Oración Credo: Conoce su importancia y significado

La oración credo ha sido muy utilizada por muchos devotos a finalizar sus plegarias personales como modo de complemento, es una oración muy poderosa que ha ayudado a muchas personas actualmente, conoce algunos datos de esta oración que seguro no te han contado.

Oración Credo

¿Qué es la Oración Credo?

El Credo de los Apóstoles (en latín: Symbolum Apostolorum o Symbolum Apostolicum ), a veces titulado Símbolo de los Apóstoles, es una declaración temprana de la creencia cristiana. Es un símbolo ampliamente utilizado por una serie de denominaciones cristianas para fines litúrgicos y catequéticos, muy visiblemente por las iglesias litúrgicas de tradición occidental, incluida en la Iglesia católica ( Ver: Cuantos papas hay en la iglesia Católica que han renunciado), el luteranismo y el anglicanismo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Oración a san cayetano

También lo usan los presbiterianos, metodistas y congregacionalistas, La oración Credo es trinitario en su estructura con secciones que afirman la creencia en Dios el Padre, Jesucristo, su Hijo y el Espíritu Santo.

Este se basó en la comprensión teológica cristiana de los evangelios canónicos, las letras del Nuevo Testamento y, en menor medida, el Antiguo Testamento. Su base parece ser el antiguo Credo Romano conocido también como el Antiguo Símbolo Romano.

Debido al origen temprano de su forma original, no aborda algunos problemas cristológicos definidos en el Niceno y otros credos cristianos. Por lo tanto, no dice nada explícitamente sobre la divinidad de Jesús o del Espíritu Santo (Ver: Cuantos profetas escribieron la biblia inspirado por el Espíritu Santo).

Esto lo hace aceptable para muchos arrianos y unitarios, tampoco aborda muchas otras cuestiones teológicas que se convirtieron en objeto de controversia siglos después. La primera mención de la expresión “Credo de los Apóstoles” aparece en una carta de 390 D.C de un sínodo en Milán y puede haber estado asociada con la creencia, ampliamente aceptada en el siglo IV, de que, bajo la inspiración del Espíritu Santo, cada uno de los Doce Apóstoles contribuyó con un artículo de un credo

¿Origen de la Oración Credo?

Oración Credo

La oración Credo aparece por primera vez en una carta, probablemente escrita por Ambrosio. Pero lo que existía en ese momento no era lo que ahora se conoce como el Credo de los Apóstoles sino una declaración de creencia más corta que no incluía la frase “hacedor del cielo y la tierra”, una frase que puede haber sido insertada en el siglo VII.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El relato que le da origen a este credo, fue establecido conjuntamente por los Apóstoles bajo la inspiración del Espíritu Santo, cada uno de los doce apóstoles (Ver: San Pedro Apóstol) contribuyo con uno de los artículos, que estaba vigente en ese momento.El texto anterior evolucionó a partir de textos más simples basados ​​en Mateo 28:19, parte de la Gran Comisión, y se ha argumentado que ya estaba escrita a fines del siglo II después de cristo (Ver: Oración A La Sangre de Cristo contra todo Mal).

Oración Padre nuestro

Mientras que las declaraciones individuales de creencias que están en el Credo de los Apóstoles, incluso aquellas que no se encuentran en el Antiguo Símbolo Romano, se encuentran en varios escritos de Ireneo, Tertuliano, Novaciano, Marcelo, Rufino, Ambrosio, Agustín, Nicetas y Eusebio Galo. La aparición más temprana de lo que conocemos como el Credo fue en el libris canonicis scarapsus de Deivid Ulis (” Extracto de los libros canónicos individuales “) de San Pirminio (Migne, Patrologia Latina 89, 1029 y sigs.), Escrito entre 710 y 714.

Oración de la mañana y el día

La oración Credo más larga parece haber surgido en lo que hoy es Francia y España. Carlos magno la impuso en todos sus dominios, y finalmente fue aceptado en Roma.

Donde el Antiguo Símbolo Romano o fórmulas similares habían sobrevivido durante siglos. Se ha argumentado, sin embargo, que data de la segunda mitad del siglo quinto, no antes.

Algunos han sugerido que el Credo de los Apóstoles se empalmó con frases del Nuevo Testamento. Por ejemplo, la frase “descendit ad inferos” (“él descendió al infierno”) se hace eco de Efesios 4: 9, “κατέβη εὰς τὰ κατώτερα μέρη τῆς γῆς” (“descendió a las regiones inferiores, terrenales”).

Para finalizar te dejo un video con la oración Credo para niños, es una forma fácil de incluir a los pequeños en la oración, y crearle este hábito para que puedan desarrollarse en adultos compasivos y se conviertan en personas de bien, recuerda que existe un mundo de oraciones si quieres aprender otra te sugiero la oración de San Miguel arcángel para la protección del Hogar, recuerda que al momento de orar esta o cualquier oración debes hacerlo con fe y muy buena actitud de esta manera tus plegarias serán escuchadas mas rápidamente.

Dejar Comentario