Virgen de la Soledad: Historia, oración, significado y más

La virgen de la soledad es una advocación más de la virgen María entre muchas otras como por ejemplo  virgen del carmen,  quienes cumplen un papel en la ciudad donde aparecieron, cambiaron las vidas de quienes fueron escogidos para estas apariciones y además de los fieles devotos quienes hoy las siguen y veneran.virgen de la soledad

Esta virgen hace relación a la soledad que sintió María madre de Jesús cuando este fue crucificado, ella quedo en completa soledad y tristeza. La forma en como esta virgen apareció no es como las anteriores, por lo general siempre se presentan con luz brillante en forma de personas como la la virgen de la medalla milagrosa,, hablan y trasmiten mensajes que deben ser llevados a la humanidad para salvación, pero la virgen de la Soledad llega de manera sorpresiva en una caja transportada por una mula que luego muere, que solo traía la cara y las manos de ella.

Es una virgen venerada en México y muchos más países incluyendo Venezuela asi como la virgen de Chiquinquira, se trata de la representación de la virgen María en su dolor por quedar sola cuando nuestro señor Jesucristo murió en la cruz del calvario por todos nosotros. Mira este vídeo

Tambien Te Recomiendo Ver...

Historia de la virgen de la Soledad

Esta virgen aparece en Oaxaca que fue fundada en el año 1532 y cuyos habitantes se consideraban idolatras por adorar al cacique, gobernadores entre otros, era difícil catequizarlos, este problema persistió durante años donde no había un mínimo de adoración y exaltación por lo que realmente debe ser como lo es Dios, un día normal y corriente llega inesperadamente y como nunca lo imaginaba la virgen de Soledad a traer luz y un camino de devoción a ella, así como la virgen de Aranzazu.virgen de la soledad

En aquellos tiempos los métodos de transporte para hacer llegar los paquetes eran escasos, por lo que se implementaron las mulas, esta imagen que viajo desde Guatemala tuvo que pasar por el puerto de Veracruz en México, la mula que transportaba la imagen se perdió y la misma se unió a otro grupo de mulas que también transportaban mercancía pero con destino a la ciudad de Oaxaca, el dueño de este rebaño de mulas  quedo sorprendido de ver como la mula estaba en su grupo y como vio que nadie en ese momento buscara una mula que estuviera perdida permitió que se uniera y siguieron el destino que llevaban.

Llegaron a Oaxaca que era el destino final y en ese momento el señor atemorizado busca las autoridades porque no quería que pensaran que el había robado esa mula con ese cargamento, la mula quien agotada por el peso que cargaba cerca del entrada de la Ermita de San Sebastian cayó y no hubo nada y nadie que lo hicieran levantar, al ver esto decidieron que el Alcalde de la ciudad debía estar presente para que descargasen esa caja y en su presencia se verificara que contenía. La carga fue bajada y en ese momento la mula se levanta pero pocos minutos después cayo muerta.virgen de la soledad

Las autoridades en presencia del Alcalde procedieron a abrir la caja y verificar cual era su contenido, para su sorpresa se trataba de una imagen de nuestro señor jesuscristo y además la cara y las manos de la virgen María y un rotulo que tenia una frase que decía, “Nuestra Señora de la Soledad al pie de la Cruz”. Por ordenes del obispo las manos y la cara de la virgen quedarían depositadas en la Ermita de San Sebastian y la imagen de jesuscristo a la Ermita de Santa Veracruz, esto sucede y se espero para ver si aparecía el dueño de estas esculturas. Esta imagen nunca fue reclamada, nunca hubieron denuncias de extravíos de mercancía ni mucho menos de personas que estuvieran buscandola.

Es por ello que se considera una aparición y una forma de mostrar a este pueblo que crean que sean fieles devotos y se conviertan de sus malos caminos así como mostró la virgen de Lourdes, , la virgen de Soledad llego en un largo viaje para quedarse en Oaxaca, donde fue construido un hermoso templo al estilo barroco donde se le venera. Mira este vídeo

Tambien Te Recomiendo Ver...

Oración a la Virgen de la Soledad

Dignísima Madre de Dios, que estando en pie junto a la Cruz de Jesús, tu Hijo, lo viste lleno de pena, de dolor, agonizar y morir,
quedando sola y desamparada, sin más alivio que amarguras, y sin más compañía que tormentos.

Mi alma quiere participar, oh dolorida Virgen, en tus penas y aflicciones, para que te acompañe toda mi vida en el justo sentimiento de la muerte de tu querido Hijo.

Permíteme, oh solitaria Madre, que te asista continuamente en tan amarga Soledad, sintiendo lo que sentís, y llorando lo que lloras.

