Georges Lemaître, importante astrónomo belga, sus aportes

Loading...

La Astronomía es aquella ciencia que se encarga del estudio de la estructura y la composición de las estrellas y de los planetas así como también las leyes que lo rigen y su localización. A lo largo de la historia hemos conocido grandes astrónomos, entre ellos Georges Lemaître quien propusiera la muy famosa Teoría del Big Bang, en este artículo nos dedicaremos a hablar sobre este importante personaje.

Georges Lemaître

¿Quién fue Georges Lemaître?

Georges Henri Joseph Édouard Lemaitre conocido simplemente como Georges Lemaître, nació el 17 de julio del año 1.984 en Bélgica. Es reconocido como un sacerdote el cual impartió sus conocimientos en física, astronomía, y matemáticas en la sección francesa de la Universidad Católica de Lovaina. Entre sus aportes el mundo de la ciencia se le reconoce como el primer académico en proponer la teoría de la expansión del universo.

De igual forma, Georges Lemaître fue el primero en postular lo que hoy se conoce como la ley de Hubble-Lemaître y también fue el primero que propuso lo que hoy se conoce como  la Constante de Hubble la cual fue publicada a principios del siglo XX. Cada una sus aportes fueron los que propulsaron lo que hoy se conoce como la teoría del Big Bang el origen del universo lo cual del universo, una teoría que propone la formación del tiempo y el espacio.

Biografía

A Georges Lemaître quien fuese un sacerdote belga, es reconocido como un intelectual al que se le atribuyen todos los créditos que incursionaron a diferentes teorías para entender el origen del universo. Luego ya completada cada una de sus obras y proyectos ambicioso se interesó en los últimos años de su vida en los cálculos numéricos. Para entender un poco más de su vida, creaciones, estudios e investigaciones te invitamos a que sigas leyendo.

Familia

Para el año de 1.884 en la ciudad minera del sur de Bélgica a 68 km del sur de Bruselas nace Georges Lemaître siendo así el mayor de tres hermanos  quienes son Jacques, Maurice y André. La familia de Georges  es conocida por su participación en el mundo de las leyes y la ciencia. El padre de George, llamado Joseph, fue un estudiante de derecho en la universidad de Lovaina y también fue dueño de una fábrica de vidrio. Por su parte, su madre llamada  Marguerite, se caracterizaba por ser una persona de carácter alegre, decidido y entusiasta.

Estudios

En sus estudios primarios formó parte de un colegio de Jesuitas donde siempre se destacó como un alumno ejemplar en las matemáticas. Su amor por el conocimiento lo hicieron ganar premios en el área de humanidades y la ciencia, así como también reconocimientos en física, química, retórica y poesía. En su juventud fue influenciado por los jesuitas y el padre Ernest Verreux fue su principal ejemplo a seguir.

Se podría decir que gracias a  Ernest Verreux, Lemaître descubre su doble vocación en el mundo religioso y el científico. Desde ese instante y debido a su ingenio asombroso, su padre le aconsejó que estudiara ingeniería a lo que Lemaître aceptó el consejo. Sin embargo, a lo largo de su formación académica hubo diferentes obstáculos y esto hizo que se pasará a estudiar física. Una de las razones de su cambio de carrera universitaria, fue el estallido de la primera guerra mundial.

Luego de dichos acontecimientos fue aceptado en la Escuela de Ingenieros de la Universidad de Lovaina y para ingeniería especializada en minas. Aunque en sus estudios se notaba como un joven ambicioso con deseo de saber más, y sus deseos lo llevaron a matricularse en la facultad de filosofía.

Georges Lemaître

En una de las clases en la que asistió Lemaître, impartidas por Desiderio José Mercier, futuro cardenal de Malina y uno de los fundadores de la fraternidad sacerdotal los amigos de Jesús, le extenderían una invitación a Lemaître para que se convirtiera en miembro activo de la fraternidad. Para el mes de julio del año 1.913 logró culminar sus estudios como ingeniero en minas. Seguido de eso, comenzó a servir en el ejército para participar en las fuerzas de su país en la primera guerra mundial, en este episodio se le otorgó la cruz de la guerra.

