¿Conoces los Museos vaticanos? obras de la Iglesia católica

Loading...

Al pensar en el Vaticano, ciertamente se viene a nuestra mente el papa, pero el segundo pensamiento gira en torno al arte, a la capilla Sixtina y a todas aquellas obras plagadas de historia. Te sorprendería saber que dentro del Vaticano existen diversos Museos Vaticanos y a lo largo de este artículo hablaremos sobre ello.

Museos Vaticanos

¿Qué son los museos vaticanos?

Los Museos Vaticanos son galerías o bien un conjunto de estancias que cuentan con un gran valor artístico y son propiedad de la Iglesia. Dichas galerías o estancias son accesibles al público en la Ciudad del Vaticano. En estos museos podemos apreciar obras de artes pertenecientes a  una extensa colección propiedad de la Iglesia católica.

La base fundacional del Museo Vaticano fue la colección privada de Julio II quien fuese elegido papa en el año 1.503, luego, muchos otros papas se dedicaron a incrementar estas colecciones que en la actualidad podemos verlas recopiladas en diversos museos.

Este conjunto de museos se compone de diferentes edificios dentro de los cuales estacamos museos temáticos, edificios pontificios, galerías, monumentos e incluso jardines. Dentro de este extenso conjunto de edificaciones se debe incluir también a la Biblioteca vaticana, una de las mejores colecciones de libros a nivel mundial.

Orígenes

El origen de los museos vaticanos se puede rastrear en la recopilación de obras de arte que de forma privada tenía el cardenal Giuliano della Rovere que cuando fue escogido como papa en 1.503 bajo el nombre de Julio II, trasladaría su colección al Patio del Belvedere de Inocencio VIII. Este era un gran jardín que se adornó con algunas de sus esculturas, en la actualidad se e conoce como el  Patio Octógono.

Dentro de las obras que podemos encontrar en este patio se destacan el Apolo de Belvedere, la Venus Feliz, la Ariadna dormida y el grupo de Laocoonte y sus hijos. Como dato curioso, esta última escultura se encontró el 14 de enero del año 1.506 en la Domus Aurea de Nerón en la colina romana del Esquilino, sería luego identificada por el arquitecto Giuliano da Sangallo luego de que la adquiriese el papa Julio II.

La colección de Julio II era tan grande que se decidió construir nuevos edificios y también pasadizos junto con galerías para unir unas salas con las otras. Con el pasar del tiempo y la ascensión de nuevos papas, estas salas se fueron ampliando y desarrollando cada vez más hasta conocer los museos actuales.

Es importante mencionar que los fondos de arte también fueron creciendo, la razón de ello era seguir con la tradición de las grandes familias italianas quienes formaban colecciones de arte. Muchas de estas familias poderosas tenían como sus miembros cardenales que llegaban al  pontificado. Por otro lado, las colecciones de obras de arte se fueron enriqueciendo y aumentaron gracias a muchos de los tesoros que se han ido encontrando en las catacumbas romanas.

Es importante mencionar que las obras de la basílica de San Pedro y de las de San Juan de Letrán, así como también las excavaciones arqueológicas realizadas en suelo romano, pertenecían a los etruscos y luego fueron propiedad del Imperio Romano al ocupar este territorio. Como hecho curioso, en la zona conocida como los Jardines de Nerón, sufriría el martirio San Pedro y Constantino I el Grande quien luego de que se convirtiera al cristianismo, ordenaría construir una basílica en el año 326.

Museos Vaticanos

Creación de los Museos Vaticanos

La gran época constructiva del Vaticano se inició en el año 1.447 con el papa Nicolás V quien le encargó al arquitecto Bernardo Rossellino el diseño de la nueva basílica de San Pedro, también contrataría al pintor Fra Angelico para la decoración de la capilla Nicolina. Es importante mencionar que Nicolás V fue el fundador de la Biblioteca Vaticana.

