Conoce todo sobre la Catedral de Murcia o Catedral de Santa María

Loading...

La Catedral de Murcia es un templo que además funciona como sede de la diócesis de Cartagena, identificada como La Santa Iglesia Catedral de Santa María de Murcia. Descubre toda la información acerca de su historia, arquitectura, obras y mucho más de este emblemático centro de culto religioso, ubicado en la Plaza del Cardenal Belluga en la Ciudad de Murcia, de España.

 catedral de murcia

Introducción

Comenzaremos en esta oportunidad con un recorrido por la calle denominada Cardenal Belluga, perteneciente a la región de Murcia en el territorio Español; donde se presenta una conocida plaza resaltada por la imponente presencia de la Catedral de Murcia o la catedral de Santa María que ha sido declarada como Monumento Nacional desde el año 1931.

La calle en la cual se encuentra ubicada la Catedral, es también escenario de otros monumentos como el Palacio Episcopal, además del anexo del Ayuntamiento. Todos ellos forman parte de lo que se considera el casco antiguo de la ciudad de Murcia.

En esta oportunidad realizaremos un recorrido por la Catedral de Murcia, con la finalidad de que todos puedan conocer esta bella creación de estilo tanto gótico y renacentista como barroco, que forma parte de la diócesis de Cartagena y está dedicada a la advocación de Santa María, considerada una iglesia de tipo católico.

 catedral de murcia

Historia de la Catedral de Murcia

La historia es la mejor manera de conocer una catedral, especialmente por el hecho de que suelen ser testigos mudos de muchos acontecimientos alrededor de los cuales se desarrolla la vida de los seres humanos.

La Catedral de Murcia se consagró a partir del año 1467 y ha recibido algunas reformas mediante las cuales ha quedado combinada por un estilo gótico con ciertos elementos pertenecientes a otras corrientes arquitectónicas, lo cual iremos conociendo a través de nuestro recorrido por sus instalaciones. Sin embargo, la vida histórica de esta Catedral inicia prácticamente luego de la creación de la diócesis de Cartagena, que tuvo lugar para el año 1250.

Luego en 1266, Jaime I conquistador toma la ciudad de Murcia y evita la sublevación de la ciudad de Mudéjar, que estaba en manos musulmanas. A raíz de esta revuelta se rompe el tratado de Alcaraz que existía entre ellos y se elimina la autonomía con la que contaban. Dicho tratado establecía un acuerdo entre ambas partes, donde los gobernantes de Murcia recibían pagos de tributos a cambio de respetar el culto y las propiedades de los musulmanes, pero quedó sin efecto luego de este acontecimiento.

catedral de murcia

Entonces el monarca de origen Aragonés, llega a la Mezquita Mayor conocida como Aljama, con la finalidad de consagrar a la Virgen María, para darle gracias por su conquista de la ciudad. Vale la pena mencionar que este fue un templo en el cual se había realizado la boda entre la infanta Beatriz de Castilla y Guillermo VII de Montferrato, durante el año 1271.

Ahora bien, como la sede Episcopal se había trasladado a Murcia debido a que existía inseguridad en las costas de Cartagena, se presentó la oportunidad de que la Iglesia Mayor de Santa María, fuese transformada en la Catedral de Santa María o Catedral de Murcia.

Esta catedral fue construida durante el transcurso de los siglos XIV y XVIII, pero de igual manera fue objeto de una serie de reformas, bien para cambiar algunos de sus elementos destacados en su interior o por necesitar reparaciones, como ocurrió luego de un incendio que tuvo lugar en el año 1854, hasta llegar a lo que se conoce hoy en día como La Santa Iglesia Catedral de Santa María de Murcia.

Catedral de Murcia: Arquitectura y sus etapas constructivas

Su construcción comenzó con el diseño de un nuevo edificio de claustro en estilo gótico, considerado como su parte más antigua, de la cual se conservan pruebas en el Museo Catedralicio en vista de que se quitaron algunas partes pertenecientes a la antigua mezquita.

Las obras inician durante el obispado de Fernando de Pedrosa y sus primeros cimientos fueron colocados en el año 1388, representados por su primera piedra, pero el verdadero avance de esta construcción tuvo lugar hasta el año 1394.