En el año 1.920 recibió un nuevo reconocimiento universitario, su doctorado bajo una tesis titulada “L’approximation des fonctions de plusieurs variables réelles” o traducida en español “La aproximación de funciones de varias variables reales”, para este trabajo tuvo la tutoría de Charles Jean de La Vallée Poussin.

Al culminar sus estudios en minas, inmediatamente ese mismo año Georges Lemaître fue aceptado en el Seminario de Malinas. Pero, esto no hizo que dejara a un  lado la carrera de investigación. Él tuvo la destreza de unir su preparación para el sacerdocio y sus labores investigativas. En ese punto de su vida se topó con un libro titulado “Espacio, tiempo y gravitación”, del astrónomo inglés Sir Arthur Stanley Eddington.

Cuando inició sus estudios en física y matemática, uno de los temas de su carrera que más le interesó fue la teoría de la relatividad de Albert Einstein. Ahí comprendió e interpretó una primera obra en honor a Einsten llamado “La física de Einstein” y esta nueva obra del conocimiento le otorgó un premio del Ministerio de Ciencias de Bélgica, por su desempeño y por haber culminado dos doctorados en un periodo de dos años.

Georges Lemaître

Para el 22 de septiembre del año 1923 fue designado Sacerdote por el Cardenal Desiderio José Mercier. También, gracias a su increíble trabajo del libro titulado “la física de Einstein” fueron entregadas 2 becas universitarias de investigación. Una de ella la otorgó el gobierno belga y la otra una fundación estadounidense. Años más tarde fue admitido en la universidad de Cambridge en el país  Gran Bretaña e inició su labor como investigador de astronomía.

Trayectoria

Para junio de 1924 regresó a Bruselas y su afán por continuar aportando conocimiento al mundo, volvió a viajar por motivos científicos al país de Canadá y Estados Unidos. En el Continente norteamericano además de conocer al científico británico Arthur Stanley Eddington logró saber más sobre las observaciones astronómicas.

Luego de un año ejerciendo como profesor de la Universidad de Cambridge y Massachusetts, Regreso a Europa a la Universidad de Lovaina como profesor en tiempo parcial. Este fue uno de los empleados en qué se le fue mayormente reconocido por Los Increíbles aportes que realizó en esa época. Siendo profesor en la Universidad de Lovaina asistió a clases del astrofísico Ernest Pasquier. En estas clases impartía una serie de hipótesis cosmogónicas que tenía por objetivo tratar de conseguir o explicar el origen del universo la evolución del mismo y del origen de la nebulosa.

Luego 3 años más tarde en 1927 publica un libro en el que se resuelven las ecuaciones de Einstein sobre la geometría del universo, y es ahí donde mantiene la premisa de que el Universo se estaba expandiendo. En 1931 propuso la idea de que el Universo se originó luego de una explosión de un átomo o mejor conocido como un huevo cósmico. Dicha explosión fue el principio del universo que hoy en día se conoce como el Big Bang.

Georges Lemaître

Últimos años

Durante los años 50 fue el momento en el cual abandonó su cargo como profesor y sería allí donde finalizaría por completo su estatus de méritos para el año 1.964.  En el año 1.962 creó el movimiento ACAPSUL junto con Gérard Garitt, este era un movimiento que tenía como objetivo luchar contra la escisión. Este movimiento surge cuando fue opuesto a la expulsión de los francófonos de la Universidad Católica de Lovaina, y fue una respuesta al sistema educativo de la época.

Fue nombrado como Montseñor en el año 1.960 por el papa Juan Pablo XXIII. Por otro lado, el papá le pidió que participara en la cuarta sesión de la comisión pontifical para el control de natalidad pero para ese momento el estado de salud de Georges Lemaître era delicado por lo cual no pudo viajar a Roma. Finalmente Lemaître fallece en la ciudad de Lovaina el 20 de junio del año 1.966 luego de padecer leucemia. La causa de su muerte fue un infarto a la edad de 71 años.

Aportes de Georges Lemaître

Georges Lemaître sin duda fue uno de los intelectuales que contribuyó a la creación de diferentes teorías e hipótesis. Su afán por la sabiduría y por impartir sus conocimientos son la base para dar respuesta a muchos problemas que presentaba la humanidad. A continuación presentamos los aportes más importantes de Georges Lemaître a la comunidad científica.

