San Alberto Magno, teólogo, geógrafo y filosofo siglo XIII

Loading...

En la religión católica encontramos personas comunes dedicadas a diversas profesiones y con una vida común pero ejemplar, tanto así que son beatificados. En este caso hablaremos de San Alberto Magno, un geógrafo, filósofo e incluso químico cuya vida lo llevó a la beatificación.

San Alberto Magno

Historia de San Alberto Magno

San Alberto Magno nació en el año 1193 en la ciudad de Lauingen en la antigua Baviera, actualmente Alemania y falleció en la ciudad de Colonia en el año 1280. Se destacó por ser un sacerdote que llegó incluso a ser obispo doctor de la Iglesia, además fue un gran teólogo, geógrafo, filósofo y un estudioso muy representativo de la química, es considerado un polímata de la ciencia medieval caracterizado por su nobleza y  liderazgo.

Estudió en la ciudad de Padua en Italia donde se formó como  sacerdote en el convento de Santo Domingo de Guzmán. En este lugar profundizaría sus conocimientos sobre la filosofía aristotélica, siendo en la ciudad de París en Francia donde obtuvo un doctorado en esta área de conocimiento en el año 1245. Además, sus amplios conocimientos le llevaron a enseñar en algunas de las pocas Universidades que había en ese momento.

Docencia

Estando en la Universidad de París tradujo, comentó y clasificó textos antiguos vinculados con la filosofía Aristotélica. Por otro lado, añadió a estos escritos sus propios comentarios y experimentos, aunque Alberto Magno no tenía la misma visión de estos experimentos como la tendrían luego los fundadores de la ciencia moderna. La visión experimental de Alberto Magno se basaba en la observación, descripción y clasificación.

Estos trabajos tanto de la filosofía Aristotélica como los otros realizados por Alberto Magno, sentarían las bases para los trabajos de quien sería su discípulo Santo Tomas de Aquino.  Dentro de los trabajos más relevantes de Magno lo encontramos en áreas como la botánica y la alquimia, dentro de esta última se destaca el descubrimiento del arsénico en el año 1250. En lo que respecta a la geografía y a la astronomía, Magno explicó con argumentos sólidos que la tierra es esférica.

San Alberto Magno

Vida religiosa

Entre los años 1259 y 1260, Alberto Magno fue ordenado como obispo de la sede de Ratisbona en Alemania. Cargo que dejaría tiempo después de haber remediado algunos inconvenientes que tenía la diócesis. En el año 1263, el papa Urbano IV aceptaría su renuncia y le permitió volver a la vida comunitaria en el convento de Wurzburgo y estando ahí enseñaría en la Universidad de Colonia.

Alberto Magno fallece finalmente a la edad de 87 luego de que fuese afectado por un infarto cuando se encontraba hablando con sus hermanos en la ciudad de Colonia.  Tiempo antes de fallecer ya había mandado a construir su propia tumba ante la cual rezaba el oficio de difuntos. En la actualidad sus restos mortales descansan en la cripta de la Iglesia de San Andrés en la ciudad  de Colonia.

Beatificación

San Alberto Magno es como pasaría a ser conocido luego de su beatificación en el año 1622, pero la canonización tardó mucho tiempo en llegar.  Entre los años 1872 y 1927 los obispos alemanes le pedirían a la Santa Sede del Vaticano la canonización de Alberto Magno pero no tuvieron éxito.

Finalmente en el 16 de diciembre del año  1931 el papa Pío XI proclamaría a Alberto Magno como el doctor de la Iglesia, esto equivaldría a su canonización dentro de la Iglesia Católica. La fiesta de este santo se celebra el 15 de noviembre. A San Alberto Magno se le considera como el santo patrono de los estudiantes de ciencias naturales, químicas y exactas.

Obras de San Alberto Magno

Las obras de San Alberto Magno serían recopiladas en el año 1899 y suma un total de 38 volúmenes. En estas obras se recolectan los grandes conocimientos de este santo en áreas de conocimiento como teología, botánica, geografía, astronomía, mineralogía, alquimia, amistad y amor.