Para entonces era Diego Sánchez de Almazán el maestro mayor de las obras, quien avocó su trabajo a cerrar las bóvedas con pilares de columnas adosadas y decorarlas con temas de vegetales y rejas forjadas gracias a la colaboración de Antón de Viveros.

El templo se consagra para el año 1467 y su puerta de los Apóstoles se realiza durante el año 1488. No obstante, entre los siglos XVI y XVIII necesitó la realización de algunas reformas, como fue el caso de la Capilla de los Vélez, finalizada en el año 1507 en estilo gótico y con elementos representativos de sus últimas etapas en Europa.

catedral de murcia

Posteriormente, se realiza la puerta de las Cadenas bajo el estilo renacentista y la capilla de Junterón que data del año 1515. En lo que respecta al campanario, es construido a comienzos del año 1521 pero no se culmina, al igual que ocurrió con la Sacristía. Otros elementos, como fue el caso de la capilla de la Anunciación y del Baptisterio, se realizaron durante el reinado de Carlos V para el año 1541.

Se inicia el siglo XVII representado por el arte barroco cuando se comienza a edificar la capilla del Trascoro, que fue dedicada a la Inmaculada Concepción; pero la fachada principal o imafronte no es creada hasta el año 1737, ya estando en el siglo XVIII que fue considerado como el del Oro Murciano y su obra se extendió hasta 1754.

Esta catedral de Murcia, sufrió los estragos de un incendio durante el año 1854, que llevó a la destrucción de su altar Mayor, haciendo necesaria la creación de un nuevo retablo pero esta vez en estilo neogótico, además de la colocación de un gran órgano de una firma belga conocida para la fecha como Merklin-Schütze.

catedral de murcia

Su torre y Campanario

La torre y el campanario se realizaron durante los años que transcurrieron entre 1521 y 1723, para formarse como imponentes representaciones de la catedral que han hecho posible considerarla como la segunda más alta de España, luego de la Giralda de Sevilla con unos noventa y tres metros de altura.

La arquitectura de su torre es bastante interesante, ya que está formada por cuerpos que fueron realizados entre los años 1765 y 1793, con el diseño de Ventura Rodríguez y Juan de Gea y cuya estructura figura como un soberbio campanario, realizado en varios estilos. Por este motivo, es oportuno ofrecer una amplia descripción para cada uno de sus cuerpos:

Primer cuerpo en 1521

Estuvo a cargo de los arquitectos de origen italiano Francisco y Jacobo Florentino, realizando la planta de forma cuadrada, empleando para ello una decoración al estilo renacentista, en donde se encuentra ubicada la Sacristía Mayor.

catedral de murcia

Segundo cuerpo en 1555

Se realiza esta parte de la torre basándose en el estilo renacentista, a cargo de Jerónimo Quijano. Pero la construcción de esta torre queda detenida a lo largo de dos siglos, debido a que se presentó una inclinación con respecto a toda su estructura.

Tercer Cuerpo en 1765

Es la parte de la torre en la cual se encuentra ubicada la sala del reloj, basada en un estilo barroco que fue creado por el arquitecto José López y que logró corregir la inclinación que se estaba proyectando, añadiendo un determinado peso hacia el lado contrario.

Cuarto Cuerpo

En este cuerpo de la torre se crearon los Conjuratorios, que se encuentran adosados a la estructura y compuestos por cuatro templetes, que son ornamentalmente coronados por cúpulas de forma piramidal en las que se presentan efigies de los siguientes santos: San Fulgencio, San Leandro, Santa Florentina y San Isidoro.

catedral de murcia

Quinto Cuerpo

Esta parte de la torre se realizó bajo el estilo rococó y es cuando se coloca el campanario, compuesto de 20 campanas con diferentes tonos para el llamado a los oficios religiosos de la Catedral de Murcia. Ellas son en su mayoría de los siglos XVIII y XIX y se encuentran identificadas con los siguientes nombres:

San Agustín, Santo Tomás de Aquino, San Isidoro, María Madre de Dios, La Mora Nueva, Santa María, Santa Bárbara Mayor, Cristo, San José, San Leandro, San Patricio, San Pedro, Nuestra Señora de Belén, Santa Florentina, Santiago, Santa Bárbara Menor, Fuensanta  la Catalana, Santa Águeda, La Nona San Victoriano y San Antonio.

