siempre. Amén.

-Gloria al Padre, gloria al Hijo y gloria al Espíritu Santo. Como era siempre en un principio, por los siglos de los siglos. Amén.

San Benito o san benito de palermo Palermo

Sexto día

San Benito bendito, que fuiste víctima de múltiples persecuciones a causa de tu color, siempre guardaste paz en tu alma, junto a tu gran paciencia y calma. Santo negro, haz que sepamos perdonar todas quellas ofensas y ser pacientes en momentos apremiantes. Tú perdonaste a aquellos quienes quisieron lastimarte e hicieron marchar de tu tierra. Pediste a Nuestro Señor que los perdonara en su nombre. Ruega por nosotros.

Espíritu santificado, que favoreciste a las almas perdidas con tu oración. Te pedimos que San Benito acepte esta plegaria en día sexto.

-Padre Nuestro, tú que siempre estarás en el cielo, santificado para mí siempre será tu nombre, ven a todos tus devotos desde el reino, que se cumpla tu voluntad, tanto en el cielo como en la tierra. Danos hoy y para siempre, el pan, que es tu sagrado alimento, perdona todos aquellos actos impuros, como nosotros perdonamos al que igual nos hace daño. No nos dejes caer en las tentaciones del demonio. Así sea.

San Benito o san benito de palermo

-Dios te salve, oh reina virgen María, llena eres por siempre de gracia, el señor estará contigo. Bendita sea por siempre por todas las féminas. Dulcísimo sea el fruto, tu hijo Jesús.
Santa María, tú que eres la madre de Dios. Implora por nosotros que somos pecadores, ahora y para siempre. Amén.

-Gloria al Padre, gloria al Hijo y gloria al Espíritu Santo. Como era siempre en un principio, por los siglos de los siglos. Amén.

Séptimo día

Oh santo negro milagroso, que siempre contaste con el don del altruismo para ayudar a tus devotos que lo solicitan, estudiaste al ignorante, enseñaste a sembrar al pastor, curaste al enfermo, resucitaste a los muertos, nos libraste de las tentaciones del demonio, consolaste al afligido y perdonaste al pecador. Concédenos la gracia de amar al prójimo para hacer en él obras de misericordia. Ruega por nosotros.

San benito o san benito de Palermo

Señor Jesús, que aplaudiste el trabajo constante de San Benito o san Benito de Palermo por el bien de las almas. Te suplico que veas con buen rostro mis pequeñas obras hechas con fervor.

-Padre Nuestro, tú que siempre estarás en el cielo, santificado para mí siempre será tu nombre, ven a todos tus devotos desde el reino, que se cumpla tu voluntad, tanto en el cielo como en la tierra. Danos hoy y para siempre, el pan, que es tu sagrado alimento, perdona todos aquellos actos impuros, como nosotros perdonamos al que igual nos hace daño. No nos dejes caer en las tentaciones del demonio. Así sea.

-Dios te salve, oh reina virgen María, llena eres por siempre de gracia, el señor estará contigo. Bendita sea por siempre por todas las féminas. Dulcísimo sea el fruto, tu hijo Jesús.
Santa María, tú que eres la madre de Dios. Implora por nosotros que somos pecadores, ahora y para siempre. Amén.

-Gloria al Padre, gloria al Hijo y gloria al Espíritu Santo. Como era siempre en un principio, por los siglos de los siglos. Amén.

Octavo día

Oh glorioso santo negro, que socorriste el adolorido corazón de tu hermana Santa Escolástica, llenándolo con tu infinito amor y los frutos benditos del Cielo. Concédenos la gracia de santificar nuestros afectos. San Benito, ruega por nosotros.

San benito o san benito de Palermo

Señor Jesús, tú que premiaste a San Benito o san Benito de Palermo con una muerte liviana, gracias a su legado, se ha ganado nuestra admiración. Te suplico ser bueno en la vida para alcanzarlos en el paraíso y así poderte recitar tu oración.

