Procesión del Silencio: ¿De qué se trata este evento anual?

La procesión del Silencio es uno de los eventos religiosos más importantes que se celebran en México, se realiza en absoluto silencio y por ello es llamada de esa manera. En este artículo podrá conocer todo sobre esta actividad religiosa.

LA PROCESIÓN DEL SILENCIO

¿Qué es la Procesión del Silencio?

La Procesión del Silencio es un evento que conmemora la Pasión y Muerte de Cristo y a Nuestra Señora de la Soledad, la misma se realiza todos los años en la ciudad de San Luis Potosí, México. Se trata de una devoción religiosa en donde el pueblo mexicano de manera organizada, celebra todos los viernes santos.

La Peregrinación es inicialmente protagonizada por las más de 20 cofradías y hermandades, quienes recorren al compás del tambor y las trompetas, las principales calles de la ciudad de San Luis de Potosí. El resonar del clarín indica el avance de la guardia petroriana, que inicia el recorrido en el Teatro de la Paz y se dirige al Templo del Carmen, lugar en donde se le dio origen a esta hermosa y solemne tradición que recorre las calles del centro histórico de San Luis Potosí.

La Procesión del Silencio se caracteriza por ser un recorrido en absoluto silencio, ninguno de los participantes que conforman cada una de las cofradías y hermandades, como tampoco los espectadores que se hacen presente en las calles de la ciudad de San Luis de Potosí hablan. La misma es acompañada solo por el sonido de los de tambores y trompetas.

Esta procesión es una de las celebraciones religiosas más importante del país mexicano. Se celebra en Semana Santa y su importancia le mereció el título de Patrimonio Cultural del Estado de San Luis Potosí en el año 2013. La noche en la que se realiza la Procesión del Silencio, siempre inicia de manera puntual y trasforma una pujante ciudad en una inmensa iglesia.

LA PROCESIÒN DEL SILENCIO

La ciudad conformada por hermosas e impresionantes construcciones barrocas, forma el escenario perfecto para los fervientes espectadores que la visitan para conocer y agradecer los favores recibidos, quienes quedan realmente sorprendidos con la magnificencia y el paso acompasado y organizado de cada una de las cofradías que rinden tributo a la Pasión y Muerte de Cristo. En este penoso vía crucis se rinde homenaje a través de los misterios dolorosos del rosario.

Como es conocido por los cristianos, los misterios dolorosos relatan los momentos vividos por Nuestro amado señor Jesús durante la Pasión y la demostración de amor infinito que tuvo para con nosotros, al entregar su vida por la salvación de nuestras almas.

Otra característica importante de resaltar de la Procesión del Silencio, es que la misma es de carácter penitencial, por lo que algunas de las cofradías, tapan sus rostros y son acompañadas por algunos integrantes que utilizan cadenas en sus pies y otros recursos que muestran el peso de su penitencia.

En los años iniciales de la peregrinación del silencio, solo se representaban 5 cuadros o pasajes de la Pasión de Cristo. Con los años esas representaciones fueron aumentando y la procesión del silencio se fue nutriendo con más pasajes y representaciones de la Pasión, Muerte y Resurrección.

Los integrantes de la hermandad dirigen la procesión porque se encuentran al frente de la misma y se esta formación con una hermosa imagen en tamaño real de Jesucristo.

Historia

Esta tradición es adoptada por el pueblo mexicano en la transculturización que se produjo en la época de la colonia, sin embargo, se atribuye su origen a los monjes Franciscanos que llegaron en el siglo XIII, a la ciudad santa de Jerusalén.

La misma sin duda llegó a México en los tiempos de la colonización, en lo que llamaron la Nueva España, llevada a México a través de la orden de los Carmelitas Descalzos en el siglo XVI. Los padres Carmelitas en el año 1585, al encontrarse en suelo mexicano, se plantearon como objetivo instaurar la religión cristiana.

