Cristianismo Ortodoxo: definición, origen, características y más

El Cristianismo Ortodoxo es practicado por las personas que creen en Nuestro Señor Jesucristo, en el Bautismo y La Santísima Trinidad. Forman una de las iglesias cristianas más importantes en el Oriente Medio y Europa del Este. Esta iglesia también es conocida como Iglesia de Oriente, Ortodoxa Griega o Católica Ortodoxa.

Cristianismo-ortodoxo-02

Imperio bizantino

Iglesia Ortodoxa

La antigüedad de la Iglesia Católica Ortodoxa se remonta a Jesús y los 12 apóstoles, cuya sucesión nunca fue interrumpida. Se unificó gracias al Primer Concilio Ecuménico en Nicea presidido por el Emperador Constantino I. Su finalidad es continuar con la obra de la Salvación y así elevar a los hombres al Reino de Dios. (Ver artículo: Constantino y la Iglesia Católica).

Origen de la Iglesia ortodoxa

Esta Iglesia Ortodoxa se formó a raíz de la rivalidad existente entre Roma y Constantinopla, hoy la Nueva Roma. Cuando murió Teodosio, único gobernante del Imperio, éste se dividió entre sus hijos, Arcadio y Honorio.

La parte oriental le quedó a Arcadio y la occidental, que abarcaba Roma, le quedó a Honorio. De esa manera, los Obispos de las iglesias de ambos lados, quedaron divididas tanto por la ubicación geográfica como por las diferencias políticas.

Los primeros seguidores de esta iglesia fueron los habitantes de Palestina, el Maestro Jesús con sus doce apóstoles recorrió pueblos y aldeas, con el fin de hacer llegar su mensaje y presencia salvadora.

Patriarca de Constantinopla

Entre los siglos VIII y XI se consolidó la Iglesia en torno al patriarca de Constantinopla. Otros patriarcados orientales como el de Alejandría, Antioquia y Jerusalén, habían sido sometidos al dominio islámico y perdieron importancia, sus relaciones con Roma eran casi nulas.

El Imperio Romano de Oriente continuó con su línea  independiente de gobernantes, de la Iglesia Oriental, aseguraba que el emperador de Constantinopla era el gobernante de todo el Imperio Romano. Más el Papa no apoyaba esa tesis, por eso hay un espectáculo religioso en el que se ve excomulgar al patriarca de Constantinopla a manos del papa Félix III de Roma.

Unos siglos después, el emperador León III de Constantinopla ordenó la destrucción de las imágenes religiosas y prohibió su adoración, así el Papa Gregorio II de Roma, procedió a excomulgar a este emperador oriental. Esta fue causa para que se separara la Iglesia Oriental de Roma, de la Iglesia Occidental romana latina.

Independencia

El 16 de julio de 1054 el patriarca griego Miguel Cerulario fue excomulgado por el Papa León IX, quien murió ese mismo año. A pesar de los esfuerzos hechos para subsanar este cisma, todo fue en vano. La regencia de Grecia, declaró en 1833, que la Iglesia Oriental Ortodoxa de Grecia se independizaba de toda autoridad eclesiástica extranjera.

Para esto, organizó un Santo Sínodo que se encargaría de gobernar a la nueva iglesia independiente. Hoy día, está bajo la supervisión del arzobispo de Atenas, aunque hay varias diócesis que aún siguen bajo el dominio del patriarca de Constantinopla, hoy Estambul.

Características de la iglesia ortodoxa

Cada una de sus iglesias actúa de acuerdo a sus bendiciones, están formadas por el clero y los laicos, quienes cumplirán con los cometidos que le fueron especificados.

El clero se encarga de la correcta administración de los Santos Sacramentos, de orientar y cuidar espiritualmente a los fieles, así como de velar por el cumplimiento de las celebraciones litúrgicas en los templos. Los laicos desempeñan funciones administrativas y sociales en la comunidad. Comparten junto a los clérigos labores pastorales y educacionales en su comunidad.

Todos los miembros son responsables del normal desenvolvimiento de su iglesia, mediante la predicación y bautismo de sus fieles seguidores.

