Aprende la diferencia entre Cristianismo y Catolicismo

La religión cristiana y la católica por muchos años han vivido en un debate sobre qué las distingue, puesto que de manera general los católicos vienen del cristianismo pero pertenecen a otras iglesias. Con base en esta popular diatriba, en el presente artículo aclararemos la diferencia entre cristiano y católico.

Diferencia entre cristianismo y catolicismo

Diferencia entre cristianismo y catolicismo

La fe, curiosa palabra inventada por el hombre con el fin de poder comprender que no estamos solo nosotros, que hay algo más que es lo que nos da esperanza en el mundo, algo superior. Por lo general, esta palabra está asociada a la religión, la misma proporciona una explicación sobre el mundo en el que nos encontramos, además de que permite crear un sistema de valores y normas por el cual se rige el ser humano.

Durante la historia hasta los días en que nos encontramos, ha existido un gran número de religiones que imparten la palabra de Dios a su manera, no obstante, se sabe que hay una predominancia del tipo monoteísta, este tipo se refiere a las tres religiones más grandes que han existido hasta ahora, que son: el judaísmo, el cristianismo y el islam.

De estas tres aclamadas religiones, la que más se destaca es el cristianismo, sobretodo en lo que respecta a la rama de la religión católica. Tomando en cuenta esto último, por mucho tiempo las personas han catalogado al cristianismo y el catolicismo como una misma religión, en menor medida, sinónimos.

No obstante, a pesar de que ambos términos nacen el uno del otro, no terminan de solaparse hasta el punto de significar lo mismo. En líneas generales, existen varias diferencias claves que separan a estas religiones, es por esto que en este apartado nos dedicaremos a explicar de manera detallada cada uno de los puntos que separan al catolicismo y el cristianismo.

Diferencia entre cristianismo y catolicismo

Especificidad

Una de las principales diferencias radica en la especificidad de los términos de ambas religiones. Como ya se había explicado anteriormente, el catolicismo es una rama que pertenece al cristianismo, sin embargo, de este último existen otras dos extensiones que son los protestantes y anglicanos, estas dos ramas también son muy conocidas dentro de la religión cristiana.

En síntesis se puede decir que si bien todos los miembros católicos son cristianos, esto no ocurre a la inversa. En lo que respecta a la especificidad que cada una de estas religiones le da a su fin es muy diferente, a pesar que una descienda de la otra.

La interpretación de los pasajes de la biblia

Una importante diferencia entre Cristianismo y Catolicismo son las interpretaciones que cada una de ellas le da a los pasajes escritos en el libro sagrado para la religión cristiana, es decir, la Biblia.

De parte de la rama del catolicismo, la interpretación que se ofrece sobre los versículos y pasajes de este libro tienden a ser muy concretos, haciendo que cada palabra impuesta en él se tome de manera literal. No obstante, esta misma postura es considerada por otras ramas como rígida y limitativa para el creyente, otras ramas en contraparte prefieren optar por una interpretación más libre sobre las palabras escritas en la Biblia.

Diferencia entre cristianismo y catolicismo

La Virgen María

Dentro de la religión cristiana, la imagen de la virgen María es puesta como un símbolo para ser honrado y sobretodo respetado, no obstante, el papel que la misma desempeña en la fe puede variar dependiendo de las ramas de esta religión.

Por otro lado, la religión católica la ve como un ente sagrado, que solo por ser ella es motivo de veneración y oración, además de estar bajo una luz celestial de divinidad y considerarse como la devota de Dios y la humanidad. Sin embargo, esta definición o mejor dicho visión, no queda libre de alguna polémica, dado que se considera que la imagen de ella puede entenderse también en las religiones politeístas, como que existe más de un solo Dios.

De igual manera, muchas otras ramas del cristianismo a pesar de que también respetan y veneran la imagen de la virgen María, por lo general solo la tienen contemplan como la madre de Jesucristo, por lo que no ven necesario rendirle sus oraciones.

Los santos

En la religión católica ven como importante la participación de los santos, puesto que ellos, a pesar de que son personas, debido a sus valores éticos y morales han alcanzado un nivel espiritual suficiente para estar a la derecha de Dios. Hasta hace algunos años atrás, se pensaba que los santos intervenían entre la humanidad y la divinidad, actuando como guías y entes de protección.

