Conoce todo sobre la Catedral de Barcelona en España

Loading...

La Catedral de Barcelona es una digna representante de la arquitectura gótica catalana perteneciente al siglo XIV y que tiene como nombre Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia. Descubre en este artículo su historia, arquitectura (interior, exterior y cambios), sus leyendas y mucho más acerca de esta antigua catedral de Cataluña, España.

 catedral de barcelona

Introducción

Con la Catedral de Barcelona tenemos la oportunidad de conocer una obra de arquitectura gótica con muchos siglos de historia, que se ha enriquecido con una serie de cambios y ha sido testigo del auge e incluso la caída de varias civilizaciones, al igual que religiones.

Es por ello, que para conocerla a fondo resulta necesario un recorrido por su historia y entender a qué se debe que este templo sea identificado con el nombre de Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia, que fue construido entre los siglos XIII y XV y que estaremos conociendo, para facilitar la fluidez de su lectura, como Catedral de Barcelona.

Historia de la Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia de Barcelona

En la ciudad de Barcelona, perteneciente al territorio Español, la fe cristiana tuvo fieles seguidores en los primeros años del siglo IV, aunque no se cuenten con indicios comprobables de la presencia de organizaciones eclesiásticas. Pero se contaba con algunos templos que posteriormente pasaron a formar parte del ministerio pastoral y fueron representados por obispos.

Mediante excavaciones realizadas debajo de la Calle de los Condes, que se encuentra en Barcelona, han sido visualizadas tres naves, separadas por columnas de mármol blanco; algo que ha sido asociado a una antigua basílica del siglo IV. Constituyendo la estructura más antigua erigida en el lugar, donde posteriormente se construyó la catedral de Barcelona, tal y como se conoce hoy en día.

En cuanto a la construcción de la actual catedral, se realizó durante los siglos XIII al XV sobre los restos de un iglesia de estilo románico, que a su vez fue construida sobre la iglesia considerada como paleocristiana que hemos comentado anteriormente, pero además se considera que debajo de esta estructura había restos de una tercera iglesia visigoda, aún más antigua, cuyos antecedentes históricos son conservados en el Museo de Historia de la ciudad.

En este punto es importante mencionar que la fachada de la actual catedral pertenece al siglo XIX, por lo que se considera más moderna, a pesar de haberse construido en el mismo estilo de toda su estructura y forma parte del Monumento Histórico Artístico Nacional desde el año 1929.

En cuanto a la historia relativa a las divinidades que han servido para darle nombre a esta catedral, se indica que fue dedicada a la Santa Cruz desde el año 599 y a partir del año 877 a Santa Eulalia, considerada la patrona de la ciudad de Barcelona y sincretizada por la Virgen de la Merced.

catedral de barcelona

Muchos se preguntarán ¿Quién era Santa Eulalia?, a lo cual podemos contestar diciendo que se trató de una joven doncella católica, que estuvo sometida al martirio durante la época romana y que ha sido considerada como santa por la iglesia Católica, al igual que por la Ortodoxa.

Esta Santa estuvo rodeada de una serie de leyendas, una de ellas relata que cuando fue expuesta desnuda ante el foro de la ciudad la nieve cayó en plena primavera para cubrir su desnudez. Luego de ello, los representantes del gobierno romano la martirizaron metiéndola en un barril que tenía vidrios rotos, clavos y cuchillos y lanzándola cuesta abajo en dicho barril.

El lugar queda marcado para la historia con el nombre de la Baixada de Santa Eulalia, o lo que en español es la Cuesta de Santa Eulalia. Pero esto no fue lo único que enfrentó la joven, ya que la sometieron a un total de trece martirios, uno por cada año de edad que tenía.

Como última evidencia del martirio sufrido por esta joven en su corta vida, se ha indicado que fue crucificada en una cruz con forma de aspa, lo cual posteriormente ha sido el emblema de la Catedral de Barcelona, como icono de todo el tormento sufrido por quien posteriormente ha sido considerada santa.

Curiosamente, en esta catedral también se cuenta con la presencia de un claustro en estilo gótico, donde se cuidan trece Ocas en homenaje a la santa, pues se dice que son la representación de las aves que ella pastoreaba cuando fue apresada por los romanos. Las Ocas son gansos similares a un pato, pero de mayor tamaño, domésticos y de plumaje bien sea blanco o gris.