Infunde en mi pecho, oh Madre del verdadero amor, una encendida caridad para amar a tu Divino Hijo, que por mi amor murió crucificado; y concédeme el favor que pido en esta oración, para gloria de Dios, honra tuya y provecho de mi alma. Amén”

Oraciones poderosas a la virgen de la Soledadvirgen de la soledad

¡OH dulcísima Madre mía Virgen de la Soledad!, postrado humildemente ante tu imagen milagrosa vengo a desojar las tristezas
y pesares de mi afligido corazón.
Tú sabes comprender mejor que nadie, mis necesidades y aflicciones. Tú eres Madre de Dios puedes aliviármelas, Tú eres Madre de los hombres quieres remediarlas, Tú que lloras tanto, enjuga mis lágrimas. Tú que sufriste tanto alivia mis dolores
Tú que te viste tan triste y desolada disipa mi tristeza, mírame con tus ojos llenos de dulzura escucha mis ruegos suplicantes
y concededme la gracia especial que te pido en esta oración, si conviene para la gloria de Dios y el bien de mi alma, o que se cumpla tu divina voluntad. Amén. (Se rezan 3 padrenuestros, Ave María y Glorias, haciendo la petición).

Dolorosísima Virgen María, de la Soledad,. abogada de los tristes y enfermos, Vos, que con la espada en el pecho, atraes todo corazón humano para que contemple el amor de vuestras piedades, A vos llego, confiadísimo de hallar un pozo de dulce consuelo para mis penas y sufrimientos. Ayúdame a vencer las tentaciones de este mundo, y en mi soledad sé una compañía alegre que  alumbre mi entendimiento y voluntad; por el mérito de vuestros dolores, concédeme lo que os pido en esta oración, si ha de ser para vuestra mayor honra y gloria, y bien de mi alma. Amén.

(Se rezan 3 Padres Nuestros con Ave María y gloria, pidiendo al final la gracia que se desea).

Oración a la virgen de la Soledad en casos desesperadosvirgen de la soledad

Santísima Virgen Madre del Salvador del Mundo, Madre del Sumo Redentor, Reina Misericordiosa, Señora de Ángeles y Arcángeles, Madre y Patrona mía, Virgen de la Soledad, Amparo de todos los que solicitamos tu favor Remediando las necesidades de los afligidos que te invocan.

Yo, (decir el nombre) Me doblego ante tu presencia y me reclino a tus pies Implorando tu patrocinio para: (Se hace la petición)
Esperando escuches mi súplica Y nos dignes con la gracia de tu bendición para el logro, Remedio y consuelo para nuestra alma.

Te pedimos además, Dulcísima Virgen de la Soledad,Que nos alcances la fuerza para servirte y venerarte. Gracias te doy, Virgen Piadosa, Por tu bondad infinita al alcanzar para mí este favor, Para mayor honra, gloria y provecho mío Y con la gracias del Espíritu Santo, Por los siglos de los siglos.

Señor, en tus manos dejo cada una de mis obras del día de hoy, por favor guía mis acciones y ayúdame a alcanzar mis propósitos, aleja al enemigo mal intencionado de mi vida y permíteme avanzar por caminos de alegría y bendición.

Mi vida y mis más grandes anhelos están bajo tu cuidado, porque confío en ti, confío en tus promesas y porque sé que Tú has de cumplir tu palabra en mi vida, Amén.

Oración milagrosa a la virgen de la Soledad

María, madre de Jesús:
acabamos de acompañarte en el entierro de tu hijo; hemos contemplado tu dolor ante la pasión y la cruz; hemos imaginado el desgarro de la separación del hijo; vemos tu camino hacia la soledad…

Ya sabemos que aquello terminó en alegría desbordante, virgen de la soledad
y que tú participas ahora ya la vida resucitada.
Pero nosotros seguimos en la oscuridad:
nuestra fe es pobre; nuestros dolores siguen pertinaces; nuestros entierros, nuestras soledades… nos hieren lo más profundo.
¿Querrás tú, Señora nuestra de la Soledad, acompañarnos?

Necesitamos, Madre, tu fortaleza:
para cuidar a nuestros enfermos; para querer y acompañar a los ancianos; para dar aliento a los que luchan por un mundo mejor.