Es muy posible y así lo dice la historia, que al principio encontraron una gran resistencia por parte de los pobladores indígenas, sin embargo, al lograrse la colonización y dominación del pueblo nativo, la religión católica se arraigó con fuerza y se mantiene hasta nuestros días. La Procesión del Silencio, se encuentra conformada por los cinco misterios dolorosos y las 14 estaciones del Viacrucis, las cuales son representadas por las cofradías y las hermandades.

No obstante, en realidad la historia de la Procesión del Silencio tiene un origen mucho más antiguo, se habla de que su origen proviene de una hermandad de los nazarenos de Sevilla, la cual se creó en la Parroquia de Omnium Sanctorum, la misma era una iglesia parroquial católica durante la Cuaresma en los años 1340. En ella glorificaban a Dios y las devociones estaban conformadas por Jesús de Nazaret y la Virgen Santa María con San Juan Evangelista.

LA PROCESIÒN DEL SILENCIO

Esta Parroquia de Omnium Sanctorum incluyó dentro de sus reglas realizar una procesión de penitencia, la cual debía llevarse a cabo en la madrugada de los Viernes Santos. En respeto a las reglas proclamadas la hermandad de la parroquia inició la procesión de penitencia en el año 1356.

Luego de su fundación continuó creciendo, expandiéndose y mantuvieron su tradición siempre. Existen reseñas históricas del año 1854 que indican que la cofradía de Sevilla, es una de las que más tiempo ha salido de manera ininterrumpida a realizar la procesión de penitencia.

A pesar de reconocer a la cofradía de Sevilla como la que originó la procesión del Silencio, es importante señalar que las procesiones se remontan a la más lejana antigüedad. Tanto es así que se reconocen al menos 5 procesiones en Atenas, también en Roma había procesiones en honor a los Dioses, procesiones triunfales, entre otras.

En el cristianismo las procesiones son parte importante del culto y existen evidencias históricas de algunas de ellas en la Edad Media. En los siglos XIV y XV, se inicia y promueve un acercamiento de lo sagrado con el pueblo, lo que trajo como consecuencia un aumento de las imágenes religiosas. A pesar de que en la antigüedad las devociones se realizaban dentro de los templos y con el tiempo este tipo de devociones permitió que las imágenes salieran de estos establecimientos.

LA PROCESIÒN DEL SILENCIO

Pero sin lugar a dudas, luego del Concilio de Trento, es cuando las procesiones toman un valor realmente preponderante para la Iglesia católica, ya que los religiosos identifican a las procesiones como una herramienta poderosa, que puede ser utilizada para lograr la evangelización y la persuasión de la población.

Y es posible que se pregunten la razón del carácter persuasivo que vieron los religiosos, pues es debido a que no solo tenía un impacto por la fuerza visual de las imágenes que eran elevadas y cargadas en hombros rodeadas de gente, adicionalmente las procesiones tenían un aspecto positivo, ya que resultaba mucho más eficiente que la lectura, debido a que podían superar las barreras del idioma y el analfabetismo.

De esta manera logran entonces penetrar la cultura y las creencias y rituales de los pueblos indígenas, logrando persuadir e interiorizar la religión católica en las culturas de los pueblos conquistados, y con ella las peregrinaciones.

Luego de la independencia la procesión del Silencio se arraigó en varias ciudades de México, sin embargo en es San Luis Potosí en donde permanece. La historia indica que se suspendió durante un tiempo considerable, no obstante, la misma fue retomada en el año 1954. Fueron los toreros los que dieron inicio nuevamente a la procesión del silencio y con los años se fueron incorporando decenas de representaciones religiosas que se cumplen en México durante la Semana Santa.

Cuando se realiza una revisión de los textos antiguos y también en los relatos bíblicos, se puede uno dar cuenta de que la Procesión del Silencio es en realidad el luto y dolor por la muerte de Jesucristo, también representa ese momento en que su madre, la Virgen María, hace un acto de reflexión por la muerte de su hijo Jesús en la Cruz. Es por ello que esta procesión se realiza en silencio. La procesión del Silencio es entonces un acto que muestra el dolor por la muerte de Jesús, pero también es un acto lleno de admiración.