Para el catolicismo, los santos son motivo de oración y veneración, así como la creación de figuras para poder representarlos. Es por esto que se entiende que los mismos son el nivel más próximo a Dios y que además se puede llegar a él por medio de una vida de buenas acciones. No obstante, en el cristianismo y otras ramas, solo ven a estas personas como ejemplos de vida que podemos seguir, para ellos no ameritan ningún tipo de veneración y menos oraciones.

La iglesia y su mando

Otra diferencia entre Cristianismo y Catolicismo es el papel que juega la Iglesia con respecto a la autoridad y el poder que posee sobre sus seguidores, así como el rol de sus dirigentes más altos.

Para el catolicismo el máximo dirigente de su religión viene siendo el Papa, de una misma manera, el vaticano se muestra como la institución heredera de la palabra de Dios poniendo en alto mando al santo San Pedro. Mientras que otras ramas del cristianismo, como el protestantismo o la iglesia anglicana, no reconocen a este ente como una autoridad de la palabra de Cristo.

Los sacramentos

Una diferencia importante a considerar es el valor que se le atribuyen a los sacramentos. El catolicismo insiste en el hecho de que se deben celebrar los siete sacramentos (bautismo, comunión o eucaristía, confirmación, orden sacerdotal, matrimonio y unción). Mientras que otras ramas del cristianismo tienen la perspectiva de que no todos estos rituales son importantes y por ende no deben celebrarse.

El celibato

Esta es una diferencia que solo se aplica para aquellas personas que estén dispuestas a convertirse en sacerdotes, entendiendo que el celibato es la prohibición para contraer matrimonio y por ende no tener descendencia.

Esta costumbre es atribuida a la rama católica, impartida por una ley medieval con el fin de impedir que los bienes pertenecientes a la iglesia cayeran en manos de los familiares de los sacerdotes. Mientras que en otras ramas de la religión cristiana, como por ejemplo la protestante, es permitido que los sacerdotes se casen y procreen.

Purgatorio, cielo e infierno

Esta fundamental diferencia entre Cristianismo y Catolicismo radica en el cuestionamiento sobre la existencia del purgatorio. La concepción que tienen diversas ramas de la religión cristiana es que aceptan la existencia de un más allá, pero solo con respecto a un cielo para los buenos y un infierno para los malos. No obstante, la rama católica acepta la existencia de un purgatorio y lo concibe como el lugar donde la persona deberá purgar por medio del sufrimiento todos sus pecados para por fin ascender al cielo.

Etimología

Se entiende por etimología al estudio de las palabras, abarcando todo un espectro para esta labor. En este sentido se investiga su cronología en la historia, así como la manera en que se incorporó en distintas lenguas y por último los detalles como la forman y los cambios que se le han atribuido con el paso de los años. En este apartado explicaremos el origen de las palabras ”cristianismo” y ”catolicismo” y por ende, de modo que podamos conocer en qué se basan sus religiones.

El cristianismo

El sufijo ‘‘ismo” proviene del griego, e indica que se trata de una doctrina aplicada sobre el “Khristos”, que traducida del mismo griego significa“ungido”, es decir, hombre que ha sido señalado como sagrado. Esta religión pertenece al tipo monoteísta, como se ha mencionado, al igual que el judaísmo y el islam. La misma estaba basada en la creencia de un mesías enviado a la tierra por Dios con el fin de intervenir por los mortales y así salvarlos de sus pecados.

De igual manera, argumentan que este enviado de Dios también les proporcionará enseñanzas de vida y nuevos valores. Las mismas se encuentran incluidas en el Evangelio o Nuevo testamento realizado por los apóstoles que tuvo Cristo en la Tierra.

El catolicismo

El término ”católico’‘ tiene su raíz en el latín tardío (este era un dialecto utilizado solo por los romanos) “catholĭcus”, que al mismo tiempo tiene sus bases griegas traduciéndose como “καθολικός”, “katholikós”, que llevado al español significa, “universal”. El padre Ignacio de Antioquía expone en su texto ”Carta a los esmirniotas”, realizado en el año 110, el más antiguo adjetivo para catalogar a la Iglesia, el cual dice lo siguiente:

”Donde está el obispo está la comunidad, así como donde está Cristo Jesús está la Iglesia católica.”