Tenemos muchas soledades, muchos silencios:
– mucho amor sin ser correspondido;virgen de la soledad – muchos esfuerzos en el vacío;
– niños y niñas sin ser acompañados;
– padres que creen inútil el haber tenido hijos;
– educadores que sospechan estar perdiendo el tiempo;
– jóvenes que no pueden responder al impulso de la vida:
sin trabajo, sin horizonte cultural, enviciados sin salida…;
– sacerdotes en activo acompañados por la incomprensión:
sin comunidad viva que comparta su tarea misionera;
– sacerdotes casados esperando resucitar el ministerio,
recibido del Espíritu, pero sepultado e impedido por la ley eclesiástica;
– enfermos sin esperanzas, sólo acompañados por el silencio del sinsentido;
– ancianos almacenados en asilos sin alma;
– comunidades cristianas sin pastor, sin eucaristía, sin vida…:
no pueden decidir nada, ni organizar sus carismas, en silencio clerical…

Danos, Señora llena de soledad esta noche,
tu presencia,
tu consuelo,
tu amor reconfortante.

virgen de la soledad

Que, al menos, no nos falte nunca tu esperanza:
la secreta esperanza que aquella tarde de viernes santo ardía en tu corazón traspasado: “la vida de mi hijo está en las manos de Dios, del Padre al que él tanto quería”; esperanza en el Espíritu que tiene capacidad de resucitar a los muertos: de levantar el corazón adormecido por la rutina y el cansancio; de suscitar profetas en medio del desierto legal y opresivo; de abrir caminos cerrados por la tiranía y la sumisión.

Que esta esperanza, Señora de la Soledad,
nos acompañe siempre, hasta el final de nuestra vida, cuando tú, Señora nuestra, cierres nuestros ojos para esta vida y los abras para la vida resucitada. Amén. Mira este vídeo

Significado de la virgen de la Soledad

Esta vienen acompañada de su infinita maternidad, igual que la virgen de Juquila porque fue la escogida para acompañarlo hasta su muerte y aun incluso en su resurrección, María experimenta la soledad de Cristo cuando fue abandonado por sus doce discípulos, ellos huyeron y el sufre un calvario, cuando Jesús estuvo en la cruz ella pudio sentir ese grito de soledad que el sintió al exclamar Dios mio, Dios mio porque me has abandonado.

La soledad de Maria trae consigo un significado y es que las santas escrituras dieron su fiel cumplimiento tal y como esta escrito, debemos recordar que este amor es vivo y esta presente para ayudar a todo aquel que lo necesite, Dios es misericordioso y da salvación y perdón de pecados a todo el que crea, por eso Maria busca esa devoción en sus advocaciones para ser de mediadora fiel entre sus devotos y Dios.virgen de la soledad

La soledad de Maria representa la ausencia total del hombre cuando se niega a aceptar a Cristo como su salvador, cuando esta lejos, y ella viene a representar aquella madre que busca por cualquier medio a sus hijos al igual que la virgen de Loreto, y que además se encuentran por mal camino para que enderece sus veredas, al que esta tibio para que vuelva a aumentar su devoción, al que ya es un fiel devoto para que siga en santidad y la aumente, en conclusión la virgen María es una madre que busca a sus hijos y les da su abrazo y calor como toda una verdadera madre.

La virgen de la Soledad como una advocación de la virgen María asi como la  virgen de Monserrat representan ese amor de madre, la esperanza, el triunfo de que su hijo después de tanto sufrimiento y padecimiento resucito y fue glorificado por el padre, es lo mismo que quiere con sus hijos y fieles devotos verlos resucitados y con esa esperanza puesta en nuestro creador y redentor nuestro señor Jesucristo.

Novena a la virgen de la Soledadvirgen de la soledad

DÍA 1º

 Acto de Contricción

Purísima Virgen María, afligidísima Madre de Dios, a mi me pesa, pésame, Señora, de todo corazón me pesa de haber ofendido a vuestro Hijo Jesucristo, mi verdadero Dios, en quien creo, en quien espero, y a quien amo sobre todas las cosas.
Me pesa también, Madre afligida, de haber sido con mis culpas la causa de tan crecidas penas, como padecíteis en vuestra amarga Soledad.
Yo propongo firmemente, Madre y Señora mía, de nunca más pecar, y de aliviar vuestras penas con la enmienda de mi vida. ¡Oh Madre de mi alma!¡Oh Señora de mi corazón! Os suplico humildemente ofrezcais a vuestro Hijo, mi Dios, su sacratísima Pasión y Muerte, y las inmensas penas de vuestra triste Soledad, en satisfacción de todos mis pecados.
Así como os lo suplico, así confío en vuestra gran bondad, me alcanzaréis de su misericordia infinita, perdón de mis culpas, gracia para nunca mas ofenderle, y fervorosa devoción para serviros siempre a Vos, dolorosísima Señora, en el Misterio de vuestra dolorosa Soledad, hasta haceros compañía en la Gloria de la Resurrección, donde vivís y reinais por los siglos de los siglos. Amén.

