La Gran Sinagoga de Budapest, una de las dos más grandes

Loading...

La Gran Sinagoga de Budapest es la segunda Sinagoga más grande del mundo, luego de la Sinagoga de la Congregación Elmanu en Nueva York, pero es la más grande de Europa, se encuentra ubicada en Hungría y sus muros guardan una larga historia. Los invitamos a conocer en este artículo a la Gran Sinagoga de Budapest.

GRAN SINAGOGA DE BUDAPEST

Historia de esta Sinagoga y el ghetto judío

Como sabemos las Sinagogas son los espacios de culto de la religión judía, así como las iglesias de la religión católica, las Sinagogas son esos espacios de concentración que permiten reunirse para rendir culto y honrar sus creencias.

La sinagoga de Budapest, se inició a construir en el año 1.854 y concluyeron su construcción en el año 1.859, se encuentra erigida en el distrito de Erzsebetváros en Budapest. En la construcción fue utilizado el diseño del Ludwig Forster un arquitecto vienés, que a pesar de no ser Judío, fue muy reconocido por la construcción de sinagogas.

La Sinagoga Judía de Budapest es llamada de diferentes maneras entre los nombres que son utilizados se encuentran: la Gran Sinagoga, Sinagoga del Tabaco o la Sinagoga de la calle Dohány, este último nombre surge del significado de la palabra dohány, que en Judío significa tabaco.

La Sinagoga fue mandada a construir por la comunidad neológica de Pest, es la más grande sinagoga de Eurasia y la segunda sinagoga más grande del mundo, la primera es la sinagoga de la Congregación Elmanu, la cual se encuentra ubicada en Nueva York.

Los planos del arquitecto señalan que tiene una capacidad de 2.964 asientos, los cuales se encuentran distribuidos de la siguiente manera 1.492 para hombres y 1.472 en  galerías especialmente destinadas para las mujeres.

La consagración de la Gran Sinagoga de Budapest se realizó un 6 de septiembre de 1.859, sin embargo, la construcción original sufrió daños en la Segunda Guerra Mundial, ya que recibió el bombardeo del partido político fascista pro-Alemán y antisemita llamado “Partido de la Cruz Flechada”.

El bombardeo ocurrió el 3 de febrero de 1.939 y posteriormente esta sinagoga fue utilizada como base de radio Alemana y para mayor humillación de los judíos la utilizaron como un establo durante la Segunda Guerra Mundial. Luego de este trato por supuesto que la edificación sufrió daños notables generados por los ataques aéreos y posterior uso durante la ocupación Nazi.

Durante la era comunista que se instauró en Budapest desde el año 1.945 cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, hasta el año 1.989, cuando se produce la caída del Muro de Berlín, la estructura de la Gran Sinagoga de Budapest fue brutalmente dañada.

GRAN SINAGOGA DE BUDAPEST

Con la disminuida y temerosa comunidad judía que había sobrevivido, la sinagoga volvió a convertirse en la casa de culto, luego de la caída del comunismo. Comenzaron su restauración en el año 1991 y fue concluida en el año 1.998. Para su restauración en la cual respetaron el diseño original. Los trabajos fueron presupuestados tanto por el Estado húngaro como por donaciones privadas.

Los alrededores de la sinagoga se convirtieron en la segunda guerra mundial en lo que llamaban un ghetto Judío, ya que fueron creados en las adyacencias campos de concentración, a los cuales eran llevados los judíos y posteriormente los trasladaban a campos de exterminio nazi.

Se dice que fueron más de 2.000 judíos, los que fallecieron en esos lugares creados para la humillación y la tortura, cuentan que mientras estaban en los campos de concentración los dejaban morir de hambre y frío. Los cuerpos de estos más de 2.000 Judíos fueron enterrados en el cementerio de la Gran Sinagoga de Budapest.

La historia cuenta que el campo de concentración creado en las adyacencias de la Gran Sinagoga de Budapest, era el más grande creado en Europa, por la Alemania nazi durante el Holocausto. El mismo fue creado en el año 1.940.

