Descubre aquí todo sobre la Catedral de Segovia

La Catedral de Segovia se conoce popularmente como La Dama de las Catedrales debido a sus dimensiones y elegancia, fue consagrada como culto católico bajo el nombre de La Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos. Este es el tema que les ofrecemos en esta ocasión, invitándoles a descubrir su historia, arquitectura, arte y mucho más acerca de esta Catedral, valioso patrimonio gótico de España.

 catedral de segovia

Historia de la Catedral de Segovia

A través de la historia conoceremos el nacimiento de este elegante templo de Segovia, conocido como la Dama de las Catedrales, que se construyó durante los siglos XVI y XVIII en un estilo gótico, cuando en Europa se empleaba la arquitectura renacentista, por lo que la obra final cuenta también con algunos elementos representativos de esta tendencia.

La Catedral de Segovia comienza a ser construida en el lugar donde antiguamente se encontraba la Catedral de Santa María de Segovia,que resultó destruida durante la Guerra de las Comunidades, alrededor del año 1521.

Esta guerra fue un levantamiento armado en Castilla, donde los representantes de la comunidad o comuneros se alzaron contra la Corona, hecho que se consideró como un revolución entre burgueses de la era moderna, que tuvo lugar durante un momento de inestabilidad política en la Corona de Castilla.

Posteriormente se inicia la construcción de la catedral de Segovia, durante el año 1525, financiada por el pueblo de esta ciudad y aportes de otros gremios más el Ayuntamiento. Todo según testimonio de Juan Gil de Hontañon.

La estructura de esta catedral está compuesta por tres altas naves y una girola, con ventanales de finos cristales y alta calidad, en tanto que su interior es representativo del arte gótico tardío, salvo la cúpula realizada en 1630 que exhibe un porte imponente y sobrio.

Catedral de Segovia: Arquitectura

La Catedral de Segovia es un ejemplo sobresaliente de la arquitectura gótica de tipo castellano, realizada con una gran estética bajomedieval del siglo XVI. Se terminó de construir para el año 1577 y junto a la Catedral Nueva de Salamanca sirven como representación de las manifestaciones más tardías del estilo gótico español.

En cuanto a su arquitectura, se encuentra provista de bóvedas de crucería bastante complejas, que están acompañadas de arcos combados y pináculos erizados que estuvieron a cargo del prestigioso arquitecto Juan Gil de Hontañon. Se construyeron tres naves con capillas laterales, su crucero y una cabecera de forma semicircular donde se presenta la girola, en donde se ubican además otras capillas.

En esta arquitectura se emplearon arcos de tracerías caladas pertenecientes al año 1470, que eran parte de la antigua catedral románica y fueron aprovechados en esta nueva catedral para la ciudad de Segovia.

Durante toda su construcción, la obra estuvo a cargo de otros arquitectos como: Rodrigo Fil de Hontañon, García de Cubillas, Juan Mugaguren que remató el campanario; Francisco Viadero que creó la cúpula de crucero y Pedro de Brizuela que construyó la puerta septentrional.

 catedral de segovia

Etapas de su Construcción 

El lugar donde se construyó esta Catedral de Segovia en una oportunidad fue morada de los judíos y al momento de empezar la obra se encontraba en manos del Cabildo de la ciudad, por lo que se decide realizar su edificación a través de varias etapas, que conoceremos a continuación.

Primera Etapa 1523-1557

Se comienzan a realizar los trabajos en la fachada oeste y los muros perimetrales, dedicándose posteriormente a las capillas y las respectivas naves, todo ello mientras se ejecutaban algunos cambios entre los arquitectos que participaron en la obra, a quienes hemos nombrado anteriormente.

Las naves comienzan a ser realizadas a unos 75 pies de altura, mientras que en la parte central se cuenta con unos 115 pies. Para esta etapa logran construirse unas ocho capillas y la torre de 20 metros. Además se remata el cuerpo de todo el templo a finales del año 1541.

 catedral de segovia

Como siguiente paso, se acristalan las ventanas y se comienzan a fusionar todas las zonas que formarán el futuro crucero de la catedral, lo que se realiza aproximadamente en el año 1549.

En esta etapa se realiza la torre y se inician las obras de la Sala Capitular y librería durante el año 1555.

Segunda Etapa 1560-1577

Para esta fecha ya se cuenta con las naves terminadas, al igual que la sala Capitular, el campanario y algunas otras dependencias que son necesarias para el funcionamiento de la catedral, por lo que se procede a realizar su inauguración, consagrándose a la festividad del día de la Asunción de Nuestra Señora.