Ignacio de Antioquía, Ad Smyrn. 8, 2

Este texto dirigido al sacerdote Simpronio, Paciano de Barcelona fue lo que dio inicio al empleo de la palabra católico para los miembros de esta congregación en el pasado y presente, se expresa por tal motivo lo siguiente: ”Christianus mihi nomen est, catholicus cognomen” que traducido al español quiere decir ”Cristiano es mi nombre, católico es mi apellido”.

Creencias

Al haber expuesto las principales diferencias entre ambas religiones y haber conocido a detalle los orígenes de sus nombres, es oportuno ir un poco más allá en lo que respecta a los puntos claves que las separan. Las diferencias entre ellas van mucho más allá que una simple distinción de los sacramentos o la imagen de la virgen, su punto de quiebre radica en las creencias que imparte cada una. En los siguientes apartados exploraremos estos aspectos con detalle.

Orígenes

El cristianismo tiene sus orígenes en Judea, en la religión monoteísta del Judaísmo, más específicamente en el denominado Segundo Templo de Jerusalén. A pesar de que se tiene conocimiento que Jesús de Nazaret se identificó como un judío devoto, en sus palabras siempre mantuvo que el caminaba por el sendero del su Padre celestial.

Además, en los Evangelios de la Biblia hay evidencia sobre las palabras de Jesús, donde él se denominada como el único camino hacia Dios. Estas palabras luego de muchos años serían impartidas por sus seguidores los apóstoles, incluyendo a San Pedro y San Pablo.

Hoy en día se desconoce el número exacto de seguidores de Jesús en su época, al igual que no se sabe la cantidad que quedó tras su muerte. Algunos años después de que Cristo fuera crucificado, el apóstol San Pablo se encargó de difundir su palabra a muchos de sus seguidores en el Oriente Próximo. Esta labor que llevó a cabo el apóstol inspiró a otros más a participar como misioneros y fue así como la iglesia cristiana se fue reconociendo.

Llegando a finales del siglo I, ya se habían establecido cuatro corrientes de la religión cristiana que quedaron dentro del canon bíblico. Las mismas se pueden esquematizar de la siguiente manera:

  • El cristianismo paulino: Que fue iniciado con la palabra de San Pablo y los miembros de su escuela.
  • El judeocristianismo: Este fue impuesto a partir de las escrituras dadas por otros apóstoles como Santiago El Justo y Simón Pedro.
  • El complejo cristianismo sinóptico Esta corriente está basada en las primeras escrituras impuestas por el judeocristianismo hasta el Evangelio de Lucas y los Hechos de los Apóstoles.
  • El cristianismo joánico: Este cristianismo tuvo sus bases en el Evangelio según San Juan y narra sobre las enseñanzas que impartió Jesús en la Tierra.

Por su parte, los orígenes del catolicismo surgen en los primeros 280 años de la historia de la religión cristiana. Durante estos primeros años se sabe que la práctica de la religión cristiana era prohibida y quienes eran miembros de esta fueron perseguidos, no obstante, esto cambia en Roma con la llegada del emperador Constantino quien volvió legal la práctica de la cristiandad.

Este emperador tuvo la visión de que la religión cristiana pudiera unir al imperio romano, puesto que para la época el mismo empezaba a fragmentarse. A pesar de que esto puede verse como algo bueno y favorecedor para los seguidores de esta religión, la realidad es que fue lo contrario. Aunque la misma estaba legalizada por el emperador, este se negó a adoptar sus creencias por completo y seguir con sus actividades paganas, por lo que la religión cristiana tuvo que integrar varias visiones de las prácticas del emperador.

Entonces el origen de la religión católica, en resumen, es el resultado entre la combinación de las prácticas cristianas con las paganas. En vez de utilizar el Evangelio y sus palabras para convertir a los ciudadanos paganos del imperio romano, ocurrió que las actividades paganas se volvieron cristianas, y las exposiciones de lo que es realmente la cristiandad fueron paganizadas. Es por esta unión que la religión católica se volvió la más aclamada en el imperio romano.

Clero

Las características de un clero van atadas a las exigencias de cada religión. En líneas generales, el clero es quien dictamina las enseñanzas y valores de la doctrina y a la predicación. El bautismo, la circuncisión y el matrimonio son algunos de los sacramentos y actos practicados en los cleros.