Oración Primeravirgen de la soledad
Dignísima Madre de Dios, que estando en pie junto a la Cruz de Jesús vuestro Unigénito Hijo, le visteis penar, agonizar y morir, quedando sola y desamparada, sin más alivio que amarguras, y sin más compañía que tormentos.
Participar a mi alma, oh dolorida Virgen, en vuestras penas y aflicciones, para que os acompañe toda mi vida en el justo sentimiento de la muerte de vuestro querido Hijo.
Permitidme, oh solitaria Tórtola, que os asista continuamente en tan amarga Soledad, sintiendo lo que sentís, y llorando lo que llorais. Infundid en mi pecho, oh Madre del verdadero amor, una encendida caridad para amar a vuestro Divino Hijo, que por mi amor murió crucificado; y concededme el favor que pido en esta Novena, para gloria de Dios, honra vuestra y provecho de mi alma. Amén.

Dícese ahora tres Ave Marías.

Oración Segunda

Oh Madre la más desconsolada de todas las madres del mundo, que al ver a vuestro Hijo en el sangriento madero de la Cruz, recibísteis en vuestra alma una pena tan crecida, cuando era crecido el amor con que le amábais: os suplicamos, Señora, que por esta inmensa pena que sentísteis en tan doloroso Misterio, nos alcanceis un verdadero amor de Dios, y firme aborrecimiento de las vanidades el mundo.
Volved vuestros ojos misericordiosos, y mirad a los que el amor y servicio de su Divina Majestad aspiran a más perfeccción.
Remediad a los enfermos: asistid a los que se hallasen en las agonias de la muerte; atended a todos, y especialmente a cuantos nos empleamos en el ejercicio de esta Novena, para obsequiaros en el Misterio de vuestra Santísima Soledad, y después besaros los pies por eternidades en el Cielo.
Amén.

Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar, memoria de la Pasión y Muerte de nuestro Redentor Jesucristo, y la penosísima Soledad de María Santísima, Señora nuestra, concebida sin mancha de pecado original en el primer instante de su ser natural. Amén.

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza.
A Tí celestial Princesa, Sagrada Virgen María,
te ofrezco en este día: alma, vida y corazón.
Mírame con compasión no me dejes, Madre mía.

Gozos a Ntra. Sra. de la Soledadvirgen de la soledad

I

Por favor y por piedad concedednos este día, sea nuestro norte y guía vuestra triste Soledad.

II

En tu pura Concepción ya estaba premeditada aquella sangrienta espada que predijo Simeón; y pues gozo y aflicción virgen de la soledadcelebramos, dispensad: sea nuestro norte.

III

Ya en el Templo, Virgen pura, a estar sola comenzaste con lo cual anticipaste tu tristeza y amargura; y ya que el hombre procura lo que te afligió llorar; sea nuestro norte.

IV

Isabel tu prima amada,  cuando tu elogio formó, te saluda, y te anunció ya sola y desconsolada; y si el alma está inundada de alegría y de pesar: sea nuestro norte.

V

Cuando nació, ¡oh Madre pura! Tu Hijo, lloró la suerte de dejarte por su muerte en Soledad y amargura: muévate nuestra ternura, y haced, Virgen sin igual; sea nuestro norte.

VI

virgen de la soledadLa sangre que derramó  su Circuncisión sagrada, y en la Cruz fue venerada, en Soledad te dejó; y pues vemos padeció por redimir al mortal: sea nuestro norte.

VII

La estola de la inocencia con sangra Herodes manchó y Pilatos la rasgó, dejándote en triste ausencia; haga tu grande clemencia, pidamos en lance tal: sea nuestro norte.

VIII

Tu Hijo a Egipto llevaste logrando su compañía,y en su muerte Virgen pía, solitaria le lloraste: Gran rigor ¡fuerte contraste!
Y al meditar tu pesar: sea nuestro norte.

IX

Cuando tu Hijo perdiste en el ingreso del templo, grande Soledad contemplo que en el lance padeciste: por todo cuanto sufriste dando a nuestras almas paz: sea nuestro norte.virgen de la soledad

X

En la sagrada Pasión de tu Hijo, Madre pura, de dolores la amargura inundó tu corazón,librándose del dragón que nos cerca sin cesar:sea nuestro norte.

XI

En su sepulcro y su muerte, que causó fiero rigor, de Soledad y dolor lloraste la dura suerte; y pues de compadecerte, nuestro anhelo es eficaz: sea nuestro norte.

