Conoce la historia del Cristianismo en Israel? Descubre todo sobre ese tema aquí

Bien podríamos decir que Israel es lugar favorito de Dios en el planeta, al menos la mayoría de los eventos bíblicos se desarrollaron en sus territorios y Dios mismo manda calamidad sobre todo aquél que blasfeme en contra de dicha tierra. Hoy hablaremos un poco sobre el Cristianismo en Israel.

Cristianismo-en-Israel-1

Historia del Cristianismo en Israel

El cristianismo, una de las religiones más practicadas en el mundo entero, cuyos practicantes se cuentan en decenas de millones de personas y que pertenecen a diferentes ramas del cristianismo. Dicho cristianismo tuvo un comienzo y un final que es el paraíso, para algunos, y para otro será el infierno. (Ver también: Cristianismo)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Si nos basamos en los tiempos remotos, y me refiero a los tiempos primeros, según la biblia, en el Génesis, podríamos decir que Jesús ya existía en el cielo, para los que creen en la trinidad, él es parte de la misma. Sin embargo, el término “cristiano” no existía en aquella época.

En tiempos de Adán y Eva, ellos no conocían lo que era ser un cristiano, más eran personas que seguían la voluntad de Dios, al igual que su descendencia. Lo que sí pasaba eran las profecías del nacimiento del Hijo de Dios, quien vendría al mundo a morir por nuestros pecados.

Cuando aquellas antiguas profecías se cumplieron y Jesús vino al mundo finalmente, allí podríamos decir que nació el cristianismo, porque la enseñanzas de Jesucristo para con el pueblo perduraron hasta nuestros días. Las personas se sumaban al movimiento religioso de Jesús, con base en las buenas costumbres y el temor a Dios padre.

Poco a poco sus enseñanzas se fueron expandiendo por todo Israel y cada vez más eran las personas que se unían a su movimiento y aprendían su doctrina, pero también eran más quienes le odiaban y no reconocían que él era el mesías de las profecías antiguas.

Cristianismo-en-Israel-3

Esto desencadenó un enfrentamiento que concluyó con la muerte de Jesucristo en tiempos de Poncio Pilato, quien lo entregó al pueblo para que ellos mismo lo juzgaran. En su lugar, el pueblo liberó a Barrabás, un ladrón y asesino de la zona, prefiriéndolo a él por encima de Jesucristo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Así fue como Jesús fue apaleado a latigazos mientras algunos pocos sufrían junto a él cada latigazo, y otros disfrutaban ver cómo el látigo despegaba la piel del cuerpo de Jesús. Aquél quien lo entregó, Judas Izcariote, se arrepintió de lo que había hecho.

Judas se dio cuenta del grave error que había cometido al entregar a Jesús, pero ya era demasiado tarde como para retractarse, Jesús ya estaba en manos de los romanos para ser juzgado. Aquellos quienes eran cercanos a Jesús se opusieron a su arresto, más Jesús les dijo que eran necesario, era parte de la profecía.

Cristo es azotado a latigazos y posteriormente es crucificado y asesinado. Más al tercer día resucitó de entre los muertos para así, terminar de cumplir la profecía antigua. Luego de haber resucitado fue a hablar con sus discípulos, para encomendarles una tarea especial.

La misión era salvar a cientos de miles de millones de almas, a través del tiempo. Jesús le dijo que fueran por todo el mundo a hablar sobre las buenas nuevas de salvación y que todo aquél que crea en Jesús sería salvo y alcanzaría la vida eterna.

Los discípulos se pusieron en marcha, Jesús asciende a los cielos y desde allá ve cómo sus discípulos iniciaban la tarea que su señor les había encomendado. Entre las personas de aquél lugar, el cristianismo creció y fue ganando cada vez más miembros y a expanderse por todo Israel.

Persecución de los cristianos en Israel

Como ya mencionamos anteriormente, a pesar de que muchas personas estaban de acuerdo y practicaban el cristianismo, habían muchas otras, incluyendo gobernantes, que no estaban de acuerdo con las enseñanzas cristianas y los consideraban una amenaza.

Mientras los apóstoles de Jesucristo trataban de conseguir nuevos convertidos, la guerra entre cristianos, judíos y romanos cobraba la vida de muchos otros cristianos quienes llegaron al límite de tener que vivir a escondidas y practicar su religión a escondidas.

Los discípulos de Jesucristo comenzaron a ser perseguidos de una manera muy brutal y éstos tenían que esconderse para evitar ser atrapados por los romanos y terminar siendo crucificados. Aún no era la hora de morir, había mucha tarea que hacer y convertir a muchas personas al cristianismo.

Pese a sus esfuerzos, los romanos atrapaban diariamente a muchos cristianos quienes eran azotados y asesinados por su creencias. Varios de los apóstoles también fueron capturados y crucificados, un ejemplo de ello fue el apóstol Pedro.

