Judíos Mesiánicos: en Israel, Colombia, Nueva York y los famosos

El judaísmo mesiánico se originó de las misiones hebreo-cristianas, con el objeto de evangelizar al pueblo judío, entre los siglos XIX y XX. Los judíos mesiánicos creen en Jesús, se han convertido en un fenómeno en ascenso y ya alcanzan medio millón de seguidores en todo el mundo.

¿Quiénes son los judíos mesiánicos?

El movimiento “mesiánico” tiene su origen en la Iglesia de Inglaterra, llamada también Anglicana o Episcopal, que constituyen una de las principales tendencias del Protestantismo en Europa. No surgió, como se cree, del Judaísmo, apareciendo como una tendencia que se replantea el tema de Jesús de Nazaret, aceptándolo como el Mesías.  (Ver artículo: ¿De qué trata el judaísmo?).

Se compone de elementos judíos y cristianos, como el descanso sabático y la comida Kosher, sumados a los del cristianismo de corte evangélico.

Los judíos mesiánicos se consideran ellos mismos como “judíos en religión” y como “auténticos observantes” de la Torá. Se han topado con los ultraortodoxos y los reformistas, además de otros, que no ven al judaísmo mesiánico como una vertiente del Judaísmo, ya que los judíos mesiánicos aceptan el Nuevo Testamento y a Jesús de Nazaret (Yeshúa, en hebreo bíblico) como el Mesías de Israel. (Ver artículo: ¿Dónde crucificaron a Jesús de Nazaret?).

Orígenes

Sus antecedentes provienen del Anglo-Israelismo, que era una tendencia ideológica consolidada hacia el siglo XVIII y se definió en los siglos XIX y XX, nutriendo las tendencias heterodoxas del Protestantismo anglosajón. Estas creencias anglo-israelitas se apoyaban en la teoría de que los anglo-sajones eran descendientes directos de una tribu perdida de Israel.

El teólogo Edward Hine, en el siglo XIX, la llevó a su forma clásica cuando aseguró que los ingleses eran descendientes de la Tribu de Efraim. Vale acotar que en ese momento Inglaterra se estaba convirtiendo en la mayor potencia colonial a nivel mundial y tenían interés en demostrar que ellos pertenecían al “cristianismo correcto”, por lo que tenían la preferencia de Dios. (Ver artículo: Origen del Cristianismo)

Esta teología quería proponer que los ingleses eran parte física de Israel y en consecuencia, las promesas hechas por Dios a Israel, realmente eran un patrimonio de los ingleses.

Judíos-mesiánicos-03

Características de los judíos mesiánicos

El movimiento llamado Judaísmo Mesiánico engloba una gran variedad de creencias. Pertenecen a él aquellos judíos que afirman la mesianidad de Jesucristo, además de que insisten en las raíces judías de la verdadera religión. Los judíos mesiánicos aceptan al Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento como palabra de Dios.

Dentro de ese grupo encontramos los mesiánicos trinitarios y unitarios, mesiánicos cristianos y católicos. Todos ellos están clasificados en las corrientes comunes del judaísmo, según su espiritualidad: conservadores, quienes a pesar del Evangelio conservan las enseñanzas talmúdicas, los ortodoxos, sujetos al cumplimiento literal de las Sagradas Escrituras y los reformistas o cristocéntricos. (Ver artículo: ¿Qué son judíos ortodoxos?)

Con esa división se deduce que hay algunos que niegan que Jesucristo sea Dios y hombre , negando los dogmas de la Trinidad y de la Encarnación, mientras hay otros que aceptan esas verdades. Los “judíos mesiánicos católicos”, aceptan al Papa como vicario de Cristo y a la Iglesia Católica como la verdadera.

Estas diferencias entre ellos conllevan al punto de ser distinta la religión: mientras algunos son cristianos, otros no lo son. El Magisterio de la Iglesia es claro al señalar que son cristianos quienes “invocan al Dios Uno y Trino y confiesan a Jesús como Señor y Salvador”, es decir quienes creen en la Santísima Trinidad y en la Encarnación. Y es obvio y lógico, no pueden pertenecer a la misma religión quienes afirman que Jesús es Dios y otros lo nieguen.

Judíos-mesiánicos-04

Israel

Políticamente, el ser judío mesiánico tuvo su repercusión. La Corte Suprema de Israel dictaminó que aquellos judíos mesiánicos que demostraran su ascendencia judía, tendrían los beneficios que aporta la Ley del Retorno, incluida la ciudadanía israelí. Igualmente declaró que las sinagogas mesiánicas tendrían el mismo derecho a la exención de impuestos del que gozan las sinagogas tradicionales.