DÍA 2º

Acto de Contricción

Oración Primera

¡Oh corazón fidelísimo, de la Virgen María, Sagrario de Dios, y Trono, de su divino amor!
¡Oh corazón amantísimo, coronado de espinas, y crucificado con angustias!
¡Oh corazón tierno, de la Virgen más pura, que al romperse el pecho, de mi Redentor con el golpe de aquella cruel lanza, que abrió puerta a nuestra salvación en nuestro crucificado difunto, fuiste herido vivamente, y atravesado de pena!
Yo os ofrezco al Padre Eterno en Sacrificio de dolor, como preciosa dádiva de amor, para que en recompensa me conceda por vuestro amor y dolor, que mi corazón sea herido y quebrantado de verdadero dolor, y perfecta contricción, de mis pecados, luz y acierto para hacer una buena confesión de todos ellos, y la gracia que pido en esta Novena, para gloria de su Divina Majestad, honor vuestro, y provecho mío. Amén.

Dícese ahora tres Ave Marías.

Oración Segunda

virgen de la soledadTristísima Señora, que después de muerto vuestro Unigénito Hijo, nuestro dulcísimo Jesús en el afrentoso leño de la Cruz teniendo puesto vuestro corazón, y clavados vuestros ojos en el crucificado difunto vísteis romper su divino pecho, y abrir su precioso corazón al golpe de una lanza, saliendo por la herida sangre y agua para nuestro remedio y quedando aquella puerta abierta para nuestro refugio.
Oid, Reina afligida, nuestros ruegos, y por la grandísima pena que en este lastimoso Misterio hirió tan dolorosamente vuestro tierno corazón, dadnos una gran pena de haber ofendido a Dios, por ser quien es, y un perfecto aborrecimiento de las culpas.
Convertid a su Majestad todos los pecadores del mundo, y amparad a todos los Fieles Cristianos, particularmente a los que veneramos vuestra penosísima Soledad con la devoción de esta Novena, para lograr vuestro amparo en esta vida, y acompañaros en la Gloria.
Amén. Bendita sea tu pureza 

Gozos a Ntra. Sra. de la Soledad

DÍA 3º

Acto de Contricción

Oración Primera

Oh Reina de los Cielos, Tesoro de aflicciones, que después de haber adorado con tierna devoción, y besado con devota ternura la corona, espinas y clavos de Jesús, recibísteis amorosa al pie de la Cruz su lastimoso cuerpo ya difunto en vuestro doloroso pecho, y regazo maternal, contemplando la fatal ruina que el pecado había hecho en aquel sacro Templo de la divinidad: ofreced, Madre mía, al Padre Eterno ese Divino cadáver, cubierto de sangre y llagas, para que por ese sacrificio tan agradable, me conceda luz con que conozca la malicia y fealdad del pecado mortal, que fue la causa de tan sangriento destrozo en vuestro precioso HIjo; y juntamente me conceda firme resolución de nunca más pecar, con el beneficio que pido en esta Novena, para gloria suya, y bien de mi alma. Amén.

Dícese ahora tres Ave Marías.

Oración Segunda

Dolorosísima Virgen, y Madre la más desamparada, que al mirar con ojos atentos arrimado a vuestro pecho el difunto cuerpo de vuestro Hijo, tan herido y lastimado, entre vuestros virginales brazos, quedásteis sumamente angustiada en terrible Soledad.
Suplicámoste, Señora, por tan crecida pena, que no nos desampareis. Compadeceos, Madre piadosísima, de todas las naciones de la tierra. Volved vuestros ojos misericordiosos a cuantos están en pecado mortal. Favoreced propicia a los Fieles difuntos, y a todos los vivos que habitamos en este valle de lágrimas, particularmente a los que os servimos con la devoción de esta Novena, para amaros sin fin en el Cielo. Amén.

Conclusión Bendita sea tu pureza

Gozos a Ntra. Sra. de la Soledad

DÍA 4º

Acto de Contricción

Oración Primeravirgen de la soledad

Oh Virgen la más Santa, y Madre la más afligida, que sobre la amarga Soledad que exteriormente padecísteis por la muerte de vuestro Hijo, fuíteis interiormente lastimada con mayor y más terrible Soledad cuando vísteis enterrar en el sepulcro:
Suplicoos, oh Virgen prudentísima, que por lo mucho que sintió vuestro amante corazón esta ausencia y Soledad, intercedais por mí a nuestro Señor, para que nunca me desampare, ni me deje apartar de su Majestad Divina, sino que me conceda un grande aprecio de su Divina presencia, y que continuamente la traiga yo presente en mi corazón, desde donde me comunique su gracia, y me favorezca con lo que en esta Novena solicito, para su mayor gloria, honor vuestro y bien mío.  Amén.

Dícese ahora tres Ave Marías.