Para el año 1561 se levantan los cimientos delanteros y dos años más tarde se inicia la construcción del muro en piedra del ábside para la creación de un presbiterio cuadrado. Pero el trabajo se detiene por la muerte del arquitecto Rodrigo Gil.

 catedral de segovia

Tercera Etapa 1577-1684

Se comienza en esta última etapa constructiva con una serie de pináculos, barandillas y elementos góticos que marcarían su estructura en la historia como la Dama de la Catedrales, aunque durante esta etapa se encontró bajo los trabajos de maestros del arte barroco.

Para el año 1590, es realizado el Arco de la capilla por la cual se llega al sagrario, repitiendo este mismo diseño para todas las capillas que se construyeron en la cabecera de la catedral.

Ya en el año 1651 su Capilla Mayor se realiza con un techo provisional y al año siguiente se construye el brazo sur del crucero, luego se hace el cierre de su cúpula. Al final la catedral se termina de construir para el año 1671. Es declarada Monumento Histórico Artístico en 1931 y restaurada durante los años 1990 y 2006.

 catedral de segovia

Características del exterior de la Catedral de Segovia

Es momento oportuno para realizar nuestro recorrido por el área exterior del edificio de la Catedral de Segovia, que nos permitirá conocer elementos interesantes de su arquitectura. El primero de estos atributos es conocido como El Enlosado, que hace referencia a las losas empleadas en las lápidas de las tumbas durante el final del siglo XVIII.

Este enlosado estaba presente en el suelo de la catedral y ahora ocupa un espacio adyacente a los muros de este templo, realizado con una cerca de piedra y pilares adornados por esculturas de leones, que tienen entre sus garras escudos representativos de España, Segovia y el Cabildo. Todo ello es acompañado por escaleras de granito y cerrado por una verja construida durante el año 1913.

En el exterior de la catedral también se destaca la fachada principal, que muestra elementos distintivos como el Cubo de la Almuzara, las capillas, la Nave de la Epístola, la nave del evangelio y la torre del campanario, que exhibe cuatro contrafuertes en forma de pináculos coronados.

 catedral de segovia

Destaca entre todo ello la Puerta del Perdón que también es conocida como Puerta de Santa María, ubicada en el parteluz o columna que divide el pórtico, con la imagen de Nuestra Señora de la Asunción, que forma parte de una de las dos advocaciones a las cuales está dirigido el templo.

Recordemos que la advocación del templo es Asunción de la Virgen y de San Frutos, quién era un eremita o persona solitaria que dedicaba su vida a la oración y el sacrificio. Esta santidad tiene su origen en España, durante el período visigodo y es hermano de Santa Engracia y San Valentín.

Por encima de esta puerta se muestra con esplendor la fachada a tres niveles, con sus ventanas en arco apuntalados, mostrándose el porte distinguido de esta Dama Segoviana.

 catedral de segovia

Sus pináculos góticos, la girola y la torre del campanario

Otros elementos que resaltan en el exterior de esta esbelta catedral de Segovia son sus pináculos góticos, creados para cargar de peso a las columnas, proporcionando soporte y una atractiva apariencia a su fachada.

En lo que respecta a su girola, fue realizada con bóvedas tardogóticas, lo que quiere decir que ostentan una apariencia romana y está caracterizada por una serie de nervios complejos, que en arquitectura se refiere a un sistema de vigas de soporte. Dos partes de esta estructura tienen la finalidad de completar el templo y una tercera parte dibuja la planta de la cabecera.

La torre del campanario se presenta en el extremo sur de la fachada, con una estructura semejante a la Catedral Nueva de Salamanca, obra que también estuvo a cargo del arquitecto Juan gil de Hontañon desde el año 1512.

Esta torre fue realizada de manera articulada a través de seis franjas con arquerías y vanos ciegos, que fueron enmarcados empleando una serie de pilares como contrafuertes, rematados con pináculos.

La parte superior es coronada mediante el empleo de una estructura octogonal, que se remata con una cúpula del siglo XVII. Anteriormente en este lugar se encontraba una flecha piramidal de madera y plomo, pero fue destruida durante un incendio provocado por una tormenta.

En la parte exterior se encuentra también la fachada sur, adornada por una puerta realizada durante el siglo XVIII, conocida con el nombre de San Geroteo, quien fue el primer obispo de la ciudad de Segovia y se muestra con una efigie en el tímpano de esta entrada.