Estas obras serían continuadas por el papa Sixto IV en el año 1.471, este papa sería quien ordeno construir la capilla Sixtina. La misma contaría con una decoración pictórica de diversos artistas dentro de los cuales destacan Sandro Botticelli y Pietro Perugino.

En el antiguo palacio de Inocencio VIII, se ordenó la construcción de un acceso a las plantas superiores, desde un extremo del jardín de Belvedere una rampa en forma helicoidal la cual fue diseñada por Donato Bramante. Dicho pasadizo se llevó a cabo en la época de Julio II aproximadamente en el año 1.505.

Este pasadizo contaría con un punto de fuga único en la parte superior, dicho punto estaría entre las columnas que son sucesivamente dóricas, jónicas y corintias en una forma cilíndrica vacía la cual van perdiendo su grosor dando así una sensación de acceso rápido.

Museos Vaticanos

Luego, el papa Benedicto XIV en el año 1,740 se encargaría de reorganizar las nuevas salas de los museos Sacro y Profano así como también la del gabinete de Medallas. Posteriormente, se crearían los museos Pio-Clementino, la cual fue una obra inicialmente del papa Clemente XIV  y  continuada y terminada por su sucesor Pío VI durante la época de sus papados. Dicha construcción estuvo comprendida entre los años 1.769 y 1.799

Las colecciones y los Museos Vaticanos darían un giro bastante interesante gracias a las ilustraciones y descubrimientos arqueológicos de Johann Joachim Winckelmann quien luego sería nombrado como conservador de las antigüedades romanas y además bibliotecario del Vaticano en el año 1.756,

Estos descubrimientos y colecciones darían como resultado un gran impulso a la exposición de  grandes colecciones que poseía el Vaticano. A partir de ese momento y prácticamente sin interrupciones, se llevaron a cabo trabajos de catalogación para exponer públicamente sus colecciones. El camino de los Museos Vaticanos continuaría con el papa Pío VII, quien en el año 1.800 le encargó a Antonio Canova la organización del museo que lleva su nombre, el Museo Chiaramonti. Sería en este museo donde se crearía la primera sección de la pinacoteca.

Sería en el año 1.837 cuando el papa Gregorio XVI inauguró el Museo Gregoriano Etrusco y dos años más tarde se fundaría el Museo Gregoriano Egipcio. Y siguiendo el orden de los Museos Vaticanos a nombre de Gregorio, en el año 1.844 se fundaría el Palacio de Letrán el Museo Gregoriano Profano.

Museos Vaticanos

A partir del año 1.870 con el fin del Estado Pontificio, se reorganizaría la exposición de las obras de arte en la Iglesia católica y además se tomarían nuevas medidas para afrontar los años venideros.  Sin embargo, estos cambios serían muy lentos, tanto así que pasados 60 años se apreciaron cambios significativos.

El papa Pío XI en el año 1.932 abrió la Pinacoteca, lugar en el cual expuso cuadros sustraídos por Napoleón con el Tratado de Tolentino llevado a cabo en el año 1.797 y devueltos por causa del  Congreso de Viena del año 1.815.  No podemos dejar de mencionar que en el año 1.927 Pio XI fundó el museo Misionero-Etnológico.

Unas décadas posteriores, se trasladarían al Vaticano las antiguas colecciones lateranenses a los museos Gregoriano Profano y Pío Cristiano, esto ocurrió en el año 1.970, también muchas de estar obras se transfirieron al Museo Misionero-Etnológico en el año 1.973, esto bajo los  nuevos criterios de renovación establecidos en el el Concilio Vaticano II en el año 1.973.

También en el año 1.973 se fundó la colección de Arte Religioso Moderno durante el pontificado de Pablo VI así como también el Museo de las Carrozas. Posteriormente, los museos vaticanos sufrirían unas ciertas remodelaciones, sobre todo el museo Gregoriano Egipcio en los años 1.989 y 2.000 y el museo gregoriano Etrusco en los años 1.992, 1.994 y  1.996. Dentro de esta reorganización se pueden incluir también incluir la creación del Museo Histórico el cual, posteriormente sería dividido en el año 1.985 en donde una parte del museo tendría sede en el Palacio de Letrán.