Importancia

La verdadera importancia de la Procesión del Silencio es la demostración de respeto y veneración que los participantes y espectadores demuestran durante la realización de la misma. Esto se traduce en un ejemplo de devoción religiosa que acompaña de manera muy profunda a la población mexicana que participa en esta importante actividad. La Pasión de Cristo que se representa en las calles del Centro Histórico de San Luis Potosí, logra poner en silencio a la ciudad.

Los participantes caminan en silencio y con un paso lento en señal de respeto, el mismo solo es interrumpido por los tambores y trompetas que de manera ocasional rompen el increíble silencio que acompaña a las grandes y pesadas imágenes, que son llevadas en hombros.

Se unen diferentes cofradías, las cuales podemos distinguir por sus vestidos talares y capuchas que solo dejan despejados los ojos, así como sus diferentes colores, hay combinaciones que van en blanco y azul, en vinotinto y oro, en negro y oro y más.

El incremento del turismo por las personas que asisten a ver la procesión del Silencio, es otro de los aspectos importantes que se pueden reseñar de esta actividad. La atención que ha generado el acto ha sido tal, que a pesar de que la misma no se realiza durante todos los días de la Semana Santa, a diferencia de la procesión originaria que se realiza en España, entorno a la procesión de San Luis Potosí se han tenido que planificar y realizar una serie de actividades culturales, que acompañan el importante evento religioso.

Este tipo de actividades adicionales que se producen durante la Semana Santa, tienen un impacto positivo en la ciudad de San Luis Potosí, generando en sus habitantes un beneficio económico, debido a que la visita de turistas incrementa la demanda de servicios. Por lo tanto, no solo es la devoción religiosa una demostración honesta e importante, sino que además viene acompañada con un impacto económico positivo que incide en el desarrollo y crecimiento de la ciudad.

Procesión del Silencio en San Luis Potosí

La procesión  del Silencio tiene lugar todos los Viernes Santos y recorre las calles del centro histórico de la ciudad de San Luis Potosí, en donde se encuentran las iglesias y edificios que se remontan a la época virreinal. Las calles son preparadas para recibir a la procesión del silencio y son Iluminadas con cirios, cuando la multitud hace presencia, sus calles muestran un ambiente que evoca el momento vivido por nuestro Señor Jesucristo y el sufrimiento de la Pasión.

A pesar de que las calles pueden estar abarrotadas de personas, nadie hablará mientras dure la procesión, es por ello que la misma se conoce como la procesión del silencio. La actividad es conformada por las cofradías que se abren paso acompañadas por una pareja de nazarenos, los cuales llevan en sus manos unos faroles.

La cofradía lleva consigo la Cruz de Guía. Cabe destacar que cada año se suman más cofradías a la procesión del silencio, para el año 2015 se habían contabilizado más de 30 cofradías, entre las que se encuentran: La Cofradía de la Soledad, que lleva una imagen de Nuestra Señora de la Soledad, la Cofradía del Virgen del Carmen, la Cofradía del Santo Entierro, Cofradía del Descendimiento, entre otras.

Cada una de las cofradías son identificadas por los colores que usan, sus vestimentas conformadas por túnicas largas y unas capuchas que solo permiten ver los ojos, asumen colores que permiten identificar cada una de las parroquias, también los colores permiten distinguir si se trata de cofradías o de hermandades.

Como bien dice la historia, se origina por la Semana Santa de Sevilla y la influencia de la misma se puede reconocer en la procesión del silencio. Es reconocida como las más importante la Cofradía de los nazarenos, su vestimenta está compuesta de Capirote, antifaz y capa. Incluso en una misma cofradía pueden surgir diferencias, no hay homogeneidad más allá de los colores.

​La procesión del silencio es una manera de pagar penitencias y las cofradías permiten que sus miembros caminen con cadenas atadas a los pies, descalzos, con el rostro tapado y otra infinidad de formas que permiten ver cuán grande o notable puede haber sido el favor recibido o la petición que hacen.

