El dios Thor, dios del trueno en la mitología nórdica

Loading...

El dios Thor, una de las deidades nórdicas más conocidas, asociada al trueno y al rayo, nos ofrece una historia interesante por los poderes que  le caracterizaron y los episodios que protagonizó y por ser el dios portador del prodigioso martillo. Era considerado el más fuerte de los dioses. Te invitamos a conocer de historia, genealogía y los mitos que se entretejieron alrededor de su personalidad.

Dios Thor

¿Quién es el dios Thor?

El dios Thor fue uno de los dioses de la mitología nórdica más reconocido por las innumerables leyendas que se crearon alrededor de imponente personalidad y perteneciente al linaje de los Aesir.

Se le asociaba al trueno y al rayo, por lo contundente y fulminante de sus acciones, gracias al poder que le confería su poderoso martillo, fiel acompañante de faenas y batallas.

El dios Thor también estaba relacionado las tormentas, huracanes y otras fuerzas de la naturaleza, como la del viento y de la lluvia fecundadora. En Jainismo podrás conocer sobre aspectos particulares de los dioses.

En la mitología escandinava y en el paganismo se le conocía como Donar, en el idioma alto alemán antiguo y que se derivaba del término *Þunraz, que significa trueno.

Fue un dios protector de los seres humanos, pues poseía cualidades para la sanación, la fertilidad e incluso la santificación o santidad. También era líder entre los jóvenes por sus aventuras que animaban a explorar nuevos campos que podían implicar riesgo.

En su rol de la fertilidad, se señala que los relámpagos de las tormentas de verano que propiciaba ayudaban a madurar los cultivos, favoreciendo cosechas abundantes.

Dios Thor

Se constituyó en uno de los dioses principales heroicos de esta mitología, por ser amante de la guerra y asiduo contendor de las huestes de gigantes que continuamente amedrentaban y diezmaban a su pueblo, por lo que una de sus mayores aficiones consistía en masacrarlos con su martillo.

Se trasladaba de un sitio a otro en su carro especial tirado por dos bravíos machos cabríos y por donde pasaba los truenos retumbaban en el cielo. Te recomendamos  la lectura del Judaísmo Mesiánico para ahondar sobre peculiaridades de las doctrinas.

Entre sus muchas virtudes estaban su capacidad de controlar el clima y las cosechas, así como sus actos de justicia y protección por los justos. Por tal motivo, se le consideró en infinidad  de ocasiones como una deidad suprema.

Residía en Bilskirnir, el palacio ubicado en el reino de Truhdvang en el mundo de Asgard. En este palacio el dios vivía con su esposa e hijos. Era una majestuosa edificación, cuyo significado era “Hogar de la fuerza”. En este lugar Thor solía recibir a los esclavos y campesinos muertos.

Representación del dios Thor

Físicamente, se le suele representar como un guerrero de contextura sólida, corpulento, de brazos bien desarrollados y musculosos, con una estatura de unos 2 metros, una larga cabellera pelirroja y una frondosa y bien poblada barba. Estaba, por lo general, ataviado en traje de faena, listo al combate, el cual le daba una apariencia de ser muy poderoso.

Dios Thor

Con respecto a su personalidad, siempre mostraba facetas distintas a las de los otros dioses, incluso a las de su padre. Se destacaban, así, sus dotes de dios guerrero, mas no se le puede señalar que fuera bárbaro ni cruel.

Por el contrario, sobresalían sus cualidades de ser justo, sabio y de ser un guerrero protector. De hecho, en algunos pueblos se le exaltaba como el patrón de la ley que se debía cumplir, reconociéndolo como su deidad suprema. De allí surgieron cultos y rituales en comunidades de artesanos y campesinos.