Teoría cosmológica del origen del Universo

La revista Monthly Notices de la Royal Astronomical Society, en el año 1.930 publicó un artículo en el que Georges Lemaître proponía la idea de una especie de huevo cósmico el cual eclosinó originando así el universo. El astrónomo Fred Hoyle, fue el primero que llamó esta explosión como el Big Bang, y está singular denominación se siguió nombrando y utilizando. Esta propuesta de  Lemaître era contradictoria, ya que el dogma cristiano de la creación tenía muy poca justificación científica.

Georges Lemaître

La revista inglesa Nature publicó un artículo el 9 de mayo del año 1.931 cuyo titulo era: “El comienzo del mundo desde el punto de vista de la teoría cuántica”.  En este artículo se argumenta que el universo está en constante expansión y que se encuentra concentrado en una especie de átomo primitivo.

El interés de Georges Lemaître por la expansión del universo hizo que publicará más artículos sobre el mismo tema. Incluso en el año 1-946 publicó un libro titulado: “La hipótesis del átomo primitivo”, en la cual explica cómo el universo fue expandiéndose desde un primer átomo, conocido como “átomo primitivo”.

Cada uno de estos artículos no tuvo una respuesta positiva, e incluso algunos científicos reaccionaron de forma violenta. Señalando que estas hipótesis o teorías podían desviarse de las ideas religiosas acerca de la teoría de la creación. Pero, Georges Lemaître no tenía esa corriente de pensamiento. Incluso el mismo Albert Einsten tenía prejuicios y desconfianza de la propuesta de Lemaître.

Una de las críticas negativas que podemos señalar fue la del astrónomo Edmund Whittake que consideraba la teoría del origen del universo como una teoría sin impropiedad e incompleta. Incluso llegaron a relacionar esta teoría de Georges Lemaître on el origen de la creación de las escrituras bíblicas del libro de Génesis.

Georges Lemaître

Loading...

Georges Lemaître sostenía que el camino de la ciencia y la religión no eran opuestos el uno de otro y que cada uno se unía con la verdad. Él se interesaba por saber la verdad y no solo se inclinaba a seguir un camino, Lemaître prefería seguir a ambos para conseguir una respuesta certera. Incluso no tenía como propósito realizar descubrimientos científicos en beneficio a la religión, ya que ambos caminos llegaban a la verdad.

Lo que hizo a Georges Lemaître un hombre diferente para la época fue su visión de la autonomía de la ciencia en base a la fe. También, se muestra que el escribió bajo de un punto de vista científico para entender si verdaderamente el origen del universo fue un comienzo o una creación.

La expansión del Universo

Albert Einstein en el año 1.915 creó la ecuación de la relatividad general, con ella pretendía estudiar el universo en su conjunto. Durante la creación de esta teoría el mismo universo cambia con el transcurrir del tiempo y por motivos científicos el universo era inalterable en su conjunto.

Seguir dicha ecuación introdujo una variable la cual pretende mantener el universo “estable”. Esta magnitud se denominó “constante cosmológica”. Pero con el pasar de los años, Einstein afirmó que fue un error durante su trayectoria científica.  Ahora bien, según la teoría del Big Bang el universo se creó en un estado extremadamente denso y caliente y desde ese instante el universo no ha dejado de expandirse.

Georges Lemaître

Si hablamos de otros científicos que habían desarrollado estudios sobre el universo y su origen debemos mencionar uno de los trabajos del  neerlandés Willem de Sitter en el año 1.917 y del ruso Aleksandr Fridman entre los años  1.922 y 1.924. Sin embargo, ambos tuvieron una investigación corta y poco convincente.

Esto hizo que Georges Lemaître creara una teoría en la cual explicaba la expansión del universo y la publicó como un artículo en el año 1.927. Sin embargo,  tuvo no tuvo un impacto en especial en el mundo, ya que dichos datos ya había sido obtenido por los astrofísicos vanguardistas de la época.

