¿Conoces el Osario de Sedlec? increíble arte con miles de huesos

Loading...

Osario de Sedlec es una pequeña capilla en donde se encuentran alrededor de 30.000 huesos humanos como parte de su decoración, ubicada en Sedlec, un suburbio de Kutná Hora en la República Checa. En el presente artículo hablaremos acerca de esta peculiar capilla católica, su historia, arquitectura y más.

Osario de Sedlec

Historia del Osario de Sedlec

El abad de un monasterio de la Orden del Císter de Sedlec llamado Enrique, fue enviado a la Tierra Santa por el rey Ottokar II de Bohemia en el año 1278. En su regreso, consigo traía una cantidad de tierra que había recogido del Golgotha y la esparció en el cementerio de la abadía.

Este acontecimiento no tardó en comentarse entre los habitantes, por los que el cementerio de Sedlec se volvió el lugar escogido para enterrar a los difuntos por muchos pueblos de la Europa Central. Mientras transcurría la Peste Negra a mediados del siglo XIV, y luego de haber finalizado las guerras husitas a principios del siglo XV, miles de personas fueron sepultadas en este cementerio, haciendo que este tuviera que ampliarse de forma considerable.

Llegando al año 1400 se llevo a cabo la construcción de una iglesia gótica en el centro del cementerio, la misma contaba con una bóveda en un nivel superior y una capilla en el sótano como un osario para las tumbas de masas desenterradas mientras ocurría la edificación o en su defecto, para hacer espacio para más entierros.

Durante los años 1703 y 1710 se elaboró una nueva entrada para apoyar la pared delantera ya que se inclinaba hacia el exterior, también la capilla superior fue remodelada. Todo este trabajo se realizó bajo el estilo checo barroco bajo la tutela de Jan Santini Aichel.

Ya para el año 1870, un tallador de manera llamado Frantisek Rintfamilia fue contratado por la familia Schwarzenberg para que organizara todos los huesos. A raíz de esto, se crearon resultados aterradores que le dieron fama a la Osario de Sedlec. Una enorme lámpara de araña, posee aproximadamente una unidad de cada hueso que forma el cuerpo humano y se encuentra en el centro del nave junto a las guirnaldas de cráneos que cubren las bóvedas.

Entre los demás trabajos que se ejecutaron se pueden mencionar las custodias flanqueando el altar, un enorme escudo de armas de los Schwarzenberg y la firma del maestro Rint que también estuvo hecha de huesos y situada en la pared junto a la entrada.

Orígenes

Los orígenes de la Osario de Sedlec comienzan en el siglo XIII. Uno de los abades pertenecientes a la abadía cisterciense trajo consigo de su viaje a Tierra Santa arena y la esparció en el cementerio. El acto de haber propagado tierra sagrada hizo que el lugar se volviera un recinto habitual para los entierros, incluso nobles de Polonia iban al lugar para enterrar a sus seres queridos como por ejemplo, Baviera y Bélgica, por lo que el cementerio debía ser ampliado

Adicional a esto, la Peste Negra se encargo de cobrar la vida de alrededor de 30.000 personas en la zona, sus cuerpos fueron sepultados en dicho cementerio, haciendo más urgente la ampliación del mismo.

Osario de Sedlec

Un siglo más tarde, las guerras civiles que atacaron Bohemia incrementaron el número de entierros, hasta que se obligó a la Abadía a reducir el tamaño del camposanto, esto trajo como consecuencia que muchos de los cadáveres fueran exhumados y sus huesos trasladados al osario. De acuerdo a la leyenda que hay entorno a este lugar, fue un moje tuerto el encargado de agrupar los cadáveres en seis macabras pirámides en el año 1511.

Dos siglos después, la capilla de este cementerio fue remodelada para construir una iglesia con el estilo barroco gótico de bella factura. Sin embargo, no fue hasta el año 1870 que la Osario de Sedlec recibió su actual apariencia en mano del tallista Frantisek Rint, a quien se encargó poner en orden el caos de calaveras y tibias.

Antes de iniciar con la labor encargada, Rint empapó la materia prima en una solución de cal clorada para desinfectarla y darle color blanco. Como bien ya se mencionó anteriormente, el fue el responsable de crear las aterradoras decoraciones en el interior de la capilla, asimismo, también firmó su obra con los huesos proporcionados.

Con el paso de los años, esta obra se le otorgó el nombre de “Memento mori” (recuerda que morirás, según la frase latina) y consiguió notoriedad como fenómeno turístico a partir de los años 90 del siglo XX.

Osario de Sedlec

En un mismo sentido, cuando se encontraba reinante el partido comunista la capilla estaba en mal estado, no existía régimen de visitas y se producía pillaje. Luego de que se instaurara la democracia en el año 1989, el edificio volvió a manos de la Iglesia y fue abierto al público, lo que la convirtió en el principal lugar turístico del país.

