Santo Niño de Atocha, conoce historia, oraciones y milagros

Loading...

Como es sabido, la religión católica se introdujo en América a manos de los españoles quienes se dedicaron a enseñar la historia de Dios. Con ello, trajeron también la devoción a muchos santos. Uno que merece una particular mención es la del Santo niño de Atocha, una imagen bastante particular del niño Jesús y de quien hablaremos a lo largo del artículo.

Santo niño de Atocha

¿Quién es el Santo Niño de Atocha?

El Santo Niño de Atocha es en realidad una advocación de la infancia de Jesús. Por lo general se le suele representar como un niño vestido de peregrino del camino de Santiago el cual viste con un sombrero, una capa, un bastón con un botellín para el agua y unas espigas de trigo en la mano izquierda además de una canasta en su mano derecha. Por otro lado, porta una concha de vieira sobre el pecho y lleva puestas sandalias, la gran mayoría de las imágenes del Santo niños de Atocha se le personifica sentado en una silla, asemejando un trono.

Historia

Como mencionamos, el Santo Niño de Atocha es una representación del niño Jesús. En origen de esta representación se remonta a la época en la que España fue colonizada por los moros, es decir, entre el año 711 y el 726. La historia cuenta que los moros cuando tomaron la ciudad de Atocha, habían encarcelado a los  cristianos y que además no le permitían recibir visitas ni de familiares ni de amigos, solo de los niños pequeños.

Muchas mujeres estaban angustiadas por aquellos hombres que no recibían la visita de los niños pequeños, ya que, morirían de hambre. Ellas le pidieron a la virgen María que por favor a cada uno de esos hombres le llevara comi

da. Es de esta forma donde el Santo niño de Atocha es quien decide acompañar a los cristianos presos además de consolarlos y alimentarlos. A partir de esa historia, inició la devoción a este santo y además, se le representa como un Niño Peregrino con sandalias, sombrero, una cesta de pan en una mano y un bastón en la otra mano.

Con la llegada de los españoles a América, trajeron consigo la devoción del Santo niño de Atocha. Como un dato interesante, muchos trabajadores europeos emigraron hacia la ciudad de Plateros en México, debido al descubrimiento de plata en esa región. La gran mayoría de estos trabajadores eran devotos a este Santo. De ellos también nace la tradición de que el Santo niño de Atocha es el protector de los mineros cuando estos quedan atrapados en una mina. Además, a este santo se le adjudican muchos otros milagros más alrededor del mundo.

¿Por qué causas se realiza la oración?

El Santo Niño de Atocha es venerado en una gran cantidad de países, sobre todo en España y en diversos países de Latinoamérica como México, Colombia y Venezuela. Por lo general, se le ora al Santo niño de Atocha para pedir su protección para las labores del día a día o bien para que nos defienda del mal.

Por otro lado, también se le puede pedir al Santo Niño de Atocha, a para solicitar su intervención y así se puedan abrir los caminos en momentos complicados donde la desesperación nos invade y parece no haber ninguna salida o incluso para pedir por la salud de un familiar enfermo para que interceda por él y su salud.

Oración al Santo Niño de Atocha

La oración es el conjunto de frases con las cuales se pide la intercesión de un santo ante dios. Las causas son muchas, puede ser protección, prosperidad, salud entre otras. En este caso, te enseñaremos oraciones para que el Santo niño de Atocha pueda concedernos la protección, abrirnos camino y otorgarle salud a cualquier familiar enfermo.

Santo niño de Atocha

Para la protección

Cuando nos referimos a la Protección, hacemos referencia a que el Santo niño de Atocha nos ofrezca su bien para que el mal que nos rodea o bien que rodea a alguien que queremos no lo embargue por completo. A continuación te presentaremos la oración del Santo niños de Atocha para la protección:

Poderosísimo Santo Niño: te saludo, te alabo en este día  y te ofrezco este rezo:

En memoria de la jornada que hiciste

encarnado en las purísimas e inmaculadas entrañas

de tu dulce y amabilísima Madre,

desde la ciudad santa de Jerusalén hasta Belén.

Por la fe que en ti tengo,

escucha mis ruegos,

por la confianza que en ti deposito,

concédeme lo que con humildad solicito:

(pedir lo que se desea alcanzar)

Yo, que te amo sobre todas las cosas,

quiero alabarte sin cesar,

junto a los coros de Querubines y Serafines,

adornados de perfectísima sabiduría.