En cuanto a sus habilidades o destrezas, se le atribuían dones significativos como:

  • Poseer el don de la fertilidad.
  • Gracias al poder de su impresionante martillo Mjölnir, tenía la habilidad de hacer viajes entre las dimensiones de un planeta a otro.
  • Tener habilidades mágicas para resolver situaciones inesperadas.
  • Ser invulnerable a los ataques físicos, radiación, toxinas, al clima y a algunas enfermedades, incluso envejecer.
  • Poder descifrar ilusiones, en virtud de la aguda intuición de la que hacía gran despliegue.
  • Resistir cualquier ataque energético.
  • Ser el dios supremo con el control absoluto del clima, que le permitía crear y dirigir rayos, truenos y relámpagos.
  • Capacidad innata de incrementar el nivel de su fuerza.

Dios Thor

Su símbolo característico por excelencia es su martillo de guerra Mjölnir que le abría paso entre las hordas de gigantes, derrotándolos de manera fulminante.

También forma parte de su imagen un cinturón mágico que duplicaba su fuerza, así como unos guantes de hierro, que le conferían destrezas al momento de manipular y lanzar el martillo.

Su martillo, Mjölnir

El martillo Mjölnir, que significa “demoledor”, fue el símbolo de Thor por antonomasia, que le servía como su gran arma de guerra y lo distinguía entre todo los dioses.

Mjölnir fue creado por los enanos Sindri y Brokk, cuando éstos le ganaron una apuesta al dios del engaño y la trampa, Loki. Este martillo fue elaborado del mineral Uru, era de mango corto, a fin de permitir su óptima manipulación.

Dios Thor

Fue su principal arma para combatir a los gigantes, considerada por los dioses como el implemento de guerra más poderoso y el mejor trabajo ejecutado por los enanos para contrarrestar las fuerzas de mal de Jötunheim.

Mjölnir posee varias propiedades:

  • Tiene la capacidad de lanzar rayos.
  • Siempre atina en el blanco, objetivo del ataque.
  • Retorna a las manos de su dueño tras ser arrojado.
  • Posee un poder regenerador.
  • Se puede encoger y ser llevado disimuladamente entre las ropas.
  • Podía destruir, pero también dar vida.
  • Si se golpeaba contra el suelo, hacía que Thor se convirtiera en su yo mortal.
  • Si se alejaba del dios por más de 60 segundos, hacía que el dios se volviera mortal.

Ahora bien, siendo Mjölnir una herramienta muy pesada, el dios Thor usaba un cinturón mágico, Megingjörð, que aumentaba su fuerza y soltura, de manera tal de poder manipular con mucha destreza y precisión el martillo.

Asimismo, Thor siempre usaba unos guantes de hierro, llamados Járngreipr, que eran largos de manera que cubrieran sus manos y brazos y, así, estar protegido de los poderes del contacto con el martillo. Fueron elaborados con el mismo material que el martillo, el metal Uru, lo cual le ayudaba en la precisión de los movimientos de sus brazos para blandir y lanzar el martillo.

Dios Thor

Este martillo es famoso no solo en el ámbito de las leyendas, sino que su fama trascendió al mundo de los comics y películas e, incluso, a los videojuegos donde es ampliamente conocido y aparece como elemento característico del protagonista Thor de los videojuegos.

Además, ha inspirado el diseño y creación de amuletos y ornamentos que fueron muy populares durante la Era Vikinga, (aproximadamente 790-1100 d. C.), pero que en la actualidad han recobrado vigencia.

Uno de los mitos más resonados sobre Thor es el relacionado con el robo de su tan preciado martillo. El episodio aconteció una mañana en la que al despertar no encontró a su lado el martillo.

El primer culpable que le vino a la cabeza fue su malévolo hermano Loki, por sus acostumbradas bromas. Sin embargo, éste le aseguró que debía preguntar a los gigantes, pues ellos sabían quien era el ladrón. Le sugirió que se disfrazara como Freya y volara hasta la tierra de los gigantes, Jötunheim. Así lo hizo Thor. Se puso de traje de plumas de Freya y llegó a dicho reino.

Al llegar descubrió que quien había robado el martillo había sido el mismo rey Þrymr, quien ahora, para devolverle el martillo, exigía que la diosa Freya se casara con él. De vuelta a su reino, Thor anunció que aceptaba la propuesta, sin embargo, junto con Loki urdió un plan para engañar y recuperar el martillo sin cumplir ningún reto.