-Padre Nuestro, tú que siempre estarás en el cielo, santificado para mí siempre será tu nombre, ven a todos tus devotos desde el reino, que se cumpla tu voluntad, tanto en el cielo como en la tierra. Danos hoy y para siempre, el pan, que es tu sagrado alimento, perdona todos aquellos actos impuros, como nosotros perdonamos al que igual nos hace daño. No nos dejes caer en las tentaciones del demonio. Así sea.

-Dios te salve, oh reina virgen María, llena eres por siempre de gracia, el señor estará contigo. Bendita sea por siempre por todas las féminas. Dulcísimo sea el fruto, tu hijo Jesús.
Santa María, tú que eres la madre de Dios. Implora por nosotros que somos pecadores, ahora y para siempre. Amén.

-Gloria al Padre, gloria al Hijo y gloria al Espíritu Santo. Como era siempre en un principio, por los siglos de los siglos. Amén.

San benito o san benito de palermo

Noveno día

Oh glorioso San Benito o san Benito de Palermo, que con la muerte tu alma subió al cielo en medio de un coro de ángeles celestiales junto al Dios Padre Todopoderoso. Tu perseverancia te llevó a donde quisiste llegar, Santo negro milagroso de Palermo. Gracias por escuchar esta Santa Novena. Ruega por nosotros.

Señor Jesús, al llegar al último día de este Rosario, te agradezco las bondades que me ha dado San Benito o san Benito de Palermo en mi vida y en muchas otras más. Te pido por la protección y mejoramiento de la salud. Bendice a mi familia, mi trabajo y nunca olvides mis súplicas.

-Padre Nuestro, tú que siempre estarás en el cielo, santificado para mí siempre será tu nombre, ven a todos tus devotos desde el reino, que se cumpla tu voluntad, tanto en el cielo como en la tierra. Danos hoy y para siempre, el pan, que es tu sagrado alimento, perdona todos aquellos actos impuros, como nosotros perdonamos al que igual nos hace daño. No nos dejes caer en las tentaciones del demonio. Así sea.

San benito o san benito de palermo

-Dios te salve, oh reina virgen María, llena eres por siempre de gracia, el señor estará contigo. Bendita sea por siempre por todas las féminas. Dulcísimo sea el fruto, tu hijo Jesús.
Santa María, tú que eres la madre de Dios. Implora por nosotros que somos pecadores, ahora y para siempre. Amén.

-Gloria al Padre, gloria al Hijo y gloria al Espíritu Santo. Como era siempre en un principio, por los siglos de los siglos. Amén.

Oración a San Benito o san Benito de Palermo

La oración a San Benito o san Benito de Palermo permite proteger al orador que la realiza. Si se efectúa junto con la medalla de San Benito en manos, puede resultar eficaz al momento de elevar las siguientes plegarias:

San benito o san benito de palermo

-Santísimo confesor del Señor, tú que fuiste el jefe supremo de todos los monjes franciscanos, intercede por nuestra salud y bienestar, tanto física como espiritual. Aleja de nuestras vidas todo aquello que represente una grave amenaza. Líbranos de las ,alas lenguas, las brujerías y herejías.

Pide a nuestro Señor, que interceda para subsanar todas esas necesidades que nos aquejan día tras día. Pide por el avance de Nuestra Santa Iglesia y para que nuestras almas no se manchen por el pecado original. Santo negro milagroso, te hago llevar estas palabras llenas de mucha humildad, como lo fuiste.

Al culminar, acompaña esta oración con tres Padrenuestros, ave María y Gloria.

San benito o san benito de palermo

-Grandioso Padre San Benito, tú que fuiste un hombre sabio y justo, benefactor de la vida espiritual. Hombre de gran caridad y bondad, que hallaste refugio en los brazos paternales de Jesucristo, en las plegarias, en el silencio, y en aquel convento donde fungiste como Supremo. Tú que posees una mente virtuosa y un gran corazón con el que amaste a Cristo y su religión.