Oración Segunda

Oh Reina de los Mártires, que padeciendo antes la aflicción de ver a vuestro Hijo muerto, ahora se os aumentó la pena de llorarle sepultado y ausente: por esta imponderable pena os pedimos, angustiada Señora, nos concedais una viva fe, y gran veneración a la Real presencia de nuestro Señor en el Santísimo Sacramento, y disposición perfecta para recibirle en la Sagrada Comunión.
Que patrocineis a los huérfanos, desamparados y afligidos. Que remedieis a todos en sus necesidades espirituales y temporales, especialmente a cuantos veneramos el Misterio de vuestra Soledad con la práctica de este Novena, para vuestra mayor devoción, y nuestro eterno bien. Amén.

Conclusión Bendita sea tu pureza

Gozos a Ntra. Sra. de la Soledad

DÍA 5º

Acto de Contricción

Oración Primera

Oh María, mar de marguras, que caminando del sepulcro d eCristo a la ciudad de Jerusalén sola sin la luz de vuestros ojos, hallásteis en el Monte Calvario el sagrado Árbol de la Cruz, y le adorásteis con profunda reverencia, le estrechásteis entre vuestros brazos con firme resignación, renovando en vuestro pecho el sentimiento de la Pasión y Muerte de vuestro Hijo, y la pena y dolor de vuestra Soledad. Humildemente os ruego, Señora de mi vida, me consigais de vuestro Hijo Jesús una grande estimación de su Santísima Cruz, para que con ella me abrace en amor perseverante, sufriendo con resignación y conformmidad todas las adversidades y trabajos que se me ofreciesen en el camino del Cielo, y juntamente me conceda lo que en esta Novena pretendo, para su santo servicio, gloria de vuestro nombre, y provecho de mi alma. Amén.

Dícese ahora tres Ave Marías.

Oración Segunda

Virgen Sacratísima, Maestra del más perfecto padecer, que en vuestra penosísima Soledad nos enseñásteis la primera a estimar y adorar la Cruz de Jesucristo, y mirando en la cumbre del Calvario este Árbol sangriento despojado de su Divino Fruto, recibísteis en vuestro corazón un nuevo aumento de pena. Antes, Señora, teníais gran parte de alivio mirando a vuestro amado Jesús, aunque sin vida: mas ahora, que ni vivo ni muerto aparece a vuestros ojos, desamparada ya de su dulce presencia, ¿qué consuelo podeis tener? Oh Reina dolorosa, ¡qué Cruz de penas! ¡Qué Soledad tan grande!
Deseamos, pues, angustiada Señora, aliviaros la Cruz de vuestra Soledad con la paciencia en los trabajos; y por tanto os suplicamos nos deis una conformidad grande en nuestras necesidades y aflicciones. Que mireis con benignidad a los Cautivos Cristianos, y a cuantos se hallasen en una afliccion, tentación o peligro. Que dilateis por todo el mundo el amor del Crucificado, y veneración de su Cruz; y a los que os adoramos con esta santa Novena, concedednos, dulce Virgen, vuestra protección, para conseguir la gloria.  Amén.

Conclusión Bendita sea tu pureza

Gozos a Ntra. Sra. de la Soledadvirgen de la soledad

DÍA 6º

Acto de Contricción

Oración Primera

¡Oh Madre la más amorosa, y la más desmaparada! ¿Quién podrá explicar la pena que sintió vuestro corazón considerando en la traición del perverso Judas, el menosprecio que había de hacer los malos de la Pasión de vuestro Hijo Santísimo, y las injurias y ofensas de los pecadores contra su Majestad?
A vuestros pies, Señora, teneis hoy al mayor de todos. Yo soy, Virgen Soberana, yo soy quien tantas veces he vendido a Jesucristo por un infame gusto, y he despreciado por mi culpa cuanto por mí ha padecido. Pésame del sentimiento y pena que os he ocasionado con este desprecio. Oh Madre de Dios, amparo de mi alma, por la Pasión y Muerte de vuestro Hijo, y por la pena y dolor de vuestro corazón, intercedad con vuestro Hijo, para que me perdone los pecados, y me mire con los ojos de la misericordia. Misericordia, Virgen Santísima, misericordia, piadosísima Señora, concededme el don del santo temor de Dios, aprecio de la Pasión y Muerte de mi Redentor, y lo que solicito por esta Novena, para gloria suya, honor nuestro y provecho mío. Amén.