¿Cuántos huesos hay en el Osario de Sedlec?

El cuerpo humano esta conformado por 208 huesos. 26 huesos que se encuentran en la columna vertebral, 8 huesos en el cráneo, 14 huesos en la cara, 8 huesos en el oído, 1 hueso en la laringe, 25 huesos en el tórax, 64 huesos en las extremidades superiores y 62 huesos en las extremidades inferiores. El fémur es visto como el hueso más largo del cuerpo, teniendo unos 50 centímetros de longitud, mientras que el estribo es considerado como el más diminuto alcanzando apenas los 1,8 milímetros.

Todos los anteriores huesos forman parte de nuestro esqueleto humano, sin embargo, los mismos se pueden encontrar también en todas las esculturas realizadas en la Osario de Sedlec. Cada una de estas obras expuestas en el interior de la capilla fueron creadas a partir de los 30.000 huesos que se disponían por la Peste Negra y los demás acontecimientos.

Frantisek Rint

No hay mucha información acerca de la vida de Frantisek Rint, lo que se conoce hasta los momentos es que fue un tallador y carpintero checo que vivió durante el siglo XIX. Uno de sus trabajos más destacados surgió luego de que fuera contratado por la Casa de Schwarzenberg para llevar a cabo la organización de los huesos humanos enterrados en el Osario de Sedlec, una pequeña capilla cristiana en Sedlec, en el año 1870.

Al emplear todos los huesos que se encontraban en su interior logró crear increíbles esculturas macabras y elaboradas, en donde destacan cuatro candelabros y una copia de el escudo de armas de Schwarzenberg. Según cuenta, la firma que dejó Rint era de Ceska Skalice, una pequeña ciudad en la frontera checo-polaca.

Loading...

Arquitectura del Osario de Sedlec

En líneas generales, el exterior de la Osario de Sedlec no es muy llamativo. La misma está conformada por siete capillas que en conjunto dan con un enorme anillo en torno al presbiterio, y en el interior su decoración esta constituida por obras de arte.

La construcción de la capilla es modesta, dado que fue edificada en un camposanto lleno de barro. La construcción es la iglesia de Todos los Santos. A través de una escalera se puede llegar hacia la la iglesia Todos los Santos, en donde en la antigüedad se prendían velas para los difuntos en las dos torretas detrás de la propia capilla.

Lo más interesante de este recinto ocurre en la parte inferior, en el lugar que se conoce como Jesucristo en el Monte de los Olivos. En este mismo lugar se exponen los miles de huesos de los cadáveres que fueron víctimas de la Peste y de otros conflictos que se llevaron a cabo en las cercanías. En un mismo sentido, esta parte inferior de la capilla también ha sufrido una serie de imperfectos que hacen que se vaya inclinando día a día hacia un lado, como ocurre con la Torre de Pisa.

Luego de que el carpintero contratado blanqueara y tallara los huesos, los empleó para decorar el espacio sagrado. Rint fue el responsable de crear con ellos cadenas de cráneos que se extendían sobre las entradas. Asimismo, también elaboró cálices y cruces por medio de caderas y fémures. También entre sus obras existe un detallado árbol genealógico que adorna la pared, como muestra de agradecimiento a la familia aristocrática que financió la iniciativa.

No obstante, el principal atractivo de la Osario de Sedlec es la enorme araña del techo. De acuerdo a lo que dicen la misma está formada por todos los huesos que conforman al cuerpo humano. Las velas brillan sobre la superficie de los cráneos blancos y relucientes que se siente que observan a los visitantes que se atreven a entrar.

Tanta ha sido la importancia de esta capilla que ha sido nombrada en varias obras literarias, como por ejemplo El ángel negro, de John Connolly. En esta obra, se puede encontrar esta descripción de la parte inferior del lugar:

»Una gran araña de luces hecha de cráneos pende del techo del osario. Los cráneos forman la base de los candeleros, cada uno apoyado en un arco pélvico, con un húmero prendido por debajo del maxilar superior. Alí donde deberían colgar delicados cristales, penden huesos verticalmente, uniendo los cráneos al soporte central por medio de un sistema de vértebras. Más huesos, pequeños y grandes, constituyen el propio soporte y adornan las cadenas que sujetan los cráneos al techo. Grandes hileras de cráneos, cada uno con su respectivo hueso bajo el maxilar, decoran los arcos del osario a cada lado de la araña. Cuelgan como bucles, y forman cuatro estrechas pirámides en el centro, que crean un cuadrado bajo la araña, cada cráneo puede utilizarse para sostener una vela en su centro.»