GRAN SINAGOGA DE BUDAPEST

Lo utilizaban como lugar de confinamiento y además como un campo de concentración de tránsito, del que posteriormente los Judíos eran llevados al campo de exterminio de Treblinka. Esta historia de horror fue contemplada por los muros dañados de la Gran Sinagoga de Budapest, que se impregnaron de momentos de horror, que no deberán repetirse jamás en la historia de la humanidad.

En el ghetto judio eran confinados sobre todo los Judíos de Varsovia, pero también llegaban judíos de Polonia, los deportados desde Alemania y de los diferentes países ocupados por los nazis. Era una instalación que formaba parte del exterminio en masa organizado, por el plan maquiavélico nazi, el cual fue denominado con la expresión eufemística de «Solución final de la cuestión judía».

Este lugar de hacinamiento de Judíos existió durante tres largos años, en donde el hambre, el abuso y las enfermedades redujeron la población de Varsovia de 400.000 a 50.000 habitantes. Sin embargo, a pesar de las condiciones, de la capacidad disminuida y la desventaja de los judíos hacinados en este horrible lugar, jamás lograron quebrantar su espíritu de lucha y su dignidad, por lo que este ghetto fue el escenario de una de las acciones de resistencia judía que nunca esperaron ver los nazi.

Se conoció como el Levantamiento del gueto de Varsovia, el mismo inició la noche de Pésaj, esta es la festividad Judía que conmemora precisamente la liberación del pueblo Hebreo del sometimiento a la esclavitud que imponía el imperio egipcio. Así que desde un 19 de abril de 1943 hasta el 16 de mayo de ese mismo año, se produce el primer alzamiento en contra del nazismo en Europa. Las consecuencias fueron terribles, pero las vidas de estos valientes fue una demostración de heroísmos y dignidad para el resto de los judíos.

Lugares más interesantes para visitar

La  Gran Sinagoga de Budapest se encuentra ubicada entre las confluencias de las calles de Dohány, la calle Karoli, la calle Kiraly y la calle Kerstez, por lo que es un espacio muy transitado. Sin embargo, a pesar de que la sinagoga no se encuentra en el mejor lugar porque pareciera atrapada, es imponente y hermosa, convirtiéndose no solo por su historia, sino por su arquitectura en un lugar de visita obligatoria.

Las dimensiones de la Gran Sinagoga de Budapest son: 26 metros de ancho, 53 metros de largo, solo para que tengan una idea de lo que van a encontrar. Cuando realicen la visita no deben dejar de visitar y ver el detalle de la dos hermosas Torres que la conforman, así como el Árbol de la Vida el cual es un hermoso monumento construido en honor y en el nombre de los mártires del holocausto.

Se trata de un bellísimo sauce llorón de tamaño natural de color plateado, cada una de sus hojas tiene el nombre de una persona muerta durante el holocausto. Se encuentra ubicado en un jardín que hay justo detrás del edificio de la sinagoga. Este bello monumento fue levantado en el año 1991 cuando se realizó la restauración de la Sinagoga, el artista de esta bella escultura fue Imre Varga, un escultor, pintor, diseñador y artista gráfico de origen húngaro.

Como recordaran, comentamos que había sido reconstruida con aporte de particulares que apoyaron al Estado Húngaro, como dato curioso, una de las mayores donaciones fue aportada por el actor estadounidense Tony Curtis,  cuyo padre era de origen Judío de Budapest.

GRAN SINAGOGA DE BUDAPEST

Cuando ingresen a la nave de la Gran Sinagoga de Budapest, no pierdan detalles, observen con detenimiento los bancos de la sinagoga. En una de las tres naves que conforman a la sinagoga se encuentra el órgano, y también un arca donde se conservan antiguas torás, las cuales fueron rescatadas milagrosamente durante el Holocausto y son un patrimonio de la historia vivida por los Judíos de la época. También se encuentra el Museo Judío, un lugar que no pueden dejar de visitar en la sinagoga.