Museos Vaticanos

En el mes de febrero del año 2.000 se inauguró la entrada monumental en el fuerte norte de las murallas vaticanas. Dicha entrada monumental se encuentra muy cerca de la antigua entrada realizada en el año 1.932 por Giuseppe Momo. Aquella antigua entrada era una escalera de caracol en rampa en donde la balaustrada fue diseñada por Antonio Maraini. En la actualidad, esta antigua entrada sirve de salida del museo.

Museos vaticanos

Como ya sabes, los museos vaticanos son aquellas galerías o espacios que muestran los tesoros artísticos que ostenta el Vaticano gracias a colecciones donadas por muchos de sus cardenales y papas a lo largo de la historia. Resultan ser muchos museos de esta clase en el vaticano, por lo que, a continuación te mostraremos los principales museos vaticanos.

Pío-Clementino

El Museo Pío-Clementino se destaca por ser el primer museo vaticano en la historia, siendo fundado por el papa Clemente XIV en el año 1.771. La construcción de este museo estuvo a cargo de los arquitectos: Alessandro Dori, Michelangelo Simonetti y más tarde por Camporesi. En principio, este museo contenía obras del Renacimiento y antigüedades clásicas. Sin embargo, con la muerte de Clemente XIV, el museo y su colección serían ampliados por el papa Pío VI.

Dentro de las principales modificaciones que ordenó Pio VI fue la construcción de una entrada, el atrio de las Cuatro Cancelas. Desde esta entrada se podía acceder subiendo por la escalera Simonetti hasta la Sala en forma de Cruz Griega.

Museos Vaticanos

Desde la Sala en forma de Cruz Griega, se podía ingresar a la Sala Redonda, luego a la Sala de las Musas, continuar por la Sala de los Animales y para finalizar el recorrido llegabas al Patio de las Estatuas del Belvedere que en la actualidad se conoce como Patio Octógono.  Ahora bien, en la actualidad el recorrido es en sentido contrario a lo que había pensado Pío VI.

En el año 1.797 el Vaticano permitió que las obras maestras del museo Pío-Clementino fuesen llevadas a París en base al Tratado de Tolentino. Las mismas obras regresarían al museo entre las fechas 4 de enero y 11 de agosto del año 1.816 las cuales retornarían durante el papado de  Pío VII.​

Debido a la muerte del papa Pío VI, es que se le da el nombre con el que conocemos actualmente al museo. El motivo principal de este nombre es una muestra de agradecimiento  por haber incrementado de manera considerable la cantidad de obras de arte que este museo contenía pese a haber perdido las obras maestras como consecuencia del Tratado de Tolentino.

No sería sino hasta el papado de Pablo VI cuando el Museo Pío-Clementino volvería a sufrir cambios, esto entre los años 1.972 y 1.975. Dentro de estos cambios se concibió la colocación de algunas obras de una forma distinta para facilitar las visitas de los turistas, también se instaló un sistema de vigilancia televisivo y de telecomunicaciones. Desde las adquisiciones de Pío VI y la recuperación de las obras por Pío VII, el museo Pío-Clementino no recibiría en el futuro grandes cambios que afectasen de manera significativa la cantidad de obras que exhibe.

Museos Vaticanos

Debemos destacar que este es uno de los pocos museos vaticanos que muestra esculturas romanas y griegas en las doce salas que dispone, así como también en el Patio Octógono. Por otro lado, el origen de una buena parte de estas esculturas se debe a la colección privada del papa Julio II las cuales, hasta finales del siglo XVIII se mantuvieron en los jardines del palacio de Belvedere.