En cuanto a sus toques, se debe destacar que son empleados no solo para los llamados a los servicios religiosos sino también como señal de alerta en caso de subidas del nivel de las aguas del río Segura, por guerras, festividades y la realización de muchas otras celebraciones; algo que es típico y propio del patrimonio cultural de toda Murcia.

Un detalle en cuanto a la campana identificada como La Mora Nueva, es que la original denominada Mora, era la más antigua de todas. Esta campana fue creada en el siglo XIV, por lo cual se desmontó y se llevó al Museo de la catedral para ser resguardada, entonces fue sustituida por la que se encuentra en la actualidad con el mismo nombre, pero acompañada de la denominación de nueva.

Corona en 1793

La corona es el último elemento realizado en la torre, en forma de cúpula en estilo neoclásico a cargo del arquitecto Ventura Rodríguez, lo que cierra con broche de oro la construcción de esta llamativa estructura, que es muestra viviente de una arquitectura con la combinación de varios estilos.

Características del exterior de la Catedral de Murcia

El exterior de la Catedral de Murcia está enriquecido por la presencia de una serie de elementos que la convierten en una digna representante para la ciudad, por lo cual resulta necesario considerar a de cada uno de ellos de manera independiente, tal y como se indica a continuación.

El imafronte 

Lo que se conoce bajo de la denominación de Imafronte es simplemente la fachada principal de la catedral, un elemento que se ha construido siguiendo el estilo barroco, de apreciable belleza que resalta a la vista de todo el que tiene la oportunidad de estar frente a ella.

Esta fachada se ha creado para sustituir a la fachada anterior, que era del siglo XVI y se presentaba bajo un estilo renacentista; pero debido a los daños ocasionados por las crecidas del río Segura, además de algunos terremotos, se fue deteriorando hasta que surgió la necesidad de construir una nueva.

catedral de murcia

La vieja fachada es demolida en el año 1732 y se comienza la construcción de la nueva, algo que llevó varios años, pero logró culminarse con éxito para 1754. Esta fachada se encuentra orientada hacia la Plaza del Palacio, que con el transcurso de los años se ha llegado a conocer como la Plaza Cardenal Belluga.

El Imafronte cuenta con cincuenta y ocho metros de altura, una estructura que fue creada a cargo del arquitecto Jaime Bort; pero con una inspiración Alemana que se proyecta en forma de retablo, una estructura arquitectónica que es colocada generalmente detrás del altar en numerosas iglesias católicas.

Gracias a ello, cuando apreciamos esta catedral junto a todo el contexto exterior, nos imaginamos que estamos al frente de un gran retablo, colocado dentro del urbanismo de la ciudad. Este elemento arquitectónico está dedicado a la Santísima Virgen María y adornado con la presencia de esculturas de santos y mártires que están asociados con la ciudad de Cartagena desde el punto de vista religioso.

Desde el punto de vista arquitectónico, la fachada se ha dividido en dos cuerpos horizontales, pero además se presentan otros tres realizados de forma vertical. Destacándose como elemento para su división columnas y ornamentos denominados volutas. Esto se remata con una moldura curva y un frontón que cuenta con la representación de la Asunción de la Virgen en forma de escultura.

La fachada en su base contiene tres puertas, las cuales dan paso a las tres naves que conforman la planta de la catedral de Murcia; estas puertas se identifican con los nombres de San José, San Juan y la central como Puerta del Perdón, que es abierta solo en ocasiones muy especiales o solemnes.

Dicha puerta central se corona con la presencia de una figura de la Virgen María, acompañada de los Arcángeles en el lugar identificado como la hornacina, que es simplemente una estructura semiesférica, a manera de repisa, realizada en un muro de la catedral.