El Museo judío se encuentra ubicado en la planta superior de la zona contigua a la gran nave, en el encontrarán piezas que cuenta la historia de esta religión en Hungría, con seguridad conocerán datos interesantes sobre el judaísmo y los hebreos.

Existen visitas guiadas que muestran a los visitantes de la sinagoga, el Templo de los Héroes, el cual se encuentra detrás de la Sinagoga fue construido entre 1929 y 1931 para recordar a los judíos que perdieron la vida en la Primera Guerra Mundial y el cementerio. Todos estos lugares proporcionan información sobre la historia y el patrimonio Judío de Budapest.

Adicionalmente existen en la ciudad los monumentos del Distrito Judío de Budapest, como el Patio Gozsdu situado en pleno centro de Budapest, en el barrio de la Plaza Deák Ferenc y la calle Andrássy, es el lugar que concentra toda la cultura de la metrópoli desde hace más de 145 años., la Sinagoga de la Calle Rumbach y la Sinagoga de la Calle Kazinczy.

GRAN SINAGOGA DE BUDAPEST

En el Parque Memorial Carl Lutz, no solo se encuentra el sauce llorón, sino también algunos monolitos en los que están inscritos los nombres de los 240 “justos”, comenzando con el nombre de Raoul Wallenberg, quienes eran ciudadanos suecos que decidieron ir a Budapest, para salvar a decenas de miles de judíos húngaros de una muerte segura.

Raoul Wallenberg involucrado desde su trabajo en una empresa comercial con la suerte de los judíos húngaros, aceptó un cargo diplomático en la legación sueca, como delegado especial para cuestiones humanitarias, arriesgando su propia vida, logro salvar la de miles, a él y a cada una de las personas que los acompañaron en esta misión nuestro reconocimiento.

Loading...

Recuerden mostrar respeto en su visita, usar vestimenta adecuada que no muestre los hombros y las rodillas y los caballeros adicionalmente debe utilizar la kipá. Esta pequeña gorra ritual usada tradicionalmente por los varones judíos, últimamente ha sido aceptada por las corrientes no ortodoxas para ser utilizada por las mujeres.

Arquitectura y los diseñadores de la Gran Sinagoga de Budapest

Como señalamos anteriormente el diseñador de la Gran Sinagoga de Budapest fue Ludwig Forster, quien era un arquitecto Austriaco nacido en Alemania, a pesar de no ser judío, es reconocido por la construcción de sinagogas. Ludwig realizó sus estudios en Munich y Viena. A partir del año 1.839 trabajó como arquitecto independiente.

Forster y Hansen quien era su yerno, diseñaron la estructura de la Gran Sinagoga de Budapest, la cual está basada en un estilo morisco, bizantino y árabe, como se muestra en las características como el edificio policromado con cúpulas de cebolla y puertas arqueadas.

El estilo morisco se observa en algunos de los elementos predominantes de éste estilo se encuentran las muqarnas, los arcos de herradura, cúpulas, arcos almenados, de lanceta y conopiales, patios, dovelas. También las decoraciones realizadas con azulejos conocidos como zellij en árabe. También la incluye toques bizantinos, románticos y góticos.  Mide 53 metros de largo, 26 de ancho y tiene asientos para 2.964 personas, 1.492 hombres y 1.472 mujeres.

Cuando hablamos de mugarnas nos referimos a los elementos arquitectónicos decorativos, los cuales son como prismas  a base de yeso o madera formando prismas acoplados  que parecen estalactitas. Este tipo de adornos sueles estar colocados en las cúpulas. Los arcos de herradura son fácilmente identificables porque se tratan de un arco de un solo centro, estos tienen más de media circunferencia en donde el peralte no es recto, sino curvo. El arco de herradura más peraltado se cierra a 2/3 del radio.

La arquitectura del tipo bizantino incluye también el uso de cúpulas, al capitel y su relación con el arco y a la decoración, sobre todo a los mosaicos. Es una arquitectura abovedada, la cual para resolver los empujes, no solo mediante estribos o la utilización de muros gruesos, sino que la realizan oponiéndoles otras bóvedas.

