Oniromancia, predicciones del futuro en los sueños

Loading...

Oniromancia, quiere usted conocer qué es, saber sobre su historia, cuál es su origen, sobre las experiencias famosas, como se practica la interpretación de los sueños y mucho más!

ONIROMANCIA

Qué es la Oniromancia?             

En este artículo vamos a conocer sobre la Oniromancia, comenzaremos por definir el origen o etimología de la palabra, para luego adentrarnos en materia. Oniromancia  provienen de la lengua griega oneirós que significa sueño y mantheía que significa adivinar. Con base entonces en la raíz etimológica de la palabra que define el tema de hoy, podemos definir la Oniromancia como el arte que utiliza  los sueños para adivinar el porvenir.

Muchos la reconocen como una ciencia y otros como pseudociencia. La Oniromancia tuvo auge en la Grecia clásica y podemos conocer sobre los procedimientos con base en la literatura escrita en la época, la cual ha servido de fundamento, para que se desarrolle una carrera, hoy en día colmada de profesionales que realizan la interpretación de los sueños para predecir el futuro, aún cuando esta práctica llegó casi a perderse luego de la caída del Imperio Romano de Occidente, a mediados del siglo V después de Cristo.

La Oniromancia resurge a finales del siglo XIX, siendo el psicoanálisis la ciencia que retoma la práctica de la interpretación de los sueños, para esta época alejada por supuesto de la superstición y más cercana a la razón que los originan, aunque hay también personas que utilizan la oniromancia con un carácter más esotérico.

A pesar que el origen de la oniromancia se fundamenta en la premisa de conocer nuestro porvenir, con base en los sueños, sin embargo, esta premisa no ha podido ser probada de manera científica, por lo que la Oniromancia tiene sus detractores, ya que no tiene basamento el hecho que los elementos que se identifican en el sueño tengan un significado determinado, para poder interpretarlos.

La oniromancia existe desde tiempos milenarios y desde siempre los seres humanos han mostrado un interés especial por lo desconocido, por la adivinación, la magia y han buscado en los sueños una manera de explicar las señales que provienen del subconsciente, usando las imágenes que son vistas en los sueños, no obstante, en los inicios y como podremos ver en el desarrollo del artículo, los sueños eran interpretados reconocidos como los mensajes que eran enviados del más allá y no como una manifestación mental.

Es por ello, que existían las pitonisas, que eran esas personas que se dedicaban a descifrar el mensaje de los sueños, lo cual sucedía hace 3.800 años en la civilización griega. Pero no eran los únicos también en civilizaciones ancestrales como las egipcias, chinas y persas los sueños eran identificados como manifestaciones de las energías que se encontraban en el más allá.

Con base en lo anteriormente comentado, podemos entonces deducir que la Oniromancia es una técnica que tiene como finalidad darle sentido a los mensajes que vienen incluso de otros tiempos, a través de la adivinación, el mensaje se encuentra en los elementos que se hacen presente en el mismo y por ende este significado tiene un efecto sobre la vida de las personas.

Ahora que si se encuentra demostrado en la oniromancia que los símbolos, elementos y estructura de los sueños, son un reflejo de las emociones, sentimientos y pensamientos de las personas, por lo tanto, cuando estos elementos se interpretan como mensajes, los cuales pueden tener un sentido premonitorio, espiritual o psicológico, pueden ser perfectamente trasmitido a la persona, como un interpretación de su sueño.

ONIROMANCIA

Evidentemente no todos los sueños pueden ser interpretados con un mensaje premonitorio, pero la gran mayoría de los sueños son un mensaje de nuestro subconsciente y los mismos no deberían pasar desapercibidos. Los mensajes que nuestro subconsciente nos envía a través de los sueños, pueden ayudarnos a sobrellevar situaciones en la vida e incluso nos pueden guiar en la solución de situaciones que pueden estar siendo una traba para nuestro crecimiento, personal y espiritual.