Como dato curioso, esta fachada se encontraba coronada por la estatua de San Santiago clavando una cruz en el suelo durante el año 1803,  ello como símbolo de su entrada por el Puerto de Cartagena, pero era muy pesada, por lo cual fue sustituida en 1829 por otra Cruz que fue derribada a causa de un terremoto; hoy en día se cuenta con la Virgen María para que custodie esta entrada con la ayuda de los Arcángeles.

catedral de murcia

Puerta de los Apóstoles

Un elemento resaltante al llegar a la Catedral de Murcia se representa en cada una de sus puertas, debidamente identificadas. Comenzaremos por describir la Puerta de los Apóstoles; realizada empleando el estilo gótico a cargo de Diego Sánchez de Almazán, durante el transcurso del año 1463 hasta el año 1488 cuando fue concluida su construcción.

En cuanto a sus detalles, se aprecia que se trata de un hueco central con tope curvo, rodeado de arquivoltas en forma de punta que le dan una impresionante profundidad, las cuales están ornamentadas con esculturas de ángeles que llevan instrumentos musicales, además de reyes presentes en el Antiguo Testamento.

En los marcos estructurales de esta puerta, que son identificados bajo la denominación de jambas, se presentan esculturas de los apóstoles Pedro, Pablo, Andrés y Santiago. Más algunos ángeles y reyes pertenecientes a la ciudad de Israel, con un escudo a nivel de la clave de su arco que representa a la reina Isabel II.

Como elemento gótico no puede faltar el típico rosetón por encima de esta puerta, en la parte superior de toda la fachada, con un imponente escudo borbónico, que representa a una importante familia de la Casa Real Francesa, pero que a partir del año 1700, figura como la casa reinante en España.

catedral de murcia

Puerta de las Cadenas

Se trata de una puerta que sirve de cierre para el área conocida como transepto, que es la parte más ancha de la nave, presente en el lado norte de la Catedral de Murcia.Esta puerta consta de dos cuerpos que han sido creados en el siglo XVI, pero el superior necesitó ser reformado para el siglo XVIII. Una puerta que es originalmente de tipo Plateresca o gótico, propio de los reyes católicos.

En este orden de ideas, se puede comentar que el cuerpo inferior de la puerta de las Cadenas, es construido para el año 1512, basándose en un estilo renacentista, con exaltación de elementos que representan la toma de Granada, acontecimiento basado en una serie de batallas lideradas por el mandato de la reina Isabel I de Castilla, al lado de su esposo el rey Fernando II de Aragón, frente al reino Nazarí o Emirato de Granada,  presente para la época entre 1482 y 1492.

Con respecto a la parte superior de esta puerta, fue necesario realizar una serie de reformas durante el año 1783, pero para ello se tomaron algunas pilastras o columnas, al igual que frisos, que eran provenientes del siglo XVI, con la finalidad de preservarlos. De igual manera fueron añadidos otros elementos como algunos relieves que representan a San Leandro, San Fulgencio y San Isidoro.

Se llama la Puerta de las Cadenas porque sirve de límite entre el recinto sagrado y el exterior, estando presidida por una histórica cruz proveniente de la época medieval, que es conservada en su atrio y proporciona esplendor a la fachada norte, en la cual se encuentra esta puerta.

Loading...

Puerta del Pozo

Con el nombre de Puerta del Pozo se ha identificado aquella que sirve de acceso a la catedral, a nivel de su girola. Es pequeña y se presenta a los pies de la torre, está realizada modestamente pero provista de un elegante arco, a manera de medio punto representando su marco.

Un aspecto interesante con respecto a esta pequeña puerta está contemplado en el hecho de ser la única que da acceso directo a la torre de la catedral, en cuyo ascenso se presenta el archivo de este centro religioso en la primera planta y luego la sala de los secretos, que se describe con detalle a continuación.

Sala de los Susurros

Esta sala que se conoce además como la sala de los secretos, está creada con una perfecta bóveda. Es empleada para guardar la antigua máquina del reloj y está dotada de una increíble acústica que, de acuerdo a la opinión de muchos de sus visitantes, si una persona se coloca en una esquina de la sala y susurra bajito en la pared, la voz recorre la cúpula y llega hasta el otro lado de la misma, donde otra persona puede escuchar el mensaje trasmitido, tal y como si se le hubiese contado al oído.

Es algo realmente interesante, pues además se dice que al colocarse en el centro de la sala, estando bajo el techo de su bóveda, es posible escuchar muchas conversaciones que sean realizadas de manera simultánea en esta sala.