Dios Thor

Freya

Thor se disfrazó nuevamente de Freya y durante el banquete el proceder de Thor, en su rol de la novia, resultó todo un espectáculo por su desmedida voracidad,  devorándose hasta un buey completo. Loki intentó justificar el apetito de su señora diciendo que se debía a los nervios y al largo viaje.

Durante la celebración de las nupcias, el rey feliz ante la victoria de poder desposar a la diosa Freya, sacó el martillo para bendecir la boda, pero inmediatamente el martillo al sentir a su verdadero amo regresó a las manos de Thor.

Éste se despojó de su disfraz y arremetió contra Þrymr y contra todos los gigantes, exterminándolos, acompañado de truenos y relámpagos. Así dio muerte al rey Þrymr al resto de gigantes del reino.

Su carro y machos cabríos

Este era el medio de transporte del dios, que solía emplear para trasladarse de un lugar, ya que a él no le era posible traspasar los linderos de Asgard sin las propiedades voladores que poseía este carro.

Era un carruaje tirado por dos grandes machos cabríos, llamados Tanngrisnir y Tanngnjóstr. Éstos eran unos animales mágicos que tenían la increíble habilidad de que Thor se los podía comer, si necesitaba alimentarse, y luego darles vida nuevamente al día siguiente, simplemente cubriendo con su misma piel los huesos y con el poder regenerador de su martillo les devolvía la vida, siempre y cuando sus huesos permanecieran intactos.

Dios Thor

La leyenda que narra el poema escáldico Haustlöng relata que cada vez que Thor pasaba con su carruaje, las montañas se resquebrajaban y la tierra era arrasada por las tormentas que dejaba. En uno de los pasajes míticos de Thor se habla que el dios pidió hospedaje para pasar la noche en la cabaña de unos campesinos.

Estando allí cocinó a los cabríos y uno de los hijos de la familia, llamado Þjálfi, quebró uno de los huesos, de modo que a la mañana siguiente cuando Thor los devolvió a la vida, notó que uno de ellos cojeaba.

Thor entró en cólera lanzando rayos y centellas. Para solventar el entuerto Þjálfi y su hermana Röskva se hicieron sus sirvientes fieles y le acompañaron en muchas de sus travesías en funciones de escuderos.

Genealogía

Thor fue el hijo del dios omnipotente Odín, gobernante de los dioses de Aesir, y de la diosa Jörð, quien era la personificación de la Tierra es completamente de ascendencia gigante.

Tuvo como esposa a Sif, una diosa de pelo dorado, con quien tuvo una hija, llamada Þrúðr, cuyo nombre significa “fortaleza”, fue una de las valquirias.

Loading...

También tuvo un hijo varón con su amante, la giganta Járnsaxa, hijo que llamó Magni, que se traduce por “fuerza”, y se habla de un tercer hijo de nombre ði, que significa “ira”, aun cuando las leyendas no dan información sobre su madre.

Como dato curioso, los nombres de sus hijos estaban todos asociados con la fuerza y la valentía, encarnando los rasgos de su padre. También tuvo un hijastro llamado Ullr, hijo de Sif, del cual se desconoce su padre.

Por otro lado, en el prólogo de la Edda prosaica, se da cuenta de otro hijo que tuviera con Sif, llamado Lóriði, de quien se señalan unas diecisiete generaciones de descendientes, sin embargo, en virtud de que se trata de un texto no auténtico, cuyo fin era justificar el por qué la tribu de los Æsir pudieron ser adorados según la fe cristiana.

Dios Thor

Odín

Jerarquía de Thor

Dentro de su linaje Thor estaba situado en una posición jerárquica inferior, que se podría catalogar como de segundo al mando, puesto que el gran todopoderoso era su padre Odín.

Sin embargo, a pesar de ello, entre el pueblo se veneraba más a Thor, por ser más cercanos en cuanto a actitudes, carácter y gustos que compartían con sus coterráneos.