En referencia al capitel es un elemento que viene desde la arquitectura románica, por lo que no es una innovación en la construcción de la Gran Sinagoga de Budapest. Este elemento arquitectónico  se caracteriza por la presencia de tres componentes bien diferenciados, el tambor o cesta que es lo que forma el cuerpo del capitel, el cimacio normalmente decorado y el ábaco. La decoración de los capiteles, tanto la que se exhibe en los tambores como en los cimacios, puede ser muy variada y responder a motivos geométricos.

Por otro lado, dispone de dos cúpulas sobre las torres octogonales que realzan la fachada principal, las mismas tienen una altura de aproximadamente 43 metros. Con un estilo particular, muy propio de Förster la sinagoga tiene realmente un estilo solemne, pero también mucho más ostentoso de lo esperado. Este reconocido artista vienés, realizó para la Sinagoga de Budapest una combinación armónica entre elementos propios del arte islámico, presentes comúnmente en la Alhambra de Granada y en África del norte.

Asimismo, integra elementos característicos de la arquitectura bizantina, acompañada de algunos rasgos del romanticismo. También contiene conceptos góticos de los últimos años de la Edad Media. Lamentablemente esta hermosa arquitectura que es una combinación armónica de varios estilos, es interrumpida su visual por la desafortunada ubicación de cables de electricidad y conexiones del tranvía que se encuentran frente al edificio.

Restauración

Conocemos la suerte que corrió la Gran Sinagoga de Budapest durante la Segunda Guerra Mundial, la cual fue prácticamente destruida, tras el bombardeo de 1.939. Luego de culminada la Segunda Guerra Mundial se instauró un gobierno comunista desde el año 1.945 hasta el año 1.989, posterior a la caída del muro de Berlín, la restauración de la Gran Sinagoga de Budapest inició en el año 1.991.

GRAN SINAGOGA DE BUDAPEST

Con el apoyo del estado de Hungría, así como innumerables donaciones de particulares, que sufrieron la pérdida de familiares o simplemente identificados con la masacre que produjo el holocausto nazi, realizaron donaciones importantes que permitieron concluir la restauración de la sinagoga en el año 1.998. Una de las donaciones que se han hecho famosas a parte de la realizada por Tony Curtis, como mencionamos anteriormente, es la donación de 5 millones de dólares, realizada  por Estée Lauder hija de una inmigrante judía húngara.​

Exterior de la Gran Sinagoga de Budapest

La Gran Sinagoga de Budapest es todo un complejo cultural, más que una sinagoga. A pesar de que la misma se encuentra construida en un área residencial rodeada de calles concurridas, los espacios externos de la Gran Sinagoga de Budapest, se han convertido en un espacio en donde se cuenta la historia vivida por los habitantes de esta ciudad.

Cada espacio concebido en las áreas externas a la Sinagoga, tiene la finalidad de que la historia no sea olvidada y más que un recordatorio a las situaciones horribles sufridas durante el holocausto nazi, los alrededores de la sinagoga son el reconocimiento no solo de los momentos más aciagos de la historia, sino un reconocimiento en honor a los caídos, a los sobrevivientes y a todas las personas que entregaron su vida por salvar de la de miles.

Fue originalmente edificada en un área residencial. Casualmente en el lugar donde se encontraba la casa en donde nació Theodor Herzl, quien fuera periodista, activista político y escritor austrohúngaro de origen judío, fundador del sionismo político, se encontraba en una zona que actualmente forma parte del complejo de la Gran Sinagoga de Budapest. En los exteriores de la Sinagoga se encuentra El Templo de los Héroes, El Cementerio de los Judíos que fallecieron durante el holocausto, el Museo Judío y un memorial dedicado al Holocausto.

Cementerio judío y el Árbol de la Vida

No es usual que existan cementerios en las zonas cercanas donde son construidas las sinagogas, sin embargo, esta es una característica que nos atreveríamos a decir, es única de la Gran Sinagoga de Budapest.