Los Soportables

Esta es un área que se encuentra por debajo de la Casa de los Canónigos al igual que del Museo Diocesano, presentándose como una galería que es abierta al público, compuesta por un corredor que rodea de forma perimetral una parte de la catedral. Está realizada a base de arquerías en estilo barroco de medio punto, con bóvedas provenientes del claustro original del edificio.

Interior de la Catedral de Murcia: Su estilo gótico

Una vez que se ha apreciado la estructura exterior de la catedral de Murcia, es momento propicio para realizar un recorrido en su interior y conocer todos los elementos basados en el estilo gótico que se han empleado durante su construcción.

Esta catedral se ha creado en base a un proyecto de cruz latina, provista de tres naves más la girola, apreciándose que se trata de estructuras rodeadas de sencillez, no muy elevadas y con cierta limitación en sus ventanales. A continuación se describe con detalle cada uno de los elementos más destacables de su interior.

Sus naves y capillas 

Su nave central, que es el espacio divido mediante columnas, se ha realizado bajo la influencia de las corrientes Castellanas de España, por lo cual se ubica de manera alta con respecto a las naves laterales.

En lo que respecta al cimborrio, lo cual es una estructura semicircular que se eleva en el crucero o lugar de la intersección de la nave principal con las transversales, cuenta con elementos aragoneses que se sitúan al pie del templo en lugar del propio crucero, presentando un recorrido con la misma amplitud de la nave en el lado norte, mayor que en su área sur.

En la catedral de Murcia también existen diversas capillas dedicadas a la advocación de santos patronos y sepulcro tanto de nobles como de obispos, que figuran en la historia como colaboradores o creadores de muchos de los elementos mediante los cuales ha sido edificada esta catedral.

Como parte del conocimiento interior de este templo, se describirán con detalle sus capillas más representativas, sin restar importancia a muchas otras, de enorme valor por ser consideradas como monumentos funerarios de altas personalidades españolas.

Algunas de las capillas destacadas que se pueden mencionar corresponden a: los Vélez, Junterón, la Inmaculada, San Antonio, Baptisterio, Socorro, entre otras.

Capilla Mayor

Esta Capilla Mayor de la catedral sufrió un incendio en el año 1854, el cual ocasionó la destrucción del Retablo Mayor, al igual que la sillería que conformaba su coro. Pero durante el año 1868 se realiza una reconstrucción a cargo de Mariano Pescador y el escultor Antonio José Palao, quienes junto a la colaboración de Leoncio Baglieto crean un nuevo retablo al estilo neogótico, con la imagen de Santa María de la Paz.

Otro hecho interesante de contemplar es que en esta capilla se conserva una Urna renacentista, que posee los restos del rey Alfonso X el Sabio. Aquí moran su corazón y entrañas, mientras que en la Catedral de Sevilla, se guarda el resto de su cuerpo.

Se trata de una urna elaborada en piedra con representaciones de heraldos con mazas apoyadas sobre sus hombros que figuran en sus costados y que además cuenta con el escudo de la Corona de Castilla, realizado en el siglo XVI. Todo ello está identificado con una interesante inscripción en la que se puede leer lo siguiente:

“AQUÍ ESTÁN LAS ENTRAÑAS DEL SEÑOR REY DON ALONSO X, EL QUAL MURIENDO EN SEVILLA POR LA GRAN LEALTAD CON QUE ESTA CIBDAT DE MURCIA LE SIRVIÓ EN SUS ADVERSIDADES LAS MANDÓ SEPULTAR EN ELLA”.

La capilla Mayor es a la vez lugar de veneración y morada de los restos de los santos Leandro, Fulgencio, Isidora y Florentina, que son conservados en urnas de plata, todos ellos acompañan a la mencionada urna de Alfonso X, ubicada a su frente.

Capilla de los Vélez

Es una capilla realizada en estilo gótico florido, que era característico de la reina Isabel la Católica, una obra que se ha considerado como una de las maravillas con las que cuenta la catedral, cuya construcción se realizó desde el año 1490 hasta 1507 a cargo de Juan Chacón y fue terminada por su hijo Pedro Fajardo, quien fuese considerado el primer marqués de los Vélez.

