Argumento Ontológico de San Anselmo: todo lo que necesitas saber de él

El Argumento Ontológico de San Anselmo, fue escrito por este Santo para establecer la hipotesis deque Dios existe. Sigue con nuestro articulo para que puedas conocer mas de él.

argumento ontologico de san anselmo-5

San Anselmo de Canterbury Doctor de la Iglesia

San Anselmo de Canterbury es considerado Padre de la Iglesia y uno de los 36 doctores, nació en en 1033 y murió en 1109, abad del monasterio benedictino de Bec, y luego nombrado arzobispo de Canterbury.

En este vídeo te enseñamos quien fue San Anselmo de Canterbury:

Tambien Te Recomiendo Ver...

Argumento Ontológico de San Anselmo

La versión de San  Anselmo del argumento ontológico aparece en su obra el Proslogium, en el Capítulo II, y es la declaración definitiva del argumento.

argumento ontologico de san anselmo-4

San Anselmo de Canterbury escribiendo

argumento ontologico de san anselmo-6

El argumento parece un razonamiento absurdo

El argumento tiene la forma de un razonamiento absurdo, lo que significa que toma una hipótesis, muestra que tiene implicaciones que caen en lo absurdo o de otro modo inaceptables, y así concluye que la hipótesis es falsa.

En el caso del argumento ontológico de San Anselmo, la hipótesis tratada de esta manera es la hipótesis de que Dios no existe.

El argumento de San Anselmo se basa en la concepción de Dios como “aquello de lo que ningún ser más grande puede ser concebido”.

Es esta concepción de Dios con la cual se supone que la hipótesis de que Dios no existe está en conflicto.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Si Dios es eso más de lo que ningún otro puede ser concebido, San Anselmo argumenta, entonces que no se puede imaginar nada que sea más grande que Dios.

Sin embargo, si Dios no existe, entonces se puede imaginar algo que es más grande que Dios, es decir, un Dios que sí existe.

argumento ontologico de san anselmo

su argumento ontologico se basa en la existencia de Dios

La hipótesis de que Dios no existe parece dar lugar a un absurdo lógico: que ambos son y no son algo que se puede imaginar que es más grande que Dios.

Existe, porque es posible imaginar un Dios que sí existe. No lo hay, porque es imposible imaginar algo más grande que lo más grande imaginable.

Sin embargo, una hipótesis que da lugar a un absurdo lógico debe ser falsa. La hipótesis de que Dios no existe, por lo tanto, es falsa; Dios existe.

Observa en este vídeo el argumento ontológico de San Anselmo con la fe razonable:

Una declaración formal de este argumento podría construirse de la siguiente manera:

  1. argumento ontologico de san anselmo-8

    De acuerdo a este argumento no hay nada mayor que dios

    Es una verdad conceptual (o, por así decir, verdadera por definición) que Dios es un ser que no puede imaginarse ninguno mayor (es decir, el ser más grande posible que pueda imaginarse).

  2. Dios existe como una idea en la mente.
  3. Un ser que existe como una idea en la mente y en la realidad es, en igualdad de condiciones, más grande que un ser que existe solo como una idea en la mente.
  4. Por lo tanto, si Dios existe solo como una idea en la mente, entonces podemos imaginar algo que es más grande que Dios (es decir, un ser posible más grande que existe).
  5. Pero no podemos imaginar algo que sea más grande que Dios (porque es una contradicción suponer que podemos imaginar un ser más grande que el ser más grande posible que pueda imaginarse).
  6. Por lo tanto, Dios existe.

En el Capítulo 3, Anselmo presentó un argumento adicional en el mismo sentido:

  1. argumento ontologico de san anselmo-7

    No podemos imaginar algo mas grande que Dios

    Por definición, Dios es un ser que ninguno puede ser imaginado.

  2. Un ser que necesariamente existe en la realidad es más grande que un ser que no necesariamente existe.
  3. Por lo tanto, por definición, si Dios existe como una idea en la mente pero no necesariamente existe en la realidad, entonces podemos imaginar algo que es más grande que Dios.
  4. Pero no podemos imaginar algo que sea más grande que Dios.
  5. Por lo tanto, si Dios existe en la mente como una idea, entonces Dios necesariamente existe en la realidad.
  6. Dios existe en la mente como una idea.
  7. Por lo tanto, Dios necesariamente existe en la realidad.

En este vídeo se presentan los diversoas argumentos de la existencia de Dios:

Esto contiene la noción de un ser que no puede concebirse para no existir. Argumentó que si se puede concebir que algo no existe, por tanto se puede concebir algo más grande. Es como preguntar si de verdad Jesucristo es Dios.

En consecuencia, una cosa que no puede concebirse nada más grande no puede concebirse para no existir y, por lo tanto, debe existir.

argumento ontologico de san anselmo-3

Su argumento ha sido causa de múltiples discusiones

Desde su propuesta, pocas ideas filosóficas han generado tanto interés y discusión como el argumento ontológico de San Anselmo. Casi todos los grandes filosofos de occidente han hallado  en este escrito algo que les llama la atención, y se han montado una serie de críticas y objeciones. Como las ideas de San Agustin que también han sido muy discutidas.

En este vídeo puedes comprender los puntos de vista de San Anselmo y san Agustín:

El primer crítico del argumento ontológico de san Anselmo fue, Gaunilo de Marmoutiers. Este uso la idea de una isla, en donde el  punto a discutir podría usarse para probar la existencia de algo. Esto fue el primer punto de muchas cosas, en que se intento demostrar que el argumento tiene consecuencias absurdas. 

argumento ontologico de san anselmo-2

Santo Tomas de Aquino refuto este argumento

Más tarde, Tomás de Aquino rechazó el argumento ontologico de San Anselmo sobre la base de que los humanos no pueden conocer la naturaleza de Dios. Finalmente, los filósofos, descartaron la coherencia de un ser de máximo alcance y propusieron que algunos atributos de grandeza son incompatibles con otros, lo que hace que el “máximo gran ser” sea incoherente.

Mira este vídeo donde se hace una critica completa al argumento ontológico de San Anselmo:

Dejar Comentario