Caracteristicas del Cristianismo: en la edad media, imperio romano, del amor cristiano y más

El cristianismo es una religión que data del siglo I de nuestra Era y abarca iglesias como la católica, la protestante y la ortodoxa.  Todas ellas con diferentes enfoques, ritos y prácticas cristianas. Para conocer más englobaremos las características del cristianismo, comunes a todas sus denominaciones cristianas, para su fácil comprensión.

Características-del-cristianismo-02

Características importantes del cristianismo

Primeramente, su nombre proviene del griego “christianos” que deriva de “Christós”, que viene del vocablo hebreo Mesías y significa “ungido”. Con este nombre se mantuvo y se ha mantenido, reuniendo diferentes doctrinas, algunas muy desiguales en su interpretación religiosa, pero con los mismos basamentos místicos, en su mayoría.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Creencias

Las creencias del cristianismo varían según la secta específica a la que pertenezcan y las diversas interpretaciones y valoraciones de la mitología cristiana, aunque convergen en los siguientes puntos: Dios creó el Universo y todo lo que existe, se sostiene por la palabra de Dios Padre, creen en la doctrina de la Santísima Trinidad (Padre, Hijo, Espíritu Santo en una sola persona).

Dios ofreció la salvación y vida eterna a quienes obren de buena fe en sus acciones; Jesucristo reveló la verdadera naturaleza de Dios a toda la humanidad y anunció la venida del Espíritu Santo. (ver artículo: Quien es Dios)

Doctrina

La doctrina cristiana principalmente profesa el perdón de los pecados. Varía según la Iglesia a la que se pertenezca, pero coinciden en profesar lo siguiente:

El amor como única forma de seguimiento de Dios, plantea que la fraternidad, la humildad, el servicio y la caridad deben ser la esencia del estilo de vida del creyente. Todo fundamentado en el mandamiento del amor al prójimo.

Es una religión mesiánica, es decir, Jesús de Nazaret o Jesucristo es el Mesías prometido por el Antiguo Testamento y por tanto, el Salvador.

La segunda venida del Mesías. Con la llegada del Mesías se cumpliría el advenimiento del juicio final, en la que los justos serán premiados por Dios, con el reino de los cielos y los pecadores serán juzgados y castigados por Satanás, en el infierno; siguiendo la resurrección de los difuntos y la vida eterna.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Resurrección y la vida eterna

Esta noción de vida eterna no era muy común entre los judíos del tiempo de Jesús, quien defiende la vida eterna centrada en Dios. El cristianismo, con esta idea de la resurrección va en dirección contraria a la reencarnación, para ellos sólo hay una vida y como tal debe ser valorada y respetada. (ver artículo: Fundador del cristianismo)

Nuevo Testamento

El texto sagrado y fundamental del cristianismo es la Biblia, compuesta por el Antiguo y el Nuevo Testamento, aunque éste último es el de orientación fundamental. Pero la manera de interpretarla es lo que ha permitido el surgimiento de diversas iglesias cristianas.

En él se reúnen los cuatro evangelios canónicos de Marcos, Mateo, Lucas y Juan, en los que se resume el mensaje de Jesús. Además, el libro de los “Hechos de los Apóstoles”, las cartas pastorales de Pablo, Pedro, Santiago y Juan, y las visiones proféticas del Apocalipsis, están igualmente contenidos en la Biblia.

La Cena del Señor

Su principal ritual es la Cena del Señor.  La participación en este memorial representa el compromiso del seguimiento de Cristo, expresado en el consumo del pan y el vino, símbolos del cuerpo y la sangre de Jesús. Tanto los cristianos católicos como los ortodoxos llaman Misa a este ritual. Para los protestantes el término utilizado es santa comunión y culto, según la confesión, pero hay algunos que también la llaman Misa.

Características-del-cristianismo-03

Símbolos cristianos

Símbolos

Estos símbolos cristianos suelen ser la cruz, el pez o el ancla. A través de los siglos, cada iglesia ha establecido sus propios símbolos y formas. Los cristianos veneran imágenes, mientras que los protestantes desaprueban esa costumbre.

Dualidad de Cristo

En la doctrina cristiana muestran a Jesús con naturaleza dual, una humana y otra divina a la vez. La dualidad entre carne y alma se manifiesta también con esta creencia, cuerpo perecedero y espíritu inmortal, que ha venido trascendiendo desde tradiciones muy antiguas.