La persecución a los cristianos duró mucho tiempo y durante todo ese tiempo, los cristianos se improvisaban templos debajo de las ciudades, en los bosques, en cualquier lugar en donde pudieran realizar sus cultos a Dios sin ser apresados y posteriormente, asesinados. (Ver también: Cristianismo Protestante)

Todo aquél acoso por parte de los enemigos de la religión cristiana desencadenó una masacre hacia los creyentes cristianos, dicha matanza llegaría a su fin cuando Constantino I, emperador de Roma, en el año 313 promulga el Edicto de Milán, en el que establece la libertad de religión en todo el imperio Romano.

Ese edicto de Milán fue lo que puso fin a la persecución de los cristianos a lo largo y ancho del imperio romano; y toda nuevas tierras que conquistaban en donde se practicara el cristianismo, no hacían persecución a sus fieles cristianos.

Poco a poco el cristianismo se expandió por todo el imperio romano, llegando hasta personas que ocupaban altos cargos, incluyendo a Constantinos y a otros emperadores que fueron cristianos en la historia de Roma. De hecho, el mismo Constantino I fue quien dio la orden de edificar la Iglesia del Santo Sepulcro.

Muerte

Por 300 años la paz reinaba en Jerusalén, los romanos ya no atacaban a los cristianos, al contrario, trabajaban juntos, el cristianismo se volvió la religión principal del imperio. Pero en el año 636, los musulmanes atacaron Tierra Santa y una sangrienta batalla comenzó.

Cristianismo-en-Israel-4

Los romanos lograron contener Jerusalén durante un periodo de cuatro meses, pero las oleadas musulmanas eran demasiadas y estaban diezmando a la armada romana, fue entonces cuando el patriarca de Jerusalén, Sofronio, decidió entregar la ciudad a los musulmanes.

Los musulmanes impusieron su Sharia por toda la región y si los cristianos querían seguir siendo cristianos, debían pagar la Yizia, que era un impuesto que debían pagar si querían seguir practicando su cristianismo tranquilamente. Si se negaban a pagarlo, eran decapitados, y también tenían la opción de convertirse al islam (no pagarían Yizia) o ser vendidos como esclavos.

Los musulmanes se adueñaron de Jerusalén en aquellos tiempos y los cristianos comenzaron a ser diezmados, a pesar de ello, aun seguían siendo mayoría, y siempre que pagaran su Yizia, el gobierno islámico no los molestaría, pero las cosas cambiarían más adelante.

Edicto de al-Hakim, dictado por el califato Fatimí en el año 1021, obligaría a los cristianos a convertirse al islam, y de mostrarse en contra de la decisión, serían expulsados de sus tierras. Esto dio origen a una brutal persecución que los cristianos no había vivido desde hace siglos.

Los musulmanes comenzaron a destruir todos los templos de los cristianos y a todo aquél cristiano que encontraban, daban muerte en caso de no querer convertirse al islam, o eran expulsados de la tierra musulmana, para aquel entonces, controlaban gran parte de Israel.

La situación de los cristianos en Jerusalén llamó la atención de las autoridades romanas-bizantinas, quienes pidieron ayuda militar al Papa, para liberar la Tierra Santa de los bárbaros musulmanes, esto dio origen a los Caballeros Templarios, aquellos caballeros que pelearon durante la época de las Cruzadas.

Entonces, todo parecía estar listo y los Caballeros Templarios iniciaron la guerra de las cruzadas cuando atacaron Jerusalén en el año 1099 con el objetivo de recuperar territorios cristianos perdidos. Su campaña tuvo éxito y la toma de Jerusalén sucedió, convirtiéndola en el Primer Reino Cristianos de Jerusalén.

Porcentaje de cristianos en Israel

Los cristianos en Israel están divididos en cuatro grupos principales: Iglesias Ortodoxas Calcedonias, Iglesias Ortodoxas No Calcedonias, Iglesias Católicas (Latinas y Orientales) e Iglesias Protestantes. Hay al menos 10 iglesias oficialmente reconocidas y tienen sus propios tribunales.

Además existe un total de 133 000 cristianos indígenas, de los cuales, un 60%  de ellos se identifican con la Iglesia católica greco-melquita, mientras que un 30%,  con la Iglesia griega ortodoxa de Jerusalén, además, el resto de las Iglesia latinas, con un pequeño número de maronitas, siríaca, coptos y protestantes, así como unos 25 000 cristianos ortodoxos de la antigua Unión Soviética (ortodoxa rusa) y minorías más pequeñas de asirios y armenios.

Es importante mencionar que, un número de israelíes también practican el judaísmo mesiánico, que es considerado una forma sincretista del cristianismo. No se sabe exactamente el número de practicantes de dicho cristianismo, pero se estima que se cuentan por unos cuantos miles. (Ver también: Cristianismo Liberal)

En el siguiente vídeo se expresan algunos datos interesantes, entre los que se incluyen el número aproximado de personas que profesan la religión cristiana en Israel.

Dejar Comentario