Dios Ra, egipcio del cielo, del sol y del origen de la vida

Loading...

Dentro de la mitología egipcia, el Dios Ra es el responsable del origen de la vida en la tierra, así como es el dios del sol de mediodía cuando está en su punto más luminoso. En el artículo de hoy, nos dedicaremos a realizar un recorrido explicativo acerca de todo lo referente a este importante ente dentro de la cultura de los antiguos egipcios.

dios Ra

 

¿Quién es el Dios Ra?

El Dios Ra dentro de la mitología egipcia es visto como el dios del cielo y del sol, también le atribuyen el origen de la vida. De esta manera, Ra es un símbolo solar, creador de la vida y el responsable de que se cumpla el ciclo de la muerte y la resurrección.

En un sentido más específico, Ra es el dios del sol de mediodía cuando este posee una mayor luminosidad. Durante los primeros años, el Dios Ra era vista como la figura más relevante de todo el Mundo Inferior, cuenta la leyenda que en las noches viajaba por los cielos bajo la forma de Auf-Ra, el sol poniente.

Para poder llevar a cabo este viaje se creía que lo realizaba por medio de una barca de Oriente a Occidente por unas 24 horas. A luz del día, esta barca era conocida bajo el nombre de “Mandjet”, mientras que por la noche se moviliza por otra llamada “Mensenktet”. De acuerdo a los momentos del viaje, este dios puede manifestarse de formas diferentes: durante el amanecer se le conoce como Jepri, al mediodía como Horajti y al anochecer, Atum.

Representación

El Dios Ra posee diferentes representaciones a lo largo de la historia, la imagen más conocida es la de un hombre con cabeza de halcón con un disco solar sobre ella y una serpiente alrededor. En un mismo sentido, otras representaciones habituales son las de un hombre con cabeza de escarabajo (que sería en su forma de Jepri), o un hombre con la cabeza de un cordero (su forma cuando es Atum).

Asimismo, este dios también es representado como un cordero, escarabajo, fénix, garza, serpiente, toro, gato o león, entre otros, de cuerpo completo. Las abejas melíferas también se ven asociadas con él, puesto que sus lágrimas se transformaban en estas al tocar el suelo.

Cuando el dios estaba en el inframundo por lo general su representación era la de un cordero. Cuando se mantenía en esta forma era llamado como el “cordero del oeste” o el “cordero a cargo de su harem”. Igualmente, en diversas literaturas es descrito como un rey anciano con piel dorada, huesos de plata y pelo de lapislázuli.

Genealogía

De acuerdo a a la antigua leyenda, en un principio no había luz, solo oscuridad y una gran extensión de agua con el nombre de Nun. El poder de Nun era tan fuerte que desde el interior de la penumbra hizo que naciera un huevo grande y brillante, de este fue de donde provino Ra.

En ese momento el Dios Ra tenía el poder de hacer lo que deseara, incluso modificar su forma, la más habitual para él era la de un pájaro. Todo lo que el dijera adquiría una forma y se convertía en realidad. Era tan relevante el poder del nombre, que este era guardado como un secreto para que así nadie pudiera usarlo.

dios Ra

Para la creación del sol, el Dios Ra dijo: “Al amanecer me llamo Khepri, al mediodía Ra y al atardecer Atum”. De esta manera, el sol hizo su primera aparición iluminando la oscuridad, ascendió sobre el horizonte y al atardecer descendió para volver a ocultarse. Luego de esto, nombró a Shu, los vientos se congregaron por primera vez y comenzaron a soplar.

Dado que Ra tenía el poder de convertirse en cualquier forma que deseara, tomó la forma de un hombre y se convirtió en el primer faraón de Egipto.

El reinado del Dios Ra permaneció por miles de años llevando bienestar y prosperidad a sus habitantes gracias a las abundantes cosechas y a sus magníficas leyes. El pueblo solo tenía palabras de agradecimiento y no dejaban de ensalzar su nombre.