Cristianismo-ortodoxo-03

Su Doctrina

La doctrina de la Iglesia ortodoxa fue establecida a través de una serie de concilios, entre ellos, los más relevantes, los primeros Siete Concilios, también llamados “Ecuménicos”, surgidos entre los siglos IV y VIII.

Durante la llamada Cisma de Oriente y Occidente, en 1504, se separaron la Iglesia Ortodoxa y la Iglesia Católica. Así el cristianismo ortodoxo se propagó por Europa Oriental, gracias al apoyo y prestigio del Imperio Bizantino y de sus grupos misioneros.

Salvación

Para los cristianos ortodoxos, el hombre fue creado por Dios en perfecta comunión, pero se alejó por culpa del pecado. Jesucristo, tras su Encarnación y unión con una naturaleza divina y otra humana, logró la salvación después de su muerte y resurrección. Al pasar ese proceso divino, la parte humana recibió nuevas cualidades que no hubieran sido posibles sin esos acontecimientos.

Todo ser humano, desde entonces, tiene ese potencial de transformación y obtención de la vida eterna, siempre que crea en Jesucristo como su Salvador y en su doctrina cristiana original, predicada por los apóstoles, evangelistas y padres de la Iglesia.

Cristianismo-ortodoxo-04

La Trinidad

En cuanto a La Trinidad, la iglesia ortodoxa cree en un solo Dios, único y a la vez trino: Padre, Hijo y Espíritu Santo, indivisible. Cada una de las personas de la Santísima Trinidad es una hipóstasis de La Trinidad, que comparten una misma esencia, inmaterial y eterna.

Los teólogos, cuando explican la relación de Dios con su creación, distinguen la esencia de Dios, eterna, de sus energías increadas, aun cuando se advierte que esa distinción es artificial y es imposible dividir a Dios. Esas energías y su esencia son inseparables, es sólo Dios.

Tradición

Según la tradición, esta iglesia es la continuación de la establecida por Jesús y sus apóstoles. Su constancia e invariabilidad de sus dogmas, hacen sus virtudes principales. Cualquier cambio relevante en su doctrina sólo puede hacerse a través de un Concilio Ecuménico, es decir, todo el mundo cristiano.

No se ha hecho por muchos siglos, desde que hubo el Cisma con la Iglesia Católica, cosa que ésta sí ha hecho bajo la autoridad del Papa de Roma, en sus concilios ecuménicos.

El cristianismo ortodoxo puede canonizar o beatificar, al igual que la Iglesia Católica; al hacerlo por medio de una de sus iglesias autocéfalas, debe manifestarlo obligatoriamente a todas las demás iglesias hermanadas.

La mayoría de los santos católicos de la época precismática occidental, son de la Iglesia ortodoxa, ya que ellos se consideran dueños de la historia de antes del Cisma. Ejemplo de ellos son Santa Mónica, San Lorenzo, San Hermenegildo, entre otros…

Cristianismo-ortodoxo-05

Jerarquía

La única cabeza o autoridad de la Iglesia es Jesucristo. Los patriarcas y metropolitanos, cabezas de las iglesias autocéfalas, son tratados como iguales, pero siempre respetando el honor del Patriarca de Constantinopla. Él es el «primus inter pares», título que significa supremacía meramente simbólica, cuya función principal, por ser líder simbólico honorífico del mundo cristiano, es presidir los concilios ecuménicos.

Los patriarcas se ubican mayormente en las capitales de los países, donde presiden las iglesias ortodoxas nacionales. El patriarca ecuménico se encuentra en Constantinopla, actual Estambul (Turquía).

Organización

Su organización se basa en una hermandad de iglesias autocéfalas, es decir, con administración independiente o autogobernadas. Están en distritos eclesiásticos como:

Roma

Constantinopla

Alejandría

Antioquia

Jerusalén.

Los obispos ortodoxos son reconocidos como patriarcas de estos distritos, por tradición. Ellos tienen el privilegio de presencia e iniciativa, no tienen derecho a lo referido con la autoridad doctrinal o administración directa. La suprema autoridad para tratar esos temas es el Concilio Ecuménico.