PROCESIÓN DEL SILENCIO

Acompañando a las cofradías se incluyen personajes, tanto de los tiempo de Cristo como de los actuales, es por ello que podemos observar en la procesión del silencio desde soldados romanos hasta toreros, artistas o políticos.

La procesión inicia en la Iglesia del Carmen, con el sonido de una trompeta que pone en contexto a los participantes y espectadores, es la invitación a la guardia pretoriana, que inicia su camino desde el conocido Teatro de la Paz hasta la iglesia.

Un centuriano toca tres veces a la puerta principal, mientras que un hombre a caballo haciendo sonar una trompeta indica que comienza el silencio. Iniciada la procesión van caminando por las calles de la ciudad en un recorrido mayor de 3 kilómetros. Las cofradías cargan en hombros sus imágenes, algunas traídas de España y otras elaboradas por artistas locales.

En un andar lleno de solemnidad transcurre la procesión en total silencio, solo interrumpido por el sonido ocasional de los tambores y las trompetas, que marcan los misterios. La procesión finaliza con el paso de Nuestra Señora de la Soledad.

El cortejo procesional 

La procesión inicia los Viernes Santos, sin embargo la organización del cortejo procesional comienza el primer jueves de cuaresma y recién finalizada la misa se ilumina al Nazareno de los Milagros y el resto de las luces del templo se apagan. Un toque de clarín es la señal que indica que se dio inicio a la procesión del silencio, el redoblar del tambor marca el paso durante el recorrido.

A medida que se avanza en la procesión se reza el Vía Crucis, para ello son seleccionadas algunas casas que se ubican al paso por donde debe ir la procesión, estas casas serán reconocidas porque en sus frentes son elaborados altares bellamente decorados, el cortejo procesional se detiene en cada uno de ellos para rezar.

Otra característica del cortejo procesional es el color del capuz, el cual es blanco en todas las Cofradías excepto en la de San Pedro Apóstol. Las hermandades llevan en hombros a sus Sagradas Imágenes dirigiéndose en su recorrido hacia la plaza de la ciudad.

Se van incorporando los cortejos de manera organizada, el primero es el cortejo la Venerable Hermandad de Nuestra Señora de la Amargura con San Juan Apóstol. Existe un lugar especial para los espectadores, que es la conocida curva de Solera con calle el Peso, se dice que es uno de los puntos donde mejor se puede notar la vistosidad de las Cofradías y sus hermosas imágenes.

PROCESIÒN DEL SILENCIO

Con el avance de la procesión se incorporan tres cofradías más. Hasta que todas confluyen en la Plaza Mayor. A partir de allí se une la Venerable Hermandad de la Santa Cena. La mayoría de las hermandades terminan su estación penitencial en la iglesia de San Esteban.

Esta es la manera como se va conformando la procesión y se van articulando cada una de las hermandades y cofradías. Sin embargo, es importante señalar lo que conforma el cortejo procesional, entre ellos se encuentra el trono, el cual abre y da inicio a la procesión del Silencio.

También el estandarte que representa al Santísimo Cristo de la Sangre, el estandarte de la Virgen de la Soledad. Participa la Banda Municipal de Música, la Banda Juvenil Virgen de la Soledad, entre otros que acompañan a los tronos, las imágenes sagradas y los nazarenos. La procesión finaliza en el atrio de San Cristóbal, allí la virgen entra a la iglesia y luego regresa hacia la puerta, para ver a su Hijo Crucificado.

PROCESIÒN DEL SILENCIO

Las Cofradías 

La procesión del silencio siempre tiene la participación de varias cofradías, como hemos señalado, a continuación hablaremos sobre su significado y cómo están conformadas las cofradías más relevantes que participan en la procesión del silencio.

Una de las cofradías que se hace presente en la procesión del silencio es la Cofradía del Santo Niño de Praga, cuyos integrantes son mayormente niños. Esta se origina por los padres carmelitas, quienes deseaban involucrar a los hijos en la procesión. Generalmente veneran en el templo del Carmen.