Sin embargo, ya que Ra había adoptado una forma humana, cada día que pasaba este se iba haciendo viejo. Un día el pueblo ya no lo respetaba y comenzaron a burlarse de su aspecto senil y a desobedecer sus órdenes. Con el tiempo las burlas llegaron a oídos de Ra y al notar que su gente ya no le obedecía, el Dios convocó una reunión secreta con todos los dioses que él había creado para pedir su consejo.

dios Ra

El Dios Ra con su ojo impartía una mirada aterradora con la que dio origen a la diosa Sekhmet, feroz y sanguinaria cual leona que persigue su presa y se deleita en la matanza y en la sangre. Siguiendo las ordenes del Dios, desató todo su enojo en aquellas personas que tenían la osadía de burlarse de Ra, sembrando el terror y la desesperación en todo Egipto.

Cuando el Dios Ra se percató de todo lo que pasaba mandó a llamar a la diosa para preguntarle si había obedecido a su mandato, a lo que ella respondió que le había dado alegría el poder vengar a su padre y hacer que el pueblo pagara por sus burlas. Toda la ciudad estaba repleta de sangre y era imposible detener la furia de la cruel y sanguinaria Sekhmet.

No obstante, Ra tuvo clemencia con el pueblo que quedaba y puso fin a la masacre, luego envió a varios mensajeros rápidos y silenciosos en busca de grandes cantidades de ámbar con el objetivo de preparar muchos litros de cerveza hasta llenar siete mil jarras y añadirles el ámbar. Con la luz de la luna el tono de la cerveza adquiría el color rojo de la sangre. Mandó a rellenar de nuevo las jarras y envió a sus mensajeros a volcarlas en el lugar donde se encontraba Sekhmet.

Loading...

Cuando la diosa volvió a presencia de Ra, este se encontraba satisfecho al ver que no había asesinado a mas nadie, por lo que le cambió su nombre a Bastet . Desde ese momento, esta nueva entidad pasó a ser la diosa de la dulzura, el amor y la pasión.

La humanidad se redimió y el Dios Ra gobernó hasta su vejez, aunque sabía que ya había llegado la hora de dejar el gobierno de Egipto a los dioses jóvenes. Se debe recordar que el poder del Dios se mantenía oculto, dado que se se descubría, su reinado iba a terminar. El Dios estaba consciente de esto, por lo que mantuvo el secreto en su corazón, y solo podía ser descubierto con una increíble magia.

Mitos del Dios Ra

Una vez ya conocido a profundidad la historia y el origen del Dios Ra, nos parece pertinente exponer en el presente apartado los mitos que se han extendido a lol largo de la historia de este dios del antiguo Egipto.

En el inframundo

Se pensaba que el Dios Ra se trasladaba en sus viajes en dos barcas: Mandjet (la Barca del Millón de Años), también conocida como barca matutina y la Mesektet, o barca vespertina. Estas barcas lo llevaban durante sus viajes a través del cielo y el Duat, el inframundo de Egipto. Cuando el Dios se encontraba en su barca de la mañana estaba acompañado por varias deidades como Sia (Percepción) y Hu (Orden) así como Heka (Poder mágico).

En algunas oportunidades los miembros de la Enéada le asistían en su viaje, incluyendo a Seth, quien derrotó a la serpiente Apofis, y Mehen, que lo defendía frente a los monstruos del inframundo. Cuando se encontraba dentro del inframundo, visitaba sus distintas formas.

Apofis, el dios del caos, era una gran serpiente que trataba de impedir el viaje de la barca solar cada noche devorándola o deteniéndola con su mirada hipnótica. Cuando caía la noche, los egipcios creían que Ra adoptaba su forma como Atum o en la forma de un cordero.

La Mesektet, lo trasladaría del inframundo de vuelta al este para preparar su renacimiento. Este mito del Dios Ra es la representación de la salida del Sol, así como el nacimiento por la diosa cielo Nut. De esta manera, se le atribuye el concepto de renacimiento y renovación a Ra y fortaleciendo su papel como dios creador.