Te invocamos para que nos alivies al ver tu sagrada presencia, y nos otorgues el beneficio de tu protección divina. Tú que ayudas a quien clama tu sagrado nombre, por ser el gran mediador enviado por el Altísimo, aleja todo mal y peligro que nos asechan. Amén.

Si deseas respaldar esta oración protectora, con la oración a San Marcos contra los enemigos puedes contrarrestar cualquier energía negativa que venga de ellos.

Oración a San Benito para el amor

Con la oración a San Benito o san Benito de Palermo puedes atraer el amor de esa persona que anhelas. También puedes recurrir a la oración a la santa muerte para el amor como respaldo de la misma.

San benito o san benito de Palermo

Otra especialista en el amor por demás conocida es la santa muerte roja, con su oración, novena e incluso amarres, puedes tomarla como una alternativa extrema.

-San Benito, mi negro milagroso, aleja a toda persona que desee el mal para mí. Llena mi vida de personas buenas que aporten cosas positivas y aleja a las malas energías que me envuelven. Ayúdame a caminar por tus caminos llenos de bondad, amor y humildad. Ayúdame a encontrar a esa persona ideal que me haga inmensamente feliz.

San Benito amado, permite que pueda formar una familia al lado de un ser amado, para inculcar el valor de la bondad, piedad y templanza como fuiste tú. Deseo tener una relación hermosa, cuyos caminos se construyan con mucho amor, esfuerzo y dedicación. San Benito, te agradezco infinitamente escuche estas plegarias, porque mi amor por ti siempre será inquebrantable.

Para concluir esta oración, se debe realizar al menos un Padrenuestro con ave María. Y por último, pero no menos importante, puedes dirigir tus plegarias con la oración a San Antonio de Padua para el amor.

San benito o san benito de palermo

Oración a San Benito para el trabajo

San Benito o san Benito de Palermo fue un trabajador incansable, al dedicarse tanto al pastoreo como en los oficios de cocina. De igual manera, su trabajo en el monasterio como confesor fue de gran satisfacción para quienes convivieron con él. Apóyate en esta oración por si tienes problemas laborales o deseas conseguir empleo. De igual manera, la santa muerte con su oración para el trabajo y dinero te puede auxiliar.

-San Benito de Palermo, que inculcaste a los frailes a trabajar con sus manos para que ellos valoraran el fruto de lo que hacen. Oh santo negro, bendice mis manos para que trabajen arduamente y generen grandes frutos. Bendice además a todas aquellas personas nobles que trabajan incanzablemente, sea cual sea su oficio que ejecutan, de esta manera lo puedan cumplir con mucho entusiasmo.

Que todos mis esfuerzos y el de tus devotos trabajadores no sean en vano, para que generen la multiplicidad del dinero, las buenas relaciones en el trabajo y la satisfacción personal de haber una excelente labor. Aparta de mí la pereza, el desgano y las malas intenciones con las que fracasaría en mi trabajo.

San benito o san benito de Palermo

Que cada fruto de mi esfuerzo se transforme en glorificaciones y en cantos de alabanzas, para que todo mi desempeño sea reconocido por gracia del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

-Glorioso San Benito de Palermo, que sobresaliste por tu gran devoción cristiana, amor e infinita bondad. Te venero con profundo respeto y amor. Me presento ante su santo rostro para hacerte llegar esta petición: necesito con mucha urgencia un trabajo, para cubrir las necesidades de mi familia y para saldar viejas deudas.

Tú que todo lo puedes, mi santo negro milagroso, concédeme este deseo de encontrar un buen trabajo que satisfaga mis necesidades, para poder ayudar al prójimo como tú lo hiciste. Que dicho trabajo sea el ideal, para distribuir equitativamente el tiempo compartido con mi familia.

San benito o san benito de Palermo

Te doy las gracias, San Benito o san Benito de Palermo, para que escuches cada una de mis palabras y se escuche esta petición. Amén.

Oración a San Benito de palermo para el amor

San Benito, tú que naciste en San Filadelfio y aprendiste tus virtudes que conocemos a temprana edad. Vengo a ti con el corazón herido y solitario a implorar suerte en el amor. Te pido que mi soledad se compense con compañía, mi tristeza por alegría, mi vacío por plenitud entera de amor.

Tú que demostraste tu amor en diferentes facetas, por Dios. tu prójimo y por la Santa Iglesia, ayúdame a que mi más grande deseo se haga realidad y venga a mi esa persona ideal para construir nuestros caminos entre la plenitud del amor eterno. Amén.

Oración a San Benito para separar

() nombre de la persona a quien quieres alejar y separar

San Benito milagroso, que eres padre y protector nuestro, humildemente vengo hacia a ti con mucha aflicción para pedirte ayuda, para que melibres de todo mal que quieren hacerme. Invoco a esta oración para evitar todo aquel problema de gravedad, que siga llevando una vida tranquila y sin distracciones como la que llevo hasta ahora.

San benito o san benito de palermo

Aleja a todo aquello que intente perturbar mi paz y tranquilidad, San Benito, que siempre nos has servido como escudo contra los enemigos, destierra todo elemento que me ha hecho sufrir en el pasado y no lo haga en mi presente y futuro. Quita a personas indeseables de mi camino, asímismo, quiero que alejes a () del camino de (), para que se vaya de su vida.

En nombre de San Benito de Palermo, pido que te vayas para siempre, como las corrientes de agua en el río, que vienen y van. De la misma forma, quiero que () se aleje de (), para que sus pasos no se junten y en el camino no se encuentren, sus vidas estén separadas por el resto de sus vidas.

Si tú () vas a seguir sembrando la semilla de la duda y del rencor, entonces aléjate de mí y de (). Vete, vete en el nombre de San Benito, mi santo negro milagroso y no vuelvas más.

Como otra opción de alejar más arriegada, bajo el libre albedrío del practicante, puede acudir a la santa muerte negra para separar

San benito o san benito de palermo

Oración a San Benito para pedir su protección

La oración de protección o también conocida como la Cruz de San Benito te permitirá alejar todo lo negativo. Al ser muy efectiva, crea un escudo para que estés inmune a cualquier ataque o problema. Corresponde elevarla con mucha fe:

-San Benito adorado, que fuiste confesor de todos los frailes que vivieron en el convento en donde ejercías mandado, intercede por mí y toda mi familia, para que nos otorgues infinita salud, tanto de mente, cuerpo y alma.

Aleja de nuestras vidas y de nuestro hogar todo sentimiento negativo que nos cubra entre nubecillas negras. Deseo que nos libres de chismes, envidias, malas lenguas, herejías e injurias causadoras de conflictos.

San benito o san benito de palermo

Pide a Nuestro Señor Jesús para que se cumplan estas palabras, y así solventar nuestros males corporales y espirituales. Pide por nuestro ministerio de la Iglesia Católica, para que cada día siga creciendo y a través del mismo, acercarnos a los dogmas. Deseo que mi alma y la de mi familia no se hallen en pecado mortal, para poder disfrutar al lado del Todopoderoso. Amén.

Esta oración se debe efectuar en tres días consecutivos. El salmo 91 también cuenta con la oración de protección mental y física muy eficaz.

Oración a San Benito para pedir un favor

La oración de agradecimiento a San Benito o san Benito de Palermo puede hacerse en su novena, todos los días hasta culminar la misma.

() el favor para San Benito o san Benito de Palermo

-Oh Santo negro milagroso, protector de todos aquellos quienes acuden a ti. Intercede ante el Altísimo para que alivie mis sufrimientos y mis malestares que en estos momentos me perturban la tranquilidad () te lo pido con toda confianza, Ruega por mí y por nosotros.