En Israel no están solos, para el año 2007 había unos 15 mil seguidores y ha seguido en aumento. Este movimiento mesiánico se alimenta de dos vertientes: judíos que aceptan y siguen a Cristo y los cristianos que adoptaron prácticas judías que el Nazareno también practicó.

Los judíos ortodoxos consideran a los mesiánicos como cristianos judaizantes que intentan captar judíos para convertirlos al Cristianismo, bajo una estratagema teológica e intelectual. Los cristianos, por su parte, consideran a los mesiánicos como cristianos judaizantes.

Se está presentando un problema con la actividad misionera, que los ortodoxos rechazan, pero los judíos mesiánicos sí la practican y han logrado crecer de manera exponencial. Empezando el siglo XXI habían 350 personas ligadas al movimiento y en el año 2007 aumentó hasta 10 mil, crecimiento descomunal que no se para, cada vez hay más sinagogas judeomesiánicas en el mundo.

La Iglesia “Nuevo Israel”

Las nuevas doctrinas derivadas de “La Nueva Alianza”, como la “Iglesia Nuevo Israel” son rechazadas rotundamente por los judíos mesiánicos, sólo la aceptan los judíos mesiánicos católicos. Es algo contradictorio, ya que los judíos mesiánicos aceptan el Nuevo Testamento y en ambas doctrinas son afirmadas con claridad.

Ellos objetan que la Nueva Alianza implicaría que la Ley Antigua fue abolida y reemplazada.

El Señor dice, en Mateo 5,17-18: “no creáis que he venido a suprimir la ley o los profetas; no he venido a ponerles fin, sino a darles su pleno valor. Pues os aseguro que mientras existan el cielo y la tierra, no se le quitará a la ley ni un punto ni una letra, hasta que todo llegue a su cumplimiento”. Refiriéndose a las promesas hechas a Israel.

El Nuevo Testamento en su sangre convoca a las gentes de entre los judíos y los gentiles para que se unan, no según la carne, sino en el Espíritu.

Entonces, si eso ocurrió como preparación y figura de la alianza nueva y perfecta, la iglesia actual será la encargada de cumplir todas las promesas y bendiciones para Israel, por lo que no hay que esperar ningún acontecimiento profético o bíblico, tanto en Israel como en las comunidades judías.

San Pablo llama a Israel en una de las cartas, “el olivo”, en el que fueron injertados los gentiles, que vendrían siendo el “olivo silvestre”. De esto se deduce que la Iglesia no es el Nuevo Israel, que vendría a reemplazar al Antiguo Israel, sino que se suman.

Campaña anti mesiánica

Esto ha hecho que el Estado de Israel se ponga en alerta y no quiere reconocer el derecho a la inmigración a Israel y obtención de la nacionalidad (Aliyá) que tienen los judíos mesiánicos, bien sean nacidos o conversos.

Ha surgido una campaña anti mesiánica que ha calado bien en la sociedad judía ortodoxa, en organizaciones sionistas, que denuncian a los judíos mesiánicos para despojarlos de la ciudadanía y otros derechos legales. Ya han llegado casos a los tribunales, que han fallado a favor de los mesiánicos.

Esto, más allá de los problemas con esos grupos políticos radicales o ultra religiosos, se acentúa en el aparato estatal, que los mira con recelo y trata de no darle publicidad al asunto, así como se hace de la vista gorda en la protección de los derechos de libertad de credo, a sabiendas de que tiene una alta tasa de musulmanes y cristianos. Esto provoca un grave problema con respecto al trato que da el gobierno y las actuaciones de esos grupos radicales.

Comunidad mesiánica en Colombia

En Colombia, desde 1995, se empezó a gestar una corriente religiosa afín a los judíos mesiánicos, con pequeños grupos de estudio, que estudian los caminos a recorrer para ser adoptados en esa religión. En Cartagena, por ejemplo, hay judíos de nacimiento y judíos por adopción, que están haciendo el esfuerzo para lograr una integración.

En Medellín, surgió una comunidad que ya cuenta con escuela, rabino y sinagoga mesiánica. Igual pasa en Cali, donde dos nuevas comunidades han ido tomando forma con un número significativo de integrantes, que se suman a las ya existentes en Cúcuta, Bucaramanga, Santa Marta, Montería y Villavicencio.