Se destacó como Monumento Nacional desde el año 1928, presentándose con una planta poligonal, provista de una cúpula en forma de estrella de diez puntas. Dedicada a San Lucas, pero a su vez contemplada como la capilla de los Vélez, por el nombre de su último constructor quien, como se mencionó anteriormente, adquirió el título nobiliario de marqués.

Cuenta con elementos arquitectónicos de gran belleza, entre los cuales destacan las hornacinas o nichos con la presencia de escudos, además de seres salvajes plasmados en relieves. A la capilla se accede por la parte sur de la girola, con infinidad de decoraciones basadas en motivos vegetales y mortuorios por tratarse de la capilla funeraria que corresponde a la familia Chacón-Fajardo, sus constructores.

catedral de murcia

Capilla Junterón

Esta capilla representa una gran obra del renacimiento español, cuya identificación se debe a la inscripción latina que presenta en su exterior, en la que se puede leer lo siguiente: “De JUNTERON ES”.

Fue creada y costeada por Gil Rodríguez de Junterón para el año 1515, con la ayuda de otra personalidad de la época como era Arcediano de Lorca, que se desempeñaba dentro de la curia romana en tiempos de Julio II, este era el órgano rector de la Santa Sede y la Iglesia Católica para la época.

El renacimiento fue plasmado en esta capilla tanto en su parte exterior como interior, presentando un ábside de planta ovalada y mostrándose en el suelo una lápida que dice “aquí viene a parar la vida”, que es por donde se ingresa a la cripta contentiva de los restos de los Junterón.

Cuenta además con muros apilastrados y en su ático un medallón en relieve y crestería en estilo plateresco. Posee una bóveda identificada como obra típica del estilo de Murcia, la cual es rematada por una linterna. Presenta una puerta adornada por dos columnas jónicas, sobre todo lo cual se exhibe un arco adornado en su clave por el relieve de las armas del Papa Julio II.

En esta capilla se destaca el relieve de La Adoración de Los Pastores realizado por Jerónimo Quijano, elemento que se encuentra colocado sobre un sarcófago que fue especialmente traído por Gil Rodríguez de Junterón desde la ciudad de Roma.

Capilla de la Inmaculada

Es una obra arquitectónica del siglo XVI, específicamente realizada durante el año 1625 a cargo del Obispo Trejo y estando ubicada en el trascoro. Se trata de una capilla de estilo barroco, con una bella representación en su frente creada empleando jaspes y mármoles de color blanco y negro.

Un interesante aspecto sobre esta capilla de la Inmaculada, es que figura como la primera en el mundo en ser consagrada a esta advocación o dedicación religiosa y está decorada mediante relicarios de Juan Bautista Estangueta el Mozo.

En su interior la imagen de La Inmaculada está tallada en madera policromada del año 1627 y adornada con una serie de incrustaciones en pedrería. Se presenta a los pies de la Virgen la figura de la luna y una corona de doce estrellas, que se identifican como iconos correspondientes a esta santidad. El autor de esta capilla se mantiene anónimo.

Capilla del Baptisterio

Es otra de la capillas de estilo renacentista que se fundaron en el año 1541, a cargo del canónigo Grasso, destacándose por poseer un llamativo retablo en estilo genovés labrado, realizado a base de mármol blanco, en cuyo centro se ha colocado la Virgen del Socorro, una creación del artista Juan Lugano y contando con una pila bautismal, que es otro de sus elementos resaltantes, la cual ha sido elaborada en Italia.

Capilla de San Antonio

Con el nombre de Capilla de San Antonio, conocemos el lugar en el cual se encuentran los restos del Obispo Fernando de Pedrosa, enterrado durante el año 1402 y representando una de las capillas más antiguas de la catedral de Murcia.

Está realizada con una destacada bóveda de crucería en estilo gótico, además de pinturas y otra capilla de menor tamaño en ella, dedicada a La Anunciación, que fue realizada para contener la tumba de Jacobo de las Leyes. En ella se encuentra una serie de esculturas representativas de esta santidad, creadas por Jerónimo Quijano en 1527.