La aparición de una nueva Iglesia ortodoxa sólo es posible con la autorización de todas las iglesias hermanadas, reconociendo su autocefalía. Si alguna no es reconocida por una de estas iglesias, no formará parte de la comunión de iglesias ortodoxas canónicas, las que heredaron la tradición apostólica y la Gracia de Dios, transmitidas por medio de los sacerdotes, quienes no han interrumpido su línea desde el día de Pentecostés.

Cristianismo-ortodoxo-06

¿Cómo son las Iglesias autocéfalas?

Tomando en cuenta el canon 28 del Concilio de Calcedonia, el Patriarca de Constantinopla posee autoridad en aquellos territorios, que están fuera de los límites canónicos de otras iglesias autocéfalas. Por tal razón, puede declarar o suprimir la autonomía de una iglesia regional o crear y/o suprimir patriarcados, delimitando igualmente su territorio canónico. La Iglesia rusa y las eslavas, en general, no apoyas estas prerrogativas.

Son independientes administrativamente y pueden crear diócesis, sus obispos, bien sea el Patriarca, el Arzobispo o el metropolitano que encabeza la iglesia, así como resolver sus problemas internos sin necesidad de acudir a ninguna autoridad eclesiástica superior.

Las iglesias autocéfalas por lo general están en comunión entre todas y forman una sola iglesia «Una, Santa, Católica y Apostólica».​ Esta comunión entre las Iglesias se ve expresada en la lectura de los dípticos, cuando son mencionados los primados en comunión por orden de precedencia.

Los cuatro patriarcados existentes desde antes del cisma de 1054, son en orden de precedencia:

Iglesia ortodoxa de Constantinopla, presidida por el patriarca ecuménico, con mayor número de fieles.

Iglesia ortodoxa de Alejandría

Iglesia ortodoxa de Antioquía

Iglesia ortodoxa de Jerusalén.

Otros patriarcados

Hasta que ocurrió el cisma en el 1054, había una pentarquía, estos cuatro patriarcados y el de Occidente en Roma, al cual reconocían como el primero en rango de precedencia.

Hay otras cinco iglesias con rango de patriarcados, pero su orden de precedencia se lo disputan la iglesia rusa y algunas eslavas, que afirman que la iglesia georgiana está entre la rusa y la serbia. Estas son:

Iglesia ortodoxa rusa, presidida por el patriarca de Moscú, superando a las demás en número de fieles.

Iglesia ortodoxa serbia, presidida por el patriarca de Belgrado

Iglesia ortodoxa rumana, presidida por el patriarca de Bucarest

Iglesia ortodoxa búlgara, presidida por el patriarca de Sofía

Iglesia ortodoxa y apostólica georgiana, presidida por el patriarca de Tbilisi.

Las siguientes Iglesias tienen como primado a un arzobispo o a un metropolitano, por orden de precedencia:

Iglesia ortodoxa chipriota

Iglesia ortodoxa de Grecia

Iglesia ortodoxa albanesa

Iglesia ortodoxa polaca

Iglesia ortodoxa checa y eslovaca

Las Iglesias rusa, búlgara, georgiana, polaca, serbia, la checa y la eslovaca reconocen la autocefalía y además están en comunión con otra Iglesia más, la Iglesia ortodoxa en América.

Aun cuando tienen en su nombre un marcado carácter nacionalista, no poseen esa índole. Su origen étnico no les impide a los fieles que puedan participar en cualquiera de las iglesias, en cualquier parroquia, gracias al estatus canónico que tienen las iglesias hermanadas en común, el cual es practicado por los emigrantes.

Iglesias autónomas y autogobernadas

Estas Iglesias tienen casi las mismas atribuciones que las autocéfalas, diferenciándose en la confirmación de su primado por la Iglesia autocéfala de la cual dependen. Las tres iglesias autónomas reconocidas por el Patriarca de Constantinopla son:

Iglesia ortodoxa de Monte Sinaí, dependiente del Patriarcado de Jerusalén.