Chiaramonti

Coma el nombre de su fundador Barnaba Chiaramonti, el papa Pío VII (1800-1823), que le encargó al escultor Antonio Canova la organización y la reforma del mismo. Se encuentra dividido en tres galerías:

  • Galería Chiaramonti: Se ubica en el corredor de Bramante, donde se exponen numerosas esculturas y sarcófagos.
  • Galería Lapidaria:  Consta de una colección de más de tres mil piezas, con gran variedad de epígrafes.
  • Galería del Braccio Nuovo: Constituido por el arquitecto italiano Raffaele Stern en 1817, donde se presentan importantes obras de escultura antigua.

Museoas Vaticanos

Gregoriano Etrusco

En el año 1.837 se fundaría el museo Gregoriano etrusco durante el papado de Gregorio XVI.  Este museo alberga una gran cantidad de descubrimientos arqueológicos que aparecieron durante excavaciones realizadas entre los años 1.828 a 1.870 en el sur de Etruria, siendo este último el año en donde los Estados Pontificios se tuvieron que limitar al perímetro del Vaticano. Sin embargo,  posteriormente se incorporaron a este museo obras de gran importancia como:

  • La compra de la colección Falcioni en el año 1.898
  • Recepción de donaciones de parte de Benedetto Guglielmi en el año 1.935
  • Otras donaciones por parte de Mario Astarita en el año 1.967
  • La compra de la colección de Giacinto Guglielmi en el año 1.987.

En el Museo Gregoriano Etrusco podemos encontrar material que data del  siglo IX  antes de Cristo (a.C). hasta hallazgos datados del siglo I. Por otro lado, muchas obras encontradas durante las excavaciones se pueden enmarcar dentro de la edad de hierro. Es importante mencionar que la historia milenaria de los etruscos podemos conocerla gracias a que está contada por medio de cerámicas y objetos de bronce, oro y plata. Esto nos demuestra que los etruscos eran una civilización bastante artística.

Dentro del museo Gregoriano Etrusco también podemos encontrar una colección de vasos griegos los cuales se encontraron en cementerios etruscos en zonas adyacentes a donde se encuentra el museo. Por otro lado, dentro del museo encontraremos una sala dedicada a antigüedades romanas las cuales provienen de la misma Roma y de Lazio.

Museos Vaticanos

El Museo Gregoriano Etrusco se encuentra localizado dentro del Palacio de Inocencio VIII y en un edificio contiguo que data de la época de Pío IV, es decir, de los años 1.559 a 1.565. En este edificio contiguo podemos observar frescos de Federico Baroci y de Federico Zucari, entre otros pintores.

Gregoriano egipcio

En el año 1.839 se establecería el Museo Gregoriano Egipcio, en él podemos apreciar antiguos objetos extraídos de excavaciones llevadas a cabo en Egipto, a ello se unen piezas que se encontraban diseminadas en el Vaticano y en el Museo Capitolino. Este museo también fue fundado por el papa Gregorio XVII.

Como ya comentamos, las principales piezas que se exhiben en este museo provienen de Egipto, pero también podemos apreciar objetos encontrados en Roma y en la Villa Adriana de Tívoli. De esta última provienen algunas colecciones privadas como por ejemplo la colección de Carlo Grassi la cual fue cedida a Pío XII. Dicha colección se compone de bronces egipcios que datan de los siglos X al IV a. C., así como también el famoso Libro de los muertos.

Loading...

El interés de los papas por las obras provenientes de Egipto se vinculaba al rol que tuvo este país en la cimentación de las Sagradas Escrituras en la Historia de la Salvación. El museo se compone de nueve salas divididas todas por un semicírculo abierto hacia una terraza la cual cuenta con numerosas esculturas. Es importante destacar que en dos de estas salas podemos apreciar  objetos que se encontraron en la antigua Mesopotamia y en el Levante mediterráneo.

Gregoriano profano

El Museo Gregoriano Profano fue fundado en el año 1.844 por el papa Gregorio XVI en el Palacio de Letrán. Sin embargo, este museo sería posteriormente transferido a su ubicación actual dentro del vaticano durante el pontificado de Juan XXIII.