Bogotá, Colombia

Asociación de Comunidades Israelitas Colombianas

Fue creada la Asociación de Comunidades Israelitas Colombianas, la cual tiene por objeto luchar por la integración de los nuevos participantes correligionarios y ofrecerles las mejores posibilidades en el camino de hacer Aliyá, así como prepararse de manera integral para ser reconocidos en esa comunidad.

La Asociación está formada por seis comunidades que tienen unas 250 personas, al año siguiente ya sumaban 1000 correligionarios, pertenecientes a múltiples comunidades, en las que casi todos poseían un certificado de conversión de rabinos conocidos.

Pero todos los principiantes están conscientes que deben recorrer un largo camino para lograr ser aceptados, aun cuando muchas familias fueron practicando, de manera silenciosa, todas las costumbres cristianas por muchos años y al saber de la organización que finalmente los pudiera integrar en Colombia, se fueron conformando en pequeñas comunidades.

Seminarios de Hasbará y Yeshivá

No ha sido fácil el camino en Colombia, pero ya los frutos se han dado de manera exitosa y hay una gran cantidad de comunidades que ya están preparadas religiosa, histórica y litúrgicamente.

Existe la Confederación de Comunidades Judías de Colombia, que se encarga de dictar seminarios de Hasbará, con gran cantidad de participantes. Llegan Rabinos importantes a brindar educación y consejos a las familias, permaneciendo uno o dos meses en las ciudades que visitan.

La comunidad de Cúcuta brinda apoyo al vecino país Venezuela, donde hay comunidades emergentes y tradicionales. En Pontevedra, Bogotá, se establece una Yeshivá, la cual sirve para preparar a los jóvenes que tomaron la decisión de emigrar a Israel, enseñándoles la necesidad de que tengan una visión predeterminada de la vida dentro de aquel país.

Así como en Colombia se está incrementando este tipo de movimientos, en Latinoamérica y el mundo no es diferente. Es importante el nacimiento de un liderazgo regional e internacional, que esté especializado en el tema, con el que se puedan intercambiar experiencias y se pueda avanzar exitosamente en la consolidación del movimiento de judíos mesiánicos.

Judíos ortodoxos

Judíos mesiánicos en Nueva York

Mitch Glaser y Moskowitz Jhan compartían una casa-barco destartalado en Sausalito, cerca de San Francisco, en el año 1970. Estos judíos de Nueva York llevaban una vida estilo hippie, hasta que una crisis espiritual les cambió todo. Cierta vez apareció un pistolero, los robaron y estuvieron a punto de ser asesinados.

Escaparon de esa con vida y después sus vidas tomaron un giro diferente. Glaser visitó una comuna evangélica en Oregon, atendiendo la invitación de un amigo, quien se había convertido en cristiano. Glaser había sido criado en una familia ortodoxa, perteneció a los Jóvenes de Israel, de corriente también ortodoxa y hostil al cristianismo.

Cuando volvió a California, comenzó a leer el Nuevo Testamento y luego de varios meses, entregó su vida a Jesús.

Glaser, Moskowitz, también convertido en creyente y otros judíos siguieron a Moishe Rosen, quien había encontrado a Jesús y fue elegido por Ministerios de Judíos, que es la mayor organización judía mesiánica de América del Norte. Al pasar los años fueron solidificando sus lazos de organización con los evangélicos, para ayudarlos a preservar su identidad judía y su cultura.

Este movimiento ha crecido lento pero progresiva y constantemente, a pesar de todos los obstáculos que se han presentado, sobre todo por parte del judaísmo.

El Ministerio Pueblo Escogido , (Chosen People Ministries), organización judía mesiánica, compró un edificio en el corazón de los ortodoxos de Brooklyn, New York, USA. Esta edificación servirá para asesorar y orientar a los jóvenes sobre el abuso de sustancias y enseñará inglés como segunda lengua a los inmigrantes.

Brooklyn, Nueva York

Causas del judaísmo mesiánico en Nueva York

Para Glaser, este fue un paso estratégico, el mudar la sede de la organización desde Carolina del Norte a Nueva York, su casa. También implementó una estrategia basada en cambios ocurridos entre los judíos y los creyentes mesiánicos. Algunos cambios fueron:

  • La cantidad de dos millones de Judíos Soviéticos, que salieron de Rusia después de la caída de la Unión Soviética, se han convertido en un problema para las poblaciones judías de los Estados Unidos e Israel. Casi el 20% de la población judía de Israel vivía en la antigua Unión Soviética.
  • El renacimiento del judaísmo ortodoxo. Se cree que unos 525 mil estadounidenses son judíos ortodoxos, un 10% de la población judía estadounidense. Un millón de personas en Israel son judías ortodoxas, es decir, un 17% de la población judía de ese país.
  • Las congregaciones judío mesiánicas son hoy día más grandes que nunca. Se estima que hay en USA unas 200 congregaciones, en Rusia y las repúblicas ex soviéticas unas 150 y en Israel 75, mientras que por lo menos hay unas 94 por todo el mundo.