Se comenta, que para el año 711 las reliquias de Santa Eulalia fueron escondidas en una capilla, para que los árabes invasores no pudiesen profanarlas, las cuales fueron encontradas posteriormente en el templo de Santa María de las Arenas o del Mar, y acogidas en la basílica de Barcelona para el año 877.

La estructura de la primitiva catedral fue deteriorada por los estragos ocasionados por Almanzor, caudillo árabe que incendió toda la ciudad, pero muchas de sus paredes se mantuvieron en pie hasta el año 1046, cuando el Conde de la ciudad de Barcelona, llamado Ramón Berenguer, con su mujer conocida como Almodis más el obispo Guislabert, deciden iniciar la construcción de una nueva catedral.

Finalmente en el año 1298, bajo el reinado de Jaime II de Aragón, que era conocido como el Justo; en tiempos del obispo Bernardo Pelegrí, se inicia la construcción de la Catedral de Barcelona, finalizando prácticamente a mediados del siglo XV y la cual hoy en día forma parte de una de las joyas arquitectónicas de la ciudad.

catedral de barcelona

Arquitectura de la Catedral de Barcelona

La catedral cuenta con una arquitectura de estilo gótico, que fue obra de Jaume Fabre junto a otros arquitectos como Bertran Riquer, Bernat Roca y Arnau Bargués. Su edificio fue construido en base al templo y un claustro, con una longitud de noventa metros y un ancho de cuarenta. Adornada por la presencia de un jardín en el claustro de unos veinticinco metros de largo y unos seis de ancho, en forma de cuatro galerías.

Planta

Se trata de una planta longitudinal de tres naves a una misma altura, donde la nave central presenta un ancho mayor, en tanto que la naves laterales se prolongan formando un pasillo o girola que se abre ante nueve absidiolos o capillas.

La planta de la catedral se encuentra compuesta por cinco puertas, que conoceremos a detalle más adelante, un cimborrio que es una construcción en forma de torre octogonal sobre el crucero, el trascoro, coro, sus capillas, sacristía y una sala capitular con museo.

catedral de barcelona

Construcción gótica

En cuanto a su estilo gótico, se destacan las cubiertas de bóvedas de ojivas con nervios o cruces de vigas combados. Presentando en el área de la cabecera de la catedral un cimborrio de forma octogonal, también en bóveda pero con transversales o nervios de forma estrellada.

Es interesante destacar que la construcción de la catedral se realizó mediante fases, sin tener que derribar completamente el anterior templo en estilo románico, solo se fue reconstruyendo progresivamente mientras era empleado para la realización del culto, por parte de la población de Barcelona.

Esta construcción por etapas comenzó con una primera fase en la que se crea su ábside, capillas y la cripta, para el año 1338 a cargo de Jaume Fabre; luego los primeros tramos de la bóveda mayor y la galería con el arquitecto Bernat Roca en 1358 y posteriormente el claustro, de esta manera continuaron los trabajos algunos otros arquitectos en los años posteriores.

La fachada fue trazada por Carles Galtés de Ruan, en el año 1408 y esta ha sido una catedral cuya construcción duró unos 150 años, entre los siglos XIII y XV.

catedral de barcelona

Cambios de la Catedral de Barcelona a través del tiempo

Los cambios experimentados por la Catedral de Barcelona se conocen desde sus antecedentes históricos, donde se contempla que tiene origen en los restos de una basílica paleocristiana que era dedicada a la Santa Cruz durante los siglos V al VII.

Luego, esta basílica se restauró para trasladar los restos de Santa Eulalia a su cripta, como una iniciativa del obispo Frodoí en el año 877, aunque no se tienen indicios de cómo era el aspecto de la catedral para esta época. Posteriormente se reforma al estilo románico y se consagra en 1058, pero de la cual tampoco se cuenta con evidencias detalladas.

Se establece que pudo ser de tres naves, con tres ábsides y un pórtico de entrada con campanario, que lindaba con el Palacio Condal. Su altar fue consagrado para el año 1186 y estaba dedicado a Tomás de Canterbury.

En 1298 se inicia la construcción de la Catedral de Barcelona, ahora en estilo gótico, tras el desmontado de la antigua catedral románica y aprovechando algunos de sus elementos escultóricos, como relieves que se emplearon posteriormente en la puerta de San Ivo.

catedral de barcelona

La catedral gótica conserva el eje básico de la estructura anterior en estilo románico y se construyó su deambulatorio, de igual manera entorno del ábside o cabecera del estilo románico que, entre los pocos detalles conocidos, se tiene que contaba con dos altares: uno dedicado a Santa Coloma y el otro a Santa María.