Debemos incluir entre sus obras la Interpretación y síntesis de la totalidad de las obras de Aristóteles. Dichas obras fueron extraídas de traducciones y notas hechas en latín de escritores árabes. La mayoría de la información moderna que se tiene de Aristóteles fue preservada y presentada por Alberto Magno.​

Las principales obras de San Alberto Magno tienen una inclinación mayor hacia lo filosófico que hacia lo teológico.  Sus obras filosóficas,  ocupan los primeros seis volúmenes y el último de los 38 volúmenes. Estos se dividen de acuerdo al esquema aristotélico de las ciencias, este consiste en interpretaciones y síntesis de las obras pertenecientes a Aristóteles, haciendo uso de debates complementarios sobre temas da la contemporaneidad.

San Alberto Magno

La visión filosófica de San Alberto Magno era bastante avanzada para la época puesto que aseguraba que el enfoque de Aristóteles con respecto a la filosofía natural no representaba un impedimento para el desarrollo de una visión filosófica cristiana del orden natural.​

El conocimiento que tenía San Alberto Magno sobre las ciencias naturales era bastante preciso para la época. Tanto así que mejoró algunos trabajos científicos que se creían bastante avanzados para ese entonces. Sus libros sobre botánica, zoología y minerales estaban sustentados sobre información de fuentes antiguas pero con resultados hechos con sus propias investigaciones empíricas.

Estas investigaciones impulsarían varias de las ciencias especializadas como lo fue en el caso de la embriología. Por ejemplo, Magno lograría identificar los órganos dentro de los huevos de un ave. Además debemos agregar que antes de Alberto, no existía ningún estudio sistemático sobre minerales.

Debemos mencionar que gran parte de las contribuciones empíricas hechas por San Alberto Magno a las ciencias naturales han sido descartadas y reemplazadas. Pero su enfoque de la ciencia para ese momento era sorprendentemente moderno. A continuación profundizaremos un poco más sobre las obras de este santo en áreas como la mineralogía y sus escritos filosóficos sobre el alma.

San Alberto Magno

Sobre los Minerales

En estas obras se incluyen escritos sobre Metales y Materiales, algunos Secretos de Química para el momento, descripciones del origen de los metales y los compuestos. Además hay un apartado especial donde se recolectan observaciones hechas por San Alberto Magno sobre la piedra filosofal. Todos estos temas se pueden encontrar en un libro cuyo título es  “Theatrum Chemicum”.​

A San Alberto Magno se le atribuye el descubrimiento del arsénico, un elemento químico perteneciente al grupo de los metaloides. Además realizó experimentos con productos químicos que son fotosensibles como lo es el nitrato de plata. Alberto creía que los minerales tenían propiedades ocultas, sin embargo existe poca evidencia sobre que él personalmente haya realizado experimentos alquímicos para demostrar dichas propiedades ocultas.

Loading...

​Sobre el Alma

Luego de haber escrito su obra enciclopédica sobre las ciencias naturales, San Alberto Magno volvería a sus raíces filosóficas y se centraría en el estudio del alma, esto ya que consideraba que la filosofía contribuye con conocimiento no sólo de la naturaleza sino también de las ciencias divinas.

San Alberto Magno sostenía que la esencia del alma consiente es una sustancia incorpórea y con principios de movimiento. Esto quiere decir que el alma está provista de un cuerpo que le permite trasladarse de un lado a otro. Por otro lado el alma está sola y se diferencia del alma intelectual ya que esta perece con el cuerpo.

El alma es concebida como el centro de todos los sentidos, a esto se le conoce como “Sentido Común” en la actualidad. San Alberto Magno lo posicionaba en el cerebro anterior, lugar donde convergen los nervios sensibles. Por otro lado, la memoria reside en la parte posterior del cerebro, mientras que entre la parte anterior y la posterior del cerebro se encuentra la zona de la inteligencia.

Alberto Magno aseveraba que las cualidades supranormales están vinculadas a la lejanía de las cosas sensibles, para ello se debía vivir en soledad y en abstención de placeres carnales para así poder conectar con nuestra alma en esencia.

Aportes de San Alberto Magno

San Alberto magno además de ser un hombre religioso fue además un científico con grandes aportes para la época, sobre todo en áreas como la alquimia y la astronomía. A continuación destacaremos los aportes más relevantes de este santo para la comunidad científica y otras áreas de la vida.