Ritos

El cristiano cumple con varios ritos cristianos, con sus variantes en cada iglesia:

Bautismo cristiano, que representa la iniciación a la fe cristiana y recuerda el bautizo de Jesús en el río Jordán, de manos de Juan Bautista.

Confirmación, con la que se ratifica la aceptación de la fe cristiana.

La misa constituye la  reunión semanal de la liturgia, en la que se reza y comparten rituales en la comunidad.

Penitencia y confesión, como forma de arrepentimiento y perdón de los pecados, a través de su expiación, por medio del rezo o la penitencia.

Matrimonio cristiano, es la unión sagrada entre un hombre y una mujer, cumpliendo con los requisitos religiosos y legales.

Extremaunción, viene siendo la despedida y acompañamiento místico de los enfermos de gravedad.

Oración para comunicarse con Dios y manifestar la fe cristiana. Se dirige a Dios Padre o a un miembro del santoral católico u ortodoxo, también válido por medio de cánticos y salmos, sobre todo en las iglesias protestantes.

Características-del-cristianismo-04

Fieles

Hay millones de fieles regados por todo el planeta, que siguen el cristianismo. Es la religión más popular del mundo, con más de 1.280 millones de seguidores, según datos del año 2015.

Cristianismo primitivo

Esta expresión tiene diversos sentidos porque puede estar refiriéndose a la primitiva comunidad cristiana de Jerusalén, así como a la Iglesia del tiempo apostólico (antes del año 70 d.C.). Los escritos del Nuevo Testamento nos transmiten una imagen del cristianismo oficial, junto a otras tendencias religiosas marginales.

Del mismo modo nos informa sobre la difusión de la Iglesia dentro del contexto griego y romano del Mediterráneo. Fue el primer período en la historia del Cristianismo y se caracterizó por ciertos aspectos como:

Los apóstoles eran testigos de la fe y fundaban las comunidades, escogían colaboradores para cumplir estas funciones. Los textos del Nuevo Testamento aún estaban en los principios de su fijación escrita, se regían por el Antiguo Testamento. Predominaba en esa época los conflictos entre el cristianismo judaizante y el de los gentiles, de los cuales hay testimonios muy elocuentes en los “Hechos de los Apóstoles” y las cartas de Pablo.

Esta comunidad primitiva fue imaginada como un ideal de amor y pobreza, la realización de la perfección evangélica y así aparece en los “Hechos de los Apóstoles”. Se habla de la unidad de los corazones, así como de la repartición de bienes, pero se dieron escisiones muy serias en diferentes lugares.

Características-del-cristianismo-05

Arte paleocristiano

Desde los orígenes de la religión del cristianismo, ésta había segregado sus propias manifestaciones artísticas, siguiendo la tradición clásica grecorromana y oriental. El expresionismo cristiano sustituyó al realismo clásico. La perspectiva y el modelado sustituyen a las figuras planas y sin fondos.

Del mismo modo, la realidad espiritual a la física, la iconografía al peso estético. El cristianismo se difundió primeramente por las provincias romanas de Oriente, lo que supuso una influencia anticlásica de un arte simbólico y expresivo, según la tradición egipcia, persa, entre otros…

La liturgia cristiana exige que todos los fieles se congreguen en sus templos, catacumbas y basílicas, por lo que sus paredes se llenaron de imágenes y escenas elocuentes de los pasajes bíblicos, para que no hubiera dudas de su existencia.

Con esas dos características, simbolismo y sencillez iconográfica, unidas al retroceso cultural que se produjo en el Imperio Romano debido a la crisis económica y política, a partir del siglo III, el arte cristiano occidental sufrió un proceso de esclerosis artística, de regresión y primitivismo. Esto fue mejorando a medida que fue despertando el naturalismo gótico del siglo XIII.

Entre sus características más notables están: el pequeño número de figuras y de diversos objetos; poca variedad de colores; pinturas sugerentes, no figurativas y dirigidas al espectador, casi siempre de frente, aun cuando no son frontales.

No era fácil conseguir representaciones de la esencia de la divinidad, Dios; había una perspectiva jerárquica de las figuras, las más importantes eran las más grandes, además de que iban en la parte de atrás; el gesto era un detalle importante de mostrar y el desnudo era excepcional.