Exterior: la fachada principal y sus puertas

La catedral de Barcelona al ser apreciada desde su exterior cuenta con una serie de elementos que destacan, como es el caso de su fachada principal, al igual que cada una de sus puertas, por lo cual es oportuno conocer con detenimiento estos detalles.

Esta fachada fue construida alrededor del año 1882, por parte del arquitecto Josep Oriol Mestres basado en los detalles creados años atrás por Carles Galtés de Ruan. Realizada con una puerta, más dos torres de altos pináculos.

En total cuenta con cinco puertas importantes, que han sido identificadas de la siguiente manera:

Puerta principal, creada a estilo neogótico con líneas verticales y provistas de una serie de ángeles y santos. Es presidida por una escultura de Cristo creada por Agapito Vallmitjana, con los apóstoles a su lado. Mientras los ángeles, reyes y profetas están colocados en la zona de las arquivoltas o molduras de la puerta.

En su parte interior, cuenta con una serie de medallones que fueron elaborados con piedra grabada y representan la Ascensión de Jesús y el Pentecostés o Pascua.

Portal de San Ivo, considerada como la más antigua que se ha conservado en estilo gótico, realizada desde el siglo XIII, elaborada tanto en mármol como en piedra y teniendo en ella la representación de la imagen de Santa Eulalia.

Fue empleada por más de quinientos años como el acceso principal a la catedral y es dedicada a San Ivo, por ser el patrón de los abogados, que cuentan con un edificio al frente de esta puerta; que presentan en su parte superior ángeles músicos, con la imagen de Santa Eulalia en el tímpano que data del siglo XIV, con algunas impostas, que se estima pertenecían a la anterior catedral románica.

catedral de barcelona

Puerta de la Piedad, data del siglo XV y está adornada con un relieve de la Imagen de la Piedad. Ella permite la entrada al claustro presentando un arco en punta y altos pináculos de gran finura, contando en su tímpano con una representación en madera de la Piedad y que es adornada por diversos símbolos de la pasión de Cristo, creados por Michael Lochner en 1483.

Puerta de Santa Eulalia, realizada con un estilo gótico tardío, está situada en la calle del Obispo y se llega a ella a través del claustro, de igual manera que en el caso de la puerta de la Piedad, esta puerta fue realizada con arco en punta y en su tímpano se presenta la escultura de Santa Eulalia, con una serie de molduras conocidas como arquivoltas, realizadas con delicados follajes.

Puerta de Santa Lucía, es una herencia de la antigua basílica románica y es considerada como la tercera puerta con acceso al claustro. Provista de cinco arquivoltas o molduras y jambas o pilares con columnas de fuste liso.

En la puerta de Santa Lucía se aprecian unos capiteles o cabezas de las columnas que están esculpidos con la representación de figuras de animales, algunos personajes y una serie de adornos vegetales.

Se aprecia en su exterior el cimborrio que es similar a una torre, de planta octogonal, creado entre 1906 y 1913, que es coronado con la imagen de Santa Elena, la madre de Constantino, un emperador romano, quien se considera como el que encontró la Santa Cruz donde Jesucristo fue crucificado, constituyendo la reliquia mayor a la cual está dedicada la Catedral junto con la Santa Eulalia.

Otro de los elementos que destaca de la catedral de Barcelona son sus torres y campanario, que pertenecen al siglo XIII y están basados en estilo gótico, presentando unos cincuenta y tres metros de altura.

Una de las torres se presenta sobre la puerta de entrada, conocida como San Ivo y es denominada “torre de las horas” o “torre de reloj”, que posee además una campana conocida como Eulalia de tres toneladas y cuyo toque representa las horas del día, mientras que otra campana identificada como Honorata, indica los cuartos de hora. La otra torre es la que indica las horas eclesiásticas, con diez campanas identificadas con nombres de mujeres.

En la parte superior de la estructura de la catedral se divisa la presencia de gárgolas, algo típico del estilo gótico, como elemento de drenaje de las aguas de lluvias, pero en este caso se realizó con animales fantásticos como unicornios, leones o un famoso elefante. En tanto que aquellas que han sido dispuestas en las cuatro esquinas superiores se han colocado como símbolo de los Evangelistas.

Loading...

Las gárgolas colocadas en la parte superior a la puerta de San Ivo datan del siglo XIV, mientras que las gárgolas del claustro son del siglo XV. Curiosamente en cuanto a las gárgolas existe una leyenda, mediante la cual se considera que eran brujas que estaban ubicadas en esos lugares de los techos de la catedral y que mientras pasaba la procesión del Corpus Christi, escupían a los presentes.