En virtud de ello, se erigieron en su nombre templos, bosques sagrados, así como se implantaron muchos tributos. Se podía afirmar que solo ante la nobleza real, Odín, por el dios mayor, superaba a Thor en cuanto a poderío, pues en el entorno del pueblo la veneración era para Thor.

Mitos sobre el dios Thor

Los mitos del dios Thor son relatados en las Eddas, que han permitido sustentar y documentar las historias mitológicas del mundo nórdico antiguo. Resumimos a continuación dos de los mitos más conocidos de Thor:

El duelo de preguntas y respuestas con el enano Alvíss

Esta saga se relata en el poema Alvíssmál sobre el episodio en que el enano Alvíss, que significa “el que todo lo sabe” acudió ante Thor a reclamar la mano de su hija  Þrúðr, que le había sido prometida estando él ausente.

Dentro del ámbito mitológico nórdico, siempre se supo de que el dios Thor profesaba mucha antipatía hacia los gigantes y los enanos, y a éstos últimos, en particular, los consideraba muy descarados.

Dios Thor

Enano Alvíss

En este mito se da cuenta de ello, el cual narra el día cuando Alvíss se presentó ante Thor con el atrevimiento de exigirle la diera la mano de su hija. Thor, en lugar de correrlo y decidido a impedir el casamiento de su hija, le dijo al enano que sólo accedería a desposarla si demostraba tener más sabiduría que él y contestaba a todas sus preguntas y corroborar que hacía honor a su nombre.

Alvíss, que tenía fama de ser muy sabihondo, aceptó el desafío y se inició la sesión de preguntas y respuestas. El enano fue contestando todo lo que Thor preguntaba sobre los cereales, las nubes, los vientos, el fuego, la tierra, el sol, la luna, las plantas, los animales, las flores, los bosques.

El dios se encargó de prolongar el duelo varias horas hasta que llegó el alba, que, como es bien sabido, es muy peligrosa para los seres, como los enanos, que no tienen protección del espíritu solar como los humanos. En efecto, los primeros rayos de sol convirtieron al enano en piedra, mientras Thor se burlaba de Alvíss.

Thor lucha con la serpiente Midgard

Este breve relato mítico refiere el momento en que Thor acompañó a Tyr, quien fue al río de Elivagar a pescar. Sin embargo, luego de estar remando para llegar al sitio preciso de pesca, surgió de las profundidades del río una gigantesca serpiente a la que Thor tuvo que enfrentar con todo su poder y luego de una prolongada y cruenta lucha, logró vencerla.

Dios Thor

La muerte de Thor

En cuanto a los enemigos que tenía Thor que deseaban su muerte, están los más cruentos que eran los gigantes habitantes de Jotunheim, uno de los Nueve Mundos. Igualmente, se cuenta a la enorme serpiente Jörmungand, símbolo del mal, de tenebroso aspecto, engendrada por el maléfico Loki en la gigante Angrboda, y que constituyó uno de los peligros más inminentes que asechaba al dios.

En las Eddas, que son las compilaciones que se hicieron de las historias míticas provenientes de la antigua tradición nórdica de narración oral,  que luego fueron escritas por eruditos para preservar parte de estas historias, narran sobre dos batallas en las que se enfrentaron Thor y Jörmungand.

En una de esas contiendas, Thor casi sacó a la serpiente del océano en el que vivía, lo cual era mortal para ella, pero fue detenido por el gigante Hymir, que temía que ello diera lugar el tan temido cataclismo del fin del mundo o Ragnarok.

La segunda batalla se dio justamente cuando ocurrió el Ragnarok, en el que combatieron nuevamente Thor y la serpiente. Fue una lucha prolongada, encarnizada y brutal.

Thor logró liquidar a la horrible serpiente aplastando su cabeza con el martillo, pero cuando se alejaba del sitio de la pelea, cayó muerto por el veneno de la misma.

El dios Thor y el cristianismo

La admiración por el dios Thor fue más evidente durante la llamada Era Vikinga cuando alcanzó su apogeo fue tanto así que se le consideró el mayor rival de Cristo, en la época en que se introdujo el cristianismo en Escandinavia, alrededor del siglo X d. C.