Judíos mesiánicos vs. Cristianos

  • Los cristianos creen en Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, la Santísima Trinidad, tres personas en un Dios verdadero. El judaísmo nazareno cree en el Padre YAHWEH (Dios Jehová o YHWH), como el único Elohim y centro de adoración, no creen en la Santísima Trinidad. (Ver artículo: ¿Cuántos nombres tiene Jehová?).

  • El Nuevo Testamento, por ser el Nuevo Pacto, rige la conducta y la vida de los cristianos. No actúan ni se rigen bajo ninguna ley, sino bajo la Gracia de Dios. La salvación se logra sólo por vía de gracia y por medio de la fe. El judío mesiánico o nazareno, cree estar bajo la gracia con la que entiende y aplica la Ley de Elohim en el Tanack y logran la salvación sólo por gracia y a través de la fe en Yeshuá. Ellos son observantes de las leyes de Moisés y de la Torah.
  • Para los cristianos Jesús es su Dios y para los judíos Yeshua no es Dios, es el Mesías de Israel, tal como lo prometió el Tanack. Es descendiente de David, por medio de su padre biológico, Yosef. Creen en la divinidad especial de Yeshua que le permite ser Sumo Sacerdote y ofrecer la eterna salvación para todo aquel que crea en Él.
  • María es virgen y madre de Jesús. Esto no aplica para los judíos mesiánicos, ellos tienen a Yeshua como un descendiente de Yosef, sin nacimiento virginal.
  • Domingo es el día del Señor, cuando Jesucristo resucitó de entre los muertos. El día de reposo para el judío mesiánico es el sábado (Shabat).
  • Las festividades judías fueron superadas por el sacrificio de Jesucristo, por lo tanto, la iglesia cristiana no guarda esas fiestas, que pasaron junto con la Ley. Por su parte los judíos nazarenos festejan tres grandes fiestas anuales: Pascua, Pentecostés y Cabañas, además de la fiesta semanal Shabat o Sábado, no para los judíos o fiestas judías, sino que son fiestas solemnes de Yahweh.
  • En el léxico de los cristianos están Jesús, Cristo, San Juan, Nuevo Testamento, Viejo Testamento, Apóstol San Pablo, Cruz, Iglesia, Cristiano y otras palabras cristianas más. Los judíos usan los nombres hebreos bíblicos: Yeshúa, Yonathan, Mashiaj, Textos Nazarenos, Tanack, Israel, Shaul, entre otros…

  • Para los cristianos el bautismo y la cena del Señor son ordenanzas que dejó Jesucristo a su iglesia. Los judíos mesiánicos no creen en la Santa Cena fuera de Pesaj, que es una vez al año. Cada Shabat estilan comer pan sin levadura y vino kosher. En el judaísmo, el bautismo consiste en un baño ritual y no tiene diferencia con la inmersión en agua, sólo que se hace una sola vez, para representar la muerte del “yo” y la vida de Yeshua en el bautizado.
  • Según el cristianismo, los judíos mesiánicos están es judaizando y retrocediendo al judaísmo. Los judíos piensan que están rescatando la verdadera religión del Rabino Yeshúa, sus traducciones, el contexto cultural, teológico e idiomático.
  • Los primeros creen que se instituyó el Nuevo Pacto; los otros no lo creen y aseguran que Yeshua trajo una renovación del Pacto con leyes sacerdotales diferentes. Como no ha sucedido nada de lo que dice el Pacto anterior, piensan que sucederá cuando Yeshua retorne al mundo.

¿Deben diezmar los judíos mesiánicos?

El diezmo en Israel no era monetario, ninguna contribución fue provista para el intercambio de mercancías o dinero. (Ver artículo: ¿Qué es el diezmo según la Biblia?).

Y es remarcable, que la Ley parece respecto a Israel como para ser solo personas agrícolas – ninguna contribución era provista (para los diezmos) del intercambio o mercancías.” Alfred Edersheim.

Se han cometido muchos abusos malinterpretando esa idea del diezmo en las congregaciones. En parte se debe al desconocimiento de la Torah (Enseñanzas), hay que recordar que el diezmo se sustrae de la Ley de Moisés, es decir, sólo lo practican los judíos y los judíos mesiánicos, no los cristianos.