La Cofradía Oración del Huerto, representa a Jesús de Nazaret en el Huerto de Getsemani antes de ser detenido por los soldados romanos. En su mayoría está conformada por deportistas, esto se debe a que el fundador de esta cofradía era futbolista.

La Cofradía Aprehensión de Cristo, se encarga de representar a Jesús de Nazaret cuando es tomado y aprehendido por los soldados romanos. Por eso su vestimenta es similar a la que usaban los romanos. Ellos representan a los que hicieron posible el juicio a Jesús de Nazaret.

La Cofradía Señor del Silencio es la representa a Jesús de Nazaret cuando es llevado ante Pilatos. También la cofradía del Espíritu Santo, se caracteriza por tener una vestimenta que denota pureza y fe; llevan a la imagen conocida con el Señor de la Humildad.

La cofradía que representa el pasaje cuando Jesús de Nazaret es azotado por los romanos se llama Señor de la Columna. Otros llevan la cruz en señal de adoración de la cruz donde fue crucificado Jesús, esta cofradía es llamada Adoradores de la Santa Cruz. La Cofradía de Jesús de Nazareno, representa a Jesús y lleva la cruz a cuestas.

Cristo del Gran Poder, es la cofradía que representa a los Caballeros de Colón; mientras que la Cofradía de La Santa Cruz representa a Cristo. La Cofradía Los Mercedarios en Acción, llevan la imagen de la Virgen María, luego de que Jesús es bajado de la cruz.

Señor del Santo Entierro es la cofradía más numerosa, está conformada por mujeres y es la que representa a Jesús acostado y preparado para entrar al sepulcro. Por su parte, la Cofradía Insignias e Instrumentos de la Pasión, representa todo lo que fue utilizado durante la crucifixión y muerte de Cristo, como los clavos, el martillo, la caña con una esponja, la sábana con la que mortajaron a Jesús, entre otras.

La Cofradía de Penitentes, está conformada por las personas que son penitentes, algunos llevan una cruz, otros van descalzos, otros con cadenas. La Cofradía Nuestra Señora de la Soledad representa a la Virgen el Carmen luego de haber sepultado a su hijo. Por último la Cofradía de los Costaleros de la Soledad, son los que cargan a la Virgen de la Soledad.

Para que sea un poco más sencillo entender la secuencia de cómo se organizan cada una de las cofradías y el fundamento que el vía crucis impone en la representación que realizan, vamos a ir nombrando cada una de los pasajes, su orden y asociaremos el nombre de la cofradía que ha realizado esta representación.

Se inicia con el camino de Jesús a Getsemaní, esta es representada generalmente por la cofradía de los Nazarenitos y Macarenitas. Luego viene la Oración de Jesús en el huerto, la cual es representada por la Cofradía del Cristo roto. Continúa el Prendimiento, luego el Señor de la columna representada por la Cofradía de San Agustín. Seguidamente el Señor de la flagelación, la cual ha sido responsabilidad de la Cofradía del Montesillo.

A continuación el Señor de la coronación de espinas, representada por la Cofradía de la humildad, luego viene Jesús condenado a muerte, esta es representada por la Ecce Homo, sigue Jesús con la cruz a cuestas, en donde hace aparición la Cofradía de la preciosa sangre. Sigue Jesús cae por primera vez, episodio representado por la Cofradía de la preciosa sangre.

Posteriormente Jesús encuentra a su Madre representada por la Cofradía de Santiago apóstol, luego el pasaje de El Cirineo ayuda a Jesús, siendo la Cofradía de Tlaxcala la responsable. Ingresa la Cofradía de Tequisquiapan y Cofradía de la pasión damas hebreas, para el pasaje La Verónica enjuaga el rostro de Jesús. Seguidamente Jesús y las santas mujeres, el cual ha sido responsabilidad de la Cofradía Guadalupana.