Luego está la fachada norte, que es donde la catedral derrocha esplendor hacia la Plaza Mayor de la ciudad, resaltando toda su perspectiva con un portal denominado La Puerta de San Frutos, que figura como la segunda advocación del templo y es la entrada mediante la cual se ingresa al templo en la actualidad, cuya creación data del siglo XVII.

catedral de segovia

Características del interior de la Catedral de Segovia

Ya que hemos conocido los atributos exteriores de esta catedral, es momento de ahondar en los detalles correspondientes a las características de arte, arquitectura y belleza que se exhiben en su interior. Para ello, realizaremos un recorrido por sus instalaciones haciendo referencia a cada uno de los elementos que se encuentran allí, de modo que se pueda destacar el valor histórico que tiene cada uno de ellos y su importancia para este templo.

Esta es una catedral que se destaca por haber sido realizada como mucha armonía en cuanto a sus formas, que se han trazado siguiendo el modelo de la Catedral Salmantina, con una planta en forma de cruz latina dividida por tres naves, entre las cuales la nave central es más alta y ancha.

Encontramos en sus contrafuertes la presencia de una serie de capillas laterales, que están dispuestas entorno a una girola realizada de forma semicircular.

Sus naves han sido cubiertas con bóvedas de crucería que están terminadas por cúpulas estrelladas, mientras que el crucero es cerrado por una cúpula de media naranja, en la cual se exhibe una linterna que permite el ingreso de la luz al templo. Cabe mencionar que todo ello fue realizado durante el año 1686.

Continuando con el recorrido en el interior de esta catedral, su coro está situado en el centro de la nave mayor, con un conjunto de sillerías que es digno ejemplo de la escultura gótica castellana, realizada a mediados del siglo XV.

Se destacan cerca del altar dos puestos bajo doseletes, que están destinados a ser ocupados por los Reyes, identificados con escudos heráldicos tanto de Castilla como de Portugal. Frente a ellos está la silla episcopal, identificada con el símbolo de Juan Arias Dávila, quien fue obispo hasta el año 1497, por último están las sillas del personal canónigo, que se decoraron con algunos motivos vegetales ornamentales.

Las capillas de la Catedral

Su capilla Mayor ostenta un altar construido durante los años 1759 a 1788, por mandato del rey Carlos III y fue creado mediante el diseño de Francisco Sabatini, dentro de los talleres del Palacio Real en Madrid.

Su altar cuenta con la presencia de un retablo elaborado con diversos tipos de mármoles bajo un estilo neoclásico. Además hay un pedestal con retablo a dos cuerpos de diferentes alturas, en los cuales se ilustran imágenes en esculturas blancas de San Frutos y San Geroteo, creadas por Adeba Pacheco. Para conocimiento general, es oportuno mencionar que San Geroteo era un Obispo y mártir de la ciudad de Segovia, que fue discípulo de San Pablo.

En su hornacina central se encuentra la imagen de la Virgen de la Paz, que data del siglo XIII, la cual fue una donación del Rey Fernando III el Santo, imagen que posteriormente ha sido recubierta en plata, durante el año 1775.

En la parte superior del altar es posible visualizar una cornisa, donde se exhiben dos imágenes sentadas, también realizada en color blanco, ilustrativas de Santa Engracia y San Valentín, portando las palmas del martirio, con el anagrama de la Virgen en su centro, más una cruz ubicada entre sus ángulos.

Entre el Altar Mayor y el Coro, existe un lugar identificado como Vía Sacra, que tiene en su suelo diversos sepulcros, que contienen los restos de Obispos de la diócesis de Segovia.

Entre las capillas que componen la Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos, se encuentran las siguientes:

Ubicadas en el lado Norte de la catedral

  • Capilla de La Piedad o del Santo Entierro.
  • Capilla de San Andrés.
  • Capilla de San Cosme y San Damián.
  • Capilla de San Gregorio.
  • Capilla de la Concepción.

catedral de segovia

Ubicadas en el lado Sur de la Catedral

  • Capilla de San Blas.
  • Capilla del Cristo Yacente.
  • Capilla de Santa Bárbara.
  • Capilla de Santiago.
  • Capilla del Cristo del Consuelo.
  • Capilla San Antón.

Capilla del Sagrario

Se trata de una capilla que está dividida en dos espacios, dedicados a diferentes advocaciones, uno de ellos es para el Cristo de la Agonía, mientras que el otro sirve como capilla familiar de los Ayala; entre quienes destacaban Juan de Contreras de Ayala y Marqués de Lozoya, quien contaba con una fábrica de cerámicas bastante importante dentro de la ciudad de Segovia.