Durante su estadía en el inframundo, Ra se unía a Osiris, el dios de los muertos, por lo que también adquiría esta función.

Como Dios creador

En líneas generales, el Dios Ra era aclamado por los antiguos egipcios como el dios creador, concretamente los seguidores de su culto en Heliopolis. Se pensaba que por medio de las lágrimas del Dios se creó al hombre. Igualmente se creía que Ra se dio vida a sí mismo, mientras que los seguidores de Ptah creen que fue este quien lo creó.

En un pasaje del Libro de los Muertos, el Dios se hace una cortada y de su sangre nacen dos personificaciones intelectuales: Hu, o autoridad, y Sia, o mente. Asimismo, también se le atribuye el origen de las estaciones, meses, plantas y animales.

Culto al Dios Ra

El lugar principal en donde se establecía el culto hacia Ra era en Heliopolis, allí el mismo se le identificaba como el Dios solar Atum. Como Atum o como Atum-Ra, era visto como el primer miembro y creador de la Enéada, que unía a Shu y Tefnut, Geb y Nut, Osiris, Set, Isis y Neftis.

Su culto empezó a crecer durante la II Dinastía, estableciendo a Ra como dios solar. Llegando a la IV Dinastía, los faraones eran vistos como representaciones del Dios Ra en la Tierra, llamándolos como “Hijos de Ra”. Su adoración fue en aumento durante el trascurso de la V Dinastía cuando pasó a convertirse en un Dios nacional y los faraones alineaban los obeliscos, pirámides y templos solares en su honor.

Los gobernantes de la V Dinastía les dijeron a sus seguidores que ellos eran los propios hijos de Ra y la esposa del sumo sacerdote de Heliopolis. Estos mismos gobernantes invirtieron grandes sumas de dinero en la construcción de templos solares. Cuando salieron los primeros textos de las pirámides, le dieron a Ra un papel cada vez más importante en el viaje del faraón por el inframundo.

Durante el Reino Nuevo, la adoración hacia este Dios solo se incrementó aun más. En las paredes de las tumbas se colocaron fragmentos detallados sobre el viaje de Ra por el inframundo. Se decía que el Dios Ra llevaba los rezos y oraciones de los vivos con las almas de los muertos en su barca solar. La idea de que la vejez de Ra era a causa del Sol se volvió más popular durante el ascenso del Reino Nuevo.

Curiosidades

Entre las curiosidades más resaltantes de este Dios se puede hacer mención de que por mucho tiempo la identidad del mismo estuvo confundida con la de otros dioses y experimentó diferentes fusiones en un intento de unificar culturalmente al país:

  • Amón-Ra: Dado que los cultos de ambos dioses eran muy aclamados en el Alto y el Bajo Egipto, respectivamente, se unificaron para crear así a Amón-Ra, el dios solar creador. Amón era un antiguo patrón de Tebas y miembro de la Ogdóada.
  • Atum-Ra: Esta unión también se dio con dos entidades diferentes, no obstante, el Dios Ra guardaba más relación con Atum que con Amón. Atum esta más vinculado con el Sol, y era también un dios creador de la Enéada. Por lo que fue inevitable que ambas deidades se fusionaran para crear a Atum-Ra.
  • Ra-Horajty: Esto fue más conocido como un título que como una manifestación de un dios compuesto. Se tenía la intención de relacionar al Dios Horajty a Ra como un factor de Horus al amanecer.
  • Jepri: Es un dios que se le representa con la forma de un escarabajo que impulsa al Sol de la mañana, por lo general es considera como otra de las formas que Ra adoptó.
  • Jnum: Es otra de las manifestaciones de Ra, Jnum viene siendo la forma que adopta el Dios para el Sol de la tarde.

 

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionada haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Chakras Bloqueados y Creencias del Hinduismo

Loading...

Deja un comentario!