COMULGAR

Es válido mencionar que todo lo que predica el clero, bien sea en un templo o en un lugar de culto, se puede trasladar a cualquier lugar de la vida cotidiana. A manera más ilustrativa, un ejemplo de esto es cuando los padres, sacerdotes o curas van a las escuelas y/u hospitales para predicar sobre la palabra de Dios.

Dentro de la religión cristiana, el clero está conformado por dos partes: la primera denominada como regular, está ligada a los votos religiosos de pobreza, obediencia y castidad y la segunda parte, que se conoce como el secular, la constituyen los clérigos que no hacen dichos votos.

La jerarquía que se conoce para la primera parte del clero viene dada en primera instancia por el papa en el estamento superior, seguido por los arzobispos, los obispos y los sacerdotes. Todos los miembros de esta primera parte deben captar y obedecer ciertas normas, como el celibato eclesiástico, es decir, no tener ningún tipo de relación sexual. Es válido acotar que las mujeres no pueden ser partícipes de este primer clero.

Por su parte, en lo que respecta al catolicismo, también existen normas y valores que deben cumplir las personas que deseen pertenecer al clero de su religión. En la misma hay una clara diferencia, los individuos que quieran convertirse en sacerdotes no requieren cumplir con la norma del celibato eclesiástico, por lo que pueden incluso casarse y formar una familia. La única exigencia que se les pide es que no se hayan casado más de una vez.

De igual manera, dentro de esta postura religiosa además de los sacerdotes hay un Papa católico y obispos, tanto este último como los sacerdotes deben responder ante los mandatos del Papa, generándose así una jerarquía constituida solo por tres puestos.

Imágenes sagradas

A pesar de que estas religiones tienen sus orígenes solapados, al dividirse se crearon ciertas diferencias claves y entre ellas destacan las imágenes sagradas que veneran. Así como el catolicismo honra a los santos por ser símbolos de Jesús en la Tierra, pero el cristianismo solo los toma como ejemplos de buena vida y no le rinden homenaje, lo mismo ocurre con las imágenes que idolatran.

Dentro de la religión cristina son muy pocas las imágenes o símbolos a los cuales se les rinde homenaje. La primera imagen sagrada para ellos es el pez o también llamado como Ichthys, la misma guarda un sentido importante puesto que es símbolo inicial que se empleaba para poder identificar a otro cristiano practicante. Luego destaca la cruz de Cristo en donde fue crucificado para poder salvarnos. Hay otra imagen conocida pero muy poco empleada que identifica como la cruz Ortodoxa, esta tiene la imagen de la cruz pero con otras dos lineas atravesándola.

En líneas generales, el cristianismo no es una práctica de adoración a las imágenes sagradas, ya que tienen la misma postura que la puesta sobre los santos, donde solo son símbolos arbitrarios a los cuales no es necesario ni esencial impartir oraciones.

En contraposición, el catolicismo sí posee una gran variedad de imágenes que se les consideran sagradas. Al igual que el cristianismo, la cruz es una imagen representativa importante para su practica, no obstante, no es la única que destaca. Una de las imágenes mas sagradas para esta religión es la propia escena de la crucifixión de Jesús, poniendo énfasis en sus heridas y en la corona de espinas que este lleva sobre su cabeza. De una misma manera, la imagen de la Virgen María es venerada entre sus creyentes.

En vista de que los santos tienen gran relevancia para esta postura religiosa, no es de extrañar que sus imágenes sean consideradas sagradas y que muchos de sus creyentes en varias oportunidades busquen ayuda y consuelo en ellas, entre estas imágenes la de San Pedro es la que se considera con mayor importancia. Siguiendo con este mismo punto, la imagen de la última cena de Jesús es también vista como santa.

Dentro de esta última cena, hay dos elementos que sobresalen y que se han convertido en imágenes y símbolos sagrados para la comunión cristiana, los mismos son el pan y el vino, esto se debe a las palabras de Cristo hacia estos dos elementos, puesto que en ellos es reflejado su cuerpo (el pan) y sangre (el vino).

Cultos y prácticas

Este es un punto en que ambas religiones convergen, puesto que las dos piensan que se deben practicar los mandamientos establecidos por Dios, al igual que sus ejemplos de vida para la actualidad. Para muchos, no solo significa promulgar los diez mandamientos, sino también obedecerlos. Otras prácticas que comparten estas religiones son los actos de piedad, la oración y las interpretaciones de la Biblia.