Iglesia ortodoxa finesa, dependiente del Patriarcado ecuménico de Constantinopla.

Iglesia ortodoxa estonia, dependiente del Patriarcado ecuménico de Constantinopla. Su autonomía es rechazada por la Iglesia rusa y otras eslavas.

Hay otras cinco Iglesias autónomas que no reconocidas como canónicas por el Patriarca de Constantinopla:

Iglesia ortodoxa japonesa, dependiente del Patriarcado de Moscú.

Iglesia ortodoxa china, dependiente del Patriarcado de Moscú. Por impedimento de la República Popular China, aun permanece sin jerarquía.

Arzobispado ortodoxo de Ohrid, depende del Patriarcado de Serbia.

Metropolitanato ortodoxo rumano de las Américas, el cual depende del Patriarcado de Rumania.

Metropolitanato de Besarabia, dependiente del Patriarcado de Rumania, ésta fue rechazada por el Patriarcado de Moscú.

Iglesia ortodoxa Copta

Otras denominaciones cristianas relacionadas

Hay otras iglesias ortodoxas como la Copta, la Armenia y otras antiguas iglesias ortodoxas orientales, las cuales no aceptan el Concilio de Calcedonia. Estas no son parte de la comunidad de las iglesias hermanadas, por motivos doctrinales, pero las iglesias católicas ortodoxas mantienen buenas relaciones con estas denominaciones cristianas.

Biblia ortodoxa

Al igual que la iglesia católica, el cristianismo ortodoxo ha sido siempre respetuoso de las Sagradas Escrituras y de la Santa Tradición, que son base de la fe y la vida de la Iglesia.

La Biblia, por tanto, forma parte esencial del cristianismo ortodoxo y de los servicios de la Iglesia, además de las tradiciones basadas en ella. Pero la interpretación de la Biblia es vista a la luz de la tradición de los Padres de la Iglesia, además de los grandes Concilios.

Estas Sagradas Escrituras y la Santa Tradición de la Iglesia, son dos expresiones genuinas de la fe cristiana, que nacieron como expresión de respuesta viva y fiel de la Iglesia hacia Dios. En la Biblia está la historia real y fuente principal de Cristo, antes, durante y después de su muerte.

Creencias

Dios se ha manifestado a los hombres, según el cristianismo ortodoxo, en la revelación de Jesucristo, hijo de Dios. Su amor y su Plan Divino se manifiestan constantemente en la vida de la Iglesia, gracias al Poder del Espíritu Santo. (Ver artículo: Creencias cristianas).

Esta fe no se basa en especulaciones religiosas ni asegurando tener pruebas de la existencia de Dios, ni buscando lo Divino. La fe cristiana ortodoxa se origina sólo con la Revelación de Dios. Hay un solo Dios y tres personas divinas en Él, es la experiencia sublime y regocijante de Dios. Cuando sentimos la presencia del Padre, el Hijo o el Espíritu Santo, estamos experimentando el verdadero contacto con Dios.

Diferencias doctrinales entre los católicos y los ortodoxos

  • La Iglesia ortodoxa no comparte plenamente el enfoque que ofrece la Iglesia católica cuando proclama el dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, escrito en la bula Ineffabilis Deus del papa Pío IX, de 1854. Cree que es redundante y erróneo. Ellos llaman a María, la madre de Jesús, “la sin mancha”, “toda santa” o “sin tacha”.
  • Los fieles de la Iglesia ortodoxa niegan la existencia del purgatorio, el cual no pueden probar sólo por unas indicaciones bíblicas, que hacen los católicos romanos. Se reza, eso sí, por las almas de los difuntos, tanto o más que en la iglesia católica.
  • El cristiano ortodoxo considera que la consagración del pan y del vino en el Cuerpo y la Sangre de Jesús, se debe efectuar por el Prefacio, las Palabras del Señor y la Epíclesis en la misa y no tan solo por las Palabras del Señor, aquellas que dijo Cristo en la Última Cena. Por su parte, los católicos, enfatizan en esas palabras, las cuales son pronunciadas por el Sacerdote en persona de Cristo.
  • Las imágenes tridimensionales para veneración no son aceptadas por la Iglesia ortodoxa, así como las estatuas de santos, sino únicamente imágenes planas o bidimensionales, tales como pinturas o mosaicos, a los cuales llaman iconos. Son sólo de carácter ornamental las esculturas o bajorrelieves que puedan observarse en el interior de los templos ortodoxos.
  • Durante la liturgia cristiana ortodoxa no se utilizan instrumentos musicales, sólo la voz humana. Esto se debe a que según la antigua tradición, practicada por la ortodoxia de oriente, el canto gregoriano no era usado, como sí se da en el catolicismo o ritos y tradiciones de la ortodoxia occidental.
  • Los jerarcas de la Iglesia ortodoxa reprobaban la práctica de ventas de indulgencias en la antigüedad.