San benito o san benito de palermo

Oración a San Benito en latín

La oración a San Benito en latín viene grabada en su medalla protectora. Dicha oración permite alejar las energías negativas como las acciones de Satanás:

-Crux sancti Patris Benedicti, crux sacra sit mihi lux, non draco sit mihi dux. Vade Retro Satana! Nunquam suade mibi vana, sunt mala quae lebas, ipse venena bibas.

Traducción: Cruz del Santo Padre Benito, mi luz sea la cruz santa, no sea el demonio mi guía. ¡Apártate, Satanás! No sugieras cosas vanas, pues la maldad es lo que brindas, por eso bebe de tu mismo veneno.

San benito o san benito de palermo

Medalla de San Benito

La creación de la medalla de San Benito o san Benito de Palermo no posee una fecha exacta. Dicho objeto contiene unos fragmentos en latín que al unirlos forman una oración muy poderosa para alejar cualquier tipo de maldad o amenaza. La virgen de la medalla milagrosa también permite proteger.

En 1647, un grupo de mujeres fueron demandadas por hacer brujerías en contra del monasterio a San Benito. Las hechiceras alegaron no poder destruir el lugar, puesto que el mismo estaba protegido por la Santa Cruz.

La investigación contra aquellas mujeres llevó al descubrimiento de una serie de cruces pintadas en el monasterio de Betten (provincia perteneciente a Alemania) además, las cruces contenían las inscripciones de la antigua medalla de San Benito que en primera instancia no fueron interpretadas.

San benito o san benito de palermo

La aclaración a estos fragmentos grabados en la medalla llegó a través de una epístola con datación en 1415, ubicada en la biblioteca del monasterio de Metten. En el manuscrito se encontró un retrato de San Benito con un pergamino en brazos y las palabras completas. Hasta el día de hoy, la carta se conserva en la biblioteca de Miunich.

Por otro lado, un manuscrito ubicado en la biblioteca de Wolfenbúttel parece aclarar aún más sobre el origen de la medalla y sus fragmentos en lengua muerta.

Benedicto XIV en 1742 se encargó de bendecir la medalla de San Benito e implementó su uso para los rituales romanos. La medalla en su último modelo se fabricó en 1800.

San Benito o san Benito de palermo

El objeto puede ser usado de múltiples maneras: en el cuello, para el Santo Rosario, en el centro de cualquier cruz, para colgar en la puerta de nuestras casas o usarla dentro del vehículo más usado.

Significado medalla de San Benito

El significado de esta medalla se explica a través de sus fragmentos en latín, como por ejemplo en su frase delantera principal “Eius in obitu nostro presentia muniamur (que a la hora de nuestra muerte, nos proteja tu presencia).

En las medallas más recientes desaparece la frase anterior por “Crux sancti Patris Benedicti” o simplemente “Sancti Benedictus”.

San benito o san benito de palermo

A continuación, la explicación de todos las iniciales y fragmentos de la medalla:

-En uno de los lados de la cruz C. S. P. B. Crux sancti Patris Benedicti (Cruz del Santo Padre Benito)

-En el palo vertical de la medalla C. S. S. M. L. Crux sacra sit mihi lux (que la Santa Cruz sea mi luz)

-En la zona horizontal N. D. S. M. D. Non draco sit mihi dux (que el demonio no sea mi jefe)

-En la zona superior de la cruz V. R. S. Vade retro Satana (vete o aléjate Satanás). N. S. M. V. Non suade mihi vana (No me aconsejes nada en vano), S. M. Q. L. sunt mala quae libas (es malo lo que me ofreces), I. V. B. Ipse venena bibas (Bebe de tu mismo veneno).

San benito o san benito de palermo

¿Para qué sirve la medalla de San Benito?

Básicamente es una medalla protectora. El objeto es legitimado por la iglesia católica para ofrecer ayuda al devoto a la hora de caer en las tentaciones del demonio, también protege del peligro, el mal que asecha y principalmente debe ser usada por la persona en su lecho de muerte, ya que los protege y concede indulgencia.

Oración a la medalla de San Benito

Que la Santa Cruz de ahora en adelante sea mi luz protectora, y que el demonio no sea mi guía. ¡Vete, Satanás! No te acerques a mí para tentarme con cosas vanas. Lo que me presentes, lo ignoraré. ¡Bebe tú mismo del mismo veneno!

San benito o san benito de palermo

La oración debe repetirse tres veces junto a un Padrenuestro, ave María y Gloria.

Medalla de San Benito en la brujería

La medalla de San Benito o san Benito de palermo no posee efecto alguno si se aplica en la magia negra o brujería, ya que sus funciones son exclusivas para el bien de la Santa Iglesia.

Sin embargo, la medalla de San Benito si tiene el poder de destruír cualquier hechizo o rito satánico en que se ve expuesto cualquier devoto. Aleja los malos, protege el hogar, la familia y bendice a los hombres en su lecho de muerte.

San Benito exorcismo

Con la medalla de San Benito o san Benito de Palermo se puede aplicar un exorcismo con las inscripciones unidas en oración para ahuyentar al demonio:

San benito o san benito de palermo

Que la cruz sea mi luz y me proteja el día de mi muerte, Que la Santa Cruz de Benito sea mi guía y el dragón del mal no sea mi jefe. ¡Aléjate, Satanás! No intentes engañarme con tus seducciones, porque será en vano. ¡Trágate tú, tu mismo veneno!

¿San Benito para qué sirve?

San Benito o san Benito de Palermo te puede ayudar en cualquier caso, como atraer el amor, alejar las malas vibras, proteger de cualquier peligro, al igual que con la oración a la sangre de cristo;conseguir trabajo, hacer separaciones o ahuyentar a los amantes de cualquier relación; todo esto mediante la elevación de plegarias determinadas en cada ámbito.

Permite deshacer brujerías y alejar a satanás gracias al exorcismo aplicado a través de la medalla de San Benito.

San benito o san benito de Palermo

Abadía de San Benito

A lo largo y ancho de Latinoamérica, podemos encontrar diversos monasterios levantados en honor a San Benito o san Benito de Palermo.

En Brasil se hallan numerosos monasterios de San Benito, tanto en São Paulo como en Río de Janeiro, las principales ciudades del país. En Chile se ubica otro monasterio en honor al santo, en la localidad de Valparaiso. 

En España se encuentra el monasterio real de San Benito, en la provincia de León, de la cual es patrona la virgen del Camino. En Valladolid y Toledo, se encuentran otras edificaciones en honor a San Benito.

San benito o san benito de palermo

En Puerto Rico, el monasterio pertenece a la ciudad de Mayaguez, en cuyo lugar también se festeja la fiesta de la Candelaria o fiesta de la Virgen de la Candelaria.

Hermandad de San Benito

La Hermandad de San Benito es una cofradía que se ubica en Andalucía, España. Su sede principal es en la iglesia de San Benito.

La imagen pasea en procesión cada martes santo por toda Sevilla. El recorrido se lleva a cabo por estaciones; la primera, representa la llegada de Jesús al pueblo, el segundo es la imagen de Cristo bañado en sangre; mientras que el tercero es la virgen de la Encarnación. La cofradía fue inspirada por Antonio Castillo Lastrucci y Francisco Buiza.

San Benito o san benito de palermo

En 1634, la Hermandad se trasladaba cada jueves santo, al mismo tiempo de cumplidas las penitencias. Posteriormente, fue cambiada para el viernes santo. En 1845 la cofradía reposa en la catedral de Sevilla hasta la fecha. En esa ocasión, los feligreses cruzaron el río Guadaquivir mediante un puente que conectaba con el centro de la población.

La cofradía se quemó en un incendio para 1936 gracias a un pequeño grupo de ateos; sin embargo, la imagen fue reconstruida para ser movida a la Catedral de San Benito en 1876.

San benito o san benito de palermo

San Benito patrono

San Benito o san Benito de Palermo es el patrón, en principio, de la comunidad afroamericana que habita América Latina y parte de Europa. No obstante, las comunidades de diferentes razas lo veneran, puesto que fue un hombre justo, trabajador, piadoso y altruista.

Es el patrón para muchos trabajadores del campo, como los pastores o agricultores. Cientos de cheffs lo adulan, ya que San Benito de Palermo fue cocinero antes de ingresar al convento de Santa María de Jesús.

San Benito san justo

San Benito de Palermo fue un hombre justo, al ayudar a cualquier persona sin importar de dónde viniera. Su rectitud lo llevó a ser respetado por la comunidad franciscana del convento de Santa María. Al ver que sus trabajadores no acataban el ayuno impuesto por él, su penitencia era realizar oraciones en el templo.

San benito o san benito de Palermo

Cruz de San Benito

La cruz de San Benito es muy poderosa y contiene frases en latín que ayudan al exorcismo, permite alejar al demonio en nuestras vidas, al igual que todo tipo de hechizos en contra. Con las palabras grabadas se efectúa la oración poderosa a San Benito de Palermo.

¿San Benito quién fue?

San Benito o san Benito de Palermo fue un pastor desde su niñez, oriundo de San Filadelfio, donde vivió parte de su niñez. Sus padres fueron muy humildes.

A pesar que no tuvo conocimientos, su sabiduría y fe cristiana lo llevaron hasta donde quiso llegar, al convento de Santa María de Jesús, en el cual fungió como superior de todos los frailes.

San benito o san benito de palermo

San Benito y San Alejo

Los devotos acuden a San Benito y San alejo para separar o alejar amantes

Oh gloriosos santos magnánimos, que están en la gloria de Dios contemplándolo. Vengo hacia ustedes en este día para solicitarles un favor, para que alejen a () de la persona que amo, ya que por esta causa sufre mi corazón. Ustedes al ser unos santos bentidos, que gozan de la gracia de Dios. Les pido intercedan por mí, para que no me quiten a mi amor.

Oración San Benito de Nursia

Dios Todopoderoso, tú que eres Omnipotente y misericordioso, que en este día se conmemora el día libre de la carne y llevaste a tu lado al monje San Benito. Concede a todos los feligreses el perdón de nuestros pecados, para poder alcanzar tu infinita gloria. Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.

San benito o san benito de palermo

San Benito es el santo que

Ayuda a los más necesitados sin portar quien sea. Permite exorcizar para apartar de nuestro lado al demonio a través de su medalla milagrosa. Si te aferras a San Benito o san Benito de Palermo, podrás alcanzar su infinita protección.

San Benito abad patrono de 

Europa y de todos los monjes europeos y de latinoamérica. Su gran lema fue “ora et labora” (reza y trabaja). Su santoral es el 11 de julio.

¿Qué significa San Benito en una pulsera?

Significa protección, al igual que llevar puesta la medalla de San Benito. Si usas una pulsera bajo su nombre, contarás con su protección en todo momento.

San benito o san benito de palermo

¿Qué significa San Benito en una llave?

Al igual que la pulsera, sirve para proteger y alejar todo tipo de maldad. La llave de San Benito tiene orígenes antiguos, al ser usado por los magos para atraer la buena suerte. La llave permite abrir nuevos caminos de buenaventura, mientras que cierra los senderos de la envidia y las tinieblas. Puede ser igual de poderosa que la cruz y la medalla.

San Benito fecha de nacimiento

San benito o san Benito de Palermo nace en 1524. Aunque sus padres fueron humildes y él no recibió ningún tipo de educación, su gran fe inquebrantable hizo convertilo en el maestro de todos los franciscanos, del cual consideran su patrono.

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar Comentario