En este museo se exhiben estatuas, bajorrelieves, esculturas y mosaicos provenientes de la era romana. Una de sus primeras modificaciones fue una ampliación llevada a cabo en el año 1.854 durante el pontificado de Pío IX. Esta ampliación consistió en la anexión de este museo al Museo Cristiano Pío el cual contiene antiguas esculturas sobre todo, sarcófagos los cuales están ordenados según la temática con contenido cristiano.17​

Entre los años 1.856 y 1.869 se abrirían dos salas en las cuales se alojaron monumentos que provenían de excavaciones realizadas en Ostia y en otras archidiócesis más.  Para el año 1.910, durante el pontificado de San Pío X se estableció en el museo Gregoriano profano el Lapidario Hebreo.

En la sección del Lapidario Hebreo, encontraremos un total de 137 inscripciones en Hebreo antiguo las cuales provienen de cementerios en Roma. La mayoría de estas inscripciones se encontraron en un cementerio ubicado en la Vía Portuense de las catacumbas de Monteverde al lado del río Tíber, las mismas fueron descubiertas en el año 1.602. ​ Estas inscripciones serían donadas por los marqueses Pellegrini y Quarantoti quienes eran los dueños de ese terreno.

Misionero etnológico

El Museo Misionero etnológico fue fundado en el año 1.927 por el papa Pío XI y se ubicó en un principio dentro del Palacio de Letrán a un lado de la basílica de San Juan de Letrán. Sin embargo, en el año 1.963  el papa Juan XXIII  decidió trasladar la sede de este museo al vaticano.

Es importante mencionar que durante muchos años, este museo permaneció cerrado al público por obras de reforma y conservación. En la actualidad se encuentra organizado en cuatro secciones, cada una con subdivisiones dedicadas a las diversas prácticas religiosas de cada continente que son Asia, Oceanía, África y América. Se han contabilizado un total de 80.000 piezas dentro de la colección de este museo.

Muchas de estas obras fueron cedidas al papa con motivo de la Exposición Universal Misionera del Año Santo llevada a cabo en el año 1.925. Dentro de las piezas de colección encontramos también importantes legados como la colección del antiguo Museo Borgiano de Propaganda, los retratos en yeso de amerindios los cuales fueron realizados por el escultor alemán Ferdinand Pettrich.

Otros museos vaticanos

Hasta los momentos hemos mencionado los principales museos vaticanos los cuales albergan importantes colecciones. Sin embargo, estos no son los únicos museos, puesto que, existen otras galerías que se dedican a conservar piezas importantes de la historia del vaticano y de la religión católica. A continuación conoceremos un poco más acerca de los otros museos vaticanos que existen.

Pinacoteca Vaticana

Luego de que se llevara a cabo la invasión de Roma por parte de las tropas de Napoleón, un gran número de obras de arte se trasladaron al Museo del Louvre de París, esto en base al Tratado de Tolentino. En el año 1.815 se establecería una cláusula en el Congreso de Viena en donde se acordó el retorno de estas obras bajo exigencias al papa Pío VII para exponerlas públicamente, ya que durante el siglo XVIII, solo se habían organizado exposiciones puntuales de estas obras.

Una vez que se recuperaron las obras, las mismas fueron expuestas en primer lugar en los  departamentos Borgia. Sin embargo, debido a las malas condiciones del lugar, se procedieron a trasladarlas nuevamente. Para este traslado, el papa Pío X  ordenó que se acondicionaran los establos de Belvedere los cuales, indudablemente también  resultaron poco adecuados debido a las condiciones térmicas desfavorables.

Ahora bien, el hecho de no encontrar un lugar para exhibir las obras recuperadas, aunado al  aumento constante del número de obras para exponer, todos esto hizo que el papa Pío XI encargara la construcción de un nuevo edificio al arquitecto milanés Luca Beltrami para el año 1.932, dicho edificio sería lo que hoy conocemos como la Pinacoteca Vaticana.