No obstante, esta característica tiene una razón histórica, recordemos que en las adyacencias de la gran sinagoga de Budapest, los nazi crearon un ghetto Judío, que sirvió como campo de concentración de los judíos, que residían en la ciudad y de otros más que eran traídos de otros países inclusive.

Debido a la condiciones precarias a las que eran sometidos, las continuas enfermedades, la falta de alimentos y el frío, muchos de los judíos que se encontraban en esos campos de concentración fallecieron y sus cuerpos eran enterrados en el lugar más cercano a su ubicación.

Por su puesto que los nazi no respetaban las costumbres o religiones judías, todo lo contrario, mientras más humillante fuera su proceder, mayor éxito tendría el proyecto nazi. El cementerio judío se encuentra ubicado en el jardín trasero, en el área que se conoce con el nombre del Templo de los Héroes, es un espacio entre el Museo Judío y la Gran Sinagoga.

Museo y templo de los Héroes

El Museo Judío y el Templo de los Héroes se encuentran en la parte externa de la Gran Sinagoga de Budapest, el museo específicamente está construido sobre la parcela en la que se encontraba la casa de donde nació Theodor Herzl.

El mismo se construyó en los años 1.930 y 1.931, en el se encuentran una serie de piezas que constituyen una colección de reliquias religiosas, propiedad de la Sociedad de enterramientos judíos, conocida como la Pest Hevrah Kaddishah.

También se pueden observar en el museo una serie de objetos rituales que son utilizadas durante las ceremonias del Shabbat, así como algunas salas que se encuentran destinadas a las fiestas judías y por supuesto al Holocausto.

La galería y Templo de los Héroes, con capacidad para 250 personas, es generalmente utilizada para realizar los servicios religiosos los fines de semana y durante el invierno. Sus creadores fueron Lázlo Vágó y Ferenc Faragó, y se añadió al complejo de la Gran Sinagoga en 1931. Actualmente es utilizado para honrar la memoria de todos las víctimas  judíos húngaros que participaron y perdieron la vida durante la Primera Guerra Mundial.

Memorial de los judíos húngaros del Holocausto de Budapest

El parque memorial llamado “Raoul Wallenberg” Emlékpark, se encuentra ubicado en la parte de atrás de la Gran Sinagoga de Budapest. Este espacio contiene un Memorial en nombre de cada uno de los judíos húngaros mártires judíos que fueron asesinados durante el Holocausto.

Los Nazis asesinaron a casi toda la población judía húngara, para el momento de la segunda guerra mundial, el plan era el exterminio de los judíos, todo un plan fundamentado en el odio de un hombre, de quien el mundo nunca puede olvidar su nombre, porque el mismo está asociado al horror y la maldad, Adolfo Hitler.

La orden era el exterminio y las mismas eran cumplidas por sus adeptos y seguidores nazis. Este monumento fue construido por Imre Varga, escultor húngaro, el mismo tiene la forma de un sauce llorón en cuyas hojas se encuentran los nombres de algunas de las víctimas judías. Hay además un memorial dedicado a Wallenberg y otros Justos que realizaron acciones para salvar la vida de los judíos, quienes estaban destinados a morir en mano de los nazis.

Alguno de ellos que son ampliamente reconocidos son  Carl Lutz vice-cónsul suizo; Giorgio Perlasca, un italiano que se hizo pasar por cónsul español. Ángel Sanz Briz, quien los hacía pasar como sefardíes, aunque su origen fuera de otro tipo, Monseñor Angelo Rotta, un obispo italiano y nuncio apostólico de la Santa Sede en Budapest, que también realizaba documentos como si los judíos estuvieran bautizados, para salvarlos de realizar trabajos forzados. Monseñor Gennaro Verolino que emitía pasaportes al vaticano y muchos otros que trataron de evitar la muerte de inocentes durante la Segunda Guerra Mundial. Ellos lograron salvar más de 15.000 judíos húngaros.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a realizar la lectura de los siguientes enlaces:

Loading...

Deja un comentario!