Como consideración adicional destacamos que Jacobo de las Leyes, fue el creador de las Siete Partidas, que figuran como la base o cuerpo normativo de las leyes seguidas por la Corona de Castilla, durante el reinado de Alfonso X, el cual se presenta entre los años 1252 y 1284.

Capilla del Socorro

Para finalizar el recorrido por algunas de las capillas de esta hermosa catedral de Murcia, presentamos a la que se identifica como Capilla del Socorro, pero que es también conocida como Capilla de San Antón.

Esta se encuentra precisamente en la girola, basada en una arquitectura de tipo gótica y advocada a San Antón durante el año 1435, por Lorquí Sáncho Dávalos; pero que con el paso de los años, pasó a formar parte de la Cofradía del Socorro.

En el año 1735 se le construye un retablo barroco con advocación religiosa que, en la opinión de varios expertos dedicados al estudio de obras de arte, figura como su elemento más destacado, por presentarse bastante lujoso y creado por las manos de artistas como Joseé Ganga o Nicolás de la Rueda.

Sacristía

El recorrido por el interior de las instalaciones de la catedral de Murcia no estaría completo sin mencionar su famosa Sacristía, que está justamente debajo de la torre y el campanario. Esta sala cuenta con dos puertas, donde la más importante es la que se dirige a la nave de la catedral que data del año 1531, coronada por un arco con representaciones de virtudes teologales.

La otra puerta se presenta en una sala que está cubierta por una cúpula realizada en espiral sencilla, creada por Jacobo Florentino. Algunas de las reliquias en forma de tableros presentes en la sacristía se quemaron en el año 1689, pero posteriormente se inició su recuperación a cargo del escultor identificado como Gabriel Pérez de Mena.

Coro

En lo que respecta al Coro de la catedral, se puede indicar que el original pertenecía al siglo XV y fue consagrado para el año 1467, luego se sustituye en 1790 realizando la sillería en nogal, bajo estilo neoclásico, pero lamentablemente son destruidas por el incendio del año 1854.

La reposición del Coro en cuanto a su sillería se logra gracias a que la reina Isabel II regaló un grupo de muebles que estaban destinados a San Jerónimo el Real de Madrid, pero cuyo origen era de un monasterio denominado Santa María de Valdeiglesias.

Obras de la catedral: Museo Catedralicio

El Museo de La Santa Iglesia Catedral de Santa María de Murcia, se encuentra ubicado en el espacio de la Sala Capitular y áreas del viejo claustro gótico que datan del siglo XIV, del cual se conservan elementos como es el caso de su capilla San Juan de la Claustra, en estilo renacentista.

En este sentido, el Museo Catedralicio es un recinto en el que se conservan innumerables piezas de gran valor tanto artístico como religioso, iniciándose en la época romana y llegando hasta nuestros días, dentro de las cuales se puede mencionar la presencia de pinturas y retablos representados por muestras góticas como las de Santa Lucía y la Virgen de la Leche del siglo XIV, o el retablo de San Miguel, perteneciente al siglo XV.

Este museo también presenta una destacada colección de orfebrería, como es el caso de la Custodia del Corpus creada por Antonio Pérez Montalto en el siglo XVII, además la Custodia de las Espigas y el Arca de Jueves Santo.

En lo referente a esculturas se cuenta dentro de este museo con varias y valiosas representaciones, especialmente sarcófagos, incluso del tiempo romano como es el caso de Las Musas, que corresponden al siglo III.

Otro de los elementos que los visitantes al museo del templo pueden apreciar son las vestimentas eclesiásticas y la campana Mora que mencionamos durante nuestro recorrido por la torre de esta magnífica catedral.

Plano y Ubicación de la Catedral de Murcia

A continuación les daremos a conocer el plano de la Catedral de Murcia, que ese encuentra ubicada en el casco de la antigua ciudad de Murcia, en el área donde está la famosa Plaza del Cardenal Belluga, cuyas puertas están siempre abiertas a todos los visitantes que deseen conocer este hermoso centro religioso, que constituye uno de los principales símbolos góticos de España.

Si te ha gustado la información encontrada en este artículo acerca de la Catedral de Murcia, te invitamos a continuar con la lectura de los siguientes:

Loading...