Alquimia

Mucho tiempo después de su muerte, surgieron muchos mitos y leyendas entorno a San Alberto Magno y la alquimia. A este Santo se le han atribuido muchos tratados vinculados a la alquimia pero en os escritos done se ha comprobado su autoría, en realidad habría escrito poco sobre la alquimia. Si es cierto que Alberto Magno se refirió a esos temas por medio de comentarios sobre Aristóteles. El que más destaca es el referente al poder de las piedras, pero no detalla con exactitud cuáles podrían ser estos poderes.

Por otro lado, existe un amplio abanico de trabajos que se acreditan a Alberto Magno aunque no se tiene certeza si pertenezcan a este santo. En estos escritos se justifica la creencia de que Alberto Magno dominaba la Alquimia, una de las ciencias más explotadas durante la Edad Media.

Estas obras que destacamos incluyen trabajos sobre metales y su origen, compuestos metaloides y secretos de la química. Por otro lado, existe un escrito bastante controvertido donde se recolectan observaciones sobre la piedra filosofal hechas por San Alberto Magno.

Dentro de todos estos estudios sobre la alquimia y la química, se sabe con certeza que Alberto Magno fue quien descubrió el Arsénico. Si bien es cierto que este producto habría sido trabajado por otros alquimistas, Alberto fue el único que logró aislarlo de forma pura y describirlo. Además se sabe que trabajo con compuestos como el nitrato de plata pero hasta la actualidad no se sabe con qué fin lidero estos experimentos.

Existe una leyenda bastante popular entorno a San Alberto Magno y la alquimia. Se piensa que Alberto habría descubierto la piedra filosofal y este se la traspasaría a su alumno Tomás de Aquino antes de fallecer.  Existen evidencias de que Alberto no confirma el descubrimiento de  la piedra en sus escritos, pero existen registros de que fue testigo de la creación de oro por transmutación.

Astronomía

Una de las áreas de la ciencia donde Alberto Magno estaba profundamente interesado era en la astronomía. Durante la edad media,  la astrología era una ciencia ampliamente aceptada por científicos quienes sostenían la teoría del microcosmos dentro del macrocosmos.

En base a esta teoría se creía que los cuerpos celestes seguían patrones y ciclos análogos a los de la Tierra. Con esta visión, era razonable afirmar que con la astronomía se podría predecir el futuro de un ser humano. Con ello San Alberto Magno no concordaba y argumentaba que  la comprensión de los cuerpos celestes no predecían el futuro de una persona pero su nos ayudaría a vivir más próximos a los preceptos cristianos.

La declaración más completa de la visión astrológica de Alberto Magno se encuentra en un trabajo escrito en el año 1260 cuyo titulo es “Speculum astronomiae”. No destaco por ser un libro muy novedoso ya que su creencia se podía encontrar en casi todos los libros que ya habría escrito para el momento.

Materia y forma

San Alberto Magno creía que todos los seres naturales estaban compuestos de pateria y de forma, refiriéndose a este principio como “quod est y quod est”que en español significan “La existencia y el ser”. Por otro lado, Alberto creía que Dios es la única entidad gobernante absoluta.

Música

Probablemente este sea uno de los aspectos menos conocidos de este científico pero Alberto era también conocido por sus comentarios sobre la musical de su época. Una gran parte de sus comentarios musicales fueron escritos en su la poética de Aristóteles. Una de sus ideas más destacadas era el rechazó a la idea de la  “música de las esferas” ya que la tildaba de ridícula.

Por otro lado, escribió de forma extensa sobre las proporciones en la música y sobre los tres niveles subjetivos en los que el canto llano podría afectar al alma. Con estos cantos Alberto creía que se podía eliminar lo impuro del alma y así conducir a la iluminación. El detalle que más captó la atención de los músicos de la época era la percepción del silencio como parte de la música, visión propuesta por Alberto Magno.

En este artículo pudimos conocer sobre San Alberto Magno quien tuvo un papel muy importante dentro del catolicismo siendo Obispo en Alemania pero además dejo su huella en el mundo filosófico y de las ciencias exactas. Existen muchas especulaciones sobre su papel en la alquimia pero no son más que especulaciones, lo cierto es que este fue un personaje que no abandono nunca su fe en dios por la ciencia y ambas las llevó de la mano para cultivar sus conocimientos. También te pueden interesar los siguientes artículos:

Loading...

Deja un comentario!