Aunque es claro que los judíos al llevar sus diezmos, son para comerlos al final del servicio, al igual que las ofrendas son para el templo y las “sedakas” o ayudas son para los necesitados y obras de justicia.

En el Tanaj se estipulan dos formas de ofrenda:

Obligatorias:

Estas eran impuestas por Yahweh a su pueblo, no sujetas a la voluntad del hombre, de carácter ritual, enmarcadas dentro del ámbito de lo expiatorio. Acá es donde se aplica el diezmo (Maasrá), pero éste fue desapareciendo en el pasado de manera imprecisa.

Cuando Abraham salió de Mesopotamia se conocía como una ofrenda a los dioses paganos. Y no sólo esa doctrina es la única con carácter pagano, había la Fiesta de la Pascua y de los panes ácimos, que Yahweh los utilizó para darle un nuevo sentido, siempre que fuera algo importante.

Voluntarias:

Eran dádivas voluntarias que se ofrecían al Creador y como agradecimiento a su misericordia y bondad.

Judíos mesiánicos famosos

Muchos judíos en el mundo han empezado a reevaluar su actitud hacia Jesús de Nazaret, o Yeshua para ellos. Acá se extraen algunas citas de personas famosas, líderes y estudiosos judíos, en las que se puede observar este interesante cambio de actitud.

Jesus es un judío genuino, todos sus esfuerzos y obras, su paciencia y sentimiento, su hablar y su silencio, llevan la marca de un estilo judío, la marca del idealismo judío, de lo mejor que hubo y hay en el judaísmo.  El era un judío entre los judíos….”. Rabino Leo Baeck, quien fue líder de la comunidad judía de Alemania, por muchos años.

No pude evitar escribir acerca de Jesús.  Desde que supe de El, ha tomado mi mente y mi corazón…. vacilé un poco, al principio; yo buscaba ese algo que muchos de nosotros buscamos–esa certeza, esa fe, ese contentamiento espiritual en mi vida que me daría paz y por medio del cual yo podría llevar paz a otros.  Los encontré en el Nazareno…todo lo que El dijo o hizo tiene valor para nosotros hoy en día, y esto es algo que no se puede decir de ningún otro hombre, vivo o muerto…Él ha llegado a ser la luz del mundo.  ¿Por qué un judío no debería estar orgulloso de ello? ”. Sholem Asch, autor y novelista en Yiddish.

Cuando niño recibí instrucción tanto de la Biblia como del Talmud.  Soy judío, pero estoy impactado por la luminosa figura del Nazareno”. Albert Einstein, ganador del premio Nobel en física y ex-catedrático de la Universidad de Princeton.

Es una peculiar manifestación de nuestro psicología del exilio el que hayamos permitido, y aún ayudado, la censura del mesianismo neotestamentario,  esa significativa rama de nuestra historia espiritual.  Fue en la tierra judía en donde fue encendida esta revolución espiritual; y fueron judíos quienes la esparcieron por toda la tierra.. Debemos superar el miedo supersticioso que albergamos acerca del movimiento mesiánico de Jesús, y debemos ponerlo en donde pertenece, esto es, en la historia espiritual del judaísmo…”. Martin Buber, escritor y ex-catedrático de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Jesus era judío y lo fue hasta su último aliento.  Su única idea era implantar dentro de esta nación la idea de la venida del Mesías y, por medio del arrepentimiento y las buenas obras, acelerar el “final”…En todo esto, Jesús es el más judío de todos los judíos…más judío que Hillel…Desde el punto de vista de la humanidad en general, el es, sin duda, “una luz para los gentiles”. Joseph Klausner, escritor y catedrático de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Jesus se ha convertido en la figura religiosa más popular, más estudiada y más influyente en la historia de la humanidad…. Ningún judío sensato puede ser indiferente al hecho de que un judío tenga tan grande parte en la educación y dirección religiosa  de la raza humana… ¿Quién puede estimar todo lo que Jesús ha significado para la humanidad?  El amor que ha inspirado, la paz que ha dado, el bien que ha engendrado, la esperanza y alegría que ha encendido–todo ello no tiene igual en la historia humana… Un judío no podría evitar enorgullecerse de lo que Jesús ha significado para el mundo; ni podría evitar esperar que Jesús aún pueda servir como un puente entre judíos y cristianos, una vez que sus enseñanzas se conozcan mejor y el escollo del malentendimiento sea por fin removido de sus palabras y su ideal”. Rabino Hyman Enelow, ocupó el cargo de  presidente de la Conferencia Central de Rabinos de Estados Unidos.

Dejar Comentario