De acuerdo a la leyenda, por este motivo fueron castigadas, haciendo que se quedaran petrificadas en ese lugar y siendo representadas por figuras monstruosas, que tienen la misión de escupir las aguas que llegan a los tejados de la catedral durante las lluvias a través de los siglos.

catedral de barcelona

Interior: naves y capillas

A continuación vamos a realizar un recorrido por el interior de la catedral de Barcelona, para conocer cada una de las maravillosas estructuras con las que cuenta, a través de algunos de sus elementos puntuales.

Naves

La Catedral cuenta con tres naves de estilo gótico catalán realizadas con seis tramos, en donde uno de ellos corresponde a su transepto, pero el otro es parte del ábside. Están cubiertas con bóvedas creadas de forma ojival y con una longitud a la anchura del edificio, con un pasillo o girola detrás del altar mayor y presentando un claustro correspondiente al siglo XV.

Capillas

Cuenta con una serie de capillas dobles, provistas de gran profundidad y bóvedas de crucería, muchas de las cuales sufrieron alteraciones al ser sustituidos algunos de sus retablos góticos por barrocos, en virtud de las advocaciones solicitadas por muchos de sus benefactores.

Para conocer la disposición en la que se encuentran las capillas, se tiene que algunas están del lado de la Epístola, que se presenta en el sur vista desde la puerta principal hacia donde se encuentra el altar, identificándose con los siguientes nombres:

  • San Cosme y San Damián.
  • San José Oriol.
  • San Pancracio y San Roque.
  • San Raimundo de Peñafort.
  • San Pablo.
  • Nuestra Señora del Pilar.
  • San Paciano y San Francisco Javier.

Luego se presentan dos capillas ubicadas a los pies del templo, precisamente al lado de la puerta principal, que se conocen como Capillas del Baptisterio, donde se ha colocado la pila bautismal y la capilla de la Inmaculada Concepción que posee en sus manos las llaves de la ciudad desde el año de 1651.

Pasamos posteriormente a conocer las capillas que han sido dispuestas al lado del Evangelio, que se presentan de igual manera apreciadas desde la entrada principal hasta el altar:

  • San Severo.
  • San Marcos.
  • San Bernardino y San Miguel Arcángel.
  • Virgen del Rosario.
  • Santa María Magdalena, San Bartolomé y Santa Isabel.
  • San Sebastián, Santa Tecla y el Corazón de María.
  • Nuestra Señora de la Alegría.
  • Nuestra Señora de Montserrat.

Tal y como se aprecia, la catedral de Barcelona se encuentra enriquecida por la presencia de gran cantidad de capillas. Que además se complementan con otras capillas situadas en el deambulatorio, que es el pasillo que suele ser identificado como girola, presentado de forma circular, en el cual están presentes las siguientes:

  • Santos Inocentes o de las Ánimas del Purgatorio.
  • Sagrado Corazón de Jesús.
  • Nuestra Señora de la Merced.
  • Santa Clara y Santa Catalina.
  • San Pedro Apóstol.
  • San Gabriel y Santa Elena.
  • San Juan Bautista y San José.
  • Transfiguración del Señor.
  • Visitación.
  • San Antonio Abad.

Todas estas capillas se encuentran realizadas con mucha calidad en detalles y están identificadas con retablos o esculturas dedicadas al santo o deidad para el cual han sido creadas, permitiendo con ello que todo el pueblo de la ciudad de Barcelona y sus visitantes, puedan realizar en cada una de ellas sus oraciones.

Altar Mayor

El altar mayor es otro de los elementos distintivos del interior de la catedral que fue consagrado en el año 1337, presentándose en mármol blanco, con dos capiteles que eran pertenecientes a la estructura que se encontraba en el templo visigótico en el siglo VI, mientras que en su parte posterior es exaltada la Cruz, que está custodiada por la presencia de seis ángeles, cuya elaboración data del año 1976, a cargo de Frederic Mares.

Por debajo de la Cruz se encuentra situada la Cátedra, que es el sillón donde se sienta el Obispo. Este mueble fue construido durante el siglo XIV, en alabastro, complementado con madera para el año 1967.

Vitrales

Toda buena arquitectura en estilo gótico resalta en belleza, gracias a la presencia de sus vitrales o lo que generalmente es conocido como vidrieras, que permiten además contar con el paso de la luz desde el exterior, durante el día.