Cabe destacar que Georges Lemaître fue hablar personalmente con Einstein en el año 1.927 y con William fitness en el año 1.928 con el fin de conseguir otra opinión científica que diera validez a todas sus hipótesis. A principios del año 1.930 en la ciudad de Londres se llevó a cabo una reunión de la Real Sociedad Astronómica la cual aprobó la idea del universo estático propuesto por Albert Einstein. Al momento de leer ese informe, Georges expresó que estaba insatisfecho con esta concepción del universo.

En el año 1.927 Georges Lemaître le escribió a Arthur Eddington recordando lo expuesto el 10 de mayo del año 1.930 donde en una conferencias ante la Real Sociedad Astronómica comentaron acerca del problema que conllevaría concebir la idea de un universo estático. En esta carta expone además  su trabajo el cual da solución a los problemas de la cosmogonía de Einstein y De Sitter.

Al cabo de 9 luego de que Georges Lemaître enviara la carta a Eddington, De Sitter también reconoció el valor del trabajo y el esfuerzo de Lemaître, dicha obra fue publicada y traducida al inglés por la misma Real Sociedad Astronómica.  Desde ese instante Lemaitre se hizo más conocido. El 7 de septiembre del año 1-932 diversos astrónomos y periodistas se encontraban en Cambrige, Estados Unidos   para presenciar la conferencia de Eddington donde afirmó que la hipótesis de Lemaitre fue una idea que ayudó a comprender el universo y su origen.

Encuentro con Einstein

Georges Lemaître y Albert Einstein tuvieron varios encuentros. El primero de ellos se llevó a cabo en la ciudad de Bruselas en el año 1.927 en el congreso de Solvay, luego coincidieron en California en el año 1.933 y ese mismo año coincidieron en Bruselas, su último encuentro fue en Princeton en el año 1.935.

El quinto Congreso de Solvay fue uno de los episodios donde Georges logró conversar con Einstein acerca de su artículo. Einstein sostuvo que sus cálculos estaban correctos pero Einstein consideraba la visión física de Lemaître como una abominación. En esa conversación Georges Lemaître estaba convencido de que los comentarios de Einstein estaban totalmente equivocados, e intentó prolongar la conversación para hacer cambiar su punto de vista. Para ese momento,  Einstein estaba acompañado por el Auguste Piccard quien lo invitó a ir a su laboratorio en la universidad.

En el trayecto hacia el laboratorio Georges Lemaître comentó acerca de la velocidad de la nebulosa, dicho tema estaba relacionado con la expansión del universo. Igualmente, Einstein no parecía seguir esa corriente de pensamiento y los resultados de las investigaciones lo afectaron. Aunque, Piccard en medio de la situación comenzó a hablar con Einstein en Alemán.  Se  podría decir que Einstein no estaba solo en contra de la opinión de Lemaître, también de todos los científicos quienes proponían ideas distintas.

En el año 1.929 Hubble publicó un trabajo en el cual se muestra una evidencia considerable en torno al universo en expansión, esto contradijo todas las evidencias acerca de un universo estático dichas por Einstein. Sin embargo, las relaciones entre Einstein y Georges Lemaître fueron mejorando. Esto pasó gracias al encuentro de los reyes de Bélgica quienes tuvieron un interés por los trabajos de Lemaître y lo invitaron a la corte.

Bélgica es el país que Einstein visitaba todos los años con el fin de pasar un tiempo con Lorentz y Willem de Sitter. En el año 1.929 fue invitado por la reina Elizabeth en la que pedía que fuera a visitarla con su violín, este instrumento también lo tocaba la monarca. Esta invitación fue repetida muchas veces, hasta que Einstein se convirtió en un amigo íntimo de la realeza.

En una de sus visitas a Bélgica, el rey le preguntó a Einstein sobre sus investigaciones, inclinándose más por la teoría de la expansión del universo. En la conversación se mencionó el nombre de  Lemaître, el rey se da cuenta que Einstein le incomoda hablar de dicho personaje y dieron vueltas a la conversación evadiéndola e invitando a la reina a tocar un dúo de violín.

Otro encuentro fallido fue en el año 1.930 en una ceremonia realizada en Cambridge, es ahí donde Einstein se encontró con Arthur Stanley Eddington y en la conversación nuevamente salió el tema del sacerdote belga, siendo esta vez Eddington quien la defendió.