Se estima que son cerca de 500 las obras que se exhiben en la Pinacoteca Vaticana. Estas obras están expuestas en 18 salas las cuales están ordenadas de forma cronológica desde el siglo XII hasta finales del siglo XIX. En estas obras podemos apreciar una muy buena representación de las mejores escuelas italianas como lo fueron la sienesa  de Perugino, la florentina de Leonardo Da Vinci, la veneciana de Tiziano, sin dejar de lado la escuela boloñesa de Guido Reni.

Capilla Nicolina

La Capilla Nicolina se construyó bajo el pontificado de Nicolás V, entre los años 1.447 y 1.455. La misma se ubicó en el segundo piso del palacio papal, se le encargó la decoración pictórica a Fra Angelico quien la realizó entre los años 1.447 y 1.451 en su etapa de plena madurez de su carrera artística.

Fra Angelico pintó al fresco la vida de los santos Esteban y Lorenzo, las divisiones entre las historias las realizó mediante elementos arquitectónicos clásicos como por ejemplo arcos de medio punto y colores pasteles, en lo que respecta a los tejidos de las vestiduras de estas obras, fueron muy trabajados.

Por otro lado, Fra Angelico también representó a ocho Padres de la Iglesia, tanto griega como  romana y a los cuatro evangelistas en cada una de las esquinas de la bóveda. Este importante pintor realizó las diversas escenas de la vida de San Esteban en la parte superior mientras que en la parte inferior pintó la vida de san Lorenzo.

Un dato que no podemos pasar por alto es que San Lorenzo era diácono oriundo de Huesca, él fue nombrado tesorero papal en el siglo III y al negarse a entregar los tesoros de la iglesia a los romanos durante la persecución romana, fue martirizado. Fra Angelico hace una narración con un gran naturalismo, tanto así que esta obra puede catalogarse como renacentista.

Museo Filatélico y Numismático

Las colecciones que se exhiben en el Museo Filatélico y Numinastico resultan ser las últimas que se han incorporado a Museo Vaticanos. Este museo se inauguró el 25 de septiembre del año 2.007. En él se exhiben todos los sellos y las monedas de la Ciudad del Vaticano, desde el momento de su nacimiento en el año 1.929 hasta la actualidad. Contiene también una gran colección filatélica (de sellos) de los Estados Pontificios, así como también piezas invaluables con algunos errores.

A grandes rasgos, el museo se divide en dos secciones. La primera sección se dedica a la filacteria, en ella podemos ver como se exhiben las emisiones vaticanas de sellos de correos. Son  clasificados de acuerdo a los diversos papados, van desde Pío XII a Benedicto XVI. Además se exhiben tarjetas postales y aerogramas, sobres usados por los pontificios,  lacres, planchas y una diversidad de materiales usados para grabar los sellos.

La otra sección de este reciente museo vaticano es la sección de numismática la cual consta de monedas de liras vaticanas que datan desde el año 1.929 hasta el 2.001, también podemos encontrar las monedas conmemorativas desde el año 1.979 al 2.001 y las monedas de posterior al año 2.001 que son el euro.

Biblioteca Vaticana

La Biblioteca Apostólica Vaticana o conocida simplemente como Biblioteca Vaticana, es la biblioteca de la Santa Sede, se ubica en la Ciudad del Vaticano. La denominación de «Apostólica» se debe a que esta biblioteca se le considera desde su fundación como la «Biblioteca del papa», ya que le pertenece de manera directa a él.