Otro punto en común es que tanto la religión católica como la cristiana, establecieron como día sagrado el domingo por ser el día de la resurrección, no obstante, el cristianismo tiene otros días de celebración que no comparte con el catolicismo. Con respecto a las misas que imparten, las dos contemplan en ellas a las lecturas tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento.

Ahora bien, el punto que traza la diferencia entre Cristianismo y Catolicismo es que por un lado la religión católica no piensa que debería haber una limitación con respecto a la expresión libre de ella, es decir, declara que las oraciones pueden ser tanto públicas como privadas. Mientras que esto no ocurre en las misas cristianas, que por lo general son llevadas a cabo por un miembro nombrado de la iglesia, quien se encarga de dictar la palabra de Dios a aquellos creyentes que se encuentren en el lugar y procura que todos los involucrados participen.

Naturaleza humana

Con respecto al tema de la concepción de la naturaleza humana, ambas posturas presentan claras y fuertes distinciones acerca de este hecho. El cristianismo posee una perspectiva oscura acerca de lo que es el hombre, para este es un ser decaído, la humanidad se concibe como rota y sin esperanza, de modo que su único objetivo será buscar la salvación de Dios.

Por parte del catolicismo, su percepción acerca de humanidad es la ya conocida por todos. La clásica historia sobre el pecado original que provino de Adán y Eva cuando esta comió del fruto prohibido por Dios, motivo por el cual los creyentes de esta religión se ven siempre en la búsqueda del perdón por este acto.

En síntesis, se expone una apreciación de la humanidad en donde el hombre ha perdido todo el respeto que Dios le había depositado, por lo que mantiene una postura de estar roto y decaído, en imperante necesidad de obtener la salvación, mientras que la otra visión busca la redención y perdón por los pecados cometidos. El cristianismo predica el ruego por ser salvado, mientras que el catolicismo argumenta que el perdón de Dios es posible si se trabaja.

Vida después de la muerte

Este es un punto que también ambas religiones comparten. Tanto para el cristianismo como para el catolicismo, luego de la muerte no hay más vida, no existe la reencarnación, sino el paso al descanso eterno. Si en vida la persona tuvo buenas acciones, lo que le espera es la salvación al lado de Dios en el cielo o también llamado ”Paraíso”, si en cambio el individuo cometió actos malos durante su estadía en la Tierra, su castigo será ser enviado al infernó donde pagan los pecadores.

La única discrepancia que hay entre estas religiones es que en el catolicismo se agrega una tercera estación que está como preludio a cualquiera de las otras dos, esta se conoce como el purgatorio, en este estadio la persona deberá eliminar todos sus pecados por medio del sufrimiento antes de poder ascender al cielo. También se tiene la concepción de que en este lugar van a parar los bebés no nacidos y aquellos niños que no fueron bautizados en vida.

Salvación

El tema de la salvación abre una brecha importante entre estas dos ideologías, puesto que este punto va relacionado con la naturaleza del hombre. Para el cristianismo, al argumentar que el hombre es un ser que está roto y decaído, la salvación es algo que la persona no puede alcanzar por sí sola, por lo tanto es necesario que acuda a Dios, ya que solo él puede brindársela porque es bueno y su propósito es salvar a la humanidad.

Mientras que el catolicismo expone que Dios al haber enviado a su hijo Jesús a la Tierra para expiar los pecados, es más que suficiente para que el ser humano alcance la salvación.

No obstante, ambas religiones también plantean medios para poder llegar a ella. La congregación cristiana expone que la salvación de la humanidad vendrá por medio de la venida de Cristo a la Tierra, junto a su muerte y pronta resurrección. Por su parte, los católicos argumentan que por medio del bautizo se le otorga el perdón del pecado original, no obstante, los pecados siguientes deben ser confesados y pagados con penitencias puestas por el sacerdote.

Fundador

La iglesia cristiana propone un solo fundador de toda su religión, siendo este el mismo Jesús. Por otro lado, la religión católica parte también del hecho que el fundador central es Jesús, dado que sus orígenes están atados a los cristianos, sin embargo, agrega a esta fundación a los apóstoles que siguieron a Cristo durante su estancia en la Tierra y a San Pedro, el primer Papa llamado por él.