Cristianismo en Roma

Gracias al decreto del emperador Teodosio, en el año 380 d.C., el cristianismo se convirtió en la religión exclusiva del Imperio Romano, con trascendentales consecuencias. Con este decreto se unieron las raíces judeo-cristianas de Europa con la cultura greco-romana.

Las iglesias fueron incendiadas, los cristianos perseguidos, sobre todo durante el gobierno del emperador Diocleciano (245-316 d.C.) y sus patrimonios eran confiscados, hasta que se celebró el Concilio de Nicea en el año 325 d.C.

Diocleciano quería revivir los viejos cultos paganos y asimilarlos como la religión del Imperio, pero cuando llegó Constantino (285-337 d.C.) su política anticristiana desapareció.

El Imperio Romano estaba pasando por un buen momento, sus organismos militares y administrativos estaban funcionando bien, había una zona de libre comercio que hizo progresar el aspecto económico. En Roma sus habitantes gozaban de derechos civiles, lo que contribuía a una creciente y mejor cohesión entre ellos, pero no había libertad religiosa.

Cristianismo en la Edad Media

Cuando gobernaba el emperador Teodosio el Grande, en el 381 d.C., el cristianismo se proclamó como la única religión aceptada en el Imperio Romano, gran logro reconocido, pero cuando dividió el Estado a sus hijos, también fue el culpable de la división definitiva de dicho Imperio.

Gracias a la expansión del cristianismo, la Iglesia tenía más poder y quería obtener además, el poder secular, por medio de juramentos de lealtad frente a varios monarcas.

La disputa teológica que se suscitó sobre la doctrina de la Trinidad y la verdadera naturaleza de Cristo, provocó ciertos roces entre los rivales que querían luchar por el poder papal.

Esas disputas fueron las causas de varios cismas acaecidos dentro de la Iglesia de Oriente, así como la sensación de la existencia de una alienación entre las iglesias occidentales y orientales, la cual cesó en el año 1054, año en que tuvo lugar el Gran Cisma, el cual dividió a la iglesia cristiana en oriental u ortodoxa y occidental o católica.

Cultura y educación

Muchos de los logros conquistados por la iglesia cristiana en el aspecto cultural y educativo, se debieron a la labor de los monjes, quienes rechazaron el fuerte ascetismo de los primeros peregrinos y patriarcas.

Los monjes se dedicaron a servir a Dios y a la humanidad, sus primeros monasterios eran centros científicos y espirituales. Los importantes escritos de los períodos griegos y romanos se guardaron en las bibliotecas de esos monasterios.

La filosofía antigua fue muy apreciada, aun cuando no tenía el mismo nivel de importancia que le dieron a las creencias y teologías contemporáneas. Las abadías abrieron sus propias escuelas y las comunidades monásticas practicaron la agricultura y el comercio, trabajando conjuntamente con la población local.

En estas abadías también investigaron sobre las plantas medicinales y métodos de curación. Las iglesias crecieron en el plano económico, obteniendo riqueza y grandes propiedades, gracias a las generosas donaciones y negocios prósperos, situación que generó un conflicto entre el poder religioso y el poder secular.

Arte

En cuanto al arte, el período románico fue el más destacado después del final de la antigüedad europea. Caracterizado por sus formas masivas y clásicas, seguido por el período gótico, cuyas catedrales con grandes torres elevadas hacia el cielo, semejaban a los dedos apuntando hacia arriba.

Iglesia

El cristianismo europeo se encontraba en una crisis de identidad, algo que permitió que las corrientes opuestas a la Biblia aumentaran su poder. Los movimientos radicales que creían en el fin del mundo, léase arnoldinos, cátaros, albigenses y valdenses, se apostaron fuera de la iglesia y provocaron persecuciones cada vez más frecuentes.

La Inquisición fue un instrumento terrorífico de control y opresión religiosa. Para ese entonces, la Iglesia reconoció las “órdenes de mendigos”, con el fin de reducir las críticas a su riqueza y la naturaleza secular del papado. Los franciscanos, en el siglo XIV, cuestionaron el derecho de la Iglesia al poder secular y el uso de la riqueza.