Los repetidos encuentros donde Einstein le comentó sobre el tema de la expansión del universo lo invitaron a reflexionar. Hasta que tuvo la oportunidad de encontrarse personalmente en el año 1.933 con Georges Lemaître quien había sido invitado por el físico Robert Millikan, director del Instituto de Tecnología de California. En medio de las conferencias y seminarios sobre los rayos cósmicos Einstein se mostró afable y esta vez sí estuvo de acuerdo con Lemaitre, hasta llegar a un punto de felicitarlo por su excelente exposición.

Después de la exposición ambos se reunieron para discutir sobre sus diferentes puntos de vista. En ese instante Einstein aceptó que el universo se encuentra en una constante expansión, pero no apoyaba totalmente la idea de la teoría del átomo primitivo porque se inclinaba demasiado a la teoría creacionista.

Para mayo del año 1.933, Einstein dirigió alguno de sus seminarios en la Universidad Libre de Bruselas. En ese instante Adolf Hitler había sido designado como Canciller de la República Alemana, es por esa razón que fue a la embajada alemana en Bruselas lo presionó para renunciar a la nacionalidad Alemana y renunciar a su puesto en la Academia de Ciencias y en la Universidad de Berlín.

Einstein estaba preparándose para ser exiliado mientras estaba en Bélgica, y en esas circunstancia Georges Lemaître fue a visitarlo, luego organizó varios seminarios para que Einstein fuese el principal expositor. En uno de esos seminarios, Einstein anunció que la conferencia siguiente se la daría a Lemaître para que impartiera su punto de vista el cual le parecía interesante. Para ello Lemaître preparó su conferencia y la expuso el 17 de mayo. Al final de la misma, Einstein hizo una intervención donde afirmó que la explicación acerca de la creación de Lemaître era la más bella y satisfactoria.

En la conferencia dada por el sacerdote, se mostraba a Einstein muy emocionado y fue ahí cuando afirmó que Georges Lemaître era la persona que mejor había comprendido la teoría de la relatividad. Para el año 1.935, Lemaître estuvo un tiempo en los Estados Unidos, fue invitado por el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton, ahí fue la última vez en verse con Einstein.

A Einstein le costó bastante aceptar la expansión del universo, aunque finalmente lo hizo. Sin embargo rechazó constantemente la teoría del átomo primitivo propuesta por Georges Lemaître. Durante esa época, la comunidad científica cuestionó mucho los trabajos de Lemaître principalmente por ser un sacerdote. Con el pasar del tiempo se fue demostrando que los aportes de este científico tenían una base sólida lo que llevó a la comunidad científica incluyendo a Einstein incluido a reconocer sus labores.

Obras de Georges Lemaître

Las obras de Georges Lemaître giraron en torno a la Teoría Cosmológica de la Creación del Universo y a su teoría del átomo único. A continuación conoceremos con exactitud cuales fueron los trabajos realizados por este científico y que le valieron un puesto dentro de la comunidad científica.

  • “Un Univers homogène de masse constante et de rayon croissant rendant compte de la vitesse radiale des nébuleuses extragalactiques”, publicado en los Anales de la Sociedad Científica de Bruselas,  en el año 1.927.
  • Un artículo en la revista Nature 128 que data del año 1.931. En ella expone su Teoría Cosmológica de la Creación del Universo que pasaría a conocerse posteriormente como Teoría del Big Bang.
  • “L’hypothèse de l’atome primitif”fue en este escrito donde publicó su hipótesis acerca del átomo primigenio, data del año 1.946.

En este artículo pudimos conocer acerca de Georges Lemaître, un sacerdote jesuita sumamente apasionado por las investigaciones y por la astronomía. Esta afición le llevó a postular grandes teorías como la del Big Bang y la de un universo en constante movimiento, sin embargo en un principio fueron rechazadas por el mundo científico ya que creían que estaban más cercanas a la teoría de la creación que a la ciencia misma. Pese a ello, años más tarde sus teorías fueron valoradas lo que le abrió puertas a muchos conocimientos dentro del gremio científico.   También te pueden interesar los siguientes artículos:

 

Loading...

Deja un comentario!