Este hecho histórico no disminuyó, en modo alguno, la relevancia que había alcanzado Thor entre la población, en esos primeros tiempos de la práctica cristiana escandinava.

Se le siguió rindiendo culto e invocado durante casi toda la Era Vikinga. Así lo evidencia los amuletos y los rituales y celebraciones, al igual que la existencia que aún perduran de estatuas, imágenes y grabados, así como las historias que aún se cuentan sobre él.

Gran parte de los amuletos tanto del dios como del martillo se remontan a la época en que el cristianismo y la religión nórdica se disputaban la preferencia de los feligreses.

Finalmente, prevaleció el cristianismo y la veneración a Thor fue paulatinamente reemplazado gradualmente por la religión cristiano en el siglo XII.

Dentro de la práctica cristiana no hubo espacio para un dios como Thor, por lo que sus adoradores se fueron desvaneciendo, aunque algunos murieron resistiéndose a la conversión cristiana, otros sucumbieron y aceptaron la nueva fe, olvidándose de él. Ya en el siglo XII el culto a Thor era un simple recuerdo y donde estaban sus templos, se erigieron iglesias.

Curiosidades

Siendo una personalidad tan prominente dentro del mundo de los dioses de la mitología escandinava, son muchas las curiosidades y datos interesantes sobre Thor. Algunos de ellos son:

Una vez que en Escandinavia se estableció al cristianismo, la adoración a los dioses nórdicos fue erradicada. Sin embargo, los adeptos a Thor se rehusaron, le siguieron rindieron culto y utilizaron el símbolo de su martillo como desafío a las creencias cristianas.

Según las fuentes mitológicas nórdicas, Thor tenía al menos catorce nombres diferentes.

Tenía un apetito insaciable, por lo que comer y beber era uno de los mayores placeres de Thor.

El símbolo de la esvástica, como la que se usaba en la Alemania Nazi, se asocia con Thor. Se dice que representa su martillo, y fue encontrado en las espadas y cinturones de los guerreros que creían que los ponía bajo la protección de Thor.

Muchos lugares en el mundo han sido bautizados empleando el nombre de Thor. Entre ellos se pueden mencionar el Monte Thors en Canadá, Alaska y la Antártida, y un fiordo Thor en Groenlandia. Incluso Hay un volcán en una de las nueve lunas de Júpiter que lleva su nombre. Se dice que es se debe a que Thor es comparado con el dios romano Júpiter.

Un misionero cristiano cortó un roble sagrado para Thor en la ciudad alemana de Geismar en el año 723. Se dice que este evento fue el comienzo de la cristianización del pueblo germano.

El martillo Mjölnir se ha convertido en amuleto de muchos de sus seguidores en el mundo.

También se señalan las siguientes curiosidades:

El pueblo nórdico lo veneró mediante la celebración de diversos ritos y ceremoniales, sobre todo en bodas en vista de su relación con la fertilidad.

Thor siguió siendo un dios importante en Noruega mucho después de la llegada del cristianismo. Así se evidencia en un mensaje rúnico grabado en un bastón del siglo XII, exhortando ayuda tanto a Thor como a Odín.

El rey Olaf II de Noruega absorbió elementos de Thor dejándose crecer una barba roja y empuñando un martillo.

Thor es tema de numerosas obras de arte en la cultura popular moderna y de muchos textos literarios modernos.

En el entorno de la química, se nombró el elemento químico torio, en su nombre, el cual fue descubierto por un científico sueco en el siglo XIX.

Tuvo influencia en muchos de los territorios de los grandes dioses, en específico en Trudvangar. 

Thor fue la inspiración para el superhéroe de Marvel que lleva su nombre. Su personaje es interpretado por Chris Hemsworth en las películas de Marvel Cinematic Universe.

Se dice que el nombre del día jueves en inglés, Thursday, se deriva de Thor y se traduce por “día de Thor”.

Loading...

Deja un comentario!