Como hecho curioso, es una de las bibliotecas más antiguas bibliotecas en el mundo y en ella se conserva una muy importante colección de textos históricos. Los expertos en la materia dividen esta biblioteca en 5 etapas históricas que son:

  • Pre-Laterana: Es el inicio de la colección en la  biblioteca, la misma corresponde a la primera etapa de la historia de la Iglesia antes de que la misma se instalase en el Palacio de Letrán. Son pocos los libros que corresponden a esta etapa.
  • Laterana: Inicia cuando libros y manuscritos se comenzaron a guardar en el Palacio de Letrán y se extiende hasta finales del siglo XIII durante el papado de Bonifacio VIII.
  • Aviñón: Durante este período, la biblioteca tuvo un importante crecimiento en lo que respecta a colecciones de libros y de archivos de aquellos papas que residieron en Aviñón. Data más o menos entre la muerte de Bonifacio VIII y el año 1.370 cuando retornó a Roma la sede papal.
  • Pre-Vaticana: Entre los años 1.370 y 1,447 la biblioteca vivió una época dispersa, quedando unas partes en Roma, otra en Aviñón y muchas otras en diversas partes de Italia.
  • Vaticana: Es la etapa actual de la biblioteca, se inició en el año 1.448, cuando la biblioteca se trasladó a su actual sede en el Vaticano.

La creación de la Biblioteca Vaticana actual corrió por cuenta del papa Nicolás V en el año 1.448. Para su inauguración recopiló unos 350 códices griegos, latinos y hebreos los cuales fueron heredados de sus antecesores con sus propias adquisiciones. Dentro de esta colección se encontraban varios manuscritos de la biblioteca imperial de Constantinopla.

Sin embargo, la fundación de la Biblioteca Vaticana tuvo lugar cuando Sixto IV, con la concesión “Ad decorem militantis Ecclesiae” el 15 de junio del año 1.475, le asignaría un presupuesto y nombró como bibliotecario a Bartolomeo Platina quien entregaría un primer catálogo en el año 1.481.

Para ese entonces, la Biblioteca Vaticana poseía más de 3.500 manuscritos, lo que la convertía por mucho, en la mayor biblioteca del mundo occidental. En el año 1.587, el papa Sixto V le encargaría al arquitecto Domenico Fontana que construyera un nuevo edificio para albergar la biblioteca, dicha edificación es la que se mantiene en la actualidad.

No sería sino a principios del siglo XVII que se segregaría de la biblioteca vaticana el Archivo Apostólico Vaticano. Para el año 1.623, la Biblioteca Palatina de Heidelberg la cual contenía unos 3.500 manuscritos sería donada en su totalidad a la Biblioteca Vaticana por Maximiliano I, duque de Baviera.

Esta donación fue en agradecimiento por el apoyo que le había prestado el papa Gregorio XV durante la Guerra de los Treinta Años. En el año 1.657 se adquirirían además los manuscritos de la casa ducal de Urbino. Tiempo después, el papa Sixto IV nombraría a Bartolomeo Platina como prefecto de la Biblioteca Vaticana.

En el año 1.661 el intelectual griego León Alacio se convertiría en bibliotecario. En el año 1.689 se incorporarían a la biblioteca las colecciones de la reina Cristina de Suecia. Por otro lado, durante el siglo XVIII, la biblioteca se enriquecería  también con novedosas adquisiciones surgiendo entonces el primer proyecto para publicar un catálogo completo de todos los manuscritos que poseía  la biblioteca vaticana.

Dicho catálogo se compondría de un total de 20 volúmenes, pese a ser este un importante proyecto, no se avanzó mucho y sólo se llegaron a publicar 3 de los veinte volúmenes que habían proyectado. Por otro lado, a finales del siglo, algunos libros debieron ser entregados como un tributo de guerra a la Francia napoleónica, sin embargo, la mayoría de estos libros fueron restituidos luego de la derrota de Napoleón en el año 1.815.

En la actualidad se estima que la Biblioteca Vaticana  custodia más de 1.600.000 libros tanto  antiguos como modernos, de los cuales 8.300 son incunables. Además se calcula que hay más de 150.000 manuscritos y documentos de archivos  que aun no se han contabilizado.