Lugares sagrados

Considerado el sitio más sagrado para muchas denominaciones cristianas, incluida obviamente la Iglesia Católica, es la Iglesia del Santo Sepulcro, la cual está ubicada en el Barrio Cristiano de la ciudad vieja de Jerusalén. Aquí fue donde Jesucristo resucitó de entre los muertos. Además de éste están lugares también sagrados como Jerusalén, Belén y Nazaret.

Matrimonio cristiano

Tanto la Biblia como los pensadores cristianos con cierta influencia, tienen mucho que decir con respecto al matrimonio cristiano, aun cuando no es el dominio distintivo de la iglesia cristiana.

Sólo por ser religioso o ser cristiano no significa que se tendrá un matrimonio duradero y feliz. Algunos escritores cristianos, durante el primer siglo, escribieron sobre la relación entre fe y el matrimonio. Pablo escribió:

Así también, los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia, porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos. Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne“.

En este versículo, Pablo compara la relación entre marido y mujer con la relación entre Jesús y la iglesia. Esto genera implicaciones muy importantes en la naturaleza del matrimonio cristiano.

Amor Cristiano

Agapē es una palabra griega usada en las enseñanzas de Jesús y en los primeros escritos cristianos, con la cual se describía el tipo de amor que Dios manifiesta a los seres humanos. Palabra que no tiene que ver con los conceptos de fantasía del amor romántico, con los que se crean tantos mitos del matrimonio, sobre todo en la cultura occidental.

Al principio de la relación este agapē puede ser muy placentero, pero también es susceptible a soportar altibajos en la vida en común,  “en lo próspero o en lo adverso” del matrimonio. El hacer este esfuerzo para mantener este amor incondicional activo, todos los días, define a un matrimonio realmente cristiano, caracterizando a una vida auténticamente cristiana.

Noviazgo cristiano

Uno de los grandes problemas de los cristianos y los que no lo son también, es conseguir una pareja ideal, que se adapte a sus gustos, a sus creencias, su cultura. Pero a veces olvidan cómo deben hacer para que el noviazgo termine en un final feliz, en un matrimonio cristiano.

Acá hay unos consejos que dan a las jóvenes parejas cristianas para llegar a un matrimonio feliz:

  • Para tener un noviazgo que sea de bendición, ambos deben tener buena comunión con Dios, permaneciendo en constante oración y ayuno, si no hay buena relación con Dios no habrá buena relación. Deben orar el uno por el otro de forma contínua y asistir siempre a la Iglesia, pues solo si aman a Dios verdaderamente, podrán amarse ambos de manera también verdadera.
  • Una pareja de novios debe sujetarse a lo que sus líderes y pastores les digan, ya que sus consejos son parabienes, al igual que los padres, a quienes deberán pedir permiso cada vez que salgan juntos, acción agradable a los ojos de Dios. El pastor los puede ayudar en cuanto al noviazgo y los guía para que eviten caer en pecado.

Cosas que deben y no deben hacer

  • Hay cosas dentro del noviazgo que no se pueden hacer, sólo pueden hacerlas quienes ya están casados. Se debe tener paciencia y mantener la mente ocupada en otras cosas más importantes. No se deben tener relaciones sexuales antes de casarse, pues esta es una de las cosas que el cristianismo deja para el momento del matrimonio, ya que el sexo no es para obtener placer, sino para procrear nuevas personas.
  • Lo que sí deben hacer dos novios es apoyarse mutuamente en todo, deben ser “la ayuda idónea” como dice la Biblia. Aconsejarse mutuamente, motivarse a cumplir los sueños y metas deseadas, animarse si están pasando por malos momentos y orar en forma unida.
  • Se pueden ayudar en las tareas académicas para lograr terminar una carrera que los ayudará a mantenerse económicamente en el hogar que ambos formarán. Cuando un hombre ama a su pareja no la incitará a pecar, debe procurar su bien, si no es así, deja en evidencia que no hay amor verdadero en ese noviazgo, sólo una relación para desahogar los deseos e impulsos sexuales.

Líder cristiano

Ser cristiano significa, en primer lugar, que debe tener una relación de amor cercana con Dios, considerarlo como su Padre y a Jesucristo como su hermano. Ser fiel a lo que dice su hijo, seguir sus enseñanzas y ponerlas en práctica, fortaleciendo la fe y la espiritualidad a través de los medios que Él dejó. Debe practicar la justicia y la caridad con el prójimo, como lo dicen las escrituras sagradas.