La oniromancia es un mundo enorme, lleno de simbologías y elementos que llevan un sello personal, por lo que el mensaje descifrado en el mismo, es exacto y fiable, no es una interpretación ajustada e interpretada en otra persona, ya que los sueños son personales.

La oniromancia no tiene un patrón fijo y es por ello, que se identifica como un método adivinatorio, pero sobre la base que depende de una serie enorme de factores y variables, pero que puede aportar también gran cantidad de información útil para la persona que desea la consulta.

Cuando los profesionales de la oniromancia, tienen un amplio conocimiento de la misma, obtienen información que define la personalidad, emociones desconocidas por la persona misma, pero que están ejerciendo un efecto en su vida, la manera en cómo se enfrenta situaciones, entre otra información del individuo, pero también pueden aportar información que puede servirle para acciones futuras, solo debe saber aprovecharla.

ONIROMANCIA

La oniromancia puede ayudar a organizar nuestras vidas, porque en nuestros sueños se volcán una serie de sensaciones, sentimientos, miedos, frustraciones, resentimientos que podemos incluso desconocer y que con la interpretación de los elementos, símbolos, acciones, colores que se encuentran presentes, se puede organizar la información, de tal manera que podamos tener una guía, que nos permita tomar decisiones. La oniromancia es un técnica que nos permite liberarnos de una cantidad de “basura” que nos ayuda a mejorar el consciente a partir de la información del subconsciente.

Historia de la Oniromancia       

Como hemos indicado la oniromancia tienen su origen en la antigua civilización griega, de ella provienen la palabra, sin embargo, se tienen evidencia que la oniromancia existe desde hace más de 5.000 años antes de Cristo, la cual tenía una importancia notable en la diferentes culturas.

Es conocido que los babilonios, chinos, persas y egipcios, que son culturas ancestrales hacían uso de la orinomancia y la misma incluso ya era utilizada con propósito terapéutico. Cuando hacemos una revisión de la historia de las antiguas civilizaciones, podemos quedar realmente impresionados, con la cantidad de información que existe, en referencia a la oniromancia.

La Biblia está llena de ellos, de interpretaciones de sueños. De los primeros manuscritos dedicados de manera exclusiva al tema de la oniromancia y en el cual se detallan los conocimientos desarrollados, datan del año 150 después de Cristo y fueron elaborados por Artemidorus, un gran adivino griego.

ONIROMANCIA

Orígenes

En las civilizaciones antiguas los sueños eran interpretados como mensajes enviados por los Dioses, mensajes del Universo que permitían conocer el futuro, por lo que la interpretación de los sueños paso a formar parte importante de la esas civilizaciones en donde las personas que realizaban las predicciones o interpretaciones de los sueños eran muy reconocidas.

Por lo tanto, la oniromancia era utilizada para ayudar, iluminar o prevenirles, sobre posibles situaciones, por lo que los jefes o gobernadores de la época, siempre se hacían acompañar de un adivino, una pitonisa, que les advirtiera de los peligros. Pero también se ha encontrado que la oniromancia forma parte de culturas del nuevo continente pero es una técnica ancestral en sus culturas, porque esta presente desde sus orígenes, como por ejemplo son los indígenas de Brasil,  la oniromancia marca una estructura dentro de la organización social fundamentada en sus creencias y culturas. También en Australia existe una cultura aborigen que fundamentan su vida en los sueños.

El sueño siempre fue en la antigüedad un misterio, el cual en un principio y de lo que se conoce en referencia a él, los griegos desarrollaron una experiencia que fue difundida, la cual daba a los sueños una dimensión divina que generaron creencias que se mantuvieron hasta la época bizantina.

Después se desarrolla una corriente que le da a los sueños un análisis más racional, en el que se interpreta a los sueños como signos de desajustes corporales, una de las referencias se encuentra en el Libro IV del tratado Sobre la dieta del Corpus Hippocraticum. Platón, Aristóteles  también realizaron exposiciones teóricas en referencia a los sueños y su interpretación.

El sueño era reconocido como una manera de comunicación de lo sobrenatural y el soñador, pero el mismo dependía del mensaje y de las características de pureza del soñador.  Los estoicos confirman la existencia de Dioses y por su parte Posidonio habla de la unión entre el alma humana, lo corporal y lo sobrenatural.

Luego se le da una interpretación desde un punto de vista metafísico en donde los sueños son la consecuencia de la actividad de átomos externos sobre el alma.  Hay una interpretación mística en donde se reciben los mensajes inequívocos de Dios, los cuales son mensaje oníricos dados de manera verbal o por el envío de los ángeles.

En la actualidad lo más aceptado es el planteamiento con una base neurológica y psicológica, en donde los sueños surgen  como resultados de las funciones cerebrales y orgánicas, que además tienen origen en deseos no cumplidos y son un reordenamiento mental inconsciente, que puede facilitar la interpretación de posibles deficiencias de conducta y que a través del reconocimiento se favorecen en un nivel consciente las advertencias, situaciones o acontecimientos que pueden suceder si no se corrige una situación presente.

Experticias oníricas más famosas           

Como hemos podido ver la oniromancia no es nada nuevo, por lo que existen numerosas experiencias oníricas y sus interpretaciones que se han hecho realmente famosas. Hay culturas que mantienen desde sus inicios una estrecha relación  entre la interpretación de los sueños y el destino del pueblo. Es una práctica que no ha dejado de estar presente en la tradición judeo cristiana, por ejemplo.  En el Antiguo Testamento el sueño era la manera más común de transmitir un mensaje.

En el Libro de Daniel existe un pasaje donde habla de Nabucodonosor y cuenta que este cruel hombre era atormentado por un sueño que no le permitía el descanso. Este hombre sintiéndose abrumado,  hace llamar a los caldeos, magos y encantadores a quienes amenaza de muerte si no logran mostrarle su sueño, porque había una parte del sueño que debía recordar y el mismo se escapaba de su memoria.

Daniel quedo impresionado  con la orden de Nabucodonosor de mandar a matar a todos los sabios de Babilonia y en una noche obtiene la revelación que Nabucodonosor necesitaba conocer. Es así que va hasta donde el rey y le dice  la revelación: Le habla de una imagen que era construida de diferentes materiales, era una gran imagen pero tenía un aspecto horrible.

Estaba construida con oro, plata, bronce, hierro y sus pies eran hechos de una mezcla entre hierro y barro. Una piedra cayó y destruyó los pies, pero se fue desmenuzando toda la imagen y el viento se las llevo y nunca más se les encontró, pero la piedra que había destruido la imagen se convirtió en un gran monte que lleno la tierra. Nabucodonosor  cayó de rodillas  ante  Daniel, después de escuchar la interpretación del sueño.

El mismo significaba la sucesión de  los  imperios  que  vendrían, el imperio medio persa el oro, el griego, la plata, el romano el hierro y el establecimiento divino de éste último. Como podemos observar  Daniel en la Biblia es una evidencia de oniromancia.

Loading...

Por su parte en la mitología griega, podemos nombrar a Casandra quien recibe  el don de ver el  porvenir a través de los sueños. Quién era Casandra?, la hija del rey de Troya, Príamo, fue ella quien advirtió el peligro de aquel obsequio, el famosos caballo de madera y la suerte de su hermano Paris, como consecuencia de la ruina de Troya.

En la Odisea, Homero

En La Odisea, se identifican dos puertas por las que los sueños acceden a la mente humana, una de las cuales es referida como la de “marfil por donde llegan a los hombres los sueños falsos” la otra es la de “cuerno, por donde entran los sueños verdaderos y proféticos.” Por su parte en el pasaje de La Eneida en el cual se cuenta sobre el descenso de Eneas a los Campos Elíseos logra visualizar al conversar con las sombras, el futuro de Roma, su grandeza, logra visualizar a Rómulo y a Remo, la grandeza de Augusto.

Pero al regresar a la realidad  se dice que Eneas entra por la puerta de marfil, en lugar de entrar por la puerta de cuerno. Otro de los pasajes es en el que Penélope le cuenta a su huésped el sueño de los 20 gansos degollados, por el ataque de un águila que baja desde las montañas.

El huésped que no es otro que Ulises, le confirma la interpretación de su sueño, Penélope no deja de pensar que son ambiguos y oscuros, por lo que pueden ser que los sueños sean engañosos y no siempre verdaderos. Como podemos ver para los antiguos griegos era común hacer uso de la oniromancia.

Es posible identificar que discernían entre sueños verdaderos y sueños falsos, los sueños no eran únicamente a través de símbolos, también dependiendo de la puerta de entrada de los sueños, los mismos podrían tratarse de ilusiones.

Las cultura antiguas identificaron una dicotomía en la interpretación de los sueños y trataban de notar lo falso y lo verdadero, además de que los sueños que permitían realizar profetizaciones, eran aquellos que surgían muy tarde en la noche o en la madruga, cuando el alma realmente se separaba del cuerpo.

También podemos comentar sobre el sueño simbólico, este es uno que tiene Penélope con las ocas, Libro XIX de la Odisea, es uno de los sueños más extensamente narrado, lo que nos permite pensar que era un tipo de sueño conocido por Homero.

Penélope llama al mendigo para que interprete el sueño e insiste en que se trata de un sueño y le dice al mendigo que es como sabemos Ulises, que existen sueños inescrutables y de lenguaje oscuro y no se cumple todo lo que anuncian, hace referencia a las dos puertas la construida de cuerno y la otra, de marfil.

En la narración Homero llena al sueño de un mensaje al que le añade una característica de divinidad “Escuchad, amigos míos; mientras dormía, he tenido un sueño divino. Ahora estamos muy lejos de las naves; que uno de vosotros vaya a decirle al hijo de Atreo, al divino Agamenón, pastor de pueblos, que haga venir a este lugar, lejos de las naves, un mayor número de guerreros” Libro XIV.

Podemos reconocer en los antiguos griegos que los sueños adivinatorios son ya signos de acontecimientos futuros. Según los griegos, hay cinco tipos de sueños, el óneiros,  el hórama, el krematismós, el enýpnion  y el phántasma.

En la Ilíada, Homero

En la Ilíada, podemos reconocer la oniromancia en el momento en que Aquiles realiza un cuestionamiento de la actitud del dios Apolo, para lo cual consulta a Oneiropolos, quien era un intérprete de sueños, También mencionan a Euridamante, quien era un viejo practicante de esta arte. En Antifonte se identifica uno de los primeros tratados de la oniromancia desde un punto de vista más racional.

Aristandro, quien se encontraba al servicio de Filipo de Macedonia, así como de su hijo Alejandro, era un migrante de Telmeso, Caria, reconocido como uno de los centros de la adivinación. Su aporte por supuesto marco el desarrollo de la disciplina.

En las obras de Homero, La Ilíada los sueños presentan características que son comunes en las obras del autor. En los sueños aparece una figura que le recuerda a la persona que está soñando y le recuerda que se encuentra dormido, siempre se coloca sobre su cabeza y luego es que le trasmite el mensaje. Luego de dar el mensaje la figura se retira y el soñador entonces despierta.

Se encuentra reflejado este tipo de sueño en el Libro II de la  Ilíada cuando la figura llega hasta el sueño de Agamenón. Otra característica de los sueños descritos en la Ilíada es que el soñador puede responder o reaccionar, en la descripción del sueño la persona que se encuentra soñando puede realizar un movimiento o gesticular lo que provoca que la figura se vaya.

Esta característica puede ser vista cuando aparece el alma de Patroclo en sueños y Aquiles intenta abrazarlo Libro XXIII. Otra es el acompañamiento de la figura que lleva el mensaje, quien va con el soñador a que le de cumplimiento  al sueño de Príamo con Hermes, Libro XIV.

Como podemos observar Homero tiene un manera de percibir los sueños como si se tratase de algo externo, que no pertenece a la persona que se encuentra soñando, esta figura externa tiene su propia entidad, es autónomo e independiente de la persona que sueña. Por lo que podemos decir que los sueños narrados por Homero son directos, no se producen por los sentimientos, pensamientos o vivencias del soñador, la figura que produce el sueño es externa y le dirige un mensaje.

Aristrando           

Aristrando fue un antiguo adivino griego, quien había nacido en Telmeso, Caria, quien se convirtió en el adivino personal de Alejandro Magno, por lo que lo acompaño en todos sus viajes. Según algunos documentos que hacen referencia de Aristrando señalan que formó parte de la corte de Filipo II, quien era el padre de Alejandro Magno.

Su ingreso a la corte fue mucho antes del nacimiento de Alejandro, una de las predicciones de Aristrando fue precisamente el embarazo de la reina Olimpia. Su influencia en las decisiones de los emperadores fue determinante ya que tenía mucha credibilidad. Hay indicios de tratados escritos por Aristrando que señalan la adivinación o la oniromancia.

Prácticas de oniromancia           

¿Cómo podemos poner en práctica esta técnica?, es posible que cualquiera de nosotros pueda desarrollar las cualidades para practicar la oniromancia?, esto es un hecho, lo primero que debemos hacer es desarrollar actitudes que son esencialmente necesarias y una de ellas es elevar nuestros sentidos.

Podemos iniciar desarrollando nuestra memoria, ya que es importante contar con una mente fortalecida que nos permita almacenar información y tener una gran capacidad de retentiva.  En principio una buena memoria nos ayudará a poder recordar nuestros sueños y las visiones, así como la información que las personas nos van a comentar para poder realizar el análisis de la misma.

Por lo tanto, es de suma importancia realizar ejercicios que nos permitan fortalecer nuestra memoria. Otra cualidad que debemos incorporar es la capacidad de organización, debemos tener una clara interpretación de los mensajes y poder acceder a ellos.

Debemos enfocarnos para incrementar las habilidades, hay personas que tienen esta habilidad innata por lo que pueden desarrollar esta mancia con mayor facilidad, pudiendo interpretar todo lo relacionado al universo, convirtiéndose en una gran ayuda para mejorar aspectos que pueden estar afectando el desarrollo de las personas.

La interpretación de los sueños en la actualidad           

En la actualidad la interpretación de los sueños es acompañada a través del psicoanálisis, como ya hemos podido observar es una técnica utilizada desde tiempos milenarios, en el que siempre se ha buscado darle un sentido a los sueños, utilizando toda la información que se encuentra en ello, sean símbolos, elementos, colores y más.

Una de las practicas que acompaña a la técnica de la oniromancia es llevar un libro en el cual vaciamos cada una de las experiencias, en el que cada vez que tenemos un sueño lo escribimos con detalle y colocamos la fecha, no importa si el mismo le ha parecido una fantasía, algo que es imposible de que ocurra en la oniromancia es la omisión de un detalle, por lo tanto, todo detalle cuenta.

Cuando redactamos nuestro sueño de manera natural, nos estamos liberando del mismo y por ello podemos realizar un análisis del sueño, sin tener que estar buscando en la memoria detalles que pueden ser olvidados o desestimados o que nos afecten, porque ya esta escrito, no es nuestro. En la actualidad existen diccionarios de símbolos que pueden ayudar en la interpretación de los sueños, sin embargo, a pesar de los avances con los que contamos hoy en día, no podemos olvidar la interpretación natural e innata de los sueños.

En la actualidad, existen las teorías de Sigmund Freud, médico neurólogo austriaco reconocido como el padre del psicoanálisis, Freud utilizó la interpretación de los sueños en su práctica psiquiátrica, reconoció que la mayoría de los significados giraban en torno al sexo e indicó que mientras más entendemos sobre el mundo de los sueños, más se alejan las personas de ese pensamiento.

Propone entonces pasar a una interpretación generalista donde se podría interpretar el sentido de un sueño a través de un manual, externo al soñante, sin olvidar que cada sueño es único, cada persona que sueña debe desentrañar su significado y el psicoanalista solo es un ayudante.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

 

Loading...

Deja un comentario!