Dícese ahora tres Ave Marías.

virgen de la soledad

Oración Segunda

Oh Amorosa Madre de los pecadores, y tristísima Señora, que entre las muchas penas que afligieron vuestra alma purísima en vuestra amarga Soledad, sentísteis tanto el desastrado fin del infeliz y desdichado Judas, y en su desgracia llorásteis amargamente la perdición de tantas almas que por sus pecados se alejan de la misericordia de Dios; aumentad en nuestros corazones, oh compasiva Virgen, la confianza en vuestro amor, para que por más atribuladas que se hallen nuestras almas, jamás dejen de acudir a vuestra amorosa presencia; pues en Vos, oh Madre clementísima, está todo nuestro remedio, nuestro consuelo y nuestra seguridad.
Mirad con benignidad a todos los pecadores, infundiendo en sus almas un grandísimo temor de Dios. Convertid los herejes, y traed todos los infieles al gremio de la Iglesia. Amparad a todo, principalmente a cuantos os adoramos en el Misterio de vuestra Soledad con esta devota Novena, para ser vuestros eternamente. Amén.

Conclusión Bendita sea tu pureza

Gozos a Ntra. Sra. de la Soledad

DÍA 7º
Acto de Contricción

Oración Primeravirgen de la soledadAfligidísima Emperatriz de los Cielos y tierra, que tan herido tenéis vuestro corazón, mirando la cobardía de espíritu y flaqueza de ánimo con que los Apóstoles que tenían mayor obligación a vuestro Hijo, y a vuestro amor debían finezas de Madre, os dejaron sola y desamparada en la mayor aflicción: en virtud de esta pena, poned en mi alma un verdadero agradecimiento a los beneficios divinos, y la virtud de la fortaleza, para vencer valerosamente las tentaciones de mis enemigos, y mortificar mis pasiones desordenadas, y no me neguéis lo que pretendo en esta Novena, para gloria de Dios, para vuestro honor, y para mi utilidad.  Amén.

Dícese ahora tres Ave Marías.

Oración Segunda

Oh María, Mar de gracias, y Consuelo de afligidos, que viendo a los Discípulos del Señor fugitivos y descaminados, como ovejas sin pastor, con notable detrimento de sus almas, los recibisteis amorosa, y los alentasteis compasiva, ejercitando en vuestra Soledad el oficio de Madre, que con tantas ansias os encomendó desde la Cruz nuestro Redentor Jesucristo: os rogamos, Madre nuestra, no permitáis en nuestros corazones libieza y desaliento para servir a Dios, y confesar su santísimo nombre a vista de los que no le aman. Congregad los de todas las Naciones en una Fe y en una misma Religión Católica. Asistid a todos los Ministros Evangélicos, y a cuantos se emplean por el mundo en el bien espiritual de las almas. Experimenten todos vuestra poderosa protección, especialmente cuantos con respeto de hijos os ofrecemos esta devota Novena, para conseguir vuestra protección, y adoraros en la Gloria.  Amén. Conclusión  Bendita sea tu pureza

virgen de la soledad

Gozos a Ntra. Sra. de la Soledad

DÍA 8º

Acto de Contricción

Oración Primera

Dios te Salve llena de gracia, María, mar de amargura, que siendo Reina de los Ángeles, por disposición divina fuisteis desamparada de todos en vuestra rigurosa Soledad, dejándoos sin consuelo en vuestra mayor tristeza, y en vuestra mayor necesidad sin alivio, afligida y sola: os pido, oh vida de mi alma, no me permitáis apartar jamás de vuestra presencia, y concededme un corazón limpio y puro, para que os pueda dignamente acompañar y servir todos los días de mi vida. Asistidme con vuestra gracia, y no me neguéis el favor que pretendo en esta santa Novena, para gloria de Dios, para honor de vuestro nombre, y para utilidad de mi alma.  Amén.  ahora tres Ave Marías.

Oración Segunda

Oh Bendita ente todas las mujeres, que amando tanto a los Ángeles del Cielo, y siendo tan amada de todos los Espíritus Celestiales, carecisteis de su asistencia en medio de vuestro mayor desamparo, sin que alguno confortase ni consolase vuestra afligida alma entre tantas angustias, dejándoos padecer a solas sin alivio, y cerrándose el Cielo a todo cuanto pudiera serviros de consuelo: os suplicamos, Reina y Madre, nos concedáis un perfecto amor vuestro, con que nos compadezcamos de vuestra pena, y lloremos vuestra Soledad como hijos amantes de tal Madre, y leales vasallos de tal Reina. Dadnos vuestra gracia para aborrecer el vicio. Consolad a todos los que se hallan perseguidos, abatidos y despreciados. Aumentad el número de vuestros devotos, y amparad a todos, principalmente a los que os veneramos con la devoción de esta Novena, para ser vuestros sin fin en la Bienaventuranza.  Amén.