Iglesia ortodoxa rusa

La iglesia ortodoxa rusa tiene sus raíces en el Apóstol Andrés, de quien se dice visitó a Escitia y las colonias griegas del norte del Mar Negro. Según las leyendas, San Andrés llegó a Kiev, antes de existir, donde predijo la fundación de una gran ciudad cristiana. Allí erigió una cruz que está marcada por la Catedral de San Andrés.

Cuando se cristianizó la Rus de Kiev, el príncipe Vladimir I, adoptó el rito bizantino cristiano como religión oficial del Estado, propia del Imperio Romano de Oriente. Así nació la iglesia ortodoxa rusa. El 15 de diciembre de 1448, el clérigo Jonás de Moscú, por indicación del príncipe Basilio II de Moscú, fue instalado como metropolita en Kiev y toda Rus, sin haber sido autorizado por el Patriarca de Constantinopla.

Esto hizo que se autoproclamara la autocefalía por la iglesia ortodoxa rusa, a sólo cinco años antes de que ocurriera la caída de Constantinopla, en 1453. Desde ese paso la Iglesia ortodoxa rusa vio en Moscú a la Tercera Roma, como sucesor legítimo de Constantinopla.

Durante el Concilio de Florencia, un grupo de líderes católicos y ortodoxos, de la Iglesia de Oriente, acordaron reunificar las dos ramas del cristianismo. A lo que el príncipe Basilio II se opuso, rechazando las concesiones a la Iglesia Católica y prohibiendo, en 1452, la proclamación de los actos del Consejo en Rusia, luego de una corta reunión entre Oriente y Occidente.

Cristianismo ortodoxo judío

A quienes practican este cristianismo se les llama judeocristianos, cristianos hebreos o cristianos judíos. Estos fueron miembros originales del movimiento judío, el cual más tarde se convertiría en el cristianismo. Inicialmente la comunidad estaba formada por todos los judíos que aceptaron y creyeron en Jesús como una persona venerable, incluso considerando que era el Mesías. (Ver artículo: Judíos mesiánicos).

El cristianismo fue creciendo y desarrollándose en gran medida, a los que los cristianos judíos fueron convirtiéndose en una sola hebra de la comunidad cristiana primitiva.

Esta se caracteriza por la combinación de la confesión de Jesús como Cristo, adhiriéndose a las tradiciones judías, como por ejemplo, la observancia del sábado, del calendario judío, de las leyes y costumbres judías, la circuncisión, la asistencia a las sinagogas, así también como por tener una relación genética directa con los primeros cristianos judíos.

A medida que crecía el cristianismo en todo el mundo gentil, se fueron separando de sus raíces judías y así también de Jerusalén. El cristianismo judío fue inicialmente fortalecido, aun cuando fue duramente perseguido por parte de los funcionarios del Templo de Jerusalén. Pero a consecuencia de las guerras judeo-romanas y el antijudaísmo naciente fue cayendo en declive.

Cuando el emperador romano Constantino persiguió a los cristianos en el siglo IV, los judíos se refugiaron fuera del Imperio, en Arabia e incluso más lejos. En el Imperio y otros lugares fue dominando el cristianismo, convirtiéndose la Iglesia estatal del Imperio Romano, tomando el control de los sitios de la Tierra santa y nombrando a los Obispos de Jerusalén.