Capillas en la Girola

  • Capilla de San Pedro.
  • Capilla de San Ildefonso.
  • Capilla de San Geroteo.
  • Capilla de San Frutos.
  • Capilla de San Antonio de Padua.
  • Capilla de Nuestra Señora del Rosario.
  • Capilla de San José.

Vitrales y sus restauraciones

Entre los elementos que más resaltan a la vista en la Catedral de Segovia se encuentran sus vitrales, los cuales están compuestos por sesenta y cinco piezas, pertenecientes a tres épocas bastante diferentes. Cada una de ellas corresponde a un período de tiempo en particular y para describirlas mejor será consideradas en las siguientes fases:

  1. La primera fase corresponde al siglo XVI, compuesta por una serie de vidrieras manieristas, o pertenecientes a los últimos años del renacimiento, creadas en el taller de Pierres de Holanda y Pierres de Chivarri; acompañados por los artistas Nicolás de Holanda, Gualter de Ronch y Nicolás de Vergara, todos ellos renacentistas importantes de Europa.
  2. La segunda fase comienza a ejecutarse durante el siglo XVII, creando un conjunto de treinta y tres piezas de vitrales, a cargo de Francisco Herranz, lo cual se consideró como el trabajo más amplio.
  3. La Tercera fase tiene lugar durante el año 1916, en ella se crearon siete vitrales a cargo de la Casa Maumejean, ubicada en Madrid, con la finalidad de ser incluidos en la capilla Mayor de la Catedral de Segovia.
  4. En la cuarta fase curre una restauración que fue programada a partir del año 2010, dando mantenimiento a todo el conjunto de vitrales de la catedral, para lo cual se ha encargado al vidriero segoviano conocido con el nombre de Carlos Muñoz de Pablos, con la finalidad de conservar y mantener en buen estado a estas hermosas vidrieras, que son patrimonio cultural de todo el mundo.

Claustro

El claustro de la catedral de Segovia está ubicado junto a su nave meridional y tiene la particularidad de haber sido trasladado piedra por piedra luego de ser destruida la anterior catedral, creado como una obra minuciosa de Juan Guas.

Se llega a él mediante la Capilla del Cristo del Consuelo, que se encuentra cercana al crucero, con una puerta creada por el mismo arquitecto Guas en el año 1484, con materiales provenientes del antiguo templo. Además se empleó en ella un arco que se rebajado mediante un dintel o viga.

El claustro destaca por sus ventanales de tracerías realizadas en forma calada, con una planta de base cuadrada y provisto de galerías. Está construido en piedra y presenta un patio exterior en el que se ubica un pozo justo al centro.

Este claustro cuenta también con diversas capillas, encontrándose en su entrada una de estilo clásico que guarda los restos de un obispo de Segovia muerto en el año 1586 y conocido con el nombre de Don Luis Tello Maldonado. Al frente de esta, figura otra capilla en estilo gótico con los restos de Don Fernando de Cabrera del año 1576.

En este sentido, el claustro se encuentra repleto de una serie de capillas que dan acogida a los restos de prestigiosas personalidades como el propio arquitecto Rodrigo Gil de Hontañon y algunos otros conocidos representantes de la ciudad de Segovia.

Sala y Museo Capitular

La Sala Capitular fue realizada de manera muy suntuosa, utilizando para ella un artesonado dorado que es obtenido gracias al oro que llegaba de América, cubierta además por una serie de tapices, como el conocido sobre la Reina Zenobia. Esta fue la segunda mujer del príncipe Septimio Odenato de Palmira en Siria, que era una dependencia del imperio romano, quien se convirtió en una reina guerrera.

Asimismo, en su estancia la Sala capitular cuenta con un hermoso cristo bajo el dosel y el puesto de honor para el obispo, que data del siglo XVI.

En cuanto al Museo capitular, se cuenta con un sepulcro del niño Don Pedro de Castilla, quien era el hijo del Rey Enrique II de Castilla, que muere trágicamente luego de caer por una ventana en la región de Alcazar de Segovia, en el año 1366.

El museo contiene entre sus tesoros un códice de nombre Aguilafuente, que se considera como uno de los primeros libros impresos en toda España, el cual pertenece al año 1472.

Con esto concluye nuestro recorrido por la Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos, no sin antes invitarles a que la visiten y descubran todo el encanto que esconde dentro de sus grandes dimensiones. Esta es sin duda alguna una obra arquitectónica con toda la elegancia señorial española que se muestra ante el mundo, bajo su estilo gótico de toque renacentista.

Si te ha gustado la información encontrada en este artículo acerca de la Catedral de Segovia, te invitamos a continuar con la lectura de los siguientes: