Gran Ayatolá Alí al Sistani, biografía y papel político en Irak

Loading...

El Gran Ayatolá Alí al Sistani, es un representante de la cultura religiosa chiita, él es descendiente de Mahoma y está  trabajando por la paz de Irak, fue una persona clave para la transición política de Irak, es reconocido por ser un hombre muy austero, aunque maneja una gran cantidad de dinero, el cual es destinado a realizar  obras educativas, caritativas y para el fortalecimiento de la religión islámica chiita. A continuación, te mostraremos un poco más de esta personalidad, que han postulado en varias oportunidades a un Premio Nobel de la Paz.

GRAN AYATOLÁ ALÍ AL SISTANI

¿Quién es el Gran Ayatolá Alí al Sistani?

El Gran Ayatolá Alí al Sistani, se le considera uno de los religiosos chiita, más influyentes del mundo, especialmente de Irán, el significado del ayatolá, está relacionado con el ser supremo religioso de los islámicos, vinculado con la señal de Alá o señal de Dios.

Se le conoce comúnmente como ayatolá Sistani, es un hombre muy espiritual, líder de los musulmanes chiitas iraquíes, así como uno de los religiosos con mayor peso del islam chiita, que es la religión en la que su dios es Alá, su profeta es Mahoma y su libro sagrado es el Corán.

El Gran Ayatolá Alí al Sistani, ha sido agregado en todos los informes de las publicaciones de “The Muslim 500: The World’s Most Influential Muslims” – Los 500 musulmanes más influyentes, el cual lo coloca en los primeros 10 puestos  en las últimas ediciones; está considerado como el Majari, este es un título que se otorga al más alto nivel de autoridad, para decidir sobre aspectos legales de la Ley Islámica, igualmente se relaciona con la persona que es referencia religiosa y es una fuente sabiduría al cual hay que seguir.

En el año 2005, el Gran Ayatolá Alí al Sistani, fue seleccionado entre los 100 mejores intelectuales del mundo, para el año 2005 y 2014, fue nominado al Premio Novel de la paz, por sus esfuerzos para establecer la paz en la región.

GRAN AYATOLÁ ALÍ AL SISTANI

Biografía

El Gran Ayatolá Alí al Sistani, nació el 4 de agosto de 1930, en la ciudad de Mashhad, en la provincia de Razavi Khorasan en Irán, proviene de una familia muy religiosa, a continuación, vamos a indagar sobre otros aspectos de su vida:

Familia

El Gran Ayatolá Alí al Sistani, desciende de una familia de clérigos religiosos, sus antepasados están relacionados con Husayn ibn Ali, nieto del profeta islámico Mahoma fundador del islam, profeta que fue enviado por Dios, para predicar las enseñanzas de Adán Abraham, Moisés, Jesús entre otros profetas.

Su padre fue Mohammad-Baqir al-Sistani y su madre era la hija de Ridha al-Mehrebani al-Sarabi; contrajo matrimonio con la hija Muhammad-Hassan al-Shirazi, el cual era nieto del Gran Ayatolá Mirza Shirazi; tiene dos hijos Muhammad-Ridha y Muhammad-Baqir.

Estudios

El Gran Ayatolá Alí al Sistani, se inició en la educación religiosa siendo niño, en la ciudad de Mashhad en la hawzah de su padre, este es un seminario donde se educan a los sacerdotes musulmanes chiitas, posteriormente continuo sus estudios en la ciudad Qom en Irán, allí estudio con el Gran Ayatolá Hossein Borujerdi, en el año de 1951 al Sistani, se trasladó a Irak para proseguir sus estudios en la ciudad de Najaf, allí recibió educación de el Gran Ayatolá Abu al-Qasim al-Khoei; al Sistani obtuvo el rango de mujtahid en el año de 1960, este rango está relacionado con la persona que tiene la capacidad de establecer normas de autoridad en los aspectos religiosos y jurídicos.

GRAN AYATOLÁ ALÍ AL SISTANI

Gran Ayatolá

Con el fallecimiento del Gran Ayatolá Abu al-Qasim al-Khoei, en el año 1992, ascendió a este cargo Abd al-A’la al-Sabziwari, sin embargo, este personaje falleció en el año de 1993  y al Sistani, fue elegido como Gran Ayatolá, gracias al reconocimiento de sus cualidades por parte de sus compañeros clérigos.

El rol de Gran Ayatolá Alí al Sistani, se vio fortalecido, cuando guio las oraciones de los actos funerarios de al Khoei, lo que generó que gran parte de los seguidores del fallecido, se refugiaran en las palabras de al Sistani.

Alí al Sistani, ha sido objeto de muchas persecuciones, de las cuales han salido muertos muchos de sus compañeros clérigos chiíes, la mezquita que dirigía fue cerrada en el año de 1994 y no volvió abrir hasta después de la invasión estadounidense,  se enfrentó con el régimen de liderado por el Partido Baaz Árabe Socialista, conocido mundialmente como Baaz, el cual también tiene sus bases en otros países, tales como: Jordania, Líbano, Yemen, Argelia, Libia, Palestina, entre otros.

A causa del cierre de su mezquita en el año 1994, el Gran Ayatolá Alí al Sistani, se auto encerró en su casa en la ciudad de Náyaf, sin embargo, ante su aislamiento e inaccesibilidad, el Ayatolá Alí al Sistani, continuó siendo una gran influencia en el pueblo Chií ubicado en Irak  y esta situación se debió a la conformación y fortalecimiento  de una red de clérigos que llevan su palabra a la población.

A causa de su importante influencia,  a pesar del papel silencioso, al Sistani, ha tenido una destacada vinculación en la política de Irak, se ha comprometido con la causa constitucional, efectuados llamados a sus partidarios chiíes a rehusar los procesos de violencia e intolerancia sectaria.

Papel político del Gran Ayatolá Alí al Sistani

Luego de la ocupación de Irak en el año 2003, en lo que se denominó la guerra de Irak, donde fuerzas de la coalición encabezadas por los Estados Unidos invadieron a Irak, el Gran Ayatolá Ali al Sistani, ha fortalecido su participación en el ámbito político al frente de la respetada comunidad chií en Irak, por esta razón los medios de comunicación occidentales lo han catalogado como la “persona más influyente” en la etapa post-invasión en Irak.

A partir de aquel verano del año 2003, al Sistani, utilizó sus influencias pidiendo la conformación de un gobierno constituyente, así como también solicitó el voto para el establecimiento de un gobierno de transición, de esta forma estaría robusteciendo la vía para un predominio del poder chií en el gobierno, tomando en consideración que aproximadamente el 60% de los habitantes de Irak son Chiíes, bajo este escenario Sistani, fue un duro contrincante ante los planes de los Estados Unidos, que pretendían inmiscuirse en la cultura de Iraquí, proponiendo un plan de gobierno no democrático en el país.

Loading...

En el año 2005, el Gran Ayatolá Ali al Sistani, elaboró unos decretos políticos, en los que solicitaba a los seguidores religiosos chií en Irak, que no participaran en el proceso de elecciones legislativas para ese año, haciendo un llamado a la razón para darle una mayor importancia al proceso electoral de un gobierno constituyente, solicitando que las elecciones se efectuaran de manera libre y justas.

A pesar de sus llamados y su visión política de un gobierno constituyente, al Sistani, cambió de opinión y se convenció que también era importante participar en las elecciones legislativas, ya que de esta manera los chiíes que fueran elegidos, iban a tener una mayor influencia en la toma de decisión del nuevo Gobierno en Irak.

Al Sistani, solicitó y presionó a los diferentes partidos confesionales chiíes,  los cuales se caracterizan porque en su filosofía poseen una mezcla de religión y política, a que se unieran y formaran una gran Coalición política y electoral,  que se establecieran un solo listado electoral, en la comisión  electoral que estaban por celebrarse.

Ante esta solicitud, los líderes de los diferentes partidos chiíes, no les quedó otra opción que ceder ante las peticiones de la máxima autoridad moral y política representada por el Gran Ayatolá Ali al Sistani, éstos aceptaron reconociendo los beneficios de las alianzas políticas. El rol de al Sistani, fue el de intermediario y conciliador en las arduas discusiones de negociación que arrojó la conformación de la lista electoral. La coalición  política se formó bajo la tutela de al Sistani y  denominó Alianza Unida Iraquí, aunque popularmente fue identificada como la Lista de Sistani.

El Gran Ayatolá Ali al Sistani, estableció un fatwa, es la divulgación de una forma de actuar producto de una situación específica que autoriza al líder a modificar un comportamiento, mientras se resuelve la situación que lo originó, en este sentido al Sistani, advirtió a las mujeres chiitas que por la unidad y la paz, estaban obligadas desde el punto de vista religioso, a participar en las elecciones, sin tomar en consideración las prohibiciones que pudieran  hacer  sus maridos, al Sistani, comparó  a las mujeres que salieron a votar  con la figura de Zaynab cuando se presentó en la batalla de Karbala, ella fue la nieta de Mahoma y se caracterizó por ser una mujer de carácter fuerte, la cual realizó muchos sacrificios por la unión del Islam

La mayoría de la población chiíes votaron por la lista en los dos procesos electorales que se efectuaron el 30 de enero del 2005 y  el 15 de diciembre del 2005, ya que sus seguidores comprendieron que Sistani llamaba a votar por la unidad, en ambos procesos la victoria fue para la Alianza Unida Iraquí y esta situación les dio el control de manera mayoritaria del Gobierno Iraquí.

Rol Conciliador

En su papel como conciliador espiritual, el Gran Ayatolá Ali al Sistani, hizo llamados a la unidad de la población chiita, él ha solicitado a los ciudadanos a no dar respuesta a los continuos ataques bélicos en la zona denominada el Triángulo de la muerte, ubicada al sur de Bagdad, realizados por los suníes que son los miembros ortodoxos que siguen las enseñanzas de Mahoma a través de su sucesor Abu Bakr como el primer califa.

Esta actitud de conciliador siempre a estado presente, incluso cuando los sunitas, destruyeron la mezquita chiita Al-Askari, ubicada en Samarra, en febrero del año 2006, sin embargo, su red de sacerdotes y predicadores, continuaron pidiendo calma a petición de al Sistani, inclusive él informó a todos sus seguidores, que las acciones bélicas no eran ejecutadas por sus vecinos de la cultura religiosa sunitas, que esas acciones eran realizadas por los extremistas extranjeros del movimiento religioso wahabíes.

Este llamado a la paz y a la unidad, realizado por Gran Ayatolá Alí al Sistani, tras los hechos de destrucción a la mezquita Al-Askari, permitió controlar una situación que se tornaba como altamente peligrosa, lo que impidió que el país se desarrollara una guerra de sectas, posteriormente en el año 2007, la misma mezquita fue nuevamente bombardeada y al Sistani, no dudo en volver a realizar un llamado de paz.

Patrocinio de los aportes Chiitas

Gran Ayatolá Alí al Sistani, recibe, controla y supervisa personalmente,  los aportes que por concepto de patrocinios reciben los chiitas, estas ascienden a millones de dólares americanos, ya que cuenta con seguidores que ofrecen de manera constante y fijas sus ganancias, esta es una obligación religiosa en la cual se establece que los musulmanes deben ofrendar la quinta parte de sus riquezas a esta obligación se le denomina Khums

Estos ingresos son utilizados para propósitos educativos y caritativos, en el informe de su gestión al Sistani, ha informado que mantiene un apoyo a 35.000 estudiantes en las localidades de Qom, 10.000 en Mashhad y 4.000 en Isfahan; con éstos ingresos también ayuda a una red de representantes para la lectura del Wakil que es uno de los nombres dados a Dios en el Islam, donde promueven los temas religiosos y  se ejecuta en los barrios, mezquitas y  bazares entre las ciudades de iraquíes de Kirkuk y Basora.

Producto de todas estas actividades que promueven la paz y el fortalecimiento de la religión, en el proceso de apertura que se viene realizando posterior a las invasiones de las ciudades iraquíes de Najaf y Karbala, muchos de los iraquíes están regresando a sus poblaciones de origen, como partidarios y seguidores del Gran Ayatolá Alí al Sistani.

Nominación al Premio Nobel de la Paz

El Gran Ayatolá Alí al Sistani, fue nominado al premio Nobel de la Paz, en varias oportunidades, producto de las acciones para llevar el proceso de paz relacionada con la invasión de los Estados Unidos y los Países Aliados, así como también en los asuntos religiosos entre chiitas y sunitas, a continuación, le señalamos las fechas en las cuales, este importante personaje fue nominado:

  • El diario británico Daily Telegraph, a través de su reportero Colin Freeman, transmitió por medio de un artículo que postulaba a Ali al Sistani, como la persona más apropiada para ser el ganador del Premio, en este mismo artículo mencionó que ya había sido previamente nominado en el año 2006, por un grupo de cristianos iraquíes.
  • El 8 de marzo del año 2014, el periódico de origen inglés Tehran Times, señaló en unos de sus artículos, que los miembros del parlamento iraquí, querían nominar a Alí al-Sistani, para el Premio Nobel de la Paz.
  • El periodista Thomas L. Friedman, perteneciente al The New York Times, escribió un artículo en el año 2005, en el cual nominó a el Gran Ayatolá Alí al Sistani al Premio Nobel de la Paz.

Con esta información hemos terminado el tema relacionado con el Gran Ayatolá Alí al Sistani. Sí este artículo fue de tu agrado, te invitamos a conocer otros temas de interés, a través de los siguientes enlaces:

Loading...

Deja un comentario!