Matrimonio

Ambas posturas comparten en común que este acto sagrado solo puede ser consumado entre un hombre y una mujer, aunque existe una diferencia entre Cristianismo y Catolicismo sobre esto. La iglesia Cristiana permite que los matrimonios se terminen, es decir, por medio de un divorcio. Esto no aplica dentro de la religión católica, la única manera de acabar con esta unión es a través del acto de la anulación, esto significa que se debe demostrar que el matrimonio no era válido desde sus comienzos, ademas de que este acto solo puede ser emitido por una entidad eclesiástica superior.

Ramificaciones

Dentro del catolicismo hay varias ramificaciones o iglesias que imparten el mismo objetivo, pero que se encuentran ubicadas en partes distintas del mundo, en donde se pudieron haber modificado un poco los temas a predicar, las mismas son las siguientes:

  • La Iglesia latina de Occidente.
  • La iglesia Católica Oriental.
  • La Iglesia anglo-católica, que fue reconocida como parte de esta religión en el año 2008.

Con respecto al cristianismo, existe un número grande iglesias que parten de esta religión, como se sabe, el catolicismo es una de las creencias más reconocidas en el mundo, no obstante, hay otras que valen la pena mencionar, entre ellas están:

  • La Iglesia Ortodoxa.
  • La Iglesia Protestante.
  • Los Testigos de Jehová.
  • La Iglesia Alejandrina.

Escrituras

Sobre este punto no hay mucha diferencia entre Cristianismo y Catolicismo, esto se debe a que ambas congregaciones se rigen por las escrituras sagradas que vienen dadas en la Biblia. Lo más destacado como un punto diferencial, es que los cristianos no realizan algún tipo de división con respecto a los versículos que hay dentro de ella, para ellos todo el libro es considerado como sagrado. Mientras que los católicos realizan la distinción del Antiguo y Nuevo testamento, aunque sigue siendo sagrado todo lo que abarca.

Dogmas

Dentro de la religión cristiana solo existe un Dios, que está conformado por el Padre, El Hijo y El Espíritu Santo, este es el dogma más importante en ella, aunque también destacan la resurrección y la salvación. Por parte del catolicismo, la unión de estos tres se conoce como la Santa Trinidad, también resaltan los sacramentos, la eucaristía donde se bendicen el pan y el vino, entre otros.

Días de veneración

Tanto para los cristianos como para los católicos el día más importante resulta ser el domingo, puesto que en un día como este ocurrió la reencarnación de Jesús luego de su crucifixión. No obstante, para los creyentes del catolicismo hay otros días que son igualmente venerados, como aquellos en los que se celebra a la Virgen, de igual modo, plantean que el domingo no solo debería ser el día en donde se asiste a la misa a escuchar la palabra de Dios, para ellos este acto debería hacerse todos los días.

Lenguas originales

En vista de que el Cristianismo es una religión monoteísta antigua, se sabe que las primeras lenguas en las cuales fueron hechos sus escritos son Arameo, griego moderno y hebreo. Mientras que en el caso del catolicismo, al surgir de la religión cristiana y habiendo sido consolidada durante el imperio romano de Constantino, sus escritos fueron realizados en las lenguas del latín y griego.

Acerca del Papa

Como ya se ha mencionado con anterioridad, el Papa es el máximo dirigente de la iglesia Católica, el mismo es rechazado por las ramificaciones Ortodoxa y Protestante del cristianismo. Los creyentes del catolicismo lo consideran como el líder de su congregación y la sucesión del primer Papa, San Pedro.

Acerca de la homosexualidad

Este es un tema que ha tenido mucha controversia en el mundo, esto se debe a la historia que hay detrás de ambas religiones. Durante los inicios del cristianismo, la conducta homosexual era una actividad que vetada y castigada por los miembros de estas iglesias, no obstante, a medida que los años fueron pasando dichos miembros se han vuelto más abiertos sobre este tema, aceptando a los homosexuales como prójimos igual que el resto.

Esto no aplica en la religión católica, ya que sus inicios tuvieron lugar durante la creación del imperio romano, donde estas prácticas eran cruelmente reprendidas y por lo tanto no se consideraban normales. Aunque en la actualidad se tiene conciencia de que dentro de esta congregación han existido sacerdotes con esta orientación sexual, los mismos miembros se han tomado la tarea de censurar todo lo posible al respecto.

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Juan Pablo II y Costumbres del Judaísmo

Deja un comentario!