Todo esto sin añadir aproximadamente 100.000 documentos impresos y fragmentos, 300.000 monedas y medallas además de 20.000 objetos de arte, todos ellos se encuentran en la biblioteca.  Es importante mencionar que el Archivo Apostólico Vaticano el cual fue separado de la Biblioteca Vaticana a principio del siglo XVII, contiene unos 150.000 volúmenes.

Dentro de los manuscritos más importantes que podemos encontrar en la Biblioteca Vaticana, tenemos: el Codex Vaticanus el más antiguo manuscrito completo de la Biblia; la Historia Secreta de Procopio el cual se descubrió en esta biblioteca y se publicó en el año 1.623,  también se encontró en esta biblioteca uno de los tres cancioneros conocidos de la lírica galaicoportuguesa conocido como el Cancionero de la Biblioteca Vaticana.

Por otro lado, la Biblioteca Vaticana protege las actas originales del proceso de Galileo, un manuscrito autógrafo de santo Tomás de Aquino y muchas cartas originales del caso de Martín Lutero. Desde el 20 de septiembre del año 2.010 y luego de distintas obras de reparación que mantuvieron la biblioteca cerrada al público por 3 años, la Bibliotea Vaticana abrió sus puertas al público nuevamente.

Obras más importantes de los museos vaticanos

Una vez que conociste los principales museos vaticanos y su historia, es imprescindible entonces hablar de las obras más importantes que ellos contienen. Creemos conveniente separarlas en base al museo vaticano donde se encuentran. A continuación conocerás las obras más importantes de los Museos Vaticanos.

Obras más importantes del museo Pio-Clementino

  • Laocoonte y sus hijos: Esta es una copia romana hecha en mármol que data del siglo I. Obra realizada por Agesandro, Polidoro y Atenodoro de Rodas de un original griego que data del siglo II a. C.
  • Apolo de Belvedere: También una copia romana del siglo II de un original griego que se piensa data del año 330 a. C.
  • Apoxiomeno: Otra copia romana de un original griego hecha por el escultor Lisipo, data del año 320 a. C.
  • Torso de Belvedere: Obra original que data del siglo I a. C, hecha por el escultor Apolonio.
  • Sarcófago de Helena de Constantinopla del siglo IV.
  • Tumba de Constantina, quien fuese la hija de Constantino I el Grande.

Obras más importantes del museo Chiaramonti

  • Atenea Giustiniani: Una copia romana que data del siglo II.
  • Doríforo: También una copia romana hecha en bronce de un original griego hecho por el escultor Policleto del siglo V a. C.
  • Augusto de Prima Porta: Una copia en mármol del año 20 de una versión anterior hecha en bronce y oro.

Obras más importantes del museo Gregoriano Etrusco

  • Pectoral de oro de la tumba Regolini Galassi, hecho por Cerveterio a mediados siglo VII a. C.
  • Acroterio con caballo alado de Cerveterio del siglo V a. C.
  • Ánfora ática de cerámica de figuras negras hecho por Exequias, obra que data entre 540 y 530 a. C.
  • Kílix: Se le atribuye al pintor de Comacchio, data de aproximadamente del 450 a. C.
  • Monumento funerario con Adonis agonizante de Tuscania perteneciente al siglo III a. C.

Obras más importantes del museo gregoriano egipcio

  • Máscara de una momia se estima que data entre el 656 al 332 a. C.
  • Estatua de Antínoo data entre 117 al 138 d. C.
  • Torso del faraón Nectanebo I se estima que data entre 380 al 362 a. C.

En este artículo pudimos conocer sobre los Museos Vaticanos, estos recintos en donde se albergan las principales colecciones propiedad del Vaticano las cuales se han ido recopilando por medio de donaciones de papas o bien de compras hechas a importantes familias. Estos museos tienen más un valor histórico que propiamente artístico ya que ellos representan los pocos vestigios de la historia de una importante institución que ha sobrevivido a las persecuciones desde su fundador, el Apóstol Pedro.  También te pueden interesar los siguientes artículos:

Loading...

Deja un comentario!