Estas vidrieras son creadas a base de tres partes, presentándose en el centro la imagen titular y a los laterales una serie de decoraciones que son basadas en figuras geométricas con la presencia de los escudos reales que identifican a la ciudad, al igual que ángeles y otros elementos importantes desde el punto de vista religioso.

Con respecto a los vitrales presentes en la catedral de Barcelona, se puede indicar que corresponden a varias épocas, interesantes de conocer:

  • Del año 1317 al 1334, como la época más antigua, representada por el escudo del obispo Ponç de Gualba, dispuesta en la cabecera de las vidrieras sobre las capillas radiales.
  • Del año 1386, están San Pedro y San Silvestre en los laterales de las capillas radiales, provistas de las cabezas de algunos santos obispos.
  • Del 1400 al 1407, se encuentran los vitrales del extremo del ábside, presentándose a San Andrés provisto del escudo del obispo Armengol, además de San Antonio Abad.
  • Durante el siglo XV, destaca la vidriera de San Miguel Arcángel.
  • Del siglo XX, se presentan las vidrieras realizadas en el triforio que está a los pies del templo, donde se destaca a Santa Joaquina Vedruna, San Jaime, San Alejandro y San Antonio Abad. Pero donde además se ha incluido toda una serie de santos gracias a los aportes dados por el Ayuntamiento de la ciudad de Barcelona.

Cripta de Santa Eulalia

Esta Santa Mártir tiene sus restos resguardados en un sarcófago de alabastro realizado por Lupo di Francesco y está colocado en una cripta, debajo del presbiterio, que fue construido por Jaume Fabre, a inicios del siglo XIV.

La cripta está realizada con una bóveda aplanada, que está dividida por doce arcos, llegando a una parte central donde se encuentra la representación de la virgen María, quien tiene en sus brazos al niño Jesús y que además se encuentra colocándole a Santa Eulalia una diadema representativa de su martirio. Esta cripta se terminó de construir para el año de 1326, pero los restos de la santa no llegaron hasta el año de 1339.

Es interesante mencionar que el sarcófago está realizado con una serie de detalles sobre las escenas del martirio de Santa Eulalia, con cuatro ángeles que sirven de lámpara en sus ángulos y al centro la Virgen con el Niño Jesús. Pero igual manera se conserva guardado el sepulcro correspondiente al siglo IX, conservado como parte de la historia y la inscripción del año 877.

Todo esto es parte del grupo de reliquias encontradas en la iglesia Santa María del Mar o de las Arenas, conservadas como evidencias de la Santa Eulalia y cuya placa indicaba la presencia de los restos de la mártir en dicho lugar.

Coro

Entre otros de los elementos que se aprecian como parte del interior de la catedral de Barcelona se presenta el Coro, que tardó varios años en ser construido totalmente y durante las celebraciones llevadas a cabo para el año 1519, el rey Carlos I decide que en este coro se presenten 64 puestos especialmente identificados de la siguiente manera:

Cincuenta puestos de caballeros y reyes, uno para Carlos I, otro para Maximiliano que era archiduque de Austria, seis identificados con frases de tipo alabanzas, cuatro con divisas de Borgoña y dos con fechas de celebraciones especiales.

Órgano

En cuanto al Órgano de esta catedral, se construyó en el año 1538, ubicado bajo el campanario a nivel de la puerta conocida como San Ivo, de este en toda Europa solo existen otros tres y ha sido adaptado en función de los gustos estéticos de cada época, al igual que de sus organistas.

Su caja original es de estilo renacentista, pero que ha sido alterado con el paso de los años, por lo cual en su interior cuenta con tubos de todas las épocas en las cuales ha sido intervenido, pero su parte técnica se considera que está bastante actualizada.

En este sentido, está formado por una planta de cuatro teclados de 56 notas, con un pedal para otras 30 notas, todo lo cual permite que los actos religiosos sean frecuentemente acompañados de música y en algunas ocasiones se presentan de manera especial algunos conciertos.

Finalmente, en cuanto al recorrido interior de la catedral se puede mencionar la presencia de otras áreas como es la sacristía, tesoro y las tumbas reales, todas ellas llenas de interés y reconocimiento como parte de la cultura española, resguardadas en este templo.

Claustro

En general el claustro es el área en torno a la cual se encuentran distribuidas todas las dependencias de la catedral, incluyendo los dormitorios.