Un líder cristiano, por su parte, debe tener en cuenta que las personas a las que dirige son fines en sí mismos y no medios, que pueda utilizar y luego desechar. El fin del líder es servir y no aprovecharse de las personas a su cargo, enseñar y no castigar, perdonar y no usar la venganza. Ser líder no es fácil, se requieren muchas virtudes, entre ellas la paciencia, la constancia y la fortaleza.

Paciencia, constancia y fortaleza

La paciencia lo ayudará a superar los cambios que observará a través del tiempo, hay que saber esperar para poder ver los frutos de las acciones que lleva a cabo, las que parecieran imposibles de alcanzar cuando se empieza.

Mientras que la constancia ayudará a ser más misericordiosos y caritativos, cada vez más, su cristianismo no puede depender del humor del día, al contrario se basa en los actos buenos, repitiéndolos una y otra vez hasta que los asimile.

Para no sucumbir ante las seducciones que se presentan en el mundo a diario, hace falta tener fortaleza, luchar contra el egoísmo, el consumismo y el relativismo.

Hay que pensar en ayudar a los demás a crecer y desarrollarse como seres humanos de bien, no aprovecharse de ellos, tentación que se presenta a los líderes de manera regular y que a veces obstaculizan la manera de ejercer el liderazgo de manera productiva y positiva.

Humanismo cristiano

Esta interpretación del cristianismo en clave humanista se da como parte de un proceso que comenzó el siglo pasado hasta nuestros días, para revisar las doctrinas cristianas y adaptarlas al mundo moderno. Mundo que la Iglesia católica había adoptado, a través de muchos siglos, por medio de la Contrarreforma, con una posición de rechazo o abierta condena.

La Iglesia se vio obligada a cambiar la visión del mundo que había heredado de la Edad Media, así como la defensa del orden social que estaba ligado a ella. Durante este proceso se sufrieron duras resistencias, cambios de rumbos y replanteos.

Social cristianismo

En contraste con el liberalismo, el cual tuvo su auge en la Europa de los siglos XVIII y XIX, y del socialismo, también de la Europa del siglo pasado, surge el social cristianismo.

Se fundamenta en el Derecho Natural y la Doctrina Social de la Iglesia, sobre todo en las Encíclicas Papales, las que hacen prevalecer el consenso ante las luchas violentas que afectan a gran parte de la humanidad; en la justicia social, que debe estar por encima del individualismo; en los humanos como seres libres y en la fraternidad, solidaridad, bienestar y amor al prójimo como tarea de todos.

Esta doctrina socialcristiana tiene un contenido filosófico y uno instrumental o tecnológico; es un orden y un método, desde el punto de vista político. Como filosofía garantiza los derechos esenciales del ser humano, vinculados necesariamente a una responsabilidad social.

Garantiza así mismo el pluralismo, el que permite la convivencia de diversas ideologías; el sistema representativo, que permite que los gobernantes sean elegidos por el pueblo; apoya la división y control en el ejercicio del poder.

A nivel instrumental o tecnológico constituye un método para solucionar los conflictos, mediante la aplicación de determinadas técnicas sociales.

Calendario Cristiano

El calendario cristiano o católico, también llamado litúrgico, es un índice del año arreglado por los católicos para regir los períodos de la vida espiritual. Detalla una lista de fiestas, ayunos y días de los santos, tomando como punto de partida, obviamente, la conmemoración de la Resurrección de Jesucristo, el día de Pascua.

Estos períodos o tiempos litúrgicos son:

Adviento, que comienza cuatro domingos antes del Día de Navidad y se extiende por cuatro semanas. Finaliza con la víspera de la Natividad del Señor el 25 de Diciembre.

Navidad, comienza con las primeras vísperas de la Natividad del Señor (25 de diciembre), terminando con las segundas vísperas del Bautismo del Señor. Esta fecha se celebraba en Roma antes del año 354 d.C.

Cuaresma es un período preparatorio para las solemnidades pascuales. Empieza el miércoles de ceniza hasta la misa de la cena del Señor, el Jueves Santo. Había lugares en los que tomaban la Cuaresma como un período de ayuno, aunque no necesariamente diario, en todo caso, los domingos y los sábados en Oriente.

También forman parte del calendario cristiano el Triduo Pascual, el Tiempo Pascual y la Segunda parte del Tiempo Ordinario.

Dejar Comentario