»Hay también otras maravillas: una custodia hecha de huesos, con un cráneo en medio donde podía colocarse la hostia, seis fémures se extienden radialmente por detrás, con huesos más pequeños y vértebras entretejidos. Los huesos tapan el soporte de madera en torno al cual se ha construido la custodia y su base es una U con un cráneo en cada extremo. Hay coronas y jarrones y cálices, todos de hueso; incluso el escudo de armas de la familia Schwarzenberg es de huesos, rematado por una corona de cráneos y pelvis. Los huesos a los que no se ha podido dar una utilidad práctica están amontonados bajo los arcos de piedra.»

¿Cómo llegar?

Lo primero que se debe tener encuentra que es osario queda en Sedlec, un distrito de Kutná Hora. De manera general, es como si se trataran de dos ciudades diferentes, ya que sus zonas turísticas están a unos 3,5km de distancia e incluso no comparten estaciones de trenes. En el presente apartado explicaremos la manera de llegar a Kutná Hora desde Praga y el como moverse por ambas zonas para poder llegar a l Osario de Sedlec.

Llegar a Kutná Hora en tren

En Praga se debe tomar un tren dentro de la estación “Praha hl.n.”. Los trenes en la misma salen aproximadamente cada hora en punto. La estación a desembarcar debe ser “Kutná Hora hl.n.” y los trenes directos llegan cada 50 minutos.

Llegar al Osario de Sedlec desde la estación de tren

Ya habiendo entrado en la estación principal de Kutná Hora, se está a 1km del Osario de Sedlec y a 4km de los principales monumentos de Kutná Hora. Si se desea visitar la Osario entonces a partir de este punto hay tres maneras de llegar:

  • A pie: Si se opta por este medio son aproximadamente 15 minutos al tomar las indicaciones de Kostnice (osario) o Centrum. De una misma manera, hay un tramo en el polígono industrial, pero no hay problema ni peligro alguno.
  • Autobús: En este caso los mismos tardan 3 minutos en llegar al destino. La parada es la segunda (Sedlec, Tabák), junto a la enorme Iglesia de Nuestra Señora. Los buses nº1 y 7 llegan a la parada entre media hora a una hora.
  • Tren local: Para esta alternativa, se debe tomar el tren de la estación “Kutná Hora-Sedlec”. Por lo general, el mismo suele tardar unos 5 minutos luego de la llegada del tren de Praga, por lo que es recomendable para evitar comprar un nuevo ticket reservar en Praga el billete a esta estación. Este es un tren local que aguarda a los pasajeros que llegan desde Praga, por lo que no hay peligro de perderlo y su viaje dura 5 minutos.

Llegar a Kutná Hora en bus

Si por otro lado, se desea ir desde Praga a Kutná Hora en autobús, también es una alternativa viable, sin embargo, se debe tener en cuenta que tardan aproximadamente 1 hora y 40 minutos en llegar a su destino. Los mismos se pueden tomar en cualquier estación de Praga, pero la más céntrica es Praha – Háje, donde también se puede llegar en metro (línea C, parada Háje). El autobús a tomar es el 381 y la última parada es “Kutná Hora, aut.st” o también se puede bajar en la anterior: “Kutná Hora, Centrum”.

En un mismo sentido, estos autobuses no llegan hasta la Osario de Sedlec, ubicada a 3km. Para poder llegar a este recinto se deben tomar los buses 1 y 7 o en su defecto, el tren local ya mencionado.

Tour guiado en castellano desde Praga

Es probable que el método más sencillo y económico para llegar a Kutná Hora y aprovechar al máximo la visita es lograr la reservación de un tour guiado es español a Kutná Hora, con transporte y guía durante la excursión. Es impresionable que se busque la alternativa más confiable para visitar la Osario de Sedlec por este medio. Por lo general dichos tours se hacen con un grupo de personas, pero también existe la opción de contratar un recorrido privado.

Llegar a Kutná Hora en coche de alquiler

Por último, si se realiza una ruta por la República Checa o si en lugar de querer viajar en el trasporte público se desea disfrutar del aire y la vista, una última opción es alquilar un coche. Este procedimiento se puede hacer sin problemas en la sucursal RentalCars, ya que suelen tener las mejores tarifas.

De esta manera, existen diferentes rutas que se pueden tomar para viajar desde Praga a Kutná Hora, sin embargo, el camino más rápido para llegar a este destino es por medio de la autopista D11 por el norte. Una vez que se encuentre en la D11 se debe tomar la salida 39 y conducir por la carretera 39 dirección Kolín hasta Kutná Hora.

Horarios y duración de la visita

Los horarios en los que se puede visitar este recinto varían de acuerdo a la temporada que se desee viajar. En este sentido, durante los meses de noviembre a febrero y de octubre a marzo la Osario de Sedlec se encuentra abierta desde las 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Mientras que en los meses de abril a septiembre el cierre se hace a las 6 de la tarde. El recorrido de la capilla se puede hacer en aproximadamente 30 minutos, es un lugar pequeño por lo que no es preciso estar mucho tiempo en él.

 

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionada haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Sudario de Turín y Opus Dei

Loading...

Deja un comentario!