En este orden de ideas se tiene que durante el tiempo relativo al obispo identificado como Frodoí, para el siglo IX se crea el colectivo canónico y el claustro es realizado precisamente en el lugar donde estuvo ubicado el original de tipo románico, siendo reconstruido en los siglos XIV y  XV con la participación de varios arquitectos, entre los cuales destaca Andreu Escuder.

Para llegar al claustro, se entra por las puertas de la Piedad y Santa Eulalia, pero también desde el interior de la catedral con una puerta de mármol blanco y bellas columnas de estilo gótico, colocada de manera opuesta a la puerta de San Ivo.

En el centro del claustro se aprecia un hermoso jardín que fue renovado durante el siglo XIX, provisto de palmeras y magnolias, en el que viven las trece ocas blancas que hemos mencionado antes, como representativas del rebaño que era pastoreado por santa Eulalia cuando era niña.

De igual manera, resalta en este jardín una fuente con escenas de San Jorge en su lucha con el Dragón, obra de Antoni y Joan Claperós para el año de 1448, también un escultura de este santo con caballo realizada por el escultor Emili Colom para 1970, cerca del surtidor de agua de la fuente.

El claustro cuenta con escenas del Antiguo y Nuevo Testamento, plasmadas en sus arcos y la leyenda del Árbol de la Santa Cruz, todo ello tallado en relieves, al igual que algunas de las capillas mencionadas anteriormente.

Sala Capitular y Museo

Esta sala es una de las más recientes construcciones realizadas a la catedral de Barcelona, que se encuentra en la galería norte del claustro, cerca de la capilla de Santa Lucía.

Está compuesta de dos estancias donde se presentan en su bóveda pinturas de la glorificación de Santa Eulalia y San Olegario, más algunos textos de las Sagradas Escrituras.

Pero también en esta sala se guardan elementos como parte de un museo, entre los que se conserva la pila bautismal del templo románico del siglo XI, tablas góticas como la de Bartolomé Bermejo sobre la Piedad del 1490, San Bernardino y la que representa el Ángel Custodio perteneciente a 1470, además de escenas de la vida de Jesús, que datan del siglo XV.

Leyendas de la Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia de Barcelona

La Catedral de Barcelona, al igual que muchas otras del mundo, se encuentra repleta de leyendas y tradiciones que han pasado como legado cultural de padres a hijos.

En este sentido se cuenta con relatos que manifiestan las creencias de origen popular que han rodeado la vida de esta catedral. En una de ellas se manifiesta que era de mala suerte chocar dos o más llaves, al cerrar la catedral, cuando era un día viernes, por lo cual los monaguillos hacían sonar una campanilla, mientras llevaban las llaves separadamente una en cada mano.

En otro relato se decía que la muerte de los canónigos era anunciada previamente por San Benito, tres días antes de que ocurriese, con tres golpes de maza que realizaba en la bóveda de la catedral, lo cual hacia que todo el templo retumbara y cuando la muerte era de un obispo, lo que sonaba era la campana denominada Tomasa, la cual se hacía escuchar tocándose tres veces.

Un antecedente curioso con respecto a esta catedral, es el hecho de que durante la procesión del Corpus, sonaban los cañones del castillo de Montjuic, cerrándose las puertas presentes en las murallas de la ciudad, hasta el momento en que la Custodia u ostensorio volvía a entrar a la catedral.

Como se observa, es una catedral llena de creencias populares, también se indicaba que anteriormente su órgano tenía una cabeza de turco, de la cual salían golosinas en el día de los inocentes al tocar una nota grave, pero que luego fue cambiada por el triforio realizado allí durante el año de 1970.

De igual manera, se piensa que las esculturas góticas de la fachada estaban esperando bajo tierra hasta la construcción de la nueva catedral, para que fuesen colocadas en ella durante el siglo XIX, lo cual fue evidenciado por personas que apreciaron cuando las extrajeron desde debajo de las escalinatas que daban a la entrada de la catedral, todo lo cual ha llevado a que se les considere parte de las leyendas.

Para finalizar nuestro recorrido por esta hermosa catedral de Barcelona, solo queda invitar a todos nuestros lectores a que si tienen la oportunidad no dejen de conocer a esta representante del estilo gótico catalán, que ofrece sus instalaciones para el disfrute de todos sus visitantes y que puedan apreciar personalmente su interior, fachada, figuras escultóricas e incluso sus gárgolas.

Si te ha gustado la información encontrada en este artículo, te invitamos a continuar con la lectura de los siguientes:

Loading...