Cristianismo ortodoxo oriental

La Iglesia Ortodoxa Oriental está compuesta por una familia de 13 cuerpos auto-gobernados, denominados por la nación como Iglesia Ortodoxa Griega, Ortodoxa Rusa, entre otras más. Están unidas por los sacramentos, doctrinas, liturgias y la jerarquía eclesiástica, aun cuando cada una de ellas administra sus propios asuntos.

A la cabeza de cada iglesia se le llama “Patriarca” o “Metropolitano”, al Patriarca de Constantinopla se le considera el “Ecuménico” o “Patriarca Universal”, asentado en Estambul, Turquía.

Es la contraparte del Papa de la Santa Iglesia Católica, con la diferencia de que el Papa es conocido como el VICARIUS FILIUS DEI (el vicario del Hijo de Dios), mientras que al Obispo de Constantinopla se le conoce como el PRIMUS INTER PARES (el primero entre iguales). Éste goza de honores especiales, más no tiene poder para interferir con las otras 12 comunidades Ortodoxas.

Los ortodoxos orientales aseguran ser la verdadera iglesia de Cristo, rastreando su origen con los apóstoles originales, por medio de una cadena contínua de sucesión apostólica. Algunos teólogos ortodoxos debaten la posición de los católicos romanos y los protestantes, incluso hay unos que los consideran herejes.

Pero, tanto los católicos y protestantes, como los creyentes ortodoxos, creen en la existencia de la Santísima Trinidad, la Biblia, Jesús como Dios hijo y otras doctrinas y creencias bíblicas. Vale acotar que tienen más semejanzas con los católicos romanos que con los creyentes protestantes.

La justificación por fe está totalmente ausente de la historia y teología ortodoxa. Ellos enfatizan la tesis del proceso gradual, por medio del cual el cristiano se parece más y más a Cristo. Tienen un problema para comprender que la “divinización” es resultado progresivo de la salvación, no es un requerimiento para lograr la salvación misma.

Catedral Sao Paulo, Brasil

Cristianismo ortodoxo en Brasil

El cristianismo ortodoxo llegó a Brasil en el siglo XIX, cuando llegaron los inmigrantes de regiones de creencias ortodoxas, especialmente de origen árabe. La primera liturgia fue celebrada en Sao Paulo en 1897. Las iglesias ortodoxas calcedonianas son las más antiguas de Brasil, en el seno de la familia cristiana ortodoxa.

Existen parroquias en Brasil de las Iglesias de Antioquia, de Rusia, del Patriarcado Ecuménico, tanto griego como ucraniano, de Polonia y Serbia.

Hubo por lo menos una bajo la Iglesia ortodoxa de América, que fue la Parroquia Santo Mártir Zenaida, en Río de Janeiro, la cual se retiró de la Iglesia Rusa en el extranjero y fue entonces recibida por la Iglesia de Estados Unidos en 1976. Luego regresó a Moscú, en el año 1998.

Patriarcado Ecuménico

El Patriarcado Ecuménico está representado en Brasil por dos pueblos: el griego y el ucraniano.

Arquidiócesis griega

La Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y América del Sur fue creada como una diócesis de la Arquidiócesis Ortodoxa Griega de las Américas en 1952. Estas iglesias griegas de las Américas se organizaron en 1908 bajo la dirección de la Iglesia de Grecia y se mantuvieron hasta 1992, cuando pasaron a la jurisdicción del Patriarca de Constantinopla.

Hoy día hacen presencia en Brasil, establecidas en los estados de Sao Paulo, Santa Catarina, Paraná, Rio Grande do Sul, Espírito Santo, Goiás, Río de Janeiro y el Distrito Federal.

Ucrania Eparquía

Los ortodoxos ucranianos en Brasil no están representado por la Iglesia Ortodoxa de Ucrania en sí, sino por la Eparquía Ucraniana Ortodoxa de América del Sur, que está sujeta al Patriarca Ecuménico. Es llamada Arquieparquia y su arzobispo está en Santa Catarina, pero también hay iglesias en Sao Paulo y Rio Grande do Sul.

Dejar Comentario