≡ Menu




Virgen alemana: Conoce sobre su historia y un poco más

La virgen alemana o también conocida como Nuestra Señora de Kevelaer es una advocación mariana originaria de Alemania. Conoce más acerca de esta virgen a continuación.

virgen alemana

Historia de la virgen alemana

Alrededor de 1642, un viajero incansable llamado Heirinch Busman yacía cansado en su trayecto hacia Weeze y Geldem. Producto de la fatiga, el peregrino decidió tomar un breve descanso. En plena víspera de Navidad, el señor se sentó cerca de unas cruces (dichas cruces eran el símbolo de proximidad al pueblo de Kevelaer).

Al estar sentado por varios minutos en las cruces, en las lejanías escucha una voz. El susurro femenino ordenó al viajero construir una capilla en su honor. En principio, el hombre no toma en serio las palabras de la virgen alemana, porque pensó era producto del cansancio que escuchaba la voz. Otra historia muy interesante en cuanto a apariciones, es la de la virgen de Fátima y los tres pastorcitos que puedes conocer.

Nuevamente la virgen alemana se dirigió al peregrino, una y otra vez, hasta que se dio cuenta que aquella voz no era producto de su imaginación. Días después, la esposa de Busman tuvo una visión con la virgen, cuando vio una capilla edificada con la imagen de Nuestra Señora de Luxemburgo.

virgen alemana

Virgen alemana y su basílica

Las labores de construcción de la capilla en honor a la virgen concluyeron el 1 de junio de 1642. Después de muchos intentos y haciendo caso a la visión de la mujer de Busman nació este proyecto. El párroco de Kevelear, Juan Schnik dona una fotografía de la virgen alemana. El retrato está elaborado sobre una base estática de cobre muy resistente. Pronto, aquella capilla se convirtió en basílica en donde acuden millones de peregrinos.

Como primer nombre le dieron Capilla de las Velas, porque sus devotos en acción de gracias ofrendaban veladoras. Para 1654, aquel templo tomó un diseño hexagonal; además, modifica su nombre para ser Capilla de Gracia. Hacia el norte de la iglesia se puede observar un busto de la virgen alemana.

A medida que la virgen alemana fue ganando fama, también ascendieron sus devotos. Por ende, nuevamente el templo sufre remodelaciones con motivo de su ampliación. La Basílica de Nuestra Señora, finalmente es el lugar que se conoce hasta la fecha, concluida en 1858.

No es sino hasta 1923 cuando un congreso en el Vaticano designa a esta infraestructura como Basílica. Cada peregrino que se acerque a esta majestuosa iglesia puede observar numerosas pinturas de la virgen alemana. La elaboración de las naves finalizaron en 1864, mientras que la torre se levantó 20 años después.

virgen alemana

Milagros de la virgen alemana

Esta advocación mariana alemana ha sido reconocida por sus grandiosos milagros concedidos, como de igual forma la virgen María. La visión de la mujer de Busman es considerada un milagro, porque permitió levantar la capilla que la virgen quiso en su honor.

-Un niño que viajaba junto a sus padres hacia Kevelaer, llamado Peter, sufría de una enfermedad desde los 5 años. Este padecimiento hacia que el infante no pudiera caminar, aunado al dolor causado en sus extremidades. Como último recurso ante la desesperanza médica, se dirigieron a la capilla construida por Busman en 1642 un 8 de septiembre. A los pocos días de pedir recuperación para su hijo, el pequeño Peter volvió a caminar.

-El testimonio de Richard Shulte indica que en medio de una masacre en Alemania, específicamente cerca de Kevelaer, un terrorista bajo sus armas estando en la capilla.El hombre, frente al altar de la virgen alemana dejo caer su pesada arma con que atacaría a todo un país. A los pocos días, este hecho conmovió a toda una comunidad sacerdotal. Otros milagros muy conocidos son los concedidos por la virgen de Guadalupe.

virgen alemana

Peregrinación de la virgen alemana

Los peregrinos rinden tributo a la virgen alemana cada 1 de junio, correspondiente a su santoral. Se estima que alrededor de 800.000 viajeros disponen a visitar la Capilla de las Velas o Capilla de gracia. En el lugar, los fieles devotos a la virgen de Kevelaer realizan promesas en espera de un milagro.

Los turistas dirigidos al Santuario de Nuestra Señora Alemana o Kevelaer, pueden detalla cada pintura contenida en ella. Muchas fuentes indican que al mirar cada una de ellas, el peregrino consigue un poco de paz que tanto le hacía falta.

Como dato importante a tener en cuenta, durante la segunda guerra mundial, la Basílica estuvo a punto de ser derrumbada. Gracias a las imploraciones de estos peregrinos, el recinto logró salvarse de la demolición. La ayuda de un oficial presente en la batalla tampoco estuvo de acuerdo en acabar con el santo lugar. Finalmente, este lugar tomó el seudónimo de Santuario para el consuelo de todos los afligidos.

Si deseas conocer otro santuario igual de importante, debes saber sobre el Santuario de Fátima, en el cual acuden miles de peregrinos a orar.

virgen alemana

Dejar Comentario