La procesión continúa con el pasaje de Jesús cae por tercera vez, interpretado por la Cofradía de la tercera caída, luego sigue Nuestro Padre Jesús del silencio y Santa cruz, representado por la Cofradía de la Santa cruz. Uno de los pasajes más tristes Jesús despojado de sus vestiduras, en el cual actúa la Cofradía de San José. Viene entonces Jesús crucificado y María al pie de la cruz, interpretado por la Cofradía del refugio.

Ha llegado el pasaje en donde Jesús muere en la cruz, el cual es responsabilidad de la Cofradía Carmelitana, luego Jesús bajado de la cruz interpretado por la Cofradía del descendimiento, continúa el Santo entierro, que es representado por la Cofradía Franciscana y culmina con Nuestra señora de la soledad, donde la Cofradía de la soledad es la que debe cerrar el vía crucis.

A diferencia del vía crucis de Iztapalapa, no se realizan interpretaciones de los pasajes de la Pasión de Cristo en la procesión del Silencio, las Cofradías con sus trajes y su paso solemne y silencioso, llevan en hombros cada una de las imágenes que representan los pasajes de la pasión de Cristo. Adicionalmente la procesión tiene un punto de partida que se convierte también en el punto de llegada de la procesión del Silencio.

PROCESIÓN DEL SILENCIO

Semana Santa en San Luis Potosí

En la ciudad de San Luis Potosí se organiza un buen número de eventos culturales para la Semana Santa, sin embargo, definitivamente el evento más importante es la Procesión del Silencio. No obstante, este lugar ofrece diversas opciones y todas son excelentes alternativas que invitan a conocer y disfrutar la ciudad.

Semana Santa en San Luis Potosí puede ser realmente toda una aventura, iniciando con un hermoso paseo en “tranvía”. Mientras espera el gran evento de la procesión del silencio, puede visitar los museos de la Máscara y el de la Cultura.

Si desea mantenerse apegado a la tradición religiosa no deje de visitar los templos y plazas, en donde podemos destacar la Catedral, la iglesia del Carmen y el Santuario de Guadalupe. Asimismo, los parques el Tangamanga I y las haciendas Gogorrón, la de Peotillos y la de Peñasco son una gran alternativa. Pero el viernes es la noche más esperada, porque a las 8:00 pm inicia la Procesión del Silencio, la cual ha permanecido en la tradición de esta bella ciudad desde el año 1954.

Al día siguiente puede visitar los siete altares y en la tarde disfrutar de la famosa quema de Judas en la Plaza Fundadores. En caso de que en realidad solo asista a San Luis de Potosí para ser espectador de la procesión del silencio, existen alternativas mientras llega el día para conocer otras ciudades que se encuentran cercanas.

Estas ciudades también ofrecen alternativas para los visitantes. Por ejemplo en el Real Catorce, una población cercana a San Luis, el gobierno estatal y el municipio de la ciudad organizan eventos culturales y populares que se van desarrollando durante toda la Semana Santa.

Entre estas actividades se encuentran noches de teatro y las misas de lavatorio de pies los jueves santos, las cuales son una bella representación. También se hace con detalle la representación de la Última Cena, el escenario elegido para la misma es la Plaza de Armas.

Otro de los actos es la negación de Pedro en la calle Constitución, así como el encarcelamiento de Jesús en la Antigua Casa de Moneda. No obstante el plato fuerte es el día viernes, cuando comienzan a llegar desde muy temprano los espectadores del acto que concluye la Semana Santa, con un vía crucis.

Finalmente, cerca de San Luis de Potosí también está el poblado de Mexquitic, es el pueblo más antiguo de la zona y tiene como atractivo turístico una presa donde ofrecen paseos en lancha, deportes acuáticos y pesca. También hay un Museo-Zoológico de nombre José Villet, digno de visitar. Pero para continuar en el tema religioso no deje de visitar el convento franciscano del siglo XVI.

Si este articulo ha sido de su agrado, lo invitamos a conocer más sobre temas similares en los siguientes enlaces:

Deja un comentario!