Conclusión  Bendita sea tu pureza

Gozos a Ntra. Sra. de la Soledad

DÍA 9º

Acto de Contricción

Oración Primeravirgen de la soledad

Sacratísima Madre de Dios. Tórtola solitaria, Purísima Paloma, Fénix de amor, que sola en vuestro retiro, renovando en vuestro corazón la memoria de la Pasión y Muerte de vuestro Divino Hijo, creció tanto en vuestra alma el deseo de gozar su presencia, y el sentimiento de considerarle ausente, que os puso la pena de tan recia Soledad en el último extremo de la vida, sin que cosa criada os pudiera servir de alivio en tanta Soledad. ¿Que Serafín Señora, podrá alcanzar vuestro amor? ¿Ni que Querubín podrá explicar vuestra pena en este santísimo Misterio?
Yo le adoro y le amo, por él os suplico me alcancéis de vuestro Hijo Jesús el don de la perseverancia en su amor y servicio, hasta verle glorioso, y la gracia que pido en esta Novena, para su gloria, vuestro honor y mi utilidad eterna.  Amén.  ahora tres Ave Marías.

Oración Segunda

Oh Reina de los Serafines, y Corona de los Mártires, que estáis como crucificada entre la tierra y el Cielo, sin que del Cielo os venga ningún alivio, ni en la tierra haya cosa que os pueda dar consuelo, cuya alma santísima, cuánto más ilustrada, tanto más encendida en amor; y cuánto más amante, tanto más dolorida, con tal extremo de Soledad, que en fuerza de la pena os ha puesto en la última disposición para vuestra mayor gloria, que fue la Resurrección de vuestro Hijo: os suplicamos Reina de los Mártires, que por tan crecido martirio nos concedáis firme y constante voluntad de buscar nuestro único y sumo Bien, que es Dios.
Que a los Fieles Cristianos deis paz y concordia. A los Príncipes Eclesiásticos y Seculares luz y acierto para que gobiernen según el espíritu de la Iglesia Católica. Unid, Señora, todas las Naciones del Orbe en una fe, en un bautismo, y en un mismo espíritu de caridad. Y a todos echadnos vuestra bendición, particularmente a cuantos nos hemos empleado en la devoción de esta santa Novena, en veneración de las penas de vuestra santísima Soledad, para haceros compañía en los gozos de la Gloria.  Amén.

Conclusión Bendita sea tu pureza

Gozos a Ntra. Sra. de la Soledad

 Virgen de la Soledad en Oaxacavirgen de la soledad

La virgen de la Soledad es la patrona de Oaxaca ciudad de México y suele ser en Diciembre cuando se hace un gran festejo en honor a esta santa patrona que vino a llenar de bendiciones y a redimir a pecados a unos cuantos que ahora están arrepentidos y son sus fieles devotos. Lo mismo pasa con la virgen de la Candelaria En estas fiestas participan las danzas etnias oaxaqueñas y como atractivo principal se encuentran El Tigre, la Danza de la Pluma, los Cuerudos, la danza de los Machetes, el Jarabe Mixteco, los Chenteños, las Chilenas, los Sones Costeños y el Fandango del Valle.

Esta virgen no solo es la santa patrona de Oaxaca sino también de los marinos que la adornaron con perlas, se dice que es la virgen más rica de todo el continente ya que posee una corona de oro que tiene 2 kilos de este metal y alrededor de unos 600 diamantes, también fue construida una basílica en su honor que posee un diseño barroco muy llamativo y digno de esta patrona, se mencionan numerosos milagros atribuidos a esta virgen la cual la hacen acreedora de cientos de fieles que la siguen día a día y visitan su templo llevando como ofrendas, flores, placas entre otras cosas que son parte del agradecimiento por favores concedidos de esta santa patrona. Mira este vídeo

Virgen de la Soledad en Zamora

La virgen de la Soledad también es popular y tiene fieles seguidores en Zamora, pues resulta que esta advocación mariana  a la cual se le atribuyen innumerables milagros y acciones al igual que a la virgen de las Mercedes y esto favorecen a todos sus seguidores, resulta ser la madre de los feligreses en Zamora, quien brinda su amor y trae paz a quienes son sus devotos.

La imagen que hoy adoran en Zamora fue donada por Don Joaquin Muñiz y por en de suplanto a la vieja que ahi tenian y era la que usaban para salir en procesion, se considera una muy bella imagen que tienen tallados en madera de pino principalmente en la cara, manos y pies. La imagen tiene un tamaño normal de una persona sus medidas son 1, 67 metros de altura, sus facciones son muy reales y los feligreses se identifican y se hacen participes del sufrimiento que en su cara refleja la virgen en esta escultura tan linda.Mira este vídeo

 

Dejar Comentario