Espero, preciosísimo Santo Niño de Atocha,

feliz respuesta a mi súplica.

Sé que no saldré desconsolado de ti,

y que además tú me concederás una buena muerte,

para así acompañarte en el Belén de la Gloria.

Amén.

Santo niño de Atocha

Para abrir caminos

Cuando nos referimos a abrir caminos, hablamos de aquellas situaciones en donde no se nos da nada o cuando atravesamos un momento difícil. El Santo niño de Atocha tiene la capacidad de interceder por nosotros para que nuestra vida mejore. A continuación te presentaremos la oración que debes hacer para que el Santo niño de Atocha abra los caminos de tu vida.

Pequeña imagen gloriosa

de nuestro Señor Jesucristo

te bendigo, a ti te debo el respeto y el honor

por llegar a esta tierra, con el fin

de concedernos milagros.

Prodigioso niño de Dios

me acerco a ti para que ruegues por mi,

y me concedas tu santa bendición,

escucha mi oración admirable ángel de Dios.

Me he dirigido a ti con el fin

de que mis caminos sean abiertos

y me dirijas de una manera sobrenatural.

Me mantengas bajo tu cobertura santa y gloriosa,

amado Salvador, que vives y reinas por la eternidad;

asombroso y poderoso Rey de Reyes y Señor de Señores.

Muéstrame ese camino de amor, y de felicidad

que trae la obediencia,

para que pueda gozar de todos los frutos del espíritu.

En amor, paz, humildad,

y todas las bondades de tu Santo Espíritu;

dame protección, aleja todo peligro de mis alrededores,

por donde yo camine, pueda sentir confianza.

Abre las puertas de la prosperidad,

para que nada me falte mi Santo niño de Atocha,

que no escasee el pan en mi casa.

Trae de tu alimento inagotable

para que sobreabunde,

y pueda compartir la bendición.

Ábreme las puertas de empleo,

y no permitas que mendigue de comer,

más multiplica para que yo pueda ser

de bendición a otros niño de Atocha.

Llévame siempre, por el camino de la salvación,

se mi compañía no te apartes de mi Espíritu Santo,

guárdame bajo tu morada,

enciende la llama de mi corazón

para que no me enfríe.

Igualmente induce aliento a mi alma, sopla vida sobre mi

aparta todo lo que no me convenga,

humilde niño de Atocha,

cuida mi andar para que no resbale,

muestra tu favor hacia mi.

la honra de los hijos sus padres

Asimismo Divino niño de Atocha,

destranca mis caminos

de toda maldición impuesta por mis enemigos

y bendícelos porque no saben lo que hacen.

Por ello, ayúdame a fluir de una manera positiva,

te pido perdón si en algún momento

me he mostrado inconforme con lo que tengo,

perdón mi Señor, ten misericordia de mí.

Acrecienta mis dones y talentos,

para poderlos utilizar al servicio de mi Dios eterno;

Loading...

ayuda a que pueda ser

una persona más constante y responsable.

Innumerables son tus obras y esta imagen poderosa,

que has creado de ti en forma de infante es hermosa,

vale la pena admirar su hermosura y delicadeza.

Divino Jesús, muéstrame las estrategias correctas,

que tengo que poner en práctica para lograr el éxito;

y que las puertas que toquen se puedan abrir.

Ciertamente agradezco de manera infinita,

tu gran amor al morir por todos nosotros en una cruz,

siendo el más grande de humillaste

para regalarnos la salvación.

Finalmente gracias te doy mi Señor acompaña

y guía mi camino por la vida.

Amén.

Santo niño de Atocha

Para la salud

Una de las situaciones por la que más pedimos la intercesión de un santo es en la enfermedad, ya que suele ser un momento muy estresante en nuestra vida. En este caso, el Santo niño de Atocha esta para nosotros para aliviar nuestra preocupación y sanar al enfermo, si quieres saber cuál es la oración para la salud de este santo, la podrás ver a continuación.

Oh mi Querido Niño de Atocha,

pensarás que vengo a lamentarme por algo.

Últimamente esa ha sido la comunicación de

ambos, realmente me siento apenado.

Quizás te pido tanto porque contigo me siento

en confianza, probablemente nadie me entiende tanto como tú.

Tanto así que hoy vengo a pedirte un enorme

favor. Personalmente pienso que es un favor

hermoso, luego de que termine estarás

orgulloso de mi.

Esta plegaria la quiero realizar con el fin,

de pedir por mi salud, también la de mis seres queridos.

Es el regalo más maravilloso que

puedes darme, es lo que requiero para seguir

avanzado, dando lo mejor de mí.

Por una parte, se que necesito de tu

protección. Por otra parte, tengo claro que

debo comportarme de la mejor manera,

para que tu intervengas.

Concédeme la  bendición de una vida

prospera, en donde nada me falte en ningún momento.

Pido esto con devoción y pundonor con el

único objetivo, de seguir adelante.

Claramente estoy dispuesto a cambiar todo lo malo,

 también estoy claro que

no todo llegará a mi con toda la facilidad del mundo.

Tal como nuestro Dios Padre, nos ha enseñado.

Si quiero algo, debo luchar.

Eso es lo que me comprometo hoy contigo,

realizando esta plegaria. De cualquier

manera, sea cual sea el resultado,

 me comprometo a dar lo mejor.

el que cierra sus labios es entendido

Mírame desde allá arriba Niño de Atocha.

En cuanto a olvidarme de mi propósito,

jamás pasara esto. Sobre todo, porque tengo

el apoyo de mis familiares, amigos y todos seres queridos.

Ahora bien, si en mi vida pasare por un

momento malo, dame la virtud fortaleza de salir ileso de esto.

Salir con mi cabeza alta y seguir disfrutando

de la vida. Mi objetivo es ese y estaré feliz de lograrlo.

Mantendré mi cabeza enfocada en mi misión de vida.

Cuidare de mi familia y por supuesto,

Pondré de mi parte para cuidarme de mi salud.

Iniciare con una rutina de ejercicio

interesante, agregare alimentos más

saludables a mi dieta y me voy a chequear

mis análisis básicos para eliminar cualquier problema.

También haré mi esfuerzo particular,

tengo la obligación de hacerlo.

Porque con esta oración,

aunque no soy de hacerlo muy recurrente,

lo hago de buena fe.

Espero que me comprendas

y que me cubras con tu poder querido Niño de Atocha.

Tu eres un buen guía y hoy quiero que me cubras.

Me llenes de gloria, gozo y fe.

Confió en tu destreza y en tu magnífico corazón.

Finalmente concluyo diciendo, gracias por todo.

Ante cualquier acto malo,

tu siempre estas a la vanguardia

y eso lo aprecio mucho.

Como siempre con tu santa gloria.

Amén.

Milagros del Santo Niño de Atocha

Como comentamos al principio, son muchos los milagros que se le acreditan al Santo niño de Atocha. El primero de ellos, es sin lugar a dudas la historia del origen de su devoción al llevarle comida y consuelo a los cristianos presos a manos de los moros.

Luego, podemos encontrar que uno de los primeros testimonios de milagros se relacionan a un hacendado que no logró conseguir peones que le pudiesen ayudar a segar su trigo. Sin embargo, un niño pequeño se ofreció a ayudarlo, dicho niño se hacía llamar Manuel de Atocha.

El hacendado, a modo de agradecimiento le pondría al niño unas espigas de trigo en las manos al niño las cuales se piensa que son las espigas que se pueden ver en la imagen del Santo niño de Atocha. Los milagros del Santo Niño de Atocha son incontables y resulta difícil poder hacer una lista de ellos. La mayoría de estos milagros se han dado a conocer a través de la tradición oral, es decir, de boca en boca.

Uno de los milagros más comentados en torno al Santo niño de Atocha es el que le ocurrió a Mariano García en el año 1.837. Mariano García era un minero el cual fue golpeado por una piedra en la cabeza la cual salió disparada por un barreno. El impacto de la roca lo tiraría al suelo causándole una herida muy grave, en su dolor, invoco al Santo niño de Atocha quien intercedió por él y al poco tiempo ya lo había ayudado a sanar.

En este artículo pudimos conocer sobre el Santo Niño de Atocha, una representación de Jesús niño. La tradición de esta advocación tiene sus inicios en España luego de ayudar a unos cristianos presos. De allí, nacería una gran devoción a este santo la cual los españoles trajeron a América durante la colonización, extendiéndose enormemente por todo el continente, siendo la principal devoción de algunas ciudades de México, Honduras, Colombia y Venezuela. También te pueden interesar los siguientes